Personaje y ambiente perteneciente a Asano Atsuko, lo demás es obra de mi imaginación. Disfruten la lectura.

Planes Para Curar 2

Durante el dia Nezumi se mantuvo durmiendo, su fiebre era de treinta y nueve con cinco, demasiado alto para ser un simple resfrió, Sion ya no sabía si probar lo que había escuchado de esas señoras o no, le preocupaba enormemente la salud del pelilargo. Nezumi se había estado quejando toda la tarde, de vez en cuando deliraba palabras sin sentido. Sion decidió acostarse a su lado, tras acabar de cenar.

-Mañana te sentirás mejor, hay que esperar que el antibiótico haga su efecto, eso por lo general tarda unas cuarenta y ocho horas más o menos-Le susurro al oído del joven quien simplemente movió la cabeza en señal de entendimiento. Sion ya estaba demasiado preocupado por la alta fiebre del joven, tanto que cuando sintió que Nezumi se quedaba por fin dormido lo abrazo, necesitaba saber que el joven a su lado estaba bien. Mientras lo hacía sintió la respiración del joven sobre su cuello, este estaba dormido apoyando su cabeza en el hombro de Sion, con la mano izquierda había abrazado el torso del peliblanco, el chico se sonrojo al notar tal cercanía de Nezumi con él. Podía percibir el calor y el cuerpo febril del muchacho en contra de su propio cuerpo, la pierna del joven estaba apoyada entre sus piernas, la mano del joven sobre su pecho bajo un poco hasta su vientre, un escalofrió recorrió la columna de Sion, todo eso lo estaba afectando, podía sentir un conocido cosquilleo bajo su vientre, Nezumi se quejo un poco pero parecía seguir durmiendo.

-Sion…-Murmuro el joven a su lado, sus mejillas estaban rojas por la fiebre, el mencionado tomo aire y giro su cuerpo hasta quedar frente al pelilargo, la suave respiración sobre su rostro y esas delicadas formas de la cara de Nezumi le fascinaba, le acaricio el cabello suelto detrás del joven, este se removió un poco pero no despertó.

-Te quiero…te amo…eres lo más importante para mí-Le murmuro Sion mientras acariciaba la piel suave del pelilargo, de pronto vio que Nezumi abría los ojos y lo quedaba mirando, parecía desorientado.

Nezumi se quejo y abrazo más fuertemente a Sion-Sion…-Volvió a murmurar cerrando los ojos, podía sentir su mano sobre el vientre de Sion, lo acaricio lentamente, el chico tembló ante eso. Nezumi sentía su cuerpo caliente, demasiado caliente que lo hacían sentir mareado. Apego aun mas su cuerpo al de Sion, le había agradado la vez anterior estar apoyado sobre el cuerpo del peliblanco, así que soltándolo se subió encima de Sion y se recostó encima de este. Pudo notar que el chico estaba excitado por las caricias anteriores.

-Pronto te sentirás mejor-Pudo articular Sion haciendo acoplo de toda su fuerza de voluntad para no hacer nada más que acariciar la espalda caliente de Nezumi. El joven dio un profundo suspiro, tenía su cabeza apoyada en el pecho de Sion, el oír el latido del corazón acelerado de su compañero, lo relajo, sus ojos se abrieron un poco y levanto la vista hacia Sion, este estaba completamente sonrojado. Sonrió, amaba esa parte de Sion, también se había dado cuenta que ya no se dejaba llevar por el momento, estaba comenzando a tener más paciencia.

Nezumi rodeo el cuerpo de Sion con sus brazos por la espalda, realmente amaba a ese chico, ese cuerpo, podía oírlo respirar, sentía la piel suave de Sion sobre la ropa, oler el aroma del chico, no sabía si era por la fiebre o no, pero su cuerpo estaba deseando tener a Sion. Se incorporo un poco y subió un poco su cuerpo hacia el rostro del chico, este lo miro, deposito un suave beso sobre los labios del peliblanco, mientras frotaba su cuerpo febril sobre el de Sion, volvió a besar a Sion, pero esta vez lo hizo durar un poco más, con su lengua lamio los labios del chico tímidamente-Te…te quiero-Murmuro sin separar sus labios de los de Sion.

Sion abrió los ojos sorprendido, Nezumi por fin había pronunciado las palabras que más quería oír-Yo también-Le dijo Sion profundizando mas el beso, su lengua entro a la cavidad húmeda y caliente de Nezumi, el joven hacia lo mismo, Sion comenzó a frotar más fuertemente su cuerpo con el del pelilargo, juntando sus caderas y haciendo un vaivén con ellas, Nezumi le beso el cuello y volvió a subir a los labios tan deliciosos de Sion, le dolía terriblemente su cuerpo pero no quería parar, Sion lo dio vuelta y lo puso boca arriba, Nezumi con el rostro más sonrojado que antes lo miraba con la respiración acelerada, Sion también con las mejillas sonrosadas pero a causa de la excitación le quito la camisa suavemente a Nezumi, y comenzó a besar el torso caliente del muchacho bajo él.

-Más rápido-Pidió Nezumi cuando Sion comenzó a besarle desde el cuello, bajando por su pecho y llegando al vientre, el cuerpo de Nezumi se contrajo con eso, Sion había puesto su cadera sobre la de Nezumi para que ambos sintieran la excitación del otro, pero era obvio que era Sion el mas excitado de ellos, Nezumi empezó a toser, Sion se detuvo preocupado, la tos duro sus buenos minutos, al acabar el joven cerró los ojos y se quejo, no podía avanzar más, se sentía muy mal. Sion lo miro-No…no mas…

-Lo sé, debes descansar-Murmuro decepcionado Sion bajando de sobre Nezumi, le ayudo a ponerse la camisa y lo abrigo colocando una manta sobre el joven, se puso de pie, le dolía su entrepierna, tenía su miembro duro y le estaba apremiando para que hiciera algo rápido-Voy al baño, por mientras duerme-Dijo saliendo de la habitación caminando apenas por causa del dolor. Nezumi cerró los ojos, había arruinado el momento, pero sentía que si hubiesen seguido habría terminado desmayado en la mejor parte. Pero ahora que ambos ya sabían los sentimientos de cada uno, cuando se recuperara se pondrían al dia para continuar en donde habían quedado.

Sion desde el baño sonrió mientras sobaba su erección con ambas manos, recordando la confesión de Nezumi, y el rostro sexy que tenia mientras frotaban sus cuerpos, debía hacer lo posible para qué Nezumi se recuperara pronto, ya que tenía unas cuantas cosas planeadas de lo que haría con el pelilargo cuando estuviera al cien por ciento. Sonrió ante la idea y siguió masajeando de arriba abajo su miembro hasta quedar satisfecho, al menos manualmente por el momento.

Cortito, pero por fin Nezumi dijo que lo quería, debería ser que lo amaba pero viniendo de Nezumi un te quiero está bien por el momento. El próximo capítulo se viene candente, prepárense que esta parejita se hará de todo. Dejen Reviews, comentarios, sugerencias por favor. Gracias por leer y seguir esta historia. Ya tengo en mente otra, pero que es completamente diferente de las que he escrito. Gracias de nuevo