Desde la Penumbra

Por: Lizzig

Capitulo XIII

Unos segundos detrás de Terry llegaron las dos mucamas y el doctor con el aliento entrecortado por la carrera, Terry revolvía las sabanas de la cama en busca de cualquier pista, pero no encontró nada más que la soledad que Candy había dejado.

-donde esta Candy ? – pregunto el doctor .

-si lo supiera no estaría aquí parado – contesto Terry de forma grosera como era su costumbre, cuando las cosas se salían de su control.

-tenemos que encontrarla pronto. - contesto el doctor afligido.

-pues no se entretenga mas y comience a buscarla - con acides en su comentario, Terry la dio la espalda a los intrusos y comenzó a buscar en la habitación, abriendo la puerta del closet y en la terraza.

-solo le pido un momento para informarle de la salud de su esposa, le compartiré los resultados de los últimos estudios que me tome la libertad de hacer le a su esposa.

-que sucede?

-tome una muestra de sangre de la señora y hoy me entregaron los resultados…. Su esposa tiene 15 semanas de embarazo.

-embarazo?... – la voz del doctor resonó en la cabeza del ingles con eco, tendría un bebe con la mujer que amaba! Un súbito terror lo invadió por completo – tenemos que encontrarla pronto, antes que sea muy tarde…

-creo que alguien debería checar en el cementerio – la voz llorosa de Ethel se dejo escuchar temblorosa

-….el cementerio…?

-ahí fue donde encontramos a la señora la ultima vez – contesto Dorothy con lagrimas en los ojos y la angustia saliendo por cada poro d su cuerpo.

-busquen en los alrededores y en la mansión por así acaso….. Yo iré al cementerio a recuperar lo que me pertenece.

Tras esas palabras, Terry salió corriendo escalera abajo, para perderse en la espesa neblina que rodeaba la mansión, no estaba seguro donde se encontraba el cementerio, simplemente dejo que el instinto lo guiara.

La neblina se sentía aun mas densa y el frio era congelante en la parte trasera de la mansión, un grueso barandal de barrotes de acero delimitaban esa gran parte del jardín trasero, pero fue por la sobriedad y solemnidad del lugar que Terry adivino rápidamente que ese era el cementerio.

A pasos lentos pero precisos miro cada uno de los mausoleos, no sabia que buscaba pero su corazón le decía que estaba en el lugar correcto, su corazón latía ansioso por tomar en sus brazos a la mujer que lo haría padre y le daría una verdadera familia.

Tenia que encontrar a Candy lo más pronto posible, antes que fuera muy tarde. Y no estaba muy lejos de estar en lo correcto; la vida de Candy pendía de un hilo muy delgado.

-ya no puedo mas...- los jadeos de la rubia eran desgastantes para el animo de Anthony.

-lo se pequeña, pero es solo un esfuerzo mas y estaremos ahí.

La varonil voz de Terry volvió a llamar a Candy a lo lejos.

-ya nos encontró...vamos Candy falta muy poco.

-Anthony no puedo seguir, siento que me arrancan las entrañas a cada paso, yo no puedo mas, tu ve busca esa luz que te llevara a la eternidad, yo ... No puedo más.

-no te dejare, si tu no vas conmigo yo tampoco iré... nos quedaremos aquí.

-aquí?! No tu no tendrás otra oportunidad debes irte ahora.

-no, no lo hare no te dejare dos veces...

Anthony se sentó junto a Candy sosteniendo su mano con delicadeza. La tristeza en el azul mirar de Anthony le dio un pinchazo en el corazón. No podía soportar ver la tristeza en ese rostro y menos aun por su culpa.

-Anthony no te dejare aquí atrapado en este lugar...tenemos que seguir...- el corazón de Candy estaba en un gran dilema, no podía decepcionar a Anthony y menos aun lastimarlo, pero tampoco podía imaginar la tristeza de Terry después de que ella se hubiera ido, podía escuchar en su voz la desesperación, sin embargo decidió ponerse de pie y seguir adelante al lado del rubio.

En el cementerio Terry había encontrado el mausoleo de la familia Brower, su corazón comenzó a latir mas rápido, señal que su amada esposa estaba cerca.

Con lentitud se acercó hasta la puerta de barrotes que resguardaba el descanso de la familia Brower Andley. Con manos firmes rodeo uno de los fríos barrotes con fuerza y grito a todo pulmón el nombre de su pecosa, empujo con fuerza la puerta de fierro, tras un rechinar del metal esta se abrió con dificultad.

Terry dejo caer todo su peso en esa puerta que era el ultimo impedimento para llegar hasta aquel que tenia a su esposa en un mundo al que el no tenía acceso.

Una lámpara que descansaba en el altar de la entrada junto a las fotografías de Anthony y su madre, fue el único recurso del ingles para iluminar su camino hacia abajo. Hacia la cripta donde reposaba el cuerpo inerte de ese chico que no soporto ser vencido y aun después de la vida daba su lucha por quedarse con el amor de esa mujer que le había robado el corazón.

La tenue luz iluminaba su camino hacia abajo. Las paredes de piedra parecían sudar en la oscuridad que parecía se lo tragaba para digerirlo lentamente.

-Candy! - grito con angustia, escucho su voz repetirse una y otra vez entre las paredes del lugar.

Una vez que llego a la parte inferior, pudo encender unas antorchas que alumbraron con mayor intensidad la bóveda, pudo apreciar alrededor de seis criptas, 5 ya tomados, vacilante dio un paso al frente hasta llegar a los dos primeros, se leía el nombre de los padres de Albert, uno mas adelante en la parte superior tenia el nombre de quien fuera la única hermana del actual patriarca de los Andley, en la parte inferior en una placa un poco mas reciente se leía " Anthony B. Andley" la sangre de Terry se helo al descubrir a su contrincante.

-así que aquí estas! – el sonido de la puerta cerrarse de un solo golpe en la parte superior, lo hizo brincar. –no quieras asustarme que no lo lograras, yo peleare contigo y un ejercito mas por mi esposa, lo oíste? Mi esposa, aunque no te guste así es.

Un gélido aire soplo por toda la bóveda a manera de respuesta, la antorchas que Terry había iniciado, se vieron en peligro de apagarse cuando el viento paso por encima de ellas, de extinguirse esa única fuente de luz el ingles se quedaría en total oscuridad, pero no se amedrento.

-… eso es todo lo que tienes? Viento, ruidos, humo…? Esa es tu realidad, pero no la mía y no la de mi esposa, tu tiempo ya paso Anthony y no fue tu destino quedarte con Candy, eso no lo podrás cambiar jamás, ni vivo ni muerto, el corazón de Candy me pertenece así como el mio le pertenece a ella…. Hay mil aventuras que tu jamás podrás disfrutar a su lado por que no es para ti, jamás sabrás la alegría que es saber que Candy lleva en sus entrañas el fruto de su amor….

Un fuerte golpe en la pared se dejo escuchar, mientras una tenue luz apareció sobre la tumba superior, Terry guardo silencio y puso atención al destello, para seguirla con atención. Parecía subir y bajar en movimientos oscilatorios, siguió con la mirada la trayectoria que la luz quería mostrarle, al bajar totalmente la mirada pudo notar un sepulcro abierto, un bulto resaltaba en la oscuridad, temeroso pero habido de descubrir la identidad de quien ya hacia ahí, se acercó hasta una distancia segura, donde pudiera distinguir algo.

Un rayo de luz le dejo ver una cabellera dorada, se contuvo por un segundo para llenarse de fuerzas e inmediatamente después abalanzarse hasta el sepulcro, para comprobar el mayor de sus temores, recostada inerte Candy hacia en ese nicho de mortandad, las lagrimas que salieron de sus ojos fueron la clara muestra de lo que su alma experimentaba en esos momentos.

-Candy …. Candy, mi tarzan pecoso no te puedes ir, no me puedes dejar solo….. no puedes irte con nuestro hijo…- el llanto convulsivo ahogo sus palabras, no tenia fuerzas mas que para agarrarse con fuerza a la mano de su esposa.

A unos metros de la cima de la montaña, Candy sintió la calidez de Terry en su mano y ante sus ojos se abrió una clara visión de lo que tenía que hacer.

-que sucede Candy? Porque te detienes? – Los ojos de Anthony se abrieron sin mesura al ver el rostro de la rubia – estamos a unos pasos Candy, debemos de seguir….

-no Anthony, yo no puedo seguir.

-pero Candy, pensé que me amabas y querías estar conmigo?

-y no te equivocas, te amo con todo mi corazón, tu haz sido la ilusión mas hermosa y pura que he tenido, pero no se si pueda quedarme contigo, siempre me sentiría culpable…..

-culpable de que?

-culpable de haberle dado mi palabra a alguien que me ama y me ha dado todo…..incluyendo al hijo que cargo en mi vientre no puedo traicionarlo al final. Anthony tienes que entenderme, si tú no te hubieras ido, jamás habría soltado tu mano, pero... te fuiste y yo me di a alguien mas...no puedo hacerle esto, por que nunca te lo habría hecho a ti.

-Candy él puede encontrar a alguien mas…. Alguien que lo haga feliz tu no eres responsable de él, le diste lo que le correspondía pero no debes sentirte atada. - el rubio trataba de convencerla, aunque sabia que no podría contra esos sentimientos que la rubia poseía.

-Anthony…. Mira – la rubia señalaba una línea de luz que comenzaba a formarse en la base del cielo y bajaba parsimoniosamente, era la luz mas blanca y luminosa que jamás hubiera visto antes.

-es nuestro momento de partir, debemos irnos – Anthony se puso de pie y miro el algo luminoso que casi tocaba la tierra, entre su espesor, la figura de una mujer comenzaba a tomar forma.- vamos Candy.

-No Anthony, me temo que no podre acompañarte…

-pero…. Yo tampoco iré entonces, me quedare contigo – del halo de luz una hermosa mujer extendió sus brazos y en una voz suave, comenzó a llamar al rubio por su nombre.

-mama…? Mama! – grito emocionado el rubio al reconocer a la mujer, que en la cima extendía sus brazos solo para el.

-ven aquí pequeño mio….. Ven conmigo….

-pero …. No iré sin Candy….

-no Anthony, no eres tu el que puede determinar ni la hora ni el lugar en que se agota la vida y tampoco puedes elegir el lugar al que irán aquellos que erraron el camino.

-pero que sucederá con ella?

-su destino, eso sucederá….. Vamos Anthony no tenemos mas tiempo. - la rubia mujer, madre de Anthony le sonrió dulcemente invitándolo a tomar su mano.

-Candy - con ojos angustiados miro a Candy que aun en el suelo trataba de sonreírle..

-tienes que irte Anthony, no debes quedarte aquí atrapado, ve con tu mama.

-pero y tu?

- yo tratare de volver…. – los dos miraron detrás de ellos, hacia el verde valle que habían recorrido y que ahora no era mas que un espinoso desierto lleno de nubes negras.

-Candy… no quiero dejarte ir nuevamente.

-esta vez es diferente, esta vez hemos tenido tiempo de despedirnos y decirnos lo que hay en nuestros corazones, yo te amo y siempre tendrás una parte de mi corazón - Candy se puso de pie y se arrojó a los brazos de Anthony que la estrecho con devoción. – ve querido Anthony ve a cumplir tu destino, llega al final del camino, a la vida eterna…..

-me preocupas..

-no, ve feliz, yo también tengo que cumplir mi destino y llegar al final de mi camino y tu no puedes acompañarme ni experimentarlo por mi, nuestro amor no se terminara ni se olvidara, siempre será parte de nosotros estemos donde estemos.

Tras un beso suave y sutil, Candy animo a Anthony a arrojarse a los brazos de su madre, que lo esperaba impaciente.

Una ves que la mujer tomo a su hijo en brazos, ambos ascendieron con la luz desapareciendo detrás de ellos. Con lagrimas en los ojos Candy se despidió de aquel chico rubio, que le había dado tanto de si, que incluso se había negado a seguir con su camino, quedándose en un limbo de completa soledad... sin embargo se sentía tranquila, sabia que ese lugar al que iba no habría sufrimiento ni dolor, era su esposo el que en esos momentos sentía su corazón partirse en dos.

Miedosa y confundida, Candy miro nuevamente detrás de ella, el panorama era desolador y sobre todo escabroso, por un momento se pregunto, por qué el mundo de Anthony jamás se miro así?, la respuesta la obtuvo de un nuevo pinchazo en su vientre, había arriesgado lo mas preciado que jamás hubiera podido tener, el fruto del amor que había compartido con Terry, había sido una egoísta al no pensar en quien le había entregado su confianza y su amor.

Por otra parte se sentía tranquila, sabia que se había partido en dos para darle lo mejor de si a Anthony y acompañarlo hasta el lugar donde al fin descansaría en paz.

Se puso de pie y comenzó su descenso de la montaña, tenia que encontrar su camino de regreso hasta donde todo había comenzado, " la mansión de las rosas".

Quizá le llevaría mucho tiempo regresar, quizá no encontraría el camino nunca mas y se perdería en el laberinto de la desesperanza, pero no se rendiría antes de pelear su reto.

Dorothy y Ethel se habían armado de valor para ir hasta el cementerio y asegurarse que el señor Granchester estuviera bien.

Conforme se acercaban al mausoleo de los Brown, su temor iba en aumento nada bueno debía estar sucediendo en ese lugar, desde afuera de la construcción no se veía nada, sin embargo lograron ver el resplandor que venia desde la parte inferior, con el temblor e n las manos, Dorothy empujo la puerta y esta se abrió sin ningún problema.

Las dos mujeres dieron un par de pasos para adentrarse al mausoleo, fue Ethel que llamo la atención de Dorothy para mostrarle el jarrón que tanto las había desquiciado, descansaba al lado de la fotografía de Anthony, como siempre había estado dispuesto.

Con temblor en las piernas quisieron dar un paso más, pero la sombra que venia subiendo por las escaleras las dejo estáticas.

-señor Granchester ! - grito la castaña al ver a Terry con Candy en los brazos.

-que preparen el auto la llevare al hospital...

-esta bien?

-no lo se...no lo se -grito Terry desesperado.- no despierta y no siento su pulso...

Con el auto dispuesto al frente, Terry introdujo a su esposa en el y partió a toda velocidad al hospital mas cercano, manejaba a toda velocidad, mientras gruesas lagrimas no dejaban de resbalar por sus mejillas, sentía que estaba a punto de perder a su esposa y no podía si quiera imaginarlo.

-vamos Candy se fuerte , no puedes abandonar, no te puedes ir, vuelve... vuelve a mi amor...

Continuara


Hola chicas, bueno llegamos hasta el penúltimo capitulo, sé que había fuertes expectativas de que se fuera con Anthony, pero no pude dejarla ir, Val no me mates please...la verdad es que se me hizo poco leal de Candy dejar a Terry y bien sabemos que ella no es una mujer voluble en sus sentimientos, así que no me fue lógico que ella tomara sus tiliches y se fuera sin importarle lo que dejaba atrás.

No les mentiré diciendo que ya tengo el final y sé que sucederá, aun no he escrito ni un renglón del próximo y ultimo capitulo y es que estoy sufriendo nuevamente con ese desenlace, mi lógica me dicta un camino, pero mi deseo me dicta otro y mi maldad me dicta uno aun mas atractivo, después de todo era alusivo a Halloween, o no?

Yo les agradezco su compañía, aun cuando sabemos que la naturaleza de este anime no es de horror, sino de romance- drama y superación según veo yo. Así que su compañía y su respuesta me ha sido sumamente satisfactoria, gracias por su apoyo.

Val Rod, gracias amiga por tus reviews y por tu comprensión...por que me comprendes el por que no pude mandarla con Anthony verdad? Pero le dedique una buena pensada como dejar al rubio en un lugar feliz aunque fuera sin Candy y créeme que le di un giro total a la historia, por que cuando comencé con la idea de este fic, lo iba a mandar al infierno, por andar haciendo pactos con entes malignos, pero ustedes me ablandaron y no puede seguir con mi idea original, aunque no del todo espero haberte complacido, un abrazo amiga.

Guest, gracias por tu review y pues que te puedo decir, este Anthony no creo que haya sido malo solo era un ente perdido en el limbo y que Candy se quede con Terry? Pues aun no lo se...ya veremos ojala que si. Saludos.

Elisa-Granchester, hola amiga gracias por seguir conmigo y aunque te burles de mi ; ) si quisiera escribir una historia de cada personaje, muy en especial uno en el que Terry quede con Elisa, Neil con Annie, Candy con Archie y Albert con... con... Pues con George..jajajjaja.. No estaría mal no?, saludos amiga.

Alezza, gracias por seguir por aquí...si ese Anthony se la llevo hasta su guarida, pero Candy le salió con que siempre no y ahora a ver si logra encontrar su camino de vuelta a lo que ya tenia y dio la espalda. Un abrazo.

Lula Ram, gracias por tu mensaje, si tienes razón creo que Terry tiene mas deseos de resolver su problema de encontrar a su esposa que de tenerle miedo a alguien que ni conoció. Saludos

dajannae8, gracias por tu review, amigaaaa perdóname no le di el final que deseabas a Anthony, pero lo mande al paraíso eterno de la mano de su mami y mi promesa continua y ya comencé el Anthonyfic que definitivamente no será apto para Terryfans, aunque me encantaría que lo leyeran, solo dame un par de semanas para que le adelante. Un súper abrazo amiga.

Luna, gracias por tu review, pues Terry llego, pero no ha podido sacar a Candy de donde se metió, a ver como le hace para traerla del mismo infierno... saludos.

Rosie White . Hola que gusto verte y gracias por el review, pues si tienes toda la razón, Candy esta embarazada y pues creo que esta lucha en la que Candy se vera, no es mas lucha de Terry, fue Candy la que se metió en la boca del lobo solita y solita tiene que salir...a ver que sale para el final. Un abrazo.

Noemi Cullen, hola amiga querida muchas gracias por tu review y no te apures por no haber dejado mensajitos en los capítulos anteriores, te extrañe mucho pero también comprendo que todas aquí somos mujeres de lucha y multifacéticas, mamas, trabajadoras, amas de casa, esposas y fans de Candy así que el tiempo se reduce, por eso te agradezco aun más que continúes conmigo y también por que a pesar de no ser fan de lo sobrenatural me haz aguantado aquí y en años añejos, y si amiga por aquí no no llego Sandy estuvimos muy lejos de sus garras, yo ando por la ciudad de los vientos a mi me toca un poco mas de nieve y frio brrr...por cierto ya te mande mi solicitud en face, si no me vez es que ya ando acosando a alguien mas jajajaja...un abrazo bien fuerte.

Wendy. Amiga querida me da mucho gusto ver que con este fic no te asuste tanto como con el anterior, ya vez tu Terry logro que la pecosa se decidiera por el, pero ahora la muy despistada no sabe como regresar...debió dejar migajitas de pan...saludos.

Mazy Vampire, mil gracias por tu review, ya vez Terry no se amilano y fue a encarar a su verdugo, gano la batalla contra el pero no la guerra...hasta la proxima.

Lili Ram. Amiga mil gracias por tu linda carta, digo review..=D ... me encanto el análisis que hiciste de mi mente perversa .jejeje... si me gustan los finales rosas, pero la verdad no se me dan muy bien, a mi me gustan los finales diferentes un poco mas reales digamos, creo que la vida es agridulce y solo hay que saber disfrutarla y en este fic, me he peleado conmigo casi desde el principio, no tienes idea cuantas veces y de que manera cambio este fic en el transcurso de estos 13 capítulos y te digo todo con que aun no decido el final, no se si pintarlo, rosa, rojo, guinda o negro, pero yo a ti te doy las gracias desde el fondo de mi corazón por entretenerte con las historias que he creado con cariño y dedicación para ustedes, un súper abrazo.

Reeven, gracias por tu review... que te puedo decir cuando yo vi Candy por primera vez caí locamente enamorada de Anthony, suspiraba por el güerito cuando tenia apenas unos 8 años, ni siquiera recuerdo haberle prestado atención a Terry o Albert, cuando vi la serie por segunda vez me enamore de Archie la verdad no creo haber terminado de ver la serie hasta que tuve 19 y entonces si Terry me robo el corazón, ya cuando la vi mas crecidita y desde otra perspectiva me di cuenta que me gustan todos incluyendo a Neil,, bueno ya me salí del tema, Anthony no es malo en esta historia, el vio su vida apagarse y no entendió que pasaba, su vida estaba llena de ilusiones ..Por lo que se negó a ir, al ver nuevamente a Candy se aferro a ella, por que era lo único que su joven corazón conoció, cuando el murió tendría que? 16 o 17 años, así que se aferro al único amor que tuvo en vida, no era fácil para el entender que había sido remplazado, creo que en todo caso fue Candy quien cometió el error de dejarse llevar...saludos.

Bueno chicas espero que las haya complacido aunque sea un poquito y yo me voy a pelear por el final, espero tenerlo listo para el viernes, pero si me tardo un poquito mas es por que no hayo la salida... que tengan una muy buena semana, reciban un fuerte y caluroso abrazo de su amiga Liz.