Disculpenme amores míos :c estuve dos días de relajación y fiesta jajajaja (tengo 18,¡No me juzgen! xd). Bueno,a lo que voy; traigo ya este cap para ustedes,pero no he terminado aun el de 109 :(,probablemente lo subo. Otra cosa que quería agregar,empezaré el semestre en una semana (llanto infinito) así que solo podré llevar una o dos historias hasta las vacaciones de Diciembre,me ENCANTA 109 así que por cuando empiece clases los fines de semana subiré un cap de esa historia,ésta también me gusta así que si no la subo semanal,la subo cada dos semanas o así (igual no falta mucho para Diciembre y 109 será mi prioridad). Una vida llena de ti quedará pospuesta hasta Diciembre,o quien sabe si "tal vez" suba un cap antes. Bueno,ya no tengo más por decir,solo espero sus reviews.

Buena lectura amors.

Three

Cuando llegaron a al departamento no faltaba mucho para acabar. Entraron besandose con necesidad y desvitiendose como expertos,bueno,el rubio lo era.

-Es cierto lo que dicen.-Acotó Tk depositandola en la cama.

-¿Qué?.-No lo miraba,solo le besaba con los ojos cerrados,deleitandose del dulce sabor de sus besos.

-Que sabes a chocolate.-La miró y embozó una sonrisa.

-¿Es bueno o malo?.-Agrego con picardía.

-Me encanta el sabor del chocolate,no hay nada mejor.-Le sonrió mientras la despojaba de su ultima prenda. Antes de empezar a besar el cuello de la morena,recordó-Espera un segundo.-Se levantó con cuidado y fue directo a la sala,en donde estaba su pantalón.

Sacó un papel del bolsillo delantero y con tranquilidad lo desdobló. Era la nota que había enviado a la castaña y quería ver su respuesta.

"Me llamo Takeru,se que no me conoces,pero ayer me atendiste y realmente me dejaste sin palabras. Solo me gustaría verte una vez mas,tienes una sonrisa muy bonita. Así que no dejaré de venir,a ver si tal vez algún dia me puedas pintar algo. Hasta pronto."

Luego de leer lo que él le escribió,pasó a ver su respuesta.

''Hola Takeru,me halaga mucho que pienses eso de mi,aunque me temo que sera imposible todo lo que quieres. Gracias por molestarte,pero es mejor que no continues pretendiendo que saldremos o algo,porque yo no tengo tiempo para eso en este momento. Disculpa si perdiste tu tiempo,Atte: Hikari."

Al leer lo que la chica le respondió quedó asombrado,ella sí que era un reto y eso le gustaba.

-Hikari,no me rendiré tan fácil.-Se susurró con una media sonrisa de casanova.

-¡Rubio,apresurate! .-Se escucho el llamado de la morena desde la habitación.

Volvió para complacer a su acompañante de esa noche,era todo un seductor y eso lo sabia muy bien.

La noche fue mas que buena,al despertar Tk preparó un buen desayuno y le ofreció a su conquista. En unas horas la chica ya se había ido y el rubio se encontraba de nuevo solo en su departamento. Los minutos pasaban tan lento,como en todo día aburrido.

Se escuchó el teléfono sonar.

-¿Hola?.-Respondió el chico con fastidio.

-¿Señor Takaishi?.

-Si,soy yo.

-Soy Ryo de Automotriz Tiger,es para informarle que su auto esta listo,puede venir a buscarlo al taller cuando lo desee.

-Gracias Ryo,iré en cuanto pueda. Hasta luego.

-Hasta luego.-La llamada fue cortada.

El rubio miró el reloj. 2:32pm. Sintió un vacío en el estómago,aun no había almorzado. Se levanto del sofá y tomo una camiseta que estaba en la mesa,no tenia ganas de cocinar,así que comería afuera.

Luego de caminar un poco,llegó a su destino,un gran cartel le llamaba la atención igual que la primera vez que lo vio.

-Buenas.. Tardes,¿qué desea ordenar?.-Era un suertudo,hoy ella le atendía. Aunque la chica no parecía estar tan feliz como el rubio.

-Una hamburguesa con papas fritas y refresco,por favor.-Solo le sonrió,aun no era momento de atacar.

-Enseguida señor.-La chica se volteo,entrando nuevamente a la tan conocida cocina.

Tk se veía muy concentrado en su teléfono;revisaba sus fotos,solo había una de él con su madre y otra con su hermano y su cuñada.

-Aquí tiene señor.-Arreglo la mesa,el rubio solo la miraba con una sonrisa.

-Gracias.. Hikari.-La chica se mantuvo seria tras escuchar su nombre,le sonrió con algo de incomodidad y se volteo para irse,pero él le detuvo de un brazo-¿tan molesto soy para ti?.

-Realmente.. Takeru.-Dijo su nombre en voz baja-Estoy trabajando,si me disculpa,me debo retirar a atender otras mesas.

-¿A qué hora sales?,así hablamos un poco o comemos algo,si quieres.-Quería conquistarla,y rendirse no era una opción.

-Lo siento,pero no le conozco y esa información no se la puedo dar.-Estaba dispuesta a irse,pero el aun la tenia del brazo. Estaba rogando demasiado.

-No soy un asesino,tampoco te secuestraré ni te haré daño. Solo quiero hablar contigo porque me pareces increíblemente hermosa.-Él rubio intento parecer un perrito suplicando algo de comer,pero a ella no le importó.

-Disculpe,tengo otras mesas que atender.-Se soltó del agarre del chico con facilidad,parecía que realmente nunca estuvo atrapada-Por cierto,la belleza no lo es todo.-Dicho eso se dio media vuelta y se fue atendiendo otras mesas.

Takeru quedo con una nueva sorpresa plasmada en su rostro,era tan buena para dejarlo impactado.

Terminó de comer,pidió la cuenta y la chica llego nuevamente con una sonrisa,probablemente fingida,eso pensó.

-Gracias,estuvo muy bueno todo.-Entregó el dinero a la joven y se fue rápidamente.

-Hasta.. Pronto.-Lo ultimo prácticamente fue para sí misma,pues,al notar que aparte del dinero él rubio le entrego una nota,su mente se desconcentró.

"Estaré esperándote en la salida trasera,Hikari. Si no quieres verme más puedes decírmelo y yo te dejaré en paz,pero al menos no con la excusa del trabajo. Hasta,espero pronto."

Terminó de leer la nota y suspiró pesadamente,ese chico sí que era insistente. Decidió volver a su trabajo,demasiadas distracciones por hoy.

-Ya es tarde,dudo que este por allí.-Miró el reloj. 9:30pm. Ella no pensaba dejar plantado al rubio,luego de una charla insistente de Yolei,pero el trabajo había estado pesado hoy y tuvieron que salir tarde.

-Te dije que esperaría,y aquí estoy.-Takeru salió de las sombras asustando un poco a la castaña-Disculpame si te asuste.-Le sonrió tranquilamente,a lo que la chica solo asintió e imitó su gesto.

-Disculpame tu a mi por hacerte esperar tanto,es que...

-No te preocupes,no me molesta esperarte. Si te soy sincero,acabo de llegar.. Es que tenia mucha hambre.-Tocó su estómago,sonriendole con gracia. A la castaña le pareció algo muy gracioso y empezó a reír.

-Bueno,¿qué querías decirme?.-Paró su risa y prestó atención a lo que fuera que tuviera que decir Takeru.

-¿Tan rápido te quieres librar de mi?.-Fingío tristeza,pero Hikari solo rió un poco.

-¿Tan malo eres para que me quiera librar de ti?.

La pregunta puso a pensar a Takeru,era buena para dejarlo sorprendido en cada encuentro.

-Debo aceptar que no soy el mejor,pero trato de ser bueno.-Intento parecer calmado con su respuesta,la castaña sonrió de medio lado.

-Es un buen comienzo.-La castaña miró su reloj. 9:55pm-Disculpa Takeru,es algo tarde y tengo que irme a casa.

-Si quieres te acompaño,estos lados son algo peligrosos.-Ella pareció meditarlo un poco-Puedes llevar un arma para defenderte de mi y me mantendré distanciado.-Levanto los brazos y le sonrió con gracia,el sabia como hacerla reír.

-Tranquilo,no pareces ser malo,aunque si eres algo acosador.-Rió con su ultimo comentario mientras Takeru se hacía el ofendido.

Ambos caminaron animadamente hablando hacia la residencia de la castaña,hablaron de cocina,de asaltos,de astronomía,de cosas triviales al fin. Cuando llegaron a la puerta de la casa,el rubio noto que probablemente Hikari no vivía con muchas comodidades,la reja de entrada estaba rota y algunas ventanas también; al parecer la chica notó que él observaba su casa a detalle y bajo la cabeza denotando vergüenza. Llegaron a la decolorizada puerta.

-Gracias por acompañarme Takeru.-Quería que se fue rápido,para que no viera por todo lo que pasaba. Al otro lado de la puerta se escucho algo olfateando.

-Por nada,Hikari.. ¿Qué suena al otro lado?.-Pregunto al oír el insistente olfateo.

-Es mi perrito.-Sonrió al notar que el cachorro golpeaba con la patita y lloraba para ver a la chica.

-¿Puedo verlo?.-Imitó la expresión de la castaña,también le gustaban mucho los animales,aunque nunca tuvo alguno.

Hikari asintió y abrió la puerta con cuidado para dejar salir al perrito,al instante éste se lanzo hacia la chica que se agachó y le abrió los brazos con amor. Al rubio le pareció ¿tierna?,primera vez que esa palabra cruzaba por su mente antes que "sexy" o "sensual".

-Hola ¿pequeño?.-Takeru se agachó para acariciar al perrito,¿o perrita?. Miró a Hikari para que respondiera esa duda.

-Perrito.. Se llama Sky.-Le aclaró su duda con una sonrisa. A él por alguna razón,y por primera vez,le pareció que la sonrisa de ella era adorable. ¿Qué rayos pensaba ese rubio casanova?.

-¿Hija?.. ¿Eres tu?.-Se escuchó una voz femenina algo desgastada.