Nunca te daré a alguien más mi pequeña niña, tus piernas luchan, patalean para quitarme sobre ti, para alejarme, pero es inútil; gritas y tus gritos se pierden en mi boca, golpeas mi pecho con tus pequeños puños tratando de que deje de violar tu boca, me mires asustada. Me gusta tu mirada asustada.

Entré a tu cuarto a hurtadillas, mientras soñabas con dulces y caramelos, tú figura se mostraba tan adorable, tan inocente, tan tentadora estoy en mi limite tengo que ensuciarte, mancillarte con mis sucios sentimientos, porque si no lo hago terminare loco aunque sospecho que la cordura ya me abandonó desde hace mucho tiempo.

Tu cuerpo tiembla me gustaría decirte que no temas, que yo no te haré daño pero sería una cruel mentira, porque ahora mismo no me importa hacerte daño es más disfrutaría el hacerlo entrar en ti, manchar tu pureza, hacerte sufrir un poco lo que yo sufro al tener estos insanos deseos hacia ti. Soy un monstruo que planea devorarte lentamente sin ninguna compasión.

He devorado a tantas chicas, probado tantos sabores para tratar de llenar esta ansiedad de ti, de tu cuerpo, de tu calor, de tu amor; tratando de que este amor enfermo no te infecte.

-Len, por favor no lo hagas… -suplicas en un vano intento de que te dejé en paz, mientras tratas desesperadamente de alejarme de ti.

Mi agarre se vuelve más fuerte, cruel y posesivo. ¿Lo sabes no? Yo soy un hombre, tengo más fuerza y soy más grande, tú resistencia es inútil.

Lloras, tus lagrimas saben a mar no puedo evitar probarlas mientras devoro tu boca, toco tu lengua pequeña y caliente, te resistes pero yo muerdo tus labios hasta hacerlos sangrar y dejas de pelear.

Déjame violarte, romperte, sangrarte, saciar mi deseo de ti, ensuciarte; déjame ser un criminal, un enfermo un pecador, déjame ir al infierno entre tus dulces sabores, entre tú caliente cuerpo, entre tu apetecible carne de mujer. Déjame cometer el tabú más grande de la sociedad.

Toco tus pechos calientes, duros y ansiosos, los devoro con desespero y devoción, no sabes cuánto he esperado por este momento, gimes y no puedo evitar pensar que solo es una reacción natural tu cuerpo está caliente debido qué yo lo estoy estimulando no quiere decir que tú me ames.

No te pido amor, no quiero tú amor, aborrecería la sola idea de ser correspondido. Entonces no me mires así, no me muestres esa dulce mirada mientras entro en ti, ¡no me ames!

No dejes que este enfermizo amor te infecte, no te conviertas en mi cómplice, no muestres esa cara de placer mientras desgarro tu interior, yo debo ser el villano de esta historia y tú la víctima, yo debo ser el culpable y tú la inocente. No soportaría arrastrarte conmigo al infierno ¡así que no me ames!


Bueno esta viendo el vídeo de Spice! y esto apareció, el final fue muy impactante con Len entrando al cuarto de Rin y todo eso , así que mi pequeña mente comenzó a trabajar.