¡Hola mis guapuritas bonitas! Bueno verán esta es mi primera historia con este fandom espero que sea bienvenida, personalmente les cuento que pensaba hacer está historia con otro fandom, pero luego de pensarlo un poco me dije ¡LAS PERSONALIDADES NO PEGAN EN NADA! Y bueno me dio un arranque e imagina la historia como si fuera de Skip Beat! y me enamoré, bueno aquí les dejo mi fic.

-Editado

:) acabo de editar la ultima parte de este capítulo e.e me parece muy rápida la forma en la Shô asume TODO así que lo edité un poco, nuevo lectores deleitense con el poder de la edición XD

Disclaimer: Skip Beat! ni sus personajes me pertenecen, pertenecen a Yoshiki Nakamura©, pero la historia es exclusivamente mía y no está permitido tomarla sin mi consentimiento.

Summary: LEV, un laboratorio experimental, en donde los humanos investigan los métodos de regeneración de los vampiros, seres capaces de regenerarse, pero ahora han cambiado su método de investigación, no importa las circunstancias, mientras tengas algo cerca, algo aprenderás de eso.

Capítulo 1
Cazador

Mogami Kyoko podría ser la chica con más suerte en todos el mundo, por su puesto incluyendo toda la ironía existente en tal frase, si pudieras llamar a eso buena suerte, no querrías tener mala suerte, mencionar la palabra sería un tabú, perder todos lo que tienes en tus primeros catorce años de vida, con la "suerte" de haberlos protegido y la promesa de verlos jamás.

─¿No sería eso parte de tu fortuna también? después de todo no es como si él quisieran verte, te odia, después de todo eres un monstruo ─pensó la pequeña Kyoko.

Haz perdido tu libertad y el amor de la persona más importante para ti en una sola noche, ¿quién diría que las cosas podrían salir tan mal cuando rompes el ciclo natural de la vida? ¿tan importante era la vida de ese mocoso que te llamo "demonio" y huyó? te felicito pequeña Kyoko haz destruido tu vida con tus propias manos, el día que Kyoko Mogami había muerto o más bien el día que su tiempo se había detenido, ella se había convertido en una persona totalmente aislada de lo que pasa a su alrededor, aunque su cuerpo estuviera ahí su mente repetía un y otra vez la escena en la que se destruyó lo poco que le quedaba.

Fue un día de primavera a sus catorce años, en un hermoso escenario florido con el crepúsculo de fondo, ella regresaba casa con su mejor amigo de la infancia Fuwa Sho, ellos vivían en la misma casa. Su madre la había abandonado cuando ella apenas tenía 8 años de edad y la había dejado al cuidado de los Fuwa, llevaban juntos desde entonces.

En el camino a casa, se habían encontrado con cuatro delincuentes. Sho era bastante popular en la secundaria y esos hombres por lo que decían eran novios o más bien ex-novios de algunas de las muchas muchachas que habían caído al encanto de Fuwa Shô.

Ellos lo sostuvieron y golpearon múltiples veces, Kyôko no pudo hacer más que retroceder asustada, uno de ellos saco un arma y al segundo se oyó la explosión del arma y ante sus ojos vio a su querido primer amor desangrarse, la bala había impactado en su torso, quedo paralizada, oyó otra explosión esta ve la bala había impactado en el brazo derecho del castaño, este se inclinó por el dolor y al poco rato cayó de rodillas, uno de ellos le pegó una patada y todos comenzaron a burlarse de su impotencia.

─No te sientes tan poderoso ahora ¿verdad Shô-chan? ─dijo con burla un hombre rubio, obviamente teñido, que luego de decir eso lo pateó en el abdomen a lo que después el castaño quedo inconsciente.

La mente de Kyôko se puso en blanco, su instinto había sido encendido, su instinto asesino, a paso lento se acercó a los cuatro delincuentes. Agarró al rubio y lo aventó contra una pared dejándolo inconsciente.

Su segunda presa… un moreno, el mismo que había disparado el arma, intentó dispararle múltiples veces a Kyoko fallando un par de tiros, ella sin inmutarse siguió caminando a paso lento, las balas impactaban en ella pero sanaban después de un rato gracias a su sangre y a su linaje. El hombre siguió disparando hasta quedar sin balas en el momento que este estaba dispuesto a correr, ella lo agarró del cuello y lo aventó a la pared como al otro dejándolo igualmente inconsciente, para ese momento el otro par ya había huido.

Kyoko giró su cabeza para observar al castaño inconsciente, recobrando ella sus sentidos corrió a asistirlo, al tocarlo llenó sus manos de sangre, estaba segura que si él seguía perdiendo sangre moriría, las palabras que estaban en la carta que le había dejado su padre resonaban en su cabeza "tu sangre es capaz de sanar y tus manos capaces de matar" puede que esa frase halla tenido algún significado más profundo pero no era momento de pensar en eso, con sus propios dientes corto su muñeca dándole de beber al castaño, con la esperanza de que funcionara.

Con suerte las heridas del castaño comenzaron a cerrarse y las balas fueron expulsadas, al poco rato recobro la conciencia, y por primera vez en toda la pelea ella comenzó a llorar, tal vez de felicidad, de alivio o de arrepentimiento ¿quién sabe?

El castaño se vio a si mismo cubierto de sangre al igual que a su amiga y vio el par de hombre inconscientes que estaban contra la pared, separo a la pelinegra que lo estaba abrazando.

─¿Quién ha hecho esto? ─Preguntó el castaño, ella bajo la mirada ─ ¿Qué pasó?

Kyoko quedo en silencio y bajo la mirada.

─No puede ser ¿tú hiciste esto? ─él la miró incrédulo ─ellos… ¿están muertos?

─No lo sé, pero sería mejor que así fuera, en este mundo no debiera vivir escoria como ellos ─respondió rencorosa, Shô podría haber muerto. Él se soltó del agarre de la pelinegra y se levantó

─¿Estás loca? ¿Enserio los mataste? ─dijo mirándola atónito y asustado ─¡Eres un demonio!

Kyoko se levantó y acercó su mano, mientras más se acercaba el chico más retrocedía, ella bajo la mirada y él se echó a correr, había comenzado a llover, la sangre en sus manos fue lavada por las gotas de la lluvia y sus propias lágrimas, luego de horas sin rumbo término en un parque recostada contra un gran árbol de Sakura, los pétalos caían sobre ella por el impacto del agua y la fuerza del viento.

─Señorita, ¿se encuentra bien? ─escuchó Kyoko, a lo que ella levanto la mirada y vio la sonrisa retorcida de un hombre, este le agarro por el cuello y la amenazó con un cuchillo ─ ¿Quién diría que encontraría a un demonio tan temprano?

Eso fue lo que dijo aquel hombre, no había duda de que era…un cazador.

.

.

.

.

.

.

.

¿Rosa o Tomate?

Bueno de antemano aviso que soy lenta actualizando (Bueno depende, si me llegan las ideas) :D Bueno ¿Qué piensan? He tenido la idea durante más de un año y no me atrevía a escribirla, de echo pensaba hacerla con otro fandom, como ya dije, no tengo idea de cómo va a ser el final así que me voy a poner a pensar desde ahora ;D

¿Qué creen que pasara? ¿Quién es nuestro cazador? :D todo eso y más en nuestro próximo capítulo.

Por cierto LEV (Laboratorio Experimental Vampírico) DX sé que no es muy ingenioso pero bueno algo es algo =D

Y también quiero aclarar que aunque los llame demonios son Vampiro y si, Kyoko es un vampiro.

¿review?