El autobús se acercaba a su destino. Me encontraba en mitad de E.E.U.U. , y ni siquiera sabía en que estado. No me importaba , hacía tiempo que nada me importaba.

Yo era una persona normal de 17 años , vivía en un pueblo en el norte de España. Me llamo Juan Carlos , y mi vida era normal , hasta que yo y mi primo Julian... Prefiero no hablar de ello ahora. Solo os diré , que tengáis cuidado con vuestros mayores sueños , pues pueden convertirse en vuestras peores pesadillas.

Toda posibilidad de una vida normal , me había sido arrebatada , mejor dicho , "él" me la había arrebatado. Ahora me encontraba solo , sin familia , sin amigos , sin nada. Solo mi maleta , mi ropa, mi portátil y... mis Hulks. Si alguien conociera mi historia , se preguntaría porque los leo. Fácil , al leerlos , aún sabiendo que es un personaje de ficción , hacen que no me sienta solo.

Mi soledad no es tanto como para evitar que me encuentren , como para mantener a salvo a los demás de "él". Cualquier persona a la que he amado , "él" la ha apartado de mí , o ha hecho que me odie. Y a pesar de mi penosa situación , seguía aferrándome con todas mis fuerzas a mi optimismo. No importaba lo mal que me fuese , seguía esperando que las cosas mejorarían.

Las pocas veces que paraba en un pueblo , era para buscar donde dormir y aprovisionarme , ya que me arriesgaba a herir a alguien. Pase por delante de un quiosco , y no me extraño lo que vi. Una revista sobre asuntos paranormales. Soy bastante fan de estas cosas , y la hubiera comprado de no ser por el asunto del que trataban las portadas : "The hulking black monster". En la foto de la portada , solo se apreciaba una enorme sombra en la oscuridad de un bosque , y dos luces amarillas , que cualquiera hubiera dicho que eran los faros de un coche. Pero yo sabía bien que no era así , demasiado bien.

Aquellas imágenes me traían recuerdos traumaticos que me atormentaban todas las noches en mis pesadillas. Decidí seguir mi camino , pero la semilla ya estaba plantada. Tan distraído estaba en mis horribles recuerdos , que no me dí de cuenta de que me metía en un callejón sin salida hasta que choque contra un muro.

-Genial , me he metido en una zona marginal. Será mejor que salga de aquí antes de que... tarde.

Un grupo de pandilleros se habían colocado en el extremo opuesto impidiéndome huir.

-Well , well , well. What we have here?

-Hey , I don´t want problems.

-We neither. Give us your bag , and we let you go.- empezaron a acorralarme contra la pared.

-That is a bad idea.

Antes de que pudiera hacer nada , uno de ellos me propino un puñetazo en el estomago. No podía permitir que ocurriera. No por ellos , que por mí como si les atropellaba un autobús , sino por los ciudadanos del pueblo. Me quitaron mi bolsa , y mientras uno me agarraba por detrás , otro no paraba de golpearme la cara con sus puños. No podía dejar que ocurriera , aquí no , ahora no. Ya había pasado 1 año sin incidentes , no quiero romper esa racha. Lograron tirarme al suelo , y entonces empezaron a patearme. "No , por favor." decía mientras mi pulso se aceleraba y la ropa me apretaba. "Ahora no , dios." La vista empezaba a nublarseme. "No puedo permitir que ocurra otra vez." En ese momento , deje de ser yo mismo , y llego "él".

Me desperté a la mañana siguiente en mitad del bosque , sin más ropa que mis pantalones blancos hechos jirones. Lo que mas me temía había ocurrido.

-No. - dije , para luego ver una columna de humo negro en el horizonte.- ¡NO!

Corrí con las fuerzas que me quedaban en esa dirección. No me importaban lo que pisaba con mis pies descalzos , no me importaba tener que saltar cuando empece a llegar a los árboles derruidos , y no me importaban los escombros y los cristales rotos que me herían los pies al llegar a los restos de la ciudad.

-¿Porque?- me derrumbe sobre mis rodillas- ¿Porque? - dije mientras mis lágrimas comenzaban a llegar al suelo- ¡¿Porque no termina de una vez esta pesadilla?!

Todas las calles estaban destrozadas. No había resto de cuerpos , pero porque seguramente estaban todos sepultados bajo los escombros de las casas. No había absolutamente ninguna en pie. Aún así , conseguí encontrar la zona donde me atracaron. Los pandilleros no tuvieron tanta suerte como los demás. Los demás habían conseguido llegar a sus casa y morir aplastados. Si no creéis que eso es tener suerte , es que no habéis visto los cadáveres de los que me atracaron. De uno , solo quedaba de cintura para abajo y parte de su columna envuelta en sangre y trozos de carne. Eso del que quedo más entero , del que menos , solo pude ver un ojo. Busque entre las ruinas , y me sorprendí de encontrar mi bolsa en perfecto estado. Lo único que no se había salvado. Aunque tampoco lo iba necesitar mucho , solo lo usaba cuando encontraba algún lugar con wifi y ver un episodio de My little Pony. Lo creáis o no , pero esa serie y mis cómics de Hulk eran los únicos que me impedían tomar la salida rápida. Simplemente cogí mi maleta , agarré el portátil y lo estrelle contra una piedra. No quería arriesgarme a que encontraran algo que les dijera a donde me dirigía. Cuando me encontraba a la salida del pueblo , saque mi pequeño crucifijo de plata de la bolsa , me lo colgué , lo bese , e hice la señal de la cruz.

-Lo siento.- fue lo último que dije mientras me alejaba andando de allí.

*6 semanas después*

Me han encontrado.

No se como , pero me han encontrado.

Estaba en mitad del bosque canadiense en pleno invierno con la montada pisándome los talones. Lo único que llevaba aparte de mi ropa de nieve era mi bolsa y mi rifle de caza. Me estaba congelando , y ni siquiera sabía si ya los había despistado , pero no pensaba pararme a comprobarlo. Ya me estaban fallando las fuerzas , pero debía seguir adelante. Tuve que soltar mi rifle y mi munición para aligerar. Yo solo quería encontrar un sitio solitario , donde no pudiera hacerle daño a nadie , donde pudiera estar solo en paz... y armonía. Ya no pude seguir caminado , así que simplemente caí en la nieve. ¿Así es como iba a terminar , congelándome en mitad de la nieve , después de todo lo que había luchado?

Una última ojeada al horizonte , y una esperanza me hizo recuperar mis fuerzas. A lo lejos pude apreciar lo que parecía... ¡una cueva! Rápidamente me puse en pie y me dirigí hacía ella. Al entrar , saque una linterna para alumbrarme el camino. Era muy extraño. Eso no era una cueva. Más bien parecían... ¿ruinas antiguas? El interior de la cueva era tan profundo , que la luz de la linterna no llegaba al final. Decidí adentrarme , y al final de a cueva , descubrí una habitación construida con piedras con una mesa de granito en medio adornada con un escudo. Ilumine la mesa para verlo mejor.

-No es posible.- me quede atónito al verlo- Pero si no existe , es solo una serie de dibujos animados.

Asombrado , toque el escudo , imaginando lo feliz que sería si viviera en un mundo como el suyo , y no en este. Pero cuando toque la piedra , una luz blanca me envolvió.

-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-

La montada encontró el rastro de huellas , y lo siguió hasta el fondo de la cueva. Al no encontrar nada más que una habitación de piedra , a pesar de que les extraño , decidieron dar la vuelta. Solo uno de ellos no se movió , mientras miraba asombrado el dibujo de la piedra.

-Smith , are you ok?- le dijo un compañero poniéndole la mano en el hombro.

-Oh , it´s nothing. Only I thought see this before.

-Where?

-My little pony.