Era media noche y el principe diamante aun no dejaba de pensar en ella… la misma mirada… definitivamente era ella pero… ¿Cómo lograría que ella se enamorara de él? Ella pertenecia a la luna blanca… él a la luna negra… ella ya estaba casada en el futuro, pero en el pasado aun no… ¡Eso era! ¡Tenía que viajar al pasado para poder volver a verla! Diamante se levantó de su cama… era una brillante idea, si bien, ellos ya habian empezado a invadir el pasado, claro, sin mucho éxito pero hacian lo que podían, ya que Sailor Moon, su princesa aun era una adolescente ahí… y lo mejor era que no estaba casada… sin embargo… él no queria el amor de ella a la fuerza… queria que ella se enamorara de él y que nada fuera a la fuerza… Decidió llamar a Zafiro, quien se presento ante Diamante…

-¿Dime hermano?

-Iremos al pasado-Dijo Diamante seriamente

-Pero…-Dijo Zafiro nuevamente-¿No es arriesgado? Puede que sucedan cambios en esta era…-Dijo Zafiro seriamente-Las sailors…

-… no pueden hacer nada en el futuro si cambiamos su pasado. Iremos a cambiar el pasado-Dijo Diamante mientras cerraba el puño sin poder contener más las ganas de decirle a Zafiro que no dijera tonterias

Pero esta vez sería diferente, esta vez Diamante ya habia investigado el pasado de la Neo Reyna, sabía que le Rey Endimyon era Mamoru Chiba y sabía que Chibiusa era la hija de ambos… pero esta información solamente la sabía él, nadie (ni el Gran Sabio) sabían todo esto…

-Está bien-Asintió Zafiro quien ya se habia dado cuenta de ello y decidió aceptar más por obligación que por gusto

Si bien, Diamante ya había dejado ir a Usagi… le dolió mucho el saber que aquella chica no le correspondia y que ademas ya tenía novio… sin embargo, Diamante aun no perdia la esperanza, él no era malo, simplemente tenían diferente forma de pensar… tambien recordaba que, cuando la rapto, la forma de pedirle que fuera su novia no era la correcta… y tenia que pedir perdón por ello… estaba arrepentido y haria todo lo que fuera por ella… incluso detener aquella invasión…

Y sin que el Gran Sabio se enterara (ni siquiera la encimosa de Emeroude) dejó a cargo a Zafiro siempre y cuando éste ultimo guiara la nave de Diamante al pasado, asi Diamante viajó por el tiempo y el espacio hasta donde ella se encontraba…

Ya eran las 6 pm y el sol se ponia a lo lejos… ese dia todas las sailors descansaba, la verdad era uno de esos dias donde todo estaba tranquilo (incluso los "malos" tambien descansaron) Usagi se encontraba en el parque… se hallaba triste ya que Mamoru en esos momentos atendia a Chibiusa… recordaba perfectamente todas las atenciones que él le brindaba a la pequeña… y recordaba aun el rostro de la pequeña al momento de decirle que no dormiria más con ella, sino con Mamoru… en pocas palabras y sin que Mamoru se diera cuenta, estaba descuidando a Usagi quien se sentia sola… decidió no decir nada a las chicas, no queria preocupar a nadie y menos a las chicas que ya tenian muchos problemas intentando descubrir cómo derrotar a la luna negra… y Luna se encontraba con Artemis…

-¡Que envidia!-Dijo Usagi en voz alta-¡Hasta Luna tenía quien se preocupara por ella!

Con un gran suspiro, se levantó de la banca y caminó hacia su casa…

Al día siguiente, cuando todas las chicas iban hacia la escuela, Usagi se hallaba pensativa… realmente le preocupaba que Chibiusa fuera así… y que Mamoru no se diera cuenta de ello…

-¿Es que acaso estaba ciego?-Se preguntaba Usagi, iba tan ensimismada en sus pensamientos, que no se dio cuenta cuando un chico alto, de cabello lilas y piel clara tropezó con ella tirandole todos su libros

-Perdona-Dijo el joven, mientras él se inclinaba a recoger los libros de ella, todas las chicas quisieron ayudar

-No hay problema-Dijo Usagi-Ya las alcanzaré-Ella tambien se inclinó

Todas decidieron dejar a Usagi

-Disculpa-Dijo el joven-Soy nuevo aquí y me he perdido…-Dijo él mientras miraba a Usagi fijamente-¿Podrías decirme dónde queda este salón?-Dijo mientras le mostraba un papel con algo anotado

-Mmmmh, sí-Dijo Usagi-¡Oye, pero si es mi salón de clases! Te llevaré-Dijo ella con una sonrisa

El joven sonrió y cargó con los libros de Usagi, quien lo guió hasta el salón, todas las chicas voltearon cuando vieron que iba acompañada de aquel joven. Minako fue la primera en acercarse y en secreto habló con Usagi

-¿Y quien es ese chico tan guapo?

-Es nuestro nuevo compañero de clases-Dijo Usagi

-Oye… esteee… ¡Te voy a mostrar la escuela!-Dijo Mina al joven

-Gracias-Dijo él seriamente-Pero prefiero que Usagi me muestre toda la escuela…

Mina volteó a ver a Usagi sorprendida… Usagi le devolvió la misma mirada… ¿Qué esta sucediendo?

El profesor llegó y toda la clase ocupó sus lugares

-Quiero presentarles a un nuevo estudiante, se llama Dan Black es japones, pero vivió 6 años en E.U

Efectivamente ¡No era otro más que el principe Diamante! Sólo que esta vez pensaba conseguir a Usagi por otros métodos…

Así fue como Diamante se infiltró en la vida de las sailors, malignas iban y venían, y poco podían descubrir las sailors aun… y mientras, los celos que sentía Usagi por Chibiusa se quedaban en su corazón, puesto que no queria causar problemas a sus amigas… poco a poco, Diamante fue haciendose amigo de Usagi, siempre preocupado por ella, descubrió la verdadera personalidad de ella (de hecho él la investigó en el futuro, para saber el pasado de Usagi, descubriendo así que ella había usado una doble personalidad siendo Usagi Tsukino y Sailor Moon al mismo tiempo) y no solamente eso, sino que cada vez que veía a Usagi, su amor crecía más y más…

Una semana despues de la llegada de Diamante, Usagi se hallaba sola en el jardín de la escuela, pensando sobre todo lo que había pasado últimamente (había tenido una leve discusión con Mamoru sobre Chibiusa)

Inicio del Flashback

-¡Por favor Chibiusa!¡Puedes confiar en nosotros! ¡Si no nos dices que fue lo que pasó, no podremos ayudarte!-Dijo Usagi

-….-Chibiusa permaneció en silencio… asustada…

-¡Por favor Usagi! ¡No quieras insistir! Sólo es una niña…-Dijo Mamoru

-¡Pero…! ¿¡Cómo quieres que la podamos ayudar si no nos dice nada!?-Dijo Usagi desesperada y triste

-…-Chibiusa seguía en silencio

-¡Por favor Chibiusa!-Dijo ella

Chibiusa comenzó a llorar-Mamo-chan…-Dijo Chibiusa entre sollozos

-¡Ya basta!-Dijo Usagi desesperada mientras salía de la habitación

Mamoru no pudo alcanzarla, era más que obvio que Mamoru apoyaba mucho a Chibiusa y que ella no contaba con el apoyo del que era supuestamente su novio… la situación estaba tensa… y difícil…

Fin del flashback

Usagi se encontraba al borde el llanto, de hecho, una lágrima cristalina rodó por su rostro… no, no podía llorar delante de las chicas…

-¿Por qué tan sola?-Una voz masculina sorprendió a la triste Usagi quien rápidamente limpió su rostro

-¡Dan!-Dijo ella

Diamante se sentó a su lado… en ese momento le daban ganas de abrazarla… de quitarle esa tristeza de su rostro…

-Es que…-Dijo ella

-¿Algún problema sentimental?-Dijo él

-N…no-Dijo ella-Es que…

-No me digas que los dos se enojaron-Dijo Diamante friamente, quien sabía de la existencia de Mamoru, por medio de Usagi

-Es que… bueno… eso creo-Dijo ella nuevamente

-"Principe Endimion, pagarás con sangre cada lágrima que Serenity derrame por ti"-Dijo para sí el joven principe

-No te preocupes-Dijo él rodeando a Usagi

-Es que...-Dijo ella nuevamente

Diamante la abrazó… Usagi se soltó a llorar…

Al salir de la escuela Usagi aun se sentia triste, preocupada… las chicas ya se habian ido a sus respectivos clubes y no habia nadie que la acompañara, Diamante se ofreció…

-Yo no tengo nada que hacer, es más, voy a comprar algunas cosas…

-Gracias, Dan-Dijo ella

Ambos caminaron hacia el centro de la ciudad, la casa de Usagi quedaba pasando el centro de la ciudad, asi que Usagi decidió acompañar a Diamante, de repente pasaron por una tienda de novias… hermosos vestidos lucian en el aparador de aquella tienda, Usagi los miró fijamente…

-Hermosos ¿verdad?-Dijo él mientras ponía su mano en el hombro de ella

-Así es…-Dijo Usagi

Ambos chicos siguieron caminando, Diamante se detuvo en una tienda de helados…

-¿Qué es eso?-Dijo al ver la vistosa tienda

-Helados-Dijo Usagi-¿Es que acaso nunca has probado un helado, Dan?

-Eh… pues…-Dijo Diamante apresuradamente-N…no… no...

-¡Son muy ricos!-Dijo Usagi

-Entonces yo invito-Dijo Diamante al momento que tomaba de la mano a Usagi y le sonreía… en ese momento al ver a "Dan" por la espalda, a Usagi se le hizo conocido…

-¿¡Diamante!?-Se detuvo en seco-"Es imposible que Diamante esté aquí…"-Pensó

-¿Sucede algo Usagi?

-Es que… de repente te pareciste a alguien-Dijo ella-Pero no es nada

Ambos entraron y compraron helados… Usagi lo miraba fijamente, pero esa sensación que habia tenido desaparecio por completo…

-"Estoy tan nerviosa que ya hasta me imagino cosas"-Pensó mientras tomaba el helado

Cuando ambos se disponian a salir de la tienda, escuchó una voz conocida…

-Mamo-chan ¿Puedo pedir de todos los sabores?

¡Eran Chibiusa y Mamoru!

Usagi volteó, Diamante se dio cuenta de ello y tambien volteó… Mamoru, Chibiusa, Usagi y Diamante quedaron frente a frente…

-"¿Desde cuando Mamoru traía a Chibiusa al centro a comer helado?"

-Usa-Sólo acertó a decir Mamoru y vio a Diamante…

Se creó una atmosfera de tensión… Diamante veía a Mamoru y viceversa…

-Mamo-chan-Dijo Usagi-Te presento a Dan, un compañero de escuela, es nuevo, Dan, te presento a Mamoru, mi novio-Dijo nuevamente

-Mucho gusto-Dijeron ambos

-¿Es tu hija?-Dijo a Mamoru mientras veía a Chibiusa

Mamoru vio a Chibiusa y a Usagi… quien se apresuró a contestar

-No, es mi hermana menor-Dijo ella

-Vaya, pues el parecido es sorprendente… -Dijo Diamante

Chibiusa se suelta de la mano de Mamoru y corre hacia unas mesitas que se hallaban en el local

-Voy con Chibiusa, Usagi, tengo que irme, te veo despues-Dice Mamoru mientras camina hacia el aparador para ordenar los helados

-Está bien-Dice Usagi mientras Diamante observa la escena sin entender muy bien la relacion entre Chibiusa, Usagi y Mamoru… y mucho menos la atención que éste ultimo le da a esa niña.

Usagi se sentia frustrada… ¡Sin querer Chibiusa le estaba quitando la atención nuevamente de Mamoru y ella no podia evitarlo! ¿Cómo decirle a Mamoru que la pequeña niña estaba enamorada de él?

Usagi dio un gran suspiro, siguió caminando al lado de Diamante, de repente, el joven se detuvo en seco…

-¿Sucede algo?-Dijo ella

-Siente el viento-Dijo Diamante

Ambos se detuvieron y una brisa acarició los rostros de ella y de él

-¡Que bien se siente!-Dijo ella

-¿Verdad?

-Sí-Dijo ella con una sonrisa

Sorpresivamente Diamante la tomó de la mano

-¡Ven!-Le dijo mientras ambos corrian por las calles de Tokio

De repente una pequeña lluvia apareció mojándolos a los dos… ambos se detuvieron debajo de un arbol, en un parque no muy lejos de la casa de él

-¿Qué fue toda esa carrera que hicimos?-Dijo ella

-Sólo era para que te pusieras feliz-Dijo él-Noté que tu rostro se puso serio cuando salimos de la tienda de helados

Usagi no queria decirle todos los problemas que arrastraba con Mamoru y Chibiusa

Ambos sonrieron, de repente, Diamante la abraza sorpresivamente… ella se queda perpleja… pero al mismo tiempo confundida…

Ya había pasado un mes desde que Diamante se había infiltrado entre las Sailors… si bien, el plan inicial no habia cambiado en nada… un dia de tantos, en los que Usagi podia platicar con Mamoru…

-¡Hola Mamo-chan!-Dijo ella mientras besaba el rostro de Mamoru tiernamente, a lo que él sonreía y miraba a Usagi

-Hola Usa, ¿Cansada?-Dijo él mientras veia que ella se sentaba en el sillón de su recibidor

-Un poco, las materias en la escuela se ponen cada vez más difíciles pero hago todo lo que puedo

-¿Ha dicho algo Chibiusa?-Dijo ella mientras veía el atardecer

-No, nada, está muy asustada como para hablar del tema-Dijo Mamoru mientras se sentaba a un lado de Usagi

Ella lo miró… ambos se miraron tiernamente

-Usa-Dijo Mamoru mientras tomaba del mentón a Usagi

Y justo cuando un romántico beso estaba a punto de suceder…

-Mamo-chan, no puedo conciliar el sueño-Dijo una vocecita detrás de ellos

¡Era Chibiusa que en el momento menos oportuno hizo acto de aparición!

Mamoru se levantó y suspiró…

-Lo siento Usa, ya será en otra ocasión…-Dijo mientas caminaba hacia la habitación contigua…

Usagi asintió… sin embargo se dio cuenta de la sonrisita de Chibiusa ¿¡Acaso la estaba retando!? Mamoru tomó a la niña de la mano y ambos se dirigieron hacia la cama… ¡Pobre Usagi! ¿Qué podía hacer? ¡Esta niña le habia declarado la guerra abiertamente! Se levantó y… bueno… tuvo que despedirse de Mamoru

-Tengo que irme Mamo-chan-Dijo ella, una lagrima corría por su rostro

-Sí-Dijo él-Nos veremos despues

Para cuando Mamoru terminó esta frase, Usagi ya habia salido del departamento de él… ya afuera, se soltó en llanto ¿Qué habia hecho ella para merecer eso? Ella amaba profundamente a Mamoru y no iba a permitir que una niña como Chibiusa se lo quitara… caminó por las calles sin rumbo fijo… la lluvia caia en el rostro de ella confundiendose con las lágrimas… hasta que un paraguas la cubrió…

-Es demasiado arriesgado que estés aquí…-Una voz muy varonil se dejó escuchar

-¡Dan!-Dijo ella al ver al joven de cabellos plateados y diciendo esto, lo abrazó… cosa que sorprendió mucho a Diamante

-¿Sucede algo?-Dijo él en torno fraternal-Ven, mejor vamos a mi casa… aquí llueve mucho y necesitas que te cambien esas ropas mojadas o podrias enfermar…

Así fue como Usagi conoció la casa de Diamante, era muy acogedor… y parecia un palacio… tenia muchas cosas antiguas…

Usagi sintió confianza y le contó lo sucedido con Mamoru (claro, omitiendo que Chibiusa era hija de ambos en el futuro)

-Pues debe de ser un idiota si no se da cuenta de que tiene alguien muy valioso a su lado-Dijo Diamante molesto…-Yo que él te cuidaria más-Dijo él mientras le servía una taza de té

-¡No es cierto!-Dijo Usagi quien usaba un hermoso vestido que Diamante le habia proporcionado y que éste a propósito habia comprado para ella en el momento en el que Usagi se enamorara de él (aunque Diamante aun no lograba su propósito)

-Mamo-chan debe cuidar de ella porque mi madre se lo ha pedido mientras él pueda…-Dijo Usagi con una lagrima en el rostro

-¡Pero Usa, te estás lastimando!-Dijo Diamante mientras se ponia casi de rodillas frente a ella, mientras tomaba el mentón de ella entre sus manos y la veía fijamente… Usagi se dio cuenta de ello… a Diamante no le importaba, se podía ver en el rostro de él un sentimiento muy puro… algo que Usagi tambien notó: amor

Diamante se acercó aun más a Usagi, queria besarla, sin embargo, ella puso su dedo indice entre los labios de él…

-Lo siento Dan, pero no puedo corresponderte… yo…

-Sí-Dijo él-Se que amas profundamente a Mamoru, pero a mi no me importa… por ti daría mi vida-Dijo él mientras besaba galantemente la mano de ella-No me importa esperar una eternidad-Dijo nuevamente mientras se levantaba-Quiero entonces que seamos muy buenos amigos-Dijo él mientras extendia su mano para estrechar la de Usagi, quien aceptó

Ambos sonrieron… era el inicio de una amistad entre la luz y la sombra… transcurrió el tiempo muy rápido…

-¡Mira lo hora que es!-Dijo Usagi mientras veía su reloj, eran los 10 pm-¡Mi mamá me va a matar!-Dijo mientras se ponía de pie, Dan, muchas gracias por todo, pero me tengo que ir

-Te llevo-Dijo Diamante mientras se apresuraba a abrir la puerta y conducirla al coche de él

-Muchas gracias-Dijo ella mientras subía al auto

Diamante condujo hasta la casa de ella

-¡Ya llegué mamá!-Dijo Usagi al momento de entrar-Pasa Dan

Ambos entraron, la madre de Usagi habló desde la cocina

-¡Que bueno que ya llegaste! Ya empezaba a preocuparme por ti, hija! Pero si… ¡Oh!-Dijo mamá Ikuko mientras veía que Diamante se despedía de Usagi en el recibidor

-¡Pero pasa!-Le dijo a Diamante-

-Mamá, él es un amigo, se llama Dan, Dan ella es mi madre, se llama Ikuko

-¡Mucho gusto Dan!¡Nos gustaria que te quedaras a cenar con nosotros!

-Para mi sería un placer-Dijo mientras hacia una reverencia que hizo que la madre de Usagi se sonrojara y Usagi se le acelerara el corazón

La cena fue muy amena, los padres de Usagi tuvieron mucho que conversar con Diamante, ya que este les contaba "sobre el tiempo que vivió en E.U" , al terminar la cena, Diamante se ofreció a ayudar a Usagi y a su madre

-¡Es un buen chico!-Dijo Ikuko al oido de su hija, mientras Usagi sonreía tristemente y algo sonrojada, recordaba la vez en que Mamoru había ido a su casa… pero en ese entonces Chibiusa aun no aparecía y mucho menos le quitaba la atención de Mamoru de esa forma…

Así pasaron los días, y Diamante ya se había ganado la confianza de Usagi, por su lado, las chicas estaban preocupadas: la pareja que siempre habian formado Usagi y Mamoru se estaba rompiendo… un día, cuando Usagi y las chicas pudieron hablar a solas, ellas aprovecharon para hablar del tema

-Tenemos que hablar contigo, Usagi-Dijo Rei

-Diganme, chicas

-Tal vez nos estamos metiendo donde nadie nos llama-Dijo Mina

-Pero estamos preocupadas por ti y por Mamoru-Dijo Makoto

-¿Algo a sucedido?-Dijo Amy

-Usagi, creo que esto está llegando muy lejos, hemos visto cómo Dan se te acerca-Dijo nuevamente Rei

-Chicas…-Dijo mientras se soltaba en llanto

Todas corrieron a su lado…

-Entendemos que es difícil cuidar de Chibiusa-Dijo Amy

-¡Nosotras te echaremos la mano!-Dijo Makoto

-¡Te ayudaremos! ¡Deja esto en manos de la gran Minako!

-Chicas… muchas gracias-Dijo Usagi mientas enjugaba sus lágrimas

Esa tarde, las chicas se pusieron de acuerdo, fueron a casa de Diamante y hablaron con él

-Pasen-Dijo mientras las conducia a su recibidor

Diamante trajo varias tazas de té… todos se sentaron a platicar

-Queremos hablar contigo, tal vez es algo que no nos importe, pero no estamos de acuerdo en que te acerques tanto a Usagi-Dijo Rei

-Yo solo quiero ayudar-Dijo Dan-De verdad, la amo, pero se que mi amor no es correspondido… si ella nunca se enamora de mi, yo siempre la amaré… y seré feliz si ella lo es…

Rei suspiró…

-Entonces pongámonos de acuerdo-Le dijo a Diamante

-Sí-Dijo él

Asi fue como arreglaron todo

-Amy, tu le hablas a Mamoru y le dices que si puedes verlo en este restaurante-Dijo Rei mientras le daba una hoja con el nombre del mismo-Dan fue muy amable en ayudarnos con esto

-¡Si!-Dijo Amy mientras llamaba por el telefono de Diamante a Mamoru

-Makoto, llama a Usagi, dile que la estamos buscando, dale la direccion tambien…

En un minuto, todos se movilizaron, y asi, esa noche, Mamoru y Usagi decidirian el futuro…

Mamoru se hallaba parado en la entrada del restaurante, eran las 9:00 pm en punto… hace media hora que Amy debería estar ahí… miró su reloj de reojo y ya se habia resignado

-"Que raro"-Pensó-"Amy no es impuntual… pero… ¿Para que quiere verme en un lugar como este?"

Estaba a punto de irse cuando…

-¡Mamoru!-Dijo Usagi-¿Esperando a alguien?-Dijo ella nuevamente

-Pues si… Amy… -Y suspiró, entonces comprendio todo…

-Mako me dijo que tenia que venir… que era importante… pero no la veo…

-Es que ellas no vendrán-Dijo Mamoru-Ellas querian que tu y yo nos encontráramos-Dijo él con seriedad

-Ah, ya veo-Dijo ella mientras volteaba a ver al restaurante, de repente, un mesero se acercó

-¿Ustedes son Usagi Tsukino y Mamoru Chiba?-Dijo el mesero-Pasen por favor

Ambos entraron sorprendidos, ni Mamoru ni Usagi sabían bien lo que pasaba, pero sabian que las chicas habian intervenido…

La cena fue exquisita…

-Todo está delicioso-Dijo Usagi

-Es cierto-Dijo Mamoru-Esta comida es exquisita-Dijo Mamoru

-Mamo-chan, yo…-Dijo Usagi-Yo… me he dado cuenta de algo… siento que nuestra relacion no es como antes-Dijo ella

-Usa-Dijo él-Yo siempre te amaré, aun asi pasen años, siglos, mi corazon te pertenece-Le dijo Mamoru mientras acariciaba el rostro de Usagi, en ese momento, él se acerca a ella… un tierno beso está a punto de darle… sin embargo… ¡Piiiip! El celular de Mamoru suena

-Permiteme-Dice él mientras deja a Usagi

-¿Bueno? ¿Chibiusa?

El rostro de Usagi se pone triste

-Sí, ya voy para alla, tranquila, que ya voy en camino-Mientras cuelga el telefono

-Lo siento Usa, tengo que irme… Chibiusa me necesita…-Se levanta de la mesa y dandole un beso en la mejilla a Usagi se despide

Ella se queda sentada… sin decir nada… se ha quedado totalmente en blanco… lentamente se levanta de la mesa… ¡Otra vez Chibiusa lo había arruinado todo! Ya no sabia qué hacer… y como la cena ya estaba pagada, salió del restaurante sin decir nada… al llegar a la calle caminó y caminó… y sin pensarlo, llegó a casa de Makoto, tocó la puerta…

-¡Pero Usagi! ¿Es que ha pasado algo?

Usagi asintió con la cabeza

-¿Ha sido Mamoru?

Usagi asintió nuevamente

-¡Pero pasa!

Usagi le contó todo… en un mar de lágrimas, Makoto la consoló

-Mako ¿Puedo quedarme esta noche a dormir contigo?

-Sí-Dijo ella

Usagi tomó el teléfono

-Si, mamá, me quedaré a dormir con Mako-Dijo Usagi

Descolgó el telefono…

Desde ese día, Usagi lucía deprimida… Mamoru no la buscaba como antes…las cosas iban mal… las demás chicas decidieron no meterse más… era obvio que para Mamoru primero estaba Chibiusa…a las chicas les dolía ver la situacion de Usagi, Diamante, ya no hizo intentos por conquistarla, sin embargo, siempre estaba ahí, escuchando a Usagi… quien empezaba a sentir algo por este joven…

Durante esos días, en el futuro, Emeroude buscaba al principe Diamante, sin éxito alguno, parecia que la tierra se lo habia tragado…

-¿Dónde estará el principe Diamante? Quisiera estrecharlo entre mis brazos… -Decia Emeroude al parecer ella tambien estaba enamorada de Diamante, pero este ultimo no la amaba

-Probablemente regresó al planeta Nemesis-Dijo el Gran Sabio pero habia algo que le decia que no era asi… los planes del Gran Sabio nadie los sabia a ciencia cierta… habia aparecido ahí… pero nadie sabia cual era su verdadera procedencia…

-Envien ataques consecutivos al pasado, veremos qué sucede-Dijo el Gran Sabio-Emeroude, tu comandarás el ataque, ya sabes qué hacer

-Sí, Gran Sabio-Dijo la joven mientras viajaba al pasado

Emeroude paseaba por las calles de Tokio nuevamente, ya habia viajado al pasado antes, pero habia regresado al futuro cuando su amado Diamante habia desaparecido misteriosamente, nadie sabía dónde estaba… De repente, vio varias parejas… ¡Cómo le gustaria estar asi con Diamante! Pero aun no se sabia nada de él, ni de Zafiro… de repente, a lo lejos, vio un joven…

-¡Si, era… él…! ¡Diamante!-Repentinamente desapareció del lugar donde estaba y aparecio enfrente del joven…

-¡Principe Diamante-Dijo al joven mientras corría a sus brazos…

El joven un poco sorprendido contestó

-Lo… lo siento… pero me confunde…

Cuando Emeroude alzo la mirada, descubrió a un joven de piel clara, de cabello plateado… sin duda alguna se parecia en algo, la unica diferencia era aquella luna negra que Diamante siempre usaba… y el traje, ya que este joven utilizaba ropas escolares…

-"El principe Diamante nunca se pondria ese tipo de ropa"-Pensó Emeroude

-Discula, niñito-Dijo la joven arrogantemente-Yo busco a alquien más apuesto que tu-Y diciendo esto se alejó… aquel joven volteó a verla mientras desaparecia entre la gente

-"Este disfraz es muy efectivo"-Se dijo para sí el joven… ¡Precisamente el mismisimo Diamante habia logrado burlar a Emeroude!

Durante esos días, los ataques de las malignas se acrecentaron, si antes era uno por semana, casi se habian quintuplicado… y… bueno, durante el primero de esos ataques, algo raro sucedió…

Todas las chicas peleaban valientemente, habian intentado atacar a Chibiusa (Porque la muy descuidada se dio a notar) Mamoru corrió en su auxilio y bueno… logró distraer a la maligna por un rato, hasta que las chicas llegaron… sin duda alguna esta maligna no era como las que habian combatido semanas atrás… tenían mas fuerza y eran más astutas… Mamoru estaba atado y las demás Sailors habian caido, sólo Usagi se hallaba de pie, Chibiusa lloraba y la maligna tenia las de ganar…

-¡Ahora sí llegó la hora de eliminarte!-Le dijo la maligna a Usagi quien luchaba por quedar de pie… Inesperadamente la maligna la condujo hacia una trampa y… Usagi se hallaba atada de manos y pies… el tiro de gracia estaba a punto de darlo la maligna…

-¿¡Qué demo…!?-Dijo la maligna

Una rosa negra cayó entre la maligna y Sailor Moon lastimando a la maligna… todos voltearon en la direccion de donde habia provenido esa rosa… sólo se pudo ver una sombra negra… y nada más…

Ese descuido fue utilizado por Usagi para librarse de las ataduras… y darle fin a aquella maligna… Emeroude se retiró no sin antes amenazar como siempre lo hacía…

Desde ese día, las rescatadas que Mamoru había hecho tradicionalmente, pasaron a segundo plano, ya que aquella sombra con sus rosas negras siempre llegaba en el momento para salvar a Usagi, las Sailors no tenian ni la mas minima idea sobre el anonimo salvador y Mamoru ya no aparecía tanto… Usagi se daba cuenta de ello… de hecho Mamoru se dedicaba 100% a Chibiusa… Usagi ya habia hecho todo lo posible porque tambien le brinadara tiempo a ella, pero parecia que Mamoru la ignoraba aun más… sin embargo, habia alguien por quien el corazón de Usagi empezaba a latir… era Dan… un buen día, Usagi se hallaba en la entrada del departamento de Mamoru… tocó la puerta decidida…

-Hola-Dijo él

-Hola, Mamoru-Dijo ella seriamente-Quiero hablar contigo

-Adelante-Dijo él mientras pasaban al recibidor

Sin más preámbulos, Usagi empezó a hablar

-Ultimamente no nos hemos visto

-Es cierto, entre la universidad y Chibiusa ya no nos hemos visto

-Ya no tenemos tiempo para nosotros mismos… ¿Podrías…? ¿Podrías acompañarme a este lugar?-Dijo Usagi mientras le mostraba a Mamoru una hoja con el nombre de un parque de diversiones-Así podremos desestresarnos

Mamoru suspiró…

-Bien-Dijo el

-Solos tu y yo…-Dijo Usagi

-… y Chibiusa-Dijo Mamoru

-Pero… ¡Quiero compartir contigo tiempo a solas! ¡No hemos podido estar a solas hace meses!

-Pero no puedo dejarla sola, es una niña

-¡Pero Mako, Mina, Rei o Amy pueden cuidarla por unas horas…!

Mamoru se quedó callado… ¿Qué demonios estaba sucediendo? Usagi se quedó callada, entendía perfectamente…

-Ya entendí… ¡Quieres más a Chibiusa que a mi! ¿¡Por qué no me lo dijiste!?

Mamoru guardó silencio… y despues respondió…

-Por el bien de Chibiusa, lo mejor será que terminemos… no puedo hacerme cargo de ambas…

Los ojos de Usagi empezaron a empañarse… y sin decir más salió del departamento de Mamoru hecha un mar de lágrimas… empezaba a llover… ¡Ahora si lo habia perdido todo! Camino por las calles de Tokio sin rumbo fijo… sin darse cuenta, llegó a un parque donde habia muchas parejas… no podía soportarlo… era demasiado para ella… el amor de toda su vida… y su propia hija se habian enamorado… y al parecer era algo serio… no, simplemente no lo podia creer ¿Es que ya habia perdido la batalla? Recodaba con tristeza todas las hermosas promesas que ambos se habían hecho… todo lo que habia hecho ella en el pasado… las duras batallas… no queria saber nada en ese momento… siguió corriendo Y sin darse cuentas, llegó hasta la casa del principe Diamante…

-¿Usagi? ¿Qué te ha pasado?-Dijo Diamante preocupado

Ella simplemente corrió a sus brazos y se hundió en el llanto más largo que se pudo haber visto… lo más raro es que en los brazos de Dan empezaba a sentirse segura…

-Es que… Mamoru y yo… hemos terminado…

La cara de Diamante era alegria y tristeza… no le gustaba ver a su amada sufrir por alguien que no valia la pena, pero al mismo tiempo, le daba una posibilidad a él de conquistarla… la metió a su casa y sacó una toalla y ropas secas

-Cambiate, o te resfriarás y no quiero que te pase eso-Dijo Diamante

Mientras ella se cambiaba y se secaba, Diamante llamó a Rei

-Usagi está en mi casa… no se siente bien… al parecer tuvo una pelea con Mamoru y fue serio… sí…sí, me dijo que habia terminado con él definitivamente… ¿Puedes decirles a las demás chicas que está segura conmigo? Por favor, yo llamare a su casa y explicaré casi todo… no… no te preocupes… aquí estará bien...

Diamante colgó… y telefoneó a la casa de Usagi

-Sí, no se preocupe, su hija está bien… es sólo que tenemos un examen mañana y tenemos que estudiar, aquí estan sus amigas tambien-Una mentira piadosa-Cualquier cosa aquí estaremos-Dijo Diamante nuevamente

Y colgó, mientras Usagi bajaba con un hermoso vestido de color blanco… Diamante se quedó boquiabierto… extendió la mano y la ayudó a bajar el resto de escaleras…

-Esta noche te quedarás aquí…-Dijo Diamante-No puedes salir con esta lluvia, es muy peligroso-Dijo y sorpresivamente un sonoro trueno y un gran rayo aparecieron en el ventanal… lo que hizo que Usagi se asustara y abrazara a Diamante, quien tiernamente sonrió y la abrazó… cuando Usagi se dio cuenta de ello se sonrojó ¿Qué le estaba pasando? ¿Porqué con Dan?

-Será mejor que descanses-Dijo Diamante mientras la conducia a su habitación

-Está bien-Dijo ella en tono triste

-Entiendo cómo te sientes-Dijo él

La condujo a una habitación hermosamente decorada, Usagi entró y Diamante se despidió de ella

-Que descanses

-Igualmente-Dijo ella mientras cerraba la puerta

Ya enfundada en una bonita bata de dormir y en su cama, Usagi lloró hasta el cansacio, al día siguiente…

Usagi ya se hallaba levantada, miraba aquella hermosa vista desde su habitación… tenía los ojos un poco hinchados, los rayos de luz atravezaban el gran ventanal e iluminaban el rostro de ella, un toquido la sacó de sus pensamientos…

-Adelante-Dijo ella

Diamante aparecio con una bandeja de plata…

-No tenias de qué molestarte-Dijo ella mientras tomaba la bandeja de plata, pero Diamante no la dejó…

-Permiteme, eres mi invitada y mientras lo seas, no vas a hacer nada-Dijo él poniendo la bandeja en una mesita

-Dan… ¿Me acompañarías mientras desayuno?-Dijo ella

-¡Por supuesto que si!-Dijo el joven mientras se sentaba en un sillón que estaba ahí

Mientras Usagi comía, un silencio sepulcral apareció… ella notó la mirada que Diamante le hacia, pero si bien, ella no podía corresponder… ella amaba a Mamoru, aun si este ultimo no le correspondiera… era su destino… pero ese silencio tambien era incómodo…

-Debe ser muy difícil vivir solo-Dijo Usagi a Diamante

-No, la verdad es que no, cuando uno se acostumbra a la soledad, no-Dijo Diamante mientras se levantaba e iba al ventanal-¿Te acostumbrarias a vivir sola?-Le preguntó Diamante a ella

-No, porque tengo amigos que se preocupan por mi-Dijo ella nuevamente

-Entiendo-Dijo él

Usa se levantó y fue hacia donde Diamante se encontraba

-Pero ya no vivirás solo-Dijo ella mientras ponia una mano suya en el hombro de él… rápidamente él tomó la mano de ella…-En mí tienes una amiga-Y mientras decía esto, Diamante le acariciaba tiernamente su mano

-Usa-Dijo él-Ya no quiero estar solo, quiero compartir mi vida con alguien más-Dijo mientras acariciaba el rostro de Usagi quien simplemente cerró sus ojos

-Dan… yo…-Dijo ella

-Ya lo se, aun amas a Mamoru

Usagi asintió, si bien, Mamoru claramente le habia dicho que ya no la amaba… Usagi se acordó de esas palabras… realmente le dolían y una lagrima rodó por su rostro

-No llores más-Dijo mientras Diamante recogia esa lagrima

Usagi abrazó nuevamente a Diamante y se hundió en lágrimas, y él simplemente acarició el cabello de Usagi, al atardecer, todas las chicas se hallaban ahí, en casa de Dan, todas preocupadas por ella

-En serio que no es nada-Dijo ella

-¡No es cierto!-Dijo Mina-¿Intentaron arreglarlo?

-Intenté… pero… no pude-Dijo serenamente Usagi

-Usa-Dijo Rei-¿Y que piensas de Dan? Porque creo que él esta enamorado de ti-Dijo Rei directamente

-Asi es…-Dijo Usagi-Pero le he dicho la verdad… no le puedo corresponder… porque… porque ¡Aun sigo enamorada de Mamoru!-Dijo mientras algunas lagrimas rodaban por su rostro

Todas las chicas se acercaron a ella para consolarla, horas despues todas se despidieron… todas estaban pensativas…

-No me gusta nadita todo lo que esta sucediendo-Dijo Rei

-¿Y si el futuro cambia? ¿Qué sucedera?-Se pregunto Amy

-Mamoru debe de tener sus razones-Dijo Makoto-Pero… ¡es inhumano lo que hace!

Mina se quedó en silencio y pensativa… ya que todas se habian despedido, Minako tomó el camino rumbo al departamento de Mamoru…

-¿Quién?-Una voz masculina se dejó escuchar

-Soy yo, Mina

-¡Pasa!

Cuando Minako entró, se sorprendió de lo que vio… Mamoru jugaba placidamente con Chibiusa… Mina estalló en ira

-¿¡Te parece bien que, mientras te diviertes con Chibiusa, la mujer que te ama sufre por ti!?

Mamoru volteó a verla y contestó

-Ya hablé con ella y todo ha quedado claro entre ella y yo-Y siguió jugando con Chibiusa-Me dedicare a Chibiusa, ya que ella es una niña y necesita de cuidados…

Mina no daba credito a lo que escuchaba… apretó la mano… no podia ser… Mamoru Chiba era un cabeza dura… ¿Cómo eras posible que una niña pudiera hacer semejante cosa? No lo podia creer y sin decir mas, se dio la vuelta…

-Adios-Dijo Minako molesta

-Adios-Dijo Mamoru

Se dirigio a su casa y llamo por telefono a las chicas

-Lo siento, pero no se puede razonar con él… Usagi debe estar sufriendo mucho-Dijo Mina al telefono

-Creo que por lo pronto, estará con Dan-Dijo Makoto

-Lo mejor sera no mencionar a Mamoru-Dijo Rei

-Chicas, tendremos que brindarle todo nuestro apoyo-Dijo Amy

Paso una semana y Usagi regreso a su casa, ya se sentia un poco mejor, aunque aun sentia a Mamoru, Diamante siempre estaba a su lado para consolarla, las chicas estaban mas o menos tranquilas sabiendo que ya se encontraba un poco mejor, pasaron dos meses, durante ese tiempo, las malignas seguian apareciendo constantemente, pero siempre sus planes eran frustados por las Sailors Scouts y por aquella sombra que lanzaba rosas negras… todas tenian curiosidad, si bien no era un enemigo, tampoco sentian que podia ser un amigo, sin embargo, aquella sombra siempre estuvo ahí… Usagi y Dan ahora salian juntos en plan de amigos, aunque Usagi empezaba a sentir algo por este joven… hasta que un dia…

Usagi se habia despedido de su madre, ya se iba a dormir

-¡Hasta mañana!-Dijo Usagi

-¡Que descanses!-Dijo mamá Ikuko

Usagi subió, se puso la pijama y cayo rapidamente en un profundo sueño… se hallaba en el Milenio de Plata, junto a su madre, ambas platicaban sobre el árbol genealógico de la familia, cuando su madre habló

-Te preguntarás del porque nunca he hablado de tu padre

-Sí, ¿Qué pasó con el?

-Verás… él…

Notas de Lucy: Uff! Bueno, esta es la primera parte, dedico esta historia a Chibis, quien, gracias a las ideas que me dio, pude realizar este fic ¡Dejen sus revews!