Sangre

He buscado incesantemente de mundo en mundo por ti. Deseo ver esos ojos color jade que me miran con extrema inocencia.

Tu sangre me llama y no me deja tranquilo. No me detendré hasta tenerte entre mis brazos, no me detendré hasta que seas mío. Si tu hermano se interpone en mi camino lo aplastaré.

Porque no puedo vivir sin ti. Siento dicha cuando te veo, siento un regocijo que me socava.

He viajado de aquí a allá y he estado a punto de alcanzar tu mano. Esos dedos que me darán la salvación. Eres mi cura. Tú y nadie más.

Por favor déjame estar ahí a tu lado.

N/a: puedo convertir esto en una historia larga dependiendo de la opinión de la gente.