Hola niñas! Cómo están? Bueno, yo todavía ando media amolada pero aquí sigo al pie del cañón! Por cierto, se me olvidó que en el capítulo anterior, la que nos acompañaba en el Youtube como invitada especial era Lucy Woodward con la genial canción de What's good for me, por si lo quieren releer (que yo si lo reelería, la verdad está muy bueno el capítulo con la fiera de Serena) y bueno, pues a sufrir, queda poco! Seiya nunca nos falla y éxito!

Capítulo 28

Anunciando una Boda

Serena salió corriendo de la mansión Kou. Después de confesar todo aquello que la ahogaba, sentía que se había liberado pero al mismo tiempo sabía que ya todo estaba perdido. Arrancó su auto y no alcanzó a oír los gritos de Seiya que salió detrás de ella como un rayo, después de haber reaccionado demasiado tarde ante aquella confesión que no había esperado de la rubia que había cambiado su corazón para siempre.

- ¡Serena! ¡Bombón! ¡Deténte! – Seiya intentó correr a toda velocidad detrás del auto de Serena pero ya no alcanzó a la rubia que se alejaba. - ¡Bombón! ¡Regresa! ¡Yo te amo! ¡Te amo más que mi vida! ¡Vuelve por favor!

Seiya se dejó caer en la acera. Su cerebro todavía no podía procesar la confesión de Serena. ¡Ella lo amaba! ¡Ella, su bombón lo amaba! ¡A pesar de todo lo que le había hecho, Serena le había confesado que lo amaba! Sintió que el aire le faltaba y se llevó las manos al pecho. Sentía que el corazón le ardía. No sabía si porque estaba destrozado o porque estaba lleno de felicidad. Serena lo amaba pero ya no quería verlo. Lo amaba pero se había cansado y hartado de él. Seiya creyó que la cabeza le iba a explotar y gritó a todo pulmón, con todo el dolor de su corazón.

- ¡Serena, te amo, regresa! ¿Por qué no lo entiendes? ¿Por qué no me dejaste decírtelo?

S&S

Serena trató de controlarse. Puso su CD favorito y arregló su maquillaje levemente corrido. Se dirigió directamente a la casa de Michiru Kaioh. Ahora era el turno de confrontar a la prometida de Haruka. Sabía que la actriz amaba a su amigo. Pero tampoco le iba a permitir que se prestara a los jueguitos de coquetería de Seiya Kou. Decidida, llegó y tocó a la puerta. La misma actriz, quien ya la esperaba, fue quien le abrió.

- ¡Serena! Te esperaba más temprano… Mina me dijo que querías hablar conmigo sobre lo publicado en los periódicos…

- Sí, en efecto Michiru… - Serena trató de sonar lo más amable que pudo cuando en realidad tenía ganas de gritarle los celos que la consumían al notar en el cuello el dije de cristal de plata con forma de M.

- ¿Te ofrezco un trago? – ofreció Michiru mientras la invitaba a sentarse en su sala.

- Un café está bien…

- Aquí tienes… bien… quisiera empezar yo si no te molesta…

- Adelante… - Serena arqueó una ceja.

- Bueno… no sé porque esto se salió de control y estas fotos parecen un triángulo amoroso que no existe… - Michiru se veía apenada sinceramente – la verdad es que yo no tengo nada que ver con Seiya…

- Pues esto demuestra lo contrario Michiru… y no creo que esto le agrade a Haruka… - Serena sentenció.

- Haruka sabe que lo amo… - rebatió la actriz con calma.

- Cualquiera duda con una foto como estas…

- Serena… - Michiru intentó un tono conciliador – la razón por la cual Seiya y yo aparecemos juntos afuera de Sunset Gower Studios es porque grabamos una canción para "Una Tierra Apasionante"…

- ¿Qué? – Serena no creyó aquello y casi quiso reírse.

- Es en serio. Te lo juro. Seiya y yo grabamos una canción. Sé por Haruka que no han encontrado la canción principal para la película y tuve la intención de ayudar. Tu bien sabes que toco el violín.

- Pero tú no cantas… - rebatió la rubia.

- Pero Seiya sí… y eso tú sí lo sabes… tu cantaste con él en el rancho, ¿no lo recuerdas? Y él cantó para ti y Haruka "The Blower's Daughter" el día que fuimos a Houston…

Serena cerró los ojos. ¡Cómo olvidar aquella voz tan hermosa que se le había clavado en el alma y que la había hipnotizado! Pero desgraciadamente, Seiya no le había cantado a ella, le cantaba a la mujer que ahora tenía delante.

- ¿Me quieres dar a entender que Seiya y tú compusieron una canción para la película?

- Corrección. Él la compuso.

- ¿Cuándo?

- ¿Recuerdas la fiesta del 4 de Julio?

¡Cómo olvidarlo si el estúpido de Darien Chiba había intentado propasarse con ella y había amanecido en la recámara de Seiya! Y encima de eso, al tratar de arreglar las cosas con Haruka en el hotel, Seiya la había acusado de estar enamorada locamente de su amigo.

- Sí, lo recuerdo.

- Bien, al otro día, Seiya me visitó en mi suite en el Four Seasons. Llegó bastante triste… se veía deprimido. Yo estaba practicando violín y me pidió que tocara. Yo le dije que tocaría si el tocaba algo en el piano de cola que tenía en mi suite. Y estaba tan en su mundo, que de la nada fue como si las palabras brotaran de su boca y corazón y empezó a cantar una canción llena de necesidad y de anhelo. Yo lo acompañé con el violín. Esa canción me hizo pensar en lo que yo quería de Haruka. Y estoy segura que Seiya tocó y compuso esa canción en ese instante para la mujer que lo tenía así…

- Para ti… seguramente… - dijo Serena con amargura.

- No, Serena… te equivocas… - dijo Michiru. – Esa mujer no soy yo. Esa mujer eres tú.

- Michiru… por favor… - Serena se levantó y tomó sus cosas. Pero Michiru la detuvo.

- Serena… escúchame así como yo te escuché cuando no creía que Haruka me quería a mí… Seiya nunca ha estado enamorado de mí… Y la canción que grabamos… esa canción es para ti… Y si no me crees, escúchala. Está en Sunset Gower Studios. Si yo no te convenzo, que te convenza la letra y la música de esa canción. Serena… Seiya te ama a ti.

- Si Seiya me amara… - Serena suspiró profundamente – Si Seiya me amara, el mundo dejaría de tener sentido…y yo sería feliz por primera vez en mi vida… pero no es posible… acabo de hablar con él…

- ¿Y no te dijo nada?

- Le pedí que se fuera… hay muchas cosas que ya no puedo soportar… ¿Entonces, fue por la grabación de la canción principal de la película?

- Sí.

- Muy bien. Es lo que diré en la rueda de prensa. Es todo lo que necesitaba saber… Me retiro Michiru. Gracias.

- ¿No me vas a preguntar el nombre?

- ¿El nombre de qué? – Serena la miró.

- De la canción.

- ¿Cuál es? – Serena no pudo con la curiosidad aunque muy en el fondo, no quería saberlo.

- "Calling all angels".

- Así sabré que decir cuando me pregunten… - Serena se fue y no preguntó más mientras Michiru la observaba irse con tristeza.

S&S

Setsuna supo que su presentimiento de que algo malo pasaría se había cumplido. Sólo oyó los gritos de Seiya desde su alcoba y cómo Serena arrancaba su auto. El portazo que Seiya dio la hizo cerrar los ojos y detestó la idea de haber tenido la razón. Yaten tocó a su puerta.

- Señora… ¿Puedo entrar?

- Creo que ya sé a qué vienes Yaten…

- Señora… - Yaten se tronó los dedos con angustia y se situó delante de la dama – Detesto andar de corre, ve y dile pero todo ha sido un desastre. Si usted hubiese oído la conversación…

- Sólo resumela… - pidió Setsuna.

- Serena no lo dejó hablar. Le exigió que regresara al rancho Kou porque ella ya estaba harta e increíblemente, he de admitir que nunca pensé que fuera a ocurrir eso, Serena le gritó que lo amaba…

- ¿Qué? – Setsuna se levantó y clavó la mirada en Yaten - ¿Cómo, qué, qué hizo Seiya?

- Es que no fue una declaración de amor tierna… Le dijo que lo amaba para que Seiya la dejara en paz porque ella dijo algo parecido como a que pisotearía su corazón para que dejara de latir por él… y pues Seiya enmudeció, igual que usted, igual que yo… - Yaten sea atragantaba con las palabras – y le dijo adiós… y se fue…

- ¡Dios mío! – Setsuna se llevó la mano a la boca. - ¿Por eso los gritos de Seiya en la calle?

- Sí… por eso…

Setsuna se cubrió la cara con las manos. Aquello sí que iba a ser difícil de solucionar. Serena estaba más dolida de lo que ella suponía. Pero algo había que tuviera que detonar aquella ira para que Serena fuera capaz de confesar su amor y pedir paz de esa manera. Y Setsuna levantó la vista.

- ¿Yaten?

- ¿Sí? – El platinado se estaba mordiendo las uñas.

- ¿Qué hizo mi hijo ayer?

- ¿Por qué la pregunta señora?

- Algo tuvo que hacer Seiya para detonar una reacción así en una mujer enamorada. No me cabe duda que Serena ama a mi hijo. Lo sé. Una mujer que revela sus sentimientos de esa manera es porque sin duda ama… Pero para exigir que la persona amada se aleje es porque ha sido herida… - Setsuna miró a los ojos a Yaten y éste la esquivó. – Así que ahora mismo iré a preguntarle a mi hijo que fue lo que hizo…

- Señora… no… ¡no…!

Yaten intentó interponerse pero Setsuna libró el paso y abrió la recámara de Seiya que se hallaba totalmente aturdido y ausente, sentado en el piso, tratando de asimilar lo ocurrido, con lágrimas que amenazaban con escurrir. Setsuna sin dudarlo, cerró la puerta dejando a Yaten afuera. Seiya ni siquiera se dio cuenta. Estaba totalmente ajeno a todo que no fuera lo ocurrido, Serena diciéndole que lo amaba pero exigiéndole que se fuera, con odio y desprecio. Estaba arrinconado como un autómata hasta que Setsuna lo movió y le levantó la voz.

- ¡Seiya! ¡Reacciona!

- Me ama y me odia mamá…

- Ahora mismo me vas a decir que fue lo que hiciste para que Serena saliera de donde estaba escondida… - dijo Setsuna con voz resuelta. – Lo sé todo. Ya sé que Serena te dijo que te ama ¿pero a qué precio lo conseguiste, Seiya? ¿A qué maldito precio? ¿Al precio de que te gritara que no quiere volverte a ver?

- ¡Ya no lo digas! – Seiya estaba desesperado pero no podía pensar en nada que no fueran las palabras de Serena. Entre sus manos tenía el dije de cristal de plata que su bombón le había arrojado a los pies.

- ¿A qué precio lo conseguiste Seiya? – Setsuna insistió.

- Jugué sucio de nuevo… - Seiya confesó. – No soy un hombre de paciencia… y Michiru Kaioh me dio la excusa perfecta… Me pidió que grabásemos una canción para la película… y con toda la alevosía y ventaja, sabiendo que Serena pensaba que yo me interesaba por Michiru, le pregunté a qué horas había más paparazzis para que por fuerza me fotografiaran con ella cuando le entregara un presente que era un encargo… Lo hice para sacarla de su escondite… aunque tuviese que jugar sucio…

Setsuna lo miró, levantó la mano y abofetó a Seiya que no hizo nada para defenderse.

- Te lo mereces. Y no te acabo de abofetear en calidad de tu madre. Si no en calidad de mujer. Seiya… ¿no entiendes? ¿La amas tanto que para recuperarla tienes que lastimarla en lo más hondo?

Seiya no respondió, bajó la mirada y aguantó estoicamente. Setsuna movía la cabeza.

- Mírame, Seiya. – el pelinegro levantó la mirada. – Aún tienes una muy pequeña y remota posibilidad de arreglar esto. Es muy muy pequeña pero si haces las cosas bien y te dejas de tus arranques, puede que todavía esto tenga un final feliz. Piensa en algo, Seiya. Piensa en algo porque de no ser así…

- Ella se irá… - completó Seiya.

- ¡Ubícate hijo! – Setsuna levantó la voz. - ¡Ella ya se fue! Lo único que queda por hacer es que ella te escuche para que no se vaya para siempre…

S&S

Haruka, Michiru y Serena se sentaron frente a la rueda de prensa organizada para esa misma tarde. Mina y Rei se encontraban tras bastidores y Serena, vestida apropiadamente, controlaba las preguntas para la pareja, el filme y la noticia en los periódicos. Serena inició.

- Buenas tardes. Les agradecemos su presencia. Estamos aquí en esta rueda de prensa para aclarar antes que nada la nota que salió en los periódicos esta mañana sobre el presunto triángulo amoroso entre el director Haruka Tenoh, la actriz Michiru Kaioh y el empresario Seiya Kou.

Los reporteros inmediatamente levantaron manos y Serena concedió preguntas.

- Haruka ¿es cierto que tú y Michiru son oficialmente pareja?

- Sí, lo somos… - Haruka respondió y le dio un beso a Michiru que sonrió.

- Michiru ¿cuál es entonces tu relación con Seiya Kou?

- Es estrictamente profesional en el ámbito musical.

- ¿Qué quieren decir con eso?

Serena interrumpió.

- Hemos decidido anunciar en esta rueda de prensa que la canción oficial para la película de "Una Tierra Apasionante" será precisamente interpretada por Seiya Kou en voz y piano y en el violín, interpretada por Michiru Kaioh.

- ¿Quiere decir eso que la foto tomada fuera de Sunset Gower Studios es por la grabación del tema?

- Así es… - contestó Michiru con una sonrisa. – Era una sorpresa para mi prometido Haruka, pero ustedes chicos – dijo guiñándoles un ojo a los reporteros – no me la hacen fácil de ninguna manera…

- ¿Por qué no contratar a un cantante famoso? – preguntó otro reportero.

- No tienen idea de la fabulosa voz y capacidad de composición que tiene Seiya Kou – apoyó Haruka. – He tenido la oportunidad de oír el trabajo que hizo con mi prometida y sencillamente no quiero otra canción para la película. Definitivamente será el sencillo que acompañará a "Una Tierra Apasionante". Así que creo que hemos aclarado que no hay ningún triángulo amoroso.

- ¿Cómo se llamará el sencillo?

- "Calling All Angels" – respondió Serena sin siquiera haberla oído. Los reporteros anotaron frenéticamente.

- ¿Y qué hay del dije que Seiya Kou le colgó al cuello señorita Kaioh?

- Un regalo de buenos amigos. Seiya Kou nos ha felicitado a ambos por nuestras próximas nupcias. – anunció Michiru mientras besaba en la mejilla a Haruka y éste la abrazaba.

- ¿Tendrán una boda fastuosa?

- No. Sólo nuestros familiares y amigos más cercanos.

- ¿Considerarán de nuevo trabajar juntos una vez ya casados?

- Probablemente sea la única manera de continuar nuestras carreras… - dijo Haruka conteniendo las risas. – Quiero tener bien dirigida a mi futura esposa para saber qué ocurre en el set todo el tiempo.

Los reporteros rieron y Serena suspiró. El control de daños estaba hecho.

- ¿Esperan nominaciones al Oscar?

- Primero esperamos el estreno, la aceptación del público y luego esperaremos las nominaciones… - anunció Haruka.

- ¿Cuándo tendremos por fin el estreno de "Una Tierra Apasionante"?

- En dos semanas estaremos estrenando la película… Esperamos contar con su presencia…

- ¿Y el anuncio de su boda?

- Pues ya que estamos anunciando todo… - Haruka se levantó, sacó un estuche de su pantalón, se hincó delante de Michiru que no comprendía nada y un montón de flashes empezaron a dejar ciega a Serena que observaba todo y Mina y Rei, emocionadas, querían salir detrás de bambalinas para ver el momento. Haruka miró a Michiru que lo veía emocionada y habló. – Michiru… dueña de mi vida, de mi corazón y de mi alma… ¿te casarías conmigo en tres semanas? Porque ya no puede pasar mi corazón y mi cuerpo un mes más sin ti… ¿Querrías ser mi esposa?

Los reporteros empezaron a tomar notas, a grabar con cámaras, celulares aquel momento mientras gruesas lágrimas de felicidad caían del rostro de Michiru quien emocionada, se levantó, abrazó a Haruka y gritó:

- ¡Sí, sí! ¡Mil veces sí!

Serena se limpió las lágrimas y tomó el micrófono.

- Señoras y señores… les presento a los futuros Señor y Señora Tenoh. Y creo que por mucho, ha sido la mejor rueda de prensa que todos hemos tenido…

Un rotundo aplauso surgió mientras Haruka levantaba a Michiru en brazos y Serena no pudo evitar pensar que le hubiese gustado que su historia de amor hubiese terminado de esa manera…

- Seiya…