Paste your document here...

TRIANGULO AMOROSO ¿ O SERÁ CUADRADO ?

CAPITULO 3 LA DESPEDIDA

HOY, MAÑANA Y SIEMPRE

Después del torneo, los dos enamorados planeaban irse juntos, Bulma le pidió a Gokú irse a vivir a la corporación, a pesar de que el joven tenía donde vivir, no se le hacía mala idea irse con ella, a fin de cuentas, la mayor parte de su vida la paso de esa forma.

Tocaba el turno a Gokú y… paso la desgracia…

Como! Estaba pasmada Bulma, en que momento se lo prometió, por Kamy! No salía de su asombro, incredulidad, celos, rabia, coraje…DOLOR.

Su sueño de vivir al lado de él, estar con él, amarlo, besarlo, disfrutarlo, tantas cosas que se hablaron y planearon, tanto por descubrir, paff!, de un plumazo adiós amor, adiós Gokú.

Bueno, si dije que te lo prometí, pues…me casaré contigo.

NO! Grito Bulma, no Gokú, no!

Después todo fue tan caótico…..

Estaba sentada en la habitación, nunca le pareció más grande, nunca se sintió tan vacía, tan sola, era como estar en medio de la nada, esperando que todo fuera mentira, que despertara del mal sueño que estaba teniendo.

El intento hablar con ella después de que Krillin le explicara qué era eso de casarse, sintió que el piso se cimbro bajo sus pies, palideció y tomo a Krillin de los hombros, -estas bromeando verdad pelón, eso no es posible, yo no puedo, Bulma….yo, nosotros….-De que estás hablando Gokú que tiene que ver Bulma en todo esto.-¿ la has visto? Exclamo Gokú, -tengo que hablar con ella.- ya se fue- le dijo Krillin-.

Eso podía esperar, le tocaba nuevamente pisar el tatami.

Después, ya sabemos lo que paso.

Ella era la mujer más feliz en ese momento, estaba por casarse con el amor de su niñez, el amor de su vida, serian tan felices, llena la casa de amor, de hijos, Gokú trabajaría para que nada les faltara, sería tan maravilloso, el hermoso vestido esperaba a ser utilizado, después de tantas peripecias, al fin se casaría con él.

Milk tomo el vestido entre sus manos, girando con él y cantando sumamente contenta, sin imaginar siquiera donde estaba su prometido.

Por enésima vez…..no solo lloraba, se lamentaba y odiaba a ese ser, que tanto le había demostrado en una sola noche, estaba con los ojos hinchados y la nariz enrojecida, tan derrotada se sentía, la hermosa mujer se miraba al espejo, -eres una estúpida- se dijo, así era él, siempre cumple lo que promete, así lo hizo hace tiempo, el prometió que nunca dejaría que algo malo le pasara, y hasta el momento había cumplido, tendría que acostumbrarse a eso, pero….ahora que pasaría?, ella había sucumbido ante Gokú, como lo tomaría Yamcha?, como le diría que se entrego a su amigo de aventuras?...-o si, otra aventura más con el- musito , un suspiro salió de su garganta. Unos golpes suaves sonaron a su puerta,- si?- Bulma… puedo pasar?, necesito hablarte!- Gokú…- Susurro Bulma, el abrió la puerta…

Ahí en toda su estatura, recortada su figura contra la luz, su bien torneado cuerpo, su aroma, sus ojos y su cabello tan peculiar, llenando todo el ambiente, Bulma se abalanzo a él, y él la recibió con los brazos abiertos, la estrecho y se besaron, una discreta Bunny Briefs, cerro sigilosamente la puerta…..

Un sobresalto al corazón…

Milk sintió un desasosiego, como si …..miles de garras se clavaran en su cuerpo, en su alma, se dejo caer al suelo, miro sus manos, como si algo se le escapara, la vista nublada de las muchas lagrimas que pugnaban por salir, antes de soltar el primer desgarrador sollozó, Milk murmuro el nombre de su amor.

Hace tiempo, bastante tiempo, el se sentía solo, acobardado por no poderse acercar a las mujeres bellas, hasta que cierta chica de ojos enormes tan profundos y coloridos como el mar mismo, de cabello tan sedoso y de color azulado, tan llena de energía y vida, esa chiquilla que le ayudo a superar sus miedos, que compartió tantas aventuras con él, y con desgraciado malnacido de Gokú, -cómo pudiste?, ha! Maldición Gokú…como te atreviste siquiera a mirarla de esa forma, ella era mía, es mía, y definitivamente no vas a arrebatármela, ya la tuviste, pero la tienes que dejar ir, una promesa, es una promesa, sonrió maligno, ya veras Gokú, hare que te olvide, que no te añore, borrare de su piel tus huellas, porque ella será solo para mí.

La chica se despertó,- Yamcha?, se desperezo, soltó un suspiro, y se abrazo a él, -ha que bien dormí, y tú?,- de maravilla Linda, ven aquí, continuemos, tengo ganas de ti- .

-Bulma, Comenzó el chico a hablar,-yo no sabía lo que significaba eso, de verdad, no espero que puedas perdonarme, pero debes comprender que hice una promesa y tu sabes que yo- fue cortado por Bulma, quien deposito su dedo índice en el los labios de Gokú, haciéndolo callar, -lo sé, siempre lo he sabido, tu palabra vale mucho, ella es muy afortunada, porque te va tener todos los días, estará contigo y te amara, la estrecharas entre tus brazos…. comenzó a llorar, las lagrimas corrían por sus mejillas sin detenerse, y su voz se quebró, puso su frente en el pecho de Gokú y el la atrajo más a su cuerpo, ella sintió humedecer su cabello, ahí se percato de que su hombre, también estaba llorando,- sabes Gokú?, Mamá siempre me ha dicho "prometer no empobrece, cumplir…..cumplir es lo que aniquila"- la chica levanto su mirada hasta encontrarse con la de él, y lentamente, unieron sus labios.

El la llevo al lecho, la despojo de su ropa, el hizo lo propio, así, los dos desnudos de nuevo, se entregaron a la pasión, al amor, a la sensación de saberse mutuos, y a la vez separados, por una promesa que él no fue capaz de romper, las lagrimas se mezclaban con el sudor, las embestidas se dieron más violentas, ella lo recibió todo, sabiendo que sería la última vez que lo tendría, la última vez que probaría sus labios, la última vez que se quedaría impregnada con su esencia, la última vez que sentiría lo viril y poderoso que es Gokú, su Gokú, antes de culminar lo que estaban haciendo Gokú, levanto a Bulma y la coloco sobre su cadera, el sentado en la cama, así los dos de frente sin dejar de moverse frenéticamente, le susurro a Bulma al oído, -Bulma, nada cambiara, yo…yo te seguiré amando, hoy, mañana y siempre….-Bulma cerró los ojos, guardando esas palabras en lo más profundo de su corazón, donde nadie, solo ella, las recordara, las lagrimas salieron de sus azules ojos, lavando su alma, su corazón,- si Gokú, hoy, mañana y siempre…