- Que sucede.- este notando como su manager se reunía con él

- Tenemos una reunión, con un productor…. Te quieren una novela.- comunico

- Vamos.- sin ganas, no quería dejar a Kyoko tanto tiempo sola

Horas después

En departamento Mogami

- ¿Estás segura? – pregunto kanae no muy convencida

- Sí.- sonriéndole, no quería molestarla se había quedado con ella casi un día entero, no quería abusar de su confianza – el bebé y yo estaremos muy bien – sonriéndole

- Segura.- caminando hacia la salida porque su amiga la guiaba – cualquier cosa, llámame

- No te preocupes.- dándole un beso en la mejilla de despedida

- Adiós.- despidiéndose

Esta no tener a nadie en su hogar, se fue directo a la cama necesita descansar y esperar a su amado Kuon

Ren no pudo ir a ver a su amada ya que llego muy cansado a su departamento por aquella reunión

Amaneció

Esta se dio un baño al salir se coloco una mini falda aun le quedaba y una blusa de tirantes, se maquillo con sencillez y se coloco accesorios, tomo su bolso se iría para la agencia LME, necesita saber que había pasado, porque Kuon no logro ir a su departamento

En LME

Esta llego, camino un poco más quedo impresionada a ver a sho ahí esperándola en toda la entrada, tenía tiempo sin verlo, noto que aun seguía igual de estúpido, camino un poco más para entrar pero este la detuvo

- Tenemos, que hablar.- este sosteniéndola del brazo con fuerza

- Suéltame.- alterada – no eres nadie, para tocarme – tratando de soltarse pero no lo lograba, logrando lastimarse – que me sueltes – autoridad

- Eres una Idiota.- apretándola más del brazo

Kyoko hizo un movimiento brusco y se soltó, continuación le metió una cachetada tan fuerte que lo tumbo

- No te me acerques.- airada, sabiendo que eso no le hacía bien a su bebé

- Te vas arrepentir.- levantándose y quería golpearla, sintió que alguien lo agarraba del brazo

- ¿Qué piensas hacer? – serio reino, mirando a Kyoko – preciosa, vaya sorpresa que nos acabas de dar

Kyoko se alejo de ellos, no podía evitarlo estaba asustada

- Hola Kyoko.- acercándose a ella kanae y notando su palidez - ¿Qué te pasa?

- El bebé.- antes de perder el conocimiento

LME se convirtió en un caos, sho y reino no entraron al ver que kanae tenía en brazos a Kyoko desmallada, Yashiro llevo a esta a la enfermería del la empresa, Ren se entero y se fue casi corriendo, lory se encontraba muy preocupado… su Kyoko no se desmallaba tan fácilmente, algo tenía que a ver pasado, maría se encontraba asustada y llorado, mientras que kanae no entendía nada

- ¿Qué paso? – pregunto angustiado Ren

- No lo sé.- kanae desesperada – la vi y se desmallo, vi a fuera a sho y creo que a reino

Este al escuchar esos nombres, se le hirvió la sangre, si descubría que uno de ellos, le había hecho algo a su amada Kyoko, lo mataría con sus propias manos

Doctor salió

- ¿Y como esta? – pregunto lory asustado

- Mejor, parece que se impresiono con algo, las mujeres embarazadas, se asustan fácilmente, se altero más de lo normal.- explico este

- Ella no es de asustarse fácilmente.- Ren serio

- Eso es verdad.- lo apoya kanae – Kyoko no es miedosa

- ¿Podemos verla? – pregunto lory

- Sí, no la vayan alterar.- este alejándose

- Solo entremos, Ren y kanae.- lory – para que no seamos tantos

- Si abuelo.- maría

- Aquí lo estaremos esperando.- Yashiro

Estos entraron y encontraron a Kyoko muy tranquila mirando la ventana

- Hola.- kanae acercándose a ella

- Hola.- leve sonrisa

- Mi Kyoko.- lory acercándose a ella - ¿cuéntame, que te paso?

- Nada.- sin mirarlos

- Kyoko.- molesta su amiga – que te hicieron, esos malnacidos

- Nada.- con firmeza

- Basta.- lory irritado – Kyoko, tienes que decirnos, porque te desmallaste

- Es por el embarazo.

- Con permiso.- Ren saliendo, si se quedaba un poco más perdería los estribos, no quiere que nadie se dé cuenta

Media hora después

- Mi Kyoko, es mejor que Ren te lleve a tu departamento.- lory – no vaya hacer que él supuesto padre, no pueda hacerlo

- Vamos Mogami.- Ren mirándola con seriedad

- Sí.- levantándose de la cama – nos vemos más tarde

- Adiós, Kyoko.- amiga

- Adiós.- despidiéndose

Ren la ayudo a caminar y se fueron alejándose del grupo, al llegar estacionamiento este la ayudo a subir y al entrar, salió de la ahí. Necesitaba platicar seriamente con ella y no aceptaría una excusa

- Kuon.- nerviosa

- No quiero hablar, aquí.

- Pero…- tímidamente

- Platicaremos en casa.- rudeza

Kyoko suspiro y solo tenía que esperar que él no lo tomara tan mal y que no cometiera una locura, no quería que su carrera corriera ningún riesgo

Cinco minutos después

- Ahora me vas a explicar, ¿Qué te paso? – este mirándola que se encontraba en la cama acostada, desde que llegaron la obligo a descansar

- Sí te lo cuento, no te volveros loco.- sin mirarlo a los ojos

- Depende.

- Está bien.- suspirando, esta le conto todo con lujos y detalle

Kuon la escucho con cuidado y no pudo evitar sentir deseo de matarlo a sho

- Lo voy a matar.- apretando el puño

- Kuon, no por favor.- pidió – eso sucedió porque estaba sola, prometo estar con kanae o Con megumi

- ¿Y se hace algo? No puedo permitirlo.- serio – no entiendes que te amo y no quiero que le pase nada malo a ti y menos al bebé

- Kuon

- Buscaremos una solución.- sentándose alado de ella – platicare con lory

- Como digas.

- Mi Kyoko.- sentándose en la cama y abrazándola - ¿y cómo te sientes?

- Bien.- leve sonrisa – nuestro bebé está muy bien

- Gracias a Dios.- acariciándoselo – sabes mí padre me llamo y pregunto por el bebé

- Tú mamá me llamo ayer, no pude devolverla la llamada.- sonriendo

- Llámala.- acercándole su celular

- Sí

Esta se comunico con su suegra, quien se quedaron media hora platicando de todo y Kuon riéndose de escuchar la voz de su madre emocionada y divertido a ver a su esposa tan feliz, al notar que su esposa estaba entretenida fue a prepárale algo de comer, debía de tener hambre y siempre había escuchado que las mujeres embarazadas comían un poco más de lo normal.

Se dirigió a la cocina y preparo una ensalada de frutas, una vez escucho un comentario que las verduras y especialmente las frutas eran muy buenas para el desarrollo de un bebé, quería lo mejor para su pequeño y su esposa, de repente se preocupo por el departamento, solo tenía una habitación para Kyoko y cuando naciera en donde lo iban a colocar, el podría decorar una habitación para su pequeñín en su departamento, tampoco quería perderse su crecimiento tendría que platicar con Kyoko como harían para la crianza de su bebé

- Hola.- está acercándose – huele rico

- Te estoy haciendo, una ensalada de frutas.

- Gracias.- abrazándolo por la espalda – te extrañe, mucho ayer

- Yo también. Quede tan cansado, preferí ir a dormir.

- Tú hijo y yo, quedamos esperándote.- haciendo puchero

Este dejo a un lado la ensalada para abrazarla

- Ahora en adelante no te dejare sola

- Es una promesa, he.- abrazándolo con fuerza

- Sí

- ¿Y mi comida? – separándose de el

- Aquí.- sonriendo y separándose para entregándoselo

- Me dio un poquito de hambre.- tomando el plato de frutas y sonriendo – tenemos que pensar en nombres para nuestro bebé

- ¿Con nuestras iníciales o cual sea? – arqueando una ceja

- No lo sé.

- Yo pensare unos nombres por nuestra inicial y tú por cual sea, la que más nos guste gana.- alegre

- Acepto.

- Ven a comer.- agarrándola por la mano

- Tenemos mucha hambre.- tomando el plato y se sentó en la silla, noto como este se sentó a su lado – julie que viene pronto a vernos

- Están locos con la noticia.- este mirándola

Ella asintió

- Voy a darme un baño.- levantándose

- No te tardes.- sin dejar de comer

- No lo hare.- alejándose

Kuon se dio un baño rápido y se reunió con Kyoko se que encontraba entretenida con la televisión

- Fue rápido.- esta mirándolo

- Quiero estar a tu lado.- aun en bata y mirándola con amor

- Voy a vestirme para que platiquemos unos detalles

- Está bien.

Este se coloco una ropa mas cómoda para acostarse con su amada, al hacerlo se reunió con ella y esta sonrió

- ¿Y de que vamos a platicar? – mirándolo

- Sobre, nuestro futuro.- serio – este departamento es muy pequeño para ti y nuestro bebé y cuando nazca ¿en donde dormirá?

- No lo había pensado.- sinceridad – me gusta vivir aquí

- Vente conmigo y digamos que estamos casados.- agarrándola de la mano – para que se acabe esto

- No.- firmeza – no quiero, no me importa lo que la gente diga de mí

- Kyoko.- autoridad, noto que eso no hacia efecto en ella, suspiro – está bien

- Quiero hacerlo a mi manera.- suavidad – yo quiero decirlo en el momento adecuado

- Ese día, los dos lo diremos juntos al mundo que somos una pareja.- acariciándole la mejilla

- Trato hecho.- inclino y le dio un beso en los labios

- Descansa un poco, lo necesitas.- con dulzura

Ella cerró los ojos y se quedo dormida en sus brazos

Una semana después

Aquí el capitulo, espero que les guste, a veces se tardo un poco porque trabajo y estudio