Mina miraba su reloj, eran las 8 de la noche y no tenía noticia alguna de Yaten, aquello comenzaba a preocuparle…su primer impulso fue llamarle a Seiya, pero ¿Cómo iba a justificarse?, mas si llamaba preguntando por el platinado. Hizo un intento por llamar a su celular pero la desviaba al buzón de voz. Y como última opción decidió ir a buscarlo a su departamento. Con un poco de suerte y él se encontraría ahí.

.

.

.

.

.

Aquel apartamento se encontraba en total oscuridad, el platinado estaba tirado en el sofá y en su mano una copa de vodka… su mirada la mantenía fija al techo mientras le daba vuelta a esta situación. De pronto encendió su celular y tenía 12 llamadas de Mina y 6 de Seiya… supuso para que llamaba Mina pero y su primo ¿Cuál era la insistencia? Así que decidió llamarle.

— ¿Yaten? —contesto Seiya

—Aja, ¿Cuál era la urgencia?

—En realidad no lo sé, Tía Neherenia llamo muy preocupada preguntando por ti—hizo una pausa—me pidió localizarte pero no dijo mas, ¿Pasa algo?

—Hoy no estoy de humor para hablar—dijo tajante—pero puedes decirle a Neherenia que estoy bien—dijo cortando la llamada.

No se levanto del sofá… se preguntaba ¿Quién era su madre? ¿Cómo se llamaría? ¿Se acordaría de el?... comenzó a torturarse con esas preguntas pero cualquiera se cuestionaría de esa manera. Y de pronto unos gritos lo sacaron de ese pensamiento

— ¡Yaten! —Gritaba Mina, mientras tocaba como loca la puerta— ¿Estas ahí?

Era un hecho esa rubia era escandalosa y si seguía así probablemente algún vecino llamaría a la policía, así que decidió levantarse a abrir esa puerta.

— ¿Cuál es tu intención? —Pregunto abriendo— ¿Botar la puerta?

— ¡Yaten! —exclamo—gracias al cielo estas bien

— ¿Por qué no iba a estarlo?

—Vamos Yaten—recrimino—tu cara dice mucho

— ¿Vas a pasar?

—No, solo quería saber si estabas bien, y como ya lo comprobé me voy a casa—sonrió— ¿Nos vemos mañana?

—Si—fue la escueta respuesta

—Ese entusiasmo tuyo me enloquece —dijo en tono burlón—descansa, hasta mañana

—Hasta mañana—dijo cerrando la puerta

.

.

.

.

.

(。◕‿◕ღღ (。◕‿◕。).ღღ"°¤*(¯`° " M&Y…" °´¯)*¤° "ღღ。).ღღ

A la mañana siguiente Mina revisaba su correo electrónico encontrándose con uno de Haruka… habían hablado por teléfono en un par de ocasiones ver ese mail le dio curiosidad. Así que procedió a leerlo.

Querida Mina:

Gracias a Setsuna puedo escribirte un mail, ¿Cómo estás? ¿Cómo te sientes?, te extraño mucho sabes quiero volver pronto para no separarme de ti aunque por ahora tardare pues están haciéndome exámenes que a decir verdad son muy tediosos pero todo sea por ponerme de pie. Quisiera que estuvieras aquí conmigo, pero está bien se que no puedes además no puedo quejarme acá me atienden muy bien, creo que en un par de semanas estarán los resultados de los estudios y luego solo será tiempo de programar la operación.

Ojala te animaras a venir aunque sea un fin de semana, eso me haría muy feliz, por ahora me despido y estaré ansioso de leer un mail tuyo.

Con Amor, Haruka.

Mina no quiso responder ese mail aun, no sabía que poner…y por ahora no quería pensar en ello, así que apago su lap y se fue a la universidad.

.

.

.

.

(。◕‿◕ღღ (。◕‿◕。).ღღ"°¤*(¯`° " M&Y…" °´¯)*¤° "ღღ。).ღღ

.

.

.

.

.

Entre lo acontecido con Yaten y el correo de Haruka había pasado ya una semana, en la cual el platinado había evadido el tema, sin embargo se lo había contado a Seiya, quien le reitero su apoyo incondicional. Tampoco había hablado con la rubia al respecto y esta no quiso presionarlo.

Mina hoy por fin comenzaría a trabajar, siendo Zafiro quien la llevara a su Primer día laboral.

—Se que lo harás bien—le animaba el chico— ¿A qué horas paso por ti?

—Te llamare, pero no es necesario que te molestes

—No es molestia y si lo dices de nuevo me enojare —comento con fingido enojo

— ¿Cómo vas con Hotaru? —Pregunto

—Vamos bien—respondió sonriente— ¿Sabes?, me preocupa Darién

—Lo sé, pero confiemos en que ya se animara—respondió optimista

—Esa mujercita solo jugó con el —expreso molesto

—Tranquilo Zaf—sonrió—Ahora si me voy —dijo bajando del auto—No quiero llegar tarde en mi primer día—le dio un beso a el chico—nos vemos después

— ¿Cenamos juntos? —Propuso el

—Claro, entonces ve a casa a las 8 y pedimos pizza—le guiño el ojo y se fue.

.

.

.

.

.

Entro a aquella empresa que hoy formaría parte importante de su vida, Rubeus la recibió mostrándole su oficina la cual estaba pintada de un tono marfil y sobre la pared había cuadros muy hermosos de paisajes.

—Mi oficina —susurro—esta preciosa

—Que bueno que te guste me encargue personalmente de la decoración—sonrió el pelirrojo —Bueno pues ahí está tu escritorio, con una computadora, en los archivos encontraras todo lo necesario para ponerte al día y cualquier cosa que no entiendas solo dime —sonrió

—Claro que si muchas gracias

—Bien pues entonces a trabajar—dijo saliendo de la oficina

.

.

.

.

.

—Mina ya está en la oficina que dispusiste para ella —decía Rubeus

—Muy bien, pues ahora solo queda ganarme su confianza

—Lo vas a lograr —ánimo—por cierto según lo que pude averiguar Haruka será intervenido pronto, sin embargo su recuperación será tardía, pero todo depende de cómo evolucione

—Bien, ahora investiga el estado financiero de Mina—dijo con seriedad

—Claro, en un par de horas te daré la información

.

.

.

.

.

Neherenia se encontraba en la sala, tomando un té, estaba preocupada pues desde que Yaten supo la verdad no había vuelto no había querido presionarlo, pero no podía evitar pensar que de algún modo la odiaba. De pronto para su sorpresa el platinado llegaba a la sala.

— ¿Yaten? —Pregunto sorprendida

— ¿Ya no soy tu "Chiquitín? —pregunto sonriendo

—Hay mi chiquitín estaba tan preocupada—dijo abrazándolo, —pensé que no me querías…

—No seas tonta, ¿Cómo puedes pensar eso? —Correspondió a su abrazo— es solo que quería estar solo, Te quiero—soltó con sinceridad—Y nada va a cambiar entre nosotros

—De verdad lamento mucho…

—Shhh —la interrumpió—ya paso, ¿Me ofreces un café?

— ¿Aceptas te y galletas? —sonrió

—Claro que si

No era que a Yaten no le afectara, simplemente tenía que ser justo Neherenia les su madre y eso jamás cambiaria si a alguien tenía que estarle agradecido era a ella.

— ¿Entonces no te gusta? —interrogaba su madre

—Neherenia, por si no recuerdas está casada

—Eso no fue lo que te pregunte chiquitín —lo miro con malicia

—Alto, no me mires así—respondió ofendido

—Ella es una chica linda, lástima que está casada de lo contrario me gustaría para ti

—Bueno eso se puede arreglar puedo decirle que se divorcie y luego nos casamos—dijo con seriedad

— ¡Enserio! —exclamo entusiasmada

— ¿Cómo crees? —Pregunto soltando una carcajada —Vamos deberías de saber que no soy así

—Eres cruel, por un instante pensé que era cierto pero de cualquier manera deberías traerla un día—lo miro—me gustaría platicar con ella, me parece una chica muy dulce

—Se lo diré, aunque no se ha comenzado a trabajar por lo que no dispone de mucho tiempo ya —su madre lo miro—Ok se lo diré

.

.

.

.

.

Mina ya estaba en casa, su tarde había sido tranquila a pesar de todo lo que hizo el día de hoy, se había sentido muy cómoda en su oficina…Tocaron a su puerta y supuso que era Zafiro. Así que abrió la puerta

—Hola —saludo el chico ¿Lista para comer Pizza?

—Claro que si

—Bien pero no lo haremos solos

— ¿Así?

—Espero haya pizza para mí —sonrió Darién

—Wow pero por supuesto —decía emocionada—pasen, que milagro que estés acá, ¿Tenias libre?

—Pedí un cambio de turno —hablo—además quería verte

—Pues ya somos dos, me alegra que estés acá, Zafiro pide tú la pizza

—Claro—dijo el tomando el teléfono

Y media hora después las pizzas habían llegado en la sala habían muchas almohadas, bebidas y boquitas. Hoy la rubia quería pasar una buena noche con sus dos amigos.

.

.

.

.

.

— ¿Qué quieres hacer hoy Bombón? —Pregunto Seiya

— Que te parece si nos quedamos en casa hoy y hacemos algo de cenar —lo beso dulcemente— pero deberás ayudarme

—Con gusto Bombón —sonrió, había algo que no se podía negar, el estaba más que feliz

.

.

.

.

.

Conforme los días avanzaban, Mina parecía sentirse muy a gusto trabajando para Jedite, y se había podido organizar con la universidad gracias a Seiya y Yaten. La rubia se encontraba en su oficina, la vista era maravillosa…Jamás se imagino en esa situación, no después de todo lo que había pasado. Había cosas que aun dolían como la pérdida de su hijo ese era un dolor que jamás se iría quizás por completo. Sin embargo en los momentos más difíciles nunca había estado sola y eso lo agradecía.

De pronto tocaron a su puerta.

—Adelante—dijo acomodándose en la silla, y quedándose sorprendida de la persona que llegaba— ¿Usted?

—Mina, cariño se que te sorprende mi visita —decía Neeherenia con una tímida sonrisa

—Pues si, siéntese —indico extrañada y es que no entendía cual era el motivo de su presencia ahí— ¿Yaten está bien? —Pregunto de pronto

—Si, mi chiquitín está muy bien—sonrió

—Bueno pues usted dirá que sucede

—Háblame de tu—pidió—en realidad vengo a hacerte una invitación

— ¿A mí? —Pregunto, sabiendo la amistad que tenia con Galaxia

—Si, me encantaría que me visitaras cuando tengas oportunidad

—Pues…le prometo hacer un tiempo en cuanto me sea posible—respondió con amabilidad

—Le he pedido a mi chiquitín que te invite, pero al parecer no lo ha hecho

—Bueno pues le prometo ir a visitarla pronto, pero ¿Es por algo en especial?

—No cariño es solo para conocerte, eres de las pocas personas que Yaten ha llevado a casa

Mina rio internamente ¿Tan antisocial era Yaten?, aunque bueno conociéndolo esa pregunta estaba demás

Y de pronto entro Jedite a la oficina sin previo aviso.

—Mina ya tienes listos…—Hizo una pausa al ver que tenia visita—Lo siento no pensé que estuvieras ocupada

—Descuide yo ya me iba—dijo la mujer poniéndose de pie—señor…

—Black, Jedite Black —se presento

—Neherenia Kou —estrecho su mano y miro a la rubia—entonces espero tu visita—dijo saliendo de ahí.

.

.

.

.

.

Yaten se encontraba reunido con Seiya en su departamento, lo cual no era muy habitual pero de vez en cuando necesario.

—¿Cómo vas con Serena? —señalo

—Supongo que bien—contesto complacido—Nuestra relación va muy bien

—Si tu lo dices—se encogió de hombros—ahora dime ¿Cuál era la urgencia?

—Ninguna en realidad, es solo que ¿sabes? Cuando me gradue quiero irme a vivir al extranjero

—Yo también lo he pensado—comento—quizás si no a vivir, por lo menos a unas bien, merecidas vacaciones antes de entrar de lleno a todo lo que tengo pendiente—admitió

—Y seria genial que esas vacaciones las hicieras con alguna conquista—opino—asi las disfrutarías mas

—No tengo planes de conquistar a ninguna mujer

—Y hablando de mujeres, Mina esta próxima a cumplir años

—¿Enserio?

—Si, y estaba pensando en hacerle algo intimo

—Pues habría que preguntarle si desea algo ¿No crees?

—Pero es que me encantaría que sea sorpresa —insistio Seiya— es mas ¿Por qué no la entretienes tu? —propuso—asi Serena y yo nos encargamos de lo demas

—¿Entretenerla yo? Y como ¿Qué propones? —comento ironico—¿Le cuento chistes? —se cruzo de brazos

—Vamos Yaten no te cuesta nada

—Lo voy a pensar, pero creo que antes deberias preguntarle —opino

—Lo haremos, la vamos a visitar hoy en la noche

—Bien pues me avisas como les fue —comento

.

.

.

.

.

La hora de salida de Mina había llegado, Jedite la mando a llamar.

—¿Cómo te sientes Mina?

—Muy bien, la verdad es que me agrada trabajar aca, te agradezco mucho la oportunidad—sonrió—Gracias

—No hay nada que agradecer, cualquier cosa que necesites no dudes en hacerlo saber

.

.

.

.

.

.

Mina llegaba a casa, se fue directo a la ducha pues aun tenia cosas de la universidad que hacer, al salir se fue ala cocina a preparar un poco de te, y llevo a la mesa un par de fotocopias para leer…se concentro en ello que no sintio pasar el tiempo, de pronto tocaron a su puerta.

—Chicos, pasen—decia alegre

—Bombón y yo esperamos no interrumpir

—Para nada Seiya —dijo cerrando la puerta—¿Sucede algo?

—Solo queriamos pasar a visitarte—comento Serena

—Pues gracias—sonrió— me tomaron deprevenida, pero me alegra tenerlos aca

La platica fue de lo mas entretenida para los tres, Mina hacia mucho tiempo que había olvidado lo que era tener una platica entre amigos, a pesar de el poco tiempo eso los consideraba.

—Oye Mina dentro de poco cumples años —dijo con naturalidad la rubia

—Si, no pense que lo supieran

—Pues lo sabemos —comento Seiya— imagino que haras alguna pequeña reunion o algo asi

—Bueno…La verdad es que no, aquí no conozco a muchas personas…

—Aun falta un poco ojala cambies de opinion —sugirio Seiya— se que no nos conocemos de toda la vida pero sabes de sobra que en nosotros tienes unos verdaderos amigos

—Se los agradesco tanto —sonrió

Y de pronto tocaron a su puerta de nuevo, se extraño por la hora pero aun asi fue a ver quien era.

—A lo mejor es Yaten—sugirio Seiya

La sorpresa fue imensa al ver a Darién frente a la puerta, y a Serena se le desencajo la cara al escuchar su voz.

—Buenas Noches

—Darién…Pasa—sonrió no sabiendo que iba a suceder

El pelinegro se tenso pero lo disimulo de inmediato, ver a Serena estaba doliendo.

—Buenas noches, lamento interrumpir Mina pero acaba de terminar mi turno y pase a saludarte.

Serena queria salir corriendo de ahí en ese instante, no podia verlo a la cara…sentia su mirada clavada en ella.

—Seiya…—llamo la rubia—creo que es mejor irnos, es tarde

—Claro—respondio entendiendo lo que pasaba—nosotros nos retiramos—dijo despidiendose y caminando hacia la puerta con la rubia— Buenas noches

Serena ni siquiera dijo mas, solo salio de ahí con Seiya.

—Darién…

—No importa, solo que es dificil verla con otro—sonrió con cierto pesar

—Te entiendo y me apena que estes en esta situación

—No hay por que, es el riesgo al enamorarse ¿No? —Mina asintio—Bueno pues la noche sera larga por lo que veo

—Lo sospeche, dejame ir por mas te —se dirigio a la cocina

—¿Qué has sabido de Haruka?

—Esta bien, aun nada en concreto sobre su operación—hablo con calma—¿Sabes?, me estaba preguntando ¿Dónde esta Lita?

—¿Crees que se fueron juntos? —solto Darién sin mas

El corazon le dio un vuelco, pero disimulo…ahora que Darién lo decia aquello podia ser…después de todo no había vuelto a toparse con la castaña.

—No lo se… —dijo llegando de nuevo a la mesa

—Mina, ¿Estas decidida a divorciarte?

—Voy a sonar tonta —admitio—Pero una parte de mi quisiera comenzar de nuevo con Haruka, sin embargo tambien dudo al respecto pues no puedo construir algo…en base a "Ilusiones", Haruka es el hombre que mas he amado…

—Mina, cuando el este de pie, debes hablar con el y luego tomar una decision—sonrió comprensivo

—Es curioso una parte de mi quiere dejarlo ir y otra quisiera recuperarlo

Y aquella platica se alargo hasta horas de la madrugada, con Darién podia hablar de lleno sobre lo que le preocupara, y sabia que a pesar de todo Darién jamás la jusgaria.

.

.

.

.

.

Un par de días después Mina corria a toda prisa por los pasillos de la universidad, se le había hecho tarde y tenia que llegar para entregar un informe, bueno de hecho la mitad del informe por que el resto lo tenia Yaten.

Entro a toda prisa buscandolo dentro del salon, por suerte el ya estaba ahí, la mirada que le dirigio le hizo saber que estaba molesto.

—Buenos días —saludo con una linda sonrisa, sabiendo que eso no evitaria algun reclamo

—Llegas Tarde Mina —regaño pasando por alto el saludo—Debes ser puntual

—Lo siento —respondio entregandole un folder —aquí esta mi parte

—¿Revisaste la ortografia?

—Aja —respondio—te aseguro que esta bien redactado Yaten

—Confiare en ti

—Oh Dios hoy me caere de la cama —bromeo—Yaten Kou, confia en mi

—No seas escandalosa —regaño—y sientate

—Buenos días —saludo Seiya—Yaten, ¿Te llego la invitacion?

—Buen dia —saludo Mina—¿Invitacion?

—Si, pero no se si ir a la exposicion de pinturas, supongo Mina, que tu ¿Iras?

—Claro, aunque acompañando a mi jefe —confeso—el es amante de ese tipo de cosas y me ha hecho la invitacion de asistir al evento

—¿Piensas acompañarlo? —Pregunto Yaten

—¿Por qué no? —lo miro Mina—Hay Yaten pero ¿Qué estas pensando ahora? —le recrimino

—Yo mejor me voy por un café —dijo Seiya saliendo del salon, al ver lo que se avecinaba

—No pienso nada, es solo que , si vas con tu jefe se puede mal interpretar

—Si, sobre todo si toda la gente es como tu—respondio—Pues para que lo sepas y te quede bien claro se darme a respetar y en cuanto a Jedite

—Ja, ahora paso a ser Jedite —comento con ironia

—Yaten actuas como un idiota —dijo con seriedad, y dicho eso salio del salon.

Mientras Yaten se maldecia mentalmente por ese impulso de idiotes que se había hecho presente.

.

.

.

.

.

.

La noche de la exposicion de pinturas había llegado y muy a su pesar Yaten se encontraba ahí con Seiya y Serena.

—Los cuadros son hermosos —decia Serena caminando encantada

—Si Bombón he admitir que tienes razon ¿Qué opinas Yaten?

—Admito que son muy buenos, quizas y termine comprando un par —respondio viendo según el disimuladamente a todos lados

—Mina aun no llega —comento Seiya—Y no me digas que no la buscas por que…Yo se muy bien que si

—Comportate —respondio molesto

—Mina te gusta, aunque no lo aceptes —comento

—Quieres dejar de decir tonterias Seiya, lo que tu dices es absurdo

De pronto Mina llegaba del brazo de Jedite, la rubia lucia un Vestido negro de un solo hombro, su cabello lucia recogido elegante mente en un sutil moño….La rubia lucia espectacular de eso no había duda alguna, Seiya y Yaten se quedaron admirados al verla, nunca habian visto a Mina tan elegante, sonreia mientras caminaba del brazo de su jefe.

—Mina se ve hermosa —confirmaba Serena—Vamos a saludarla ¿Si?

—Creo que sera en otro momento Bombón acaba de llegar y muy bien acompañada —remarco, haciendo que Yaten se molestara aunque no lo admitiera

Mina caminaba al lado de Jedite admirando cada uno de los cuadros…Hubo uno en especial que llamo su atencion en el había una mujer sentada en un pequeño barco con su mirada fija hacia el mar … la expresion en el rostro de aquella mujer era de nostalgia.

—¿Te gusta?

—Si, esta hermoso… es que no se me recordo a mama —solto haciendo que Jedite se pusiera tenso

—¿Por qué?

—Hubo una ocasión que fuimos a la playa, a ella le encantaba sentarse en la arena, ella recordaba mucho a Papa y en el fondo se que siempre deseo que volviera

Un nudo en la garganta se formo en aquel hombre que escuchaba las palabras de Mina.

—No se que decirte…—Pronuncio

—Perdon esta no es una noche para ponernos sentimentales —sonrió— pero no pude evitarlo

—Descuida cuando quieras puedes hablarme de ella

Yaten observaba a lo lejos aquella escena, y cualquiera con dos dedos de frente podia notar que no miraba a Mina precisamente como una empleada, pero Mina era tan confiada y el ya se había al jusgarla la primera vez. Decidio dejar eso por la paz asi continuo viendo cada cuadro de la exposicion evitando a toda costa encontrarse con Mina.

—¡Hola Yaten! —saludo entusiasmada Mina acercandose a el—Acabo de encontrarme con Seiya y Serena

—Hola Mina —saludo con seriedad—¿Dónde dejaste a tu jefe?

—Esta al otro lado del salon—sonrió—¿Te quedaras hasta que termine esto?

—No lo se , ¿Y tu?

—No, de hecho creo que pedire un taxi —comento—Zafiro no puede venir por mi, Darién esta de turno y mi jefe piensa quedarse hasta el final

—Entonces te llevare yo —se ofrecio

—Bueno, pero vamos a ver los cuadros que faltan y luego nos vamos ¿Te parece? —propuso con una sonrisa

Por instinto el le ofrecio el brazo y le dio una media sonrisa, asi ambos caminaron por el salon ante la mirada de todos, pero el mas incredulo era Seiya.

—Lo sabia solo hay que ver la cara de idiota que pone —comento con cierta burla Seiya—pero en buen lio se ha metido

—Tambien lo creo, pero no creo que Mina sienta algo por el, ¿O si?

—No tengo ni la menor idea —se encogio de hombros Seiya—pero como sea Yaten no la tiene facil

.

.

.

.

.

.

—¿No te gusto ninguno? —pregunto la rubia tomada de su brazo

—Estoy en duda aun

—Todas las pinturas estan fantasticas —decia emocionada—Hay un cuadro de un hermoso anochecer, el cielo estrellado se ve tan real…

—¡Mina cariño! —se acercaba Jedite y el platinado se tenso—¿Dónde estabas?

—Lo siento yo…Ah mira el es Yaten Kou

—Mucho gusto—extendio su mano—Jedite Black

Yaten estrecho aquella mano examinandolo de pies a cabeza, y aquella sensacion de incomodidad se hizo mas latente para Mina y el propio Jedite

—Jedite yo creo que es hora de que me retire —hablo—mañana tengo cosas que hacer

—Comprendo si gustas puedo ordenarle a mi chofer que te lleve

—Eso no es necesario Yaten me llevara —sonrió

—Buenas noches entonces pequeña —se despidio dandole un beso en la mejilla—hasta mañana

Mina salio de ahí con Yaten, aquel iba en silencio hasta que salieron de el evento.

—Mina lamento ser tan obvio… pero tu jefe

—¿Vas a empezar con tus celos? —pregunto en tono de broma

—Eres tonta Aino —contesto con aires de indiferencia—No son celos, solo que tu piensas que toda le gente a tu alrededor es buena

—Quizas pero vamos Yaten, el podria ser mi padre ¿No crees?

Era un rotundo fracaso hacerle ver las cosas, ella tenia una teoria para la situación, "Podria ser su padre"…

—Ok dejare este tema aquí, pero después no digas que no te lo dije —respondio sin despegar su vista de enfrente

—Relajate Yaten, no ando en busca de mi hombre ideal…a el ya…

—Si, tu hombre ideal es Haruka ¿No?

—¿Te confieso algo? —pregunto sin mirarlo, a lo que el asintio— Si el era mi hombre ideal

—¿Aun lo sigue siendo? —Pregunto interrumpiendola

—No, almenos no en su totalidad —Miro a Yaten—y tu Yaten ¿Cómo es tu mujer ideal?

—Sonaste como mi madre —sonrió—No tengo una mujer ideal

—¿Nunca te has enamorado? —Pregunto por curiosidad

—Claro que si, pero de eso hace mucho ya —comento

—MMM, ya veo —se quedo pensativa—¿Qué paso?

—Cuanta curiosidad

—Vamos tu sabes todo de mi y yo de ti… no mucho que digamos

—Nos separamos por nuestro bien —dijo sin mirarla— es extraño lo que voy a decir,pero creo que la relacion decayo en la monotonia… decidimos hacer una pausa y un dia llamo para decir "Estoy enamorada de otro"

—Lo siento —fue lo ultimo que pronuncio en todo el camino

Yaten tampoco dijo mas, no era que aquello le afectara, por ahora en su mente habian muchas cosas, llegaron al estacionamiento.

—¿Por qué tan callada? —pregunto bajando del auto y abriendo la puerta

—Nada importante, gracias por traerme

—Vamos te acompaño hasta la puerta—se ofrecio llegando hasta aquella puerta la rubia saco las llaves de su bolso pero estas cayeron al piso.

Ambos de inmediato se agacharon por ellas tomandolas casi al mismo tiempo, siendo Yaten quien tomara la mano de Mina entre la suya. Ambos se miraron un par de segundos.

—Soy una tonta —dijo poniendose de pie—Disculpame

—No pasa nada Mina—la miro tambien sintiendose estupido

—Hasta mañana Yaten —dijo dandole un beso en la mejilla y hecho eso entro a casa.

.

.

.

.

.

Yaten.

Esto es estupido, ¿Qué tiene esta chica? Mina no entra en mi prototipo de mujer, bueno en realidad no tengo ninguno en especial, pero estoy seguro que que Mina no es la mujer para mi. Y como si eso no fuera poco esta casada, aunque con un hombre que no quiere, Esto es genial me voy a complicar la vida definitivamente, ya me proyecte diciendole a Haruka "me enamore de tu mujer" y luego el me estampa el puño en la cara —Yaten no pudo evitar sonreir al imaginarse eso—Ok creo que estoy enloqueciando antes de tiempo, puedo dominar la situación.

.

.

.

.

.

Un Par de días después…

—Y entonces lo van a operar el proximo fin de semana —contaba la rubia a Seiya

—Pues esperemos que todo salga bien Mina, ¿Viajaras para acompañarlo?

—No lo se, supongo que puedo hacer un viaje relampago

—Se pueden callar —hablo Yaten—Podrian escoger algun otro tema que no sea "Haruka"—dijo levantandose de la mesa

—Mina, creo que deberias ir con el

La rubia se levanto y fue en busca de Yaten, a quien encontro en uno de los salones.

—Yaten—hablo entrando y acercandose a el—¿Podemos hablar?

—No—se nego—solo dejame solo y disculpa por lo que dije

—¿Qué pasa contigo Yaten? —se acerco hasta el arrodillandose y mirandolo

—Pasa Mina…—hizo una pausa mirandola, acomodando en su mente lo que acontinuacion diria—Me molesta escucharte tan preocupada por el, cuando no lo merece

—Me preocupo por que a pesar de todo quiero verlo bien, ya deja esos celos —respondio bromeando

—No puedo, esto es mas fuerte que yo

—¿Qué cosa? —lo miro extrañada

—Los celos —suspiro— estoy celoso

—Muy bien Yaten esto es muy graciosos viniendo de ti, pero debo irme—se levanto— nos vemos luego

Yaten no sabia si sentirse idiota por lo que había dicho o hecharse a reir por que Mina no lo había tomado enserio, realmente no sabia que era peor.

.

.

.

.

.

Hola! Espero que les guste el cap y ¿Cómo ven? Yaten confeso sus celos y Mina no le creyo XD … Se que muchos pensaron que a Yaten le costaria mas admitir las cosas, pero he decidio que sea al contrario…Sin embargo ninguno de los dos se las vera facil a partir de lo que viene.

Muchas gracias por la paciencia y por comentar.