Capitulo I : "MI HISTORIA"

Nunca nadie supo como era mi vida antes de conocer a Alicia.

Mi nombre? Tarrant Hightopp.

Mi clan eran muy famoso en el reino de la Reina Blanca.

Yo me dedicaba a hacer Sombreros... hasta que obtuve el famoso nombre de "Sombrerero Loco"

Acaso no puedo destacar la belleza de alguien con un hermoso y glamuroso sombrero?

Mi clan siempre se centró en ser Sombrereros... pero yo tenía una gran imaginación para decorarlos...

Según la Reina Blanca se usar bastante bien mi imaginación en ellos...

Recuerdo bastante bien el día en que mi clan fue destruído... yo soy su último heredero... por ahora

En nuestro clan se festejaba el "Dia del Horevendush" es una fiesta que se dió bastante tiempo en

nuestro clan recordando a nuestros antepasados. Es bastante divertida... pero esta vez no fue

como planeamos todos los del clan.

La Reina Roja envió a su Jabberwocky a destruirnos, a dar su toque venenoso hacia nosotros.

Me quitó lo más importante que tenía, mi clan, mi familia, mis seres queridos... lo había perdido absolutamente todo.

No sé como hice para sobrevivir.. sólo hice lo que debí hacer como buen Hightopp... le salvé la vida a la Reina Blanca,

llevé su caballo asustado fuera de toda la destrucción.

Cuando llegué al Castillo de la Reina fui a dejar al caballo de ella y al darme vuelta estaba ella.

Su cara perfecta con sus labios pintados de un rojo oscuro venía hacia mi lado.

-Sombrerero -dijo caminado- lo siento muchísimo por tu pérdida.

Yo bajé mi mirada... y recordaba ese momento terrorífico... no quería volverlo a recordar.

-Voy a volver... -dije con una amplia sonrisa- tengo esperanza de que alguien esté vivo.

La Reina Blanca, con sus movimientos bailarines y graciosos, se acercó y me acarició mi cara.

-Sabes que aquí estaré esperando tu regreso... -dijo sonriente- quiero que vivas con nosotros en el castillo

-Gracias, su majestad -respondí.

Y me puse en marcha de nuevo a mi destruido hogar. Tenía el presentimiento de que alguien seguía vivo.

No pienso volver a perder la esperanza de que alguien esté muerto...

Al llegar a mi pueblo destruído... una angustia reinaba mi garganta... el fuegos de las casas, las cenizas de los que quedaban, cristales rotos por la destrucción... pensando que este lugar era precioso... siempre había alegria.. pero comparandolo... Todo

estaba oscuro y lo único que quedaba eran cenizas de olvido... de que nunca se podría volver a lo que era antes.

Mientras seguía caminando por lo alrederores... pude encontrar lo que mas amaba: mi Sombrero, con cara de asombro me incliné para recoger mi sombrero de marca.

Con paso lento volví al castillo de la Reina Blanca, tenía la mirada perdida... Me sentía sólo...

La Reina Blanca y Chesire me ven muy deprimido y deciden ir a darme la bienvenida

-Querido Sombrerero -dijo alegremente Chesire- has llegado. Yo tenia una furia hacia el... si el no hubiera desaparecido de esa forma nada de esto hubiera pasado.. pero no lo podía culpar a él,era un amigo que supo aconsejarme y además porque

tiene una esperanza de que algo viene en camino para poder volver a ver la felicidad.

La Reina Blanca me observaba con su mirada triste, no quería que sintieran lástima por mi.

-Su majestad -dije- no quiero que sientan lastima por mi... sé que lo podré hacer mas llevadero.

Ambos suspiraron y me sonrieron

-Haremos lo posible para que estés bien-dijo Chesire

-Me gustaría ir a dormir..-dije- estoy algo cansado.. quiero olvidarme de este día.

La Reina Blanca extendió su mano y me llevó a una habitación... era perfecta... me sentí agusto... había muchisimos trajes,

y muchisimos sombreros... Y un gran ventanal con balcón...

-Gracias, su majestad -dije-

-Sientete agusto en este lugar, supongo que estarás bastante entretenido...-dijo mirandome mientras yo observaba los sombreros-

-Puede que si -dije con mi particular sonrisa-

-Te dejaré a solas -dijo al fin y desapareció.

Cerró la puerta y alfin me sentía solo... Me lavé la cara un poco y empecé a cambiarme con toda la ropa que había... y me acosté en la cama. Estaba cansado.

Pero no me podía dormir... me levante de vuelta y fui directo al ventanal y miré el horizonte..

Abrí la ventana y fui directo al balcón... suspiré y caí de rodillas al suelo, estaba roto... mis lágrimas saían de mis ojos sin cesar,

lloré hasta que mis ojos no puedieron dar más lágrimas... me preguntaba porue me tenía que pasar esto... porque tuve que

perder a mi clan? Sólo sé que esto así con la Reina Roja no va a quedar... me vengaré por todo, no pienso rendirme... pero si hace falta haré sufrir a esa despiadada Reina Roja...