Disclaimer: Los personajes de Full moon wo sagashite no me pertenecen, si fuera asi, el final de la serie hubiese sido igual al del manga TwT... pero los extras y la trama son mios! nadie me los puede quitar n.n juajuajua!

Daniela: Hi! hasta que al fin actualizo algo T_T, en fin, espero les guste.

"Dulce sueño"

El tiempotranscurria con su rapidez propia. Aquella velocidad que parece lenta en el momento, pero cuando menos te lo esperas ya han transcurrido años, y no evitas sentir que no fue hace mucho cuando reias o llorabas de esa forma.

Mitsuki observaba el cielo, cuando una nube cubrio el sol. Pronto cumpliria 16 años, y durante esos largos y lejanos dias, no logro apartar sus pensamientos de Takuto. Pensaba en el antes de dormir, se levantaba animandoce con sus recuerdos, y cada paso que dio hasta ese dia, en que finalmente mostraria su voz a un importante grupo de ejecutivos, fueron pensando en el.

"El me inspiro...", pensaba con cierto pesar, ya que en verdad, se sentiria mas segura junto a él. Pero volviendo a la realidad, no queria que el utilizara sus influencias para convertirla en Idol, ella debia luchar con sus propias manos, nada de mimos. Sonrio imaginandoce la forma en que le regañaria por no creer en si misma.

-Mitsuki! -Volteo y se vio en los ojos de su querido novio- estas en las nubes -Le sonrio-.

-Eh, si... -Espeto apenas-.

-Ven, ya casi es tu turno -Le sostuvo de una mano y entraron al edificio-.

Un centenar de jovenes desde 15 a 20 años, se preparaban volcal y fisicamente para la entrevista que decidiria el futuro de alguna. En comparacion con ellas, Mitsuki era una simple joven, sin muchos atrivutos, y se sentia un tanto pequeña junto a ellas, pero al menos Eichi estaba ahi, cuidandola. Esperaron eso de cinco minutos, y una mujer de frio semblante le llamo hacia la sala en que seria la prueba.

Eichi entro tras ella, quedandoce en un rincon. Tenia plena fe en que ella lograria sorprender a los ejecutivos de Seed Records, pero tambien sabia que esta dulce joven a la que amaba, no veia mas alla de el canto como su futuro. Eso le molestaba demasiado.

-¿Qué estilo te gustaria cantar? -Pregunto uno-.

-Bueno, en general me gusta toda la musica, pero P&R estaria bien para mi -Sonrio, intentando aplacar sus propios nervios-.

-Bien, entonces canta -Hablo otro, un tanto mas amable-.

La musica comenzo a sonar, y ella cerro un momento los ojos para concentrarce en la cancion. Cuando el punto en que su voz debia sonar, la figura de Takuto paso por su mente y...

[1] Lo que me freciste...

la ultima ves con una sonrisa,

era tan bello... que me puse a llorar

Con seguridad ese dia...

el amor nos envolvio a los dos en su locura...

Su hermosa voz lleno el lugar, y los ejecutivos no pudieron evitar observarla con asombro mientras se regozijaban con el desplante de la chica. Sus ojos observaban sin mirar, sus manos se turmanab con gracia sosteniend el microfono, pero lo mas impactante, era la perfeccion en la transmision de los sentimientos. Cada palabra parecia ser gritada desde el corazon.

Cambiando lo que eres a medida que pasa el tiempo...

ves?, el futuro que aun no hemos visto...

permanece aquí... de esta forma!...

Eichi mantenia su vista en el suelo, sintiendo la tristeza y fuerza en esa cancion. Si bien la chica le confesaba no saber de donde tomaba la inspiracion, este sospechaba la cruda razon.

Confia en mi, amor mio...

tú vives en mi interior...

y por eso...

nunca te diré adios!...

Mitsuki terminaba su cancion, sin percatarce de que Eichi habia dejado el lugar. Los ejecutivos tardaron un minuto en vovler a sus labores, y aunque su demostracion fue un éxito.

-Bien, señorita Kyouyama, le llamaremos.

Mitsuki salio del lugar sintiendoce un tanto extraña. Sabia que no habia cantado mal, y claro, habia puesto su alma en ello, pero no sintio que los ejecutivos quedacen entuciasmados.

Ya fuera del edificio, se percato de lo obvio. Eichi-kun no estaba con ella. Observo a su alrededor, preocupada, muy preocupada. ¿En que momento le habia perdido?. Se devolvia entonces al edificio, pensando en hayarle, cuando dio de frente con el pecho de Eichi.

-¡Eichi-kun! ¡¿dónde estabas?! -Le pregunto-.

-Por ahi... -Fue su seca y algo molesta respuesta-.

Caminaron en silencio sin hablar. Mistuki no lograba entender sua ctitud, y temia decir algo erroneo. Hasta que Eichi se detubo de improviso.

-¿Qué...?

-Dime la verdad -El chico le observo inexpresivo- ¿en quién pensabas al cantar?

-¿Qué?... y-yo... ¿cómo?...

-Dime, Mitsuki. ¿Cual es la verdadera razon por la que cantas? ¿Porque quieres cantar con tantas ganas? -La acorralo contra una pared-.

-E-eichi-kun... -La castaña se vio en los tristes ojos de su novio, sin lograr comprender lo que el buscaba-.

-¿No ves más allá de la musica? ¿Es por el verdad? Dime, Mitsuki... ¿a quien amas realmente?...

-Y-yo... -Mitsuki bajo la vista, sin querer creer lo que sucedia-.

-¡¿Ya pensaste en algo mas?! ¡¿pretendes ser parte de toda esa basura?! ¡Responde! -Termino por gritarle, realmente enojado-.

-No sé... -Respondio cabizbaja- Solo se que no me rendiré...

Ante su vaga pero necia respuesta, Eichi se fue dejando a una desconcertada joven sentada en el frio asfalto. Si algo habia quedado claro, era que simple y llanamente, su sueño de cantar era lo unico seguro en su corazon, sin importar cual fuera la razon.


[1]: la canción que canta nuestra querida Mitsuki, es "Heaven" de Ayumi Hamasaki, o al menos la traducción.

Espero les haya gustado, nos estamos leyendo. Bye-ne!