"Mi bello Ángel…"


Siempre esta haciendo cosas, de aquí para allá.

Preocupado porque sus seres queridos estén bien, buscando siempre su bien estar, aunque a veces su propia familia no se lo agradezca de la mejor manera.

Un estudiante listo, siempre preocupándose de querer saber más de sus materias, de terminar sus trabajos, dando lo mejor de si en cada día de universidad, buscando cumplir sus sueños de ser un profesional y enseñar.

Sus expresiones son serias, pero si alguien se molestase en ver más allá de sus sarcasmos y sus desplantes serios, podría ver el hermoso hombre que es, lo bello y puro de su alma, lo bello de su corazón.

No le gusta llorar, pero hay cosas que él no puede ocultarme, puedo leer cada parte de él, cada expresión que su rostro adapta, saber cuando finge una sonrisa o cuando ésta es realmente sincera.

Conozco cada parte de su alma, como él conoce cada parte de la mía. Cada dolor, cada sufrimiento, cada gesto conocemos el uno del otro.

A veces se rompe… y odio no poder estar a su lado para abrazarlo fuertemente y consolarlo, porque de verdad desearía hacer aquello. No me gusta la distancia que nos separa, pero aquella distancia es la que nos hace más fuerte y vuelve fuerte nuestro amor.

Sin él… no puedo vivir… he descubierto aquello a lo largo de nuestra relación, simplemente, sin él, no puedo vivir, por nada del mundo…

Él es mi cable a tierra, mi cuerda con la realidad… él es mi vida… él es mi corazón… él es mi bello Ángel… sólo mío, de nadie más…


Dedicado a Moores, porque hoy cumplimos nueve meses de relación, felices nueve meses, mi amor.