Los personajes son de Stephanie Meyer a excepción de algunos son míos.

La historia es mía.

.

.

.

.

.


.

.

-¡Mas te vale no llegar tarde Isabella!- el grito de Victoria resono por toda la casa.

Suspire con cansancio mientras cerraba la puerta.

Avanze peresosamente por la vereda, tenía por delante alrededor de cuarenta minutos de caminata si no queria llegar tarde a la escuela.

"Todo seria mas rápido si tuviera mi moto"- pense con desgano, pero Jacob mi mejor amigo la tenia en su taller pues había empezado a fallar y habiamos quedado en repararla, pero nos distrajimos - especificamente con los otros chicos cuando llegaron con una pizza- y realmente no avanzamos mucho.

Usualmente no me molestaba caminar en las mañanas hasta el instituto, pero el día de ayer me había quedado hasta tarde haciendo una tarea y mis horas de sueño no fueron muchas.

No te quejes, si no te hubieras ido toda la tarde a la Push esto no había sucedido.- me traiciono mi conciencia.

Tome mi celular y me puse los audifonos, tener algo de musica haría mas ameno el recorrido y asi evitaria quedarme dormida en algun arbusto.

Bring me to life de evanescence empezo a sonar.

Al entrar al estacionamiento, me percate que todos los estudiantes murmuraban y tenían su atención puesta en un auto en particular, un volvo c30 color plateado, no fue necesario acercarme para averiguar de que tipo era, Jake y yo lo habíamos visto en una revista anteriormente.

Era muy extraño ver un carro como esos en un pueblo tan pequeño como Forks, por lo que enseguida supuse que debería pertencecer a los nuevos en el pueblo.

Los Cullen, eran la comidilla en Forks desde que se supo de la nueva adquisición en el hospital del -segun los chismes de la gente- guapo y amable Doctor Carlisle Cullen.

Por el auto se veía que tenian dinero, no cualquiera tiene un Volvo.

Bien por ellos.

Me dirigi a mi salon de clases, mi primera era historia con el Sr Adams, generalmente era del tipo de profesores que hacían la clase interesante y didactica, yo solo esperaba no quedarme dormida, realmente no queria tener problemas en la escuela.

Mientras giraba por el pasillo choque contra algo, o alguien.

Un chico alto, piel blanca casi como la mia, su cabello de un extraño color cobrizo y todo revuelto, no tan musculoso pero lo suficiente como para tener un muy buen cuerpo, me fije que sus ojos era de un hermoso y verde esmeralda.

¿Hermoso?

¿Que mierda?

Eran muy bonitos debía reconocerlo, jamas había conocido a una persona con unos iguales o parecidos no es que conociera a muchas personas pero... ¿Hermosos?

Nunca lo había visto asi que debía ser uno de los Cullen.

-Deberias fijarte por donde vas.- espeto mientras se levantaba

Podría tener ojos lindos, pero era un idiota.

Me tendio la mano para ayudarme a levantarme ¿En serio? Ignore su mano y me levante por mi misma.

-Deberias fijarte tu por donde vas.- replique mordazmente.

-No soy yo el que iba distraido.- discutio.

-Pues si no huebieras ido distraido no hubieras chocado conmigo.

-¡Tu chocaste conmigo!

Rodee los ojos, no iba a continuar esta absurda discución con alguien que ni siquiera conocia.

Me di media vuelta y retome mi camino, estaba acostumbrada a las caidas pues mi cordinacion no era muy buena que digamos.

-¡Espera!- grito el exasperante chico.- no has pedido disculpas.

-Ni lo pienso hacer.- dije sin siquiera detenerme.- idiota- murmure.

Como casi siempre, fui la primera en llegar, me sente en mi lugar habitual, en una de las bancas de al ultimo en la esquina derecha a un lado de la ventana, lugar que me permitia algo de la privacidad y alejada de la atención de todos.

No solia ser una chica muy social, al menos en la escuela, me gustaba mantener mi espacio y no juntarme con nadie, no necesitaba que alguien mas se enterara de mis mierdas, si bien todo Forks me conocia - en un pueblo tan pequeño es casi imposible no hacerlo- nadie sabia quien era en verdad excepto mis amigos de la Push y a veces preferia guardarme mis cosas para mi.

No queria la lastima de nadie, simplemente porque no la necesitaba.

Me quite los audifonos cuando el profesor cruzo por la puerta.

Estaba tratando de concentrarme en la leccion de hoy, cuando esta se vio interrumpida por la llegada del director para traer a un chico nuevo.

Este era alto, de cabello algo rizado color miel, su cuerpo de veia a simple vista que estaba bien formado, y de veia algo incomodo por la atención que todo mundo le prestaba. No lo podía culpar.

Aunque debía reconocer que el chico era muy apuesto.

-Soy Jasper Cullen.- se presento con un leve acento sureño.- Mi familia y yo recien nos hemos mudado.

Creo que eso era mas que obvio, pero solo se limito a decir eso.

El profesor le indico que tomara asiento en donde mejor le acomodara y retomo la lección.

Me distraje por un momento, que cuando escuche su voz hizo que me sobresaltara ligeramente.

-¿Puedo sentarme aqui?- pregunto el chico nuevo o "Jasper"

Otro Cullen, pero al menos se veia algo mas amable que su hermano.

Mire en el salon y note que había algunos asientos libres, pero estaban hasta adelante, deduje que no queria que lo siguieran viendo, aunque realmente era casi imposible, pasaria al menos un mes para que otro chisme acaparara la atención.

Me encogi de hombros, dandole a entender que no me importaba y me aparte un poco, el se sento.

Agradecia que el profesor se limitara a poner como trabajo un pequeño cuestionario que debiamos sacar las respuestas del libro, de otra forma no había podido seguirle el ritmo.

-Disculpa.- dijo Jasper llamando mi atención.- ¿Podrías, cuando acabes prestarme tu libro? Aun no nos entregan los nuestros y...

-Claro.- interrumpi pasandole el libro.

-No, por favor primero realiza tu el trabajo, yo puedo esperar.

-Esta bien.- asegure. Había estudiado este tema en casa hace unos días así que realmente no necesitaba repasar para encontrar las respuestas.

Asintio tomando el libro.

-Soy Jasper.- se presento.

-Lo se, te escuche.- apunte lo obvio.- Soy Bella.

-Bella...- dejo inconclusa la frase esperando a que terminara yo.

-Bella a secas.- respondi levantandome de mi lugar para poder revisar mi trabajo ya terminado.

A la hora del almuerzo tome solo una manzana y me dirgi al patio trasero de la escuela donde solia sentarme sola, debajo de un arbol. Me coloque los audifonos y comi mi manzana mientras sacaba de mi mochila un libro que tome prestado en biblioteca de asesinos seriales y las motivaciones que los llevaban a matar.

Siempre me había resultado fasiscinante e interesante las mentes transtornadas y leía lo que podía sobre ellas, ya sean de psicopatas, sociopatas, asesinos, criminales, etc.

Jacob solia decir que no necesitaba leer esos libros, segun el era lo suficientemente agresiva y no necesitaba mas ideas.

Yo no era agresiva, solo me defendia cuando me provocaban, por lo demas solia ser alguien que trataba de pasar desapercibida.

Como el estupido chico de la mañana ¡Ja! ¿Yo pedirle disculpas? que se vaya al demonio.

Por tener los audifonos puestos y estar concentrada en la lectura no me di cuenta cuando sono el timbre para avisar que el descanso había terminado, así que me apresure y entre a lo que seria mi siguiente clase, Biologia, gracias a Dios el profesor Banner aun no llegaba pero la mayoria de los alumnos ya estaban en el aula.

Me di cuenta de que alguien estaba sentado en mi banca.

Gemi internamente, no otra vez, el no.

Sin decir nada me acerque a mi mesa y me sente en mi asiento, el sueño aun me acompañaba y agregando el altercado de esta mañana estaba preparada para golpear a alguien.

Okey, a veces si era un poquito agresiva.

-Hola, mi nombre es Edward Cullen.- dijo el tipo. ¿Ahora se mostraba amable?

Antes de que yo pudiera decir algo el profesor entro pidiendo orden.

-Bien chicos traiganme su tarea.

Tome mi cuaderno y me acerque al escritorio cuando llego mi turno, el profesor tomo su tiempo checando que todo estuviera en orden y despues sonrio. Suspire aliviada.

-Muy buen trabajo Bella.- al menos había valido la pena la desvelada.

-Parece que me toco sentarme con una cerebrito.- dijo Edward cuando volvi a sentarme.- que suerte por mi ¿No lo crees, Bella?.

¿Que? Olviden lo que dije sobre lo de amable.

-Si estoy segura de que no estas acostumbrado a ver a alguien que trabaja.- replique mordaz.

-!Hey!- exclamo jessica llegando en ese momento, empeorando mi mal humor.

Digamos que ella, Lauren y Tanya no eran mis personas favoritas.

Me concentre en mi cuaderno, haciend garabatos mientras esperaba a que el profesor terminara de revisar.

-¿Por que no te sientas conmigo?- escuche que pregunto a Edward con un intento de voz sexy, a mi me parecio tan ridiculo que tuve que morderme la mejilla interna para evitar reirme en su cara, no es que otras veces no lo haya hecho.

-Por favor.- susurre, Edward me miro de reojo en señal de que había escuchado.

-No gracias, estoy bien aqui.- contesto el cobrizo guiñandole un ojo, causando que Jessica suspirara como tonta y se fuera a sentar a su lugar.- Creo que tu y yo nos divertiremos.- me dijo Edward.

-Vete a la mierda Cullen.- conteste causando que el sonriera burlon.

.

.

.

.

Bien chicas, aqui el primer capitulo de esta nueva historia, se que es corto pero las que ya me han leido saben que los ire haciendo mas largo.

Espero y les haya gustado y ustedes me dicen si la sigo, esto solo fue el comienzo, veremos mucha accion por parte de nuestros protagonistas.

Como veran no quise hacer el tipico cliche de Bella maltratada y dejada en la escuela que todos la discriminan y Edward el principe azul que la salva.

Aqui nuestra Bella tendra su actitud y Edward sera un divertido, hijo de puta ok?

Dejen sus reviews

.

.

.

DenisseR_Cullen.