Nosotros, nos vamos, tenemos un caso que (empezó Gunn a decir mientras agarraba a Fred por el brazo y la sacaba del despacho, pero ni Ángel ni Connor le estaban escuchando, así que se calló y se fueron).

¿No sé tú?, peor yo me muero de hambre (dijo con una gran sonrisa Ángel tras lograr que su hijo se desahogara).

Yo siempre tengo hambre (dijo con una media sonrisa, aun estaba un poco afectado por todo lo que acababa de pasar. Mientras seguía a su padre a la cocina)

Muy bien, comeremos algo (dijo Ángel feliz), tendremos una larga charla padre e hijo (esto sonó más serio) y después empezaremos de nuevo.

¿una charla?…No acabamos de hablar ahí dentro.

Oh, si, ahí dentro hemos hablado, y espero que esté todo claro ¿Connor? (lo miró fijamente. Connor bajó la cabeza y murmuró algo que sonaba como un si) Pero la charla que vamos a tener tú y yo, jovencito es sobre mentir a tus amigos, no hacer caso a tu padre y pelear con papá. Eso es un gran No, hijo. Se acabó pelear conmigo. Estoy de tu bando, no somos enemigos.

Lo sé (dijo flojito)

Me alegra oírte decir eso. Porque es la verdad, hijo (lanzándole un plátano y un sándwich que había en al nevera. Connor los tomó al vuelo y empezó a comer. Ángel se calentó un par de bolsas de sangre y las bebió casi con la velocidad que Connor engullía la comida). Ok, ahora vamos a tu habitación,

No estoy cansado.

No vamos a descansar (Connor lo miró extrañado, Ángel dio una larga y honda respiración) Vamos a tener esa charla padre/hijo.

¿No la podemos tener aquí? (Connor no se estaba haciendo el tonto, realmente aun no sabía de que iba esa charla y no entendía porque Ángel quería tenerla arriba en su dormitorio)

No, hijo, mejor en tu habitación. Por cierto ¿Y Liam?.

Con Giles. Cuando desapareciste, vino a por él.

Ok, mejor así, mañana llamaré a Giles para comunicarle en persona que estoy de vuelta y que quiero a Liam de regreso.

¿Le dirás que fui yo quién…? (ahora Connor ni se atrevía a decirlo)

Sé por experiencias que las mentiras nunca llevan a buen puerto.

Me va odiar (Ángel arqueó una ceja). Más aun.

Puede que al principio no se lo tome muy bien, pero te quiere y sabrá perdonarte, hijo. Igual que lo he hecho yo (le dijo con una sonrisa mientras entraban en la habitación).

¿Me has perdonado? (dijo extrañado Connor) ¡Pero yo te envié bajo el mar!

Si, hijo te he perdonado, como no hacerlo si te quiero tanto que perderte ha sido el mayor dolor que he sentido en mi vida, ¡Y Connor… tengo casi 300 años! (Connor no pudo evitar sonreír a esa última apreciación de su padre) pero sobre lo de enviarme al fondo del mar y mentirle a los chicos estos 3 meses…bueno…sobre eso vamos a hablar tu y yo (dijo poniéndose muy serio)

Lo siento, de verdad, lo juro.

Si, hijo, lo sé. Pero eso no es suficiente. Lo que hiciste estuvo realmente mal, fue inhumano, fue terrible, no es propio de ti, sé que tienes un gran corazón y que eres bueno, por eso hijo, no puedo tolerar que actúes de esa manera.

Lo siento, aceptaré cualquier castigo que decidas (dijo sin poder levantar la mirada del suelo)

Me alegra oír eso, porque no pienso ser blando en esto. No más mentiras, no más desobediencias y sobre todo no más pelear con tu padre, o sea, yo.

Si, señor. Nunca más, tienes mi palabra.

Eso espero, ahora hijo (Ángel se empezó a quietar la correa del cinturón. Connor entonces comprendió cual sería su castigo y se desnudó y se puso con las manos en la pared y las piernas separadas, como si fuera a hacer un registro la policía) ¿Qué haces Connor?

Me vas a azotar ¿no?

Te voy a dar una buena zurra, puede que la más dura que hayas recibido en tu vida, pero solo serán tus nalgas las que sufran tus malas acciones e hijo, nunca te heriré de esa manera, nunca te golpearé para causarte daño, te daré nalgadas, pero solo con el propósito de que aprendas una lección. ¿Entiendes? (Connor asintió) Sobre mi regazo

¿qué? (Connor no entendía nada. Holtz cuando lo castigaba por su mal comportamiento siempre lo hacía con el cinturón o el látigo y en esa posición)

Ven aquí (Ángel se sentó en la cama de Connor y condujo a su hijo hasta su falda, allí lo colocó bien) ¿Bien?

Si. Raro. Pero bien (Connor aun no sabía que iba a pasar, ¿acaso su padre no lo iba a castigar como él había dicho antes?)

Ok, hijo, primero te daré unas buenas nalgadas con mi mano, y cuando crea que ya es suficiente tomaré mi cinturón y te daré otras cuantas nalgadas hasta que la lección haya sido aprendida. Después haremos las paces, todo estará perdonado y borrón y cuenta nueva ¿entendiste?

Creo que si (dijo tímidamente)

Allá vamos (dijo Ángel dejando caer la primera palmada) PLASS (Connor se puso de repente tenso, aquello había dolido no era un dolor inhumano, pero estaba claro que tampoco era una caricia) PLASS (Ángel dejó caer la segunda palmada esta vez un poco más fuerte, tenía que medir cual era el grado de tolerancia al dolor de Connor) PLASS (un poco más fuerte esta vez) PLASS PLASS PLASS PLASS (la fuerza fue aumentando progresivamente hasta que salió el primer sonido de la boca de Connor, ese era el punto de referencia. Ángel continuo aplicando con esa fuerza las siguientes palmadas hasta que l culo del chico estuvo bien rojo) PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS (Ángel llevaba más de 5 minutos castigando las posaderas de su hijo, cuando esté empezó a llorar y a balbucear palabras sin coherencia)

Nooooooooooooo auuuuuuuuuuuuuuuuuuuu lo sientooo auuuuuuuuuuuuu nunca más lo juro auuuuuu lo seinto, auuuuu creí que…yo quería creer que él decía la verdad, que tu eras un monstruo auuuuuuuu tenías que ser tú el monstruo y no nosotros auuuuuuu

Hijo, no hay ningún monstruo en esta habitación, créeme, he visto demasiados en mi vida y sé muy bien como son PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS PLASS (dejó caer unas cuantas palmadas más antes de tomar el cinturón)

Nooooooo por favor, no más, dueleeee, dueleee mucho bwuaaaaaaaaaaaa bwuaaaaa

Hijo lo que hiciste estuvo realmente mal, fue cruel, fue malvado y no quiero que se vuelva a repetir nunca más. Tú ni eres cruel ni eres malvado, no dejes que tus acciones digan lo contrario (y con eso empezó a descargar los cuerazos sobre el trasero y muslos de Connor) ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS ZWASS

Auuuuuuuuuuuuu no papaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, no más auuuuuuuuuuuuuu seré bueno lo juro, nunca más haré nada malo ni mentiré ni te atacaré ni nada de nada auuuuuuu lo juro nooooo para papá ayyyyyyy (Ángel decidió que Connor ya había recibido el mensaje alto y claro y paró la zurra. Tal y como le había dicho, después lo consoló, hicieron las paces y se quedó a su lado hasta que se quedó profundamente dormido, o eso pensó él, porque cuando se levantó para salir de la habitación. Connor lo agarró por la mano fuertemente) No, te vayas papá, no me dejes (dijo medio dormido medio despierto)

Nunca hijo, nunca (le dijo y se quedó toda la noche velando a su hijo, como cuando era un recién nacido)

A la mañana siguiente Connor se despertó, y se sentó para incorporarse, fue al hacer contacto su trasero aun adolorido con el colchón que dio un bote que despertó a su padre, que se había quedado profundamente dormido.

Arghhhh (se escapó de los labios de Connor y se llevó la mano en seguida la trasero para intentar amainar la picazón)

Buenos días, hijo (dijo con una media sonrisa Ángel)

Buenos días Ángel.

Connor, eso ya lo hablamos, es papá, a partir de ahora no quiero que me vuelvas a llamar por mi nombre nunca más.

De acuerdo, pero sé paciente, esto no es fácil para mí.

Lo sé hijo, lo sé (dijo sonriéndole). Dúchate, vístete, y arregla este cuarto (dijo mirando el desorden de la habitación. Durante la noche estuvo tentado de levantarse y arreglarle el cuarto él mismo varias veces, pero sabía que así no se haría nunca responsable de sus cosas, y si a partir de ahora iban a ser una familia, más valía hacer las cosas bien des del principio) yo mientras he de hacer unas cosas,

¿Papá? (A Ángel se le hinchó el corazón al oír a Connor llamarle papá. Y a Connor no le desagrado tampoco)

¿sí? Hijo (dijo llenándosele la boca de orgullo y satisfacción)

¿Vas a llamar a Giles?

Si, necesito ver a Liam, han sido tres meses muy largos. Sirvieron para que recapacitara, voy a ser un mejor padre para Liam y para ti. Me he dado cuenta que las cosas no vienen solas hay que trabaja duro para conseguirlas, incluso en el amor.

¿Otra lección? (dijo un poco en broma)

Si, hijo otra lección, y está me costó mucho aprenderla, tres meses de destierro ene el fondo del mar, pero al aprendí y te lo debo a ti.

Entonces, en cierto modo te hice un favor (dijo burlonamente).

JAJAJA (no pudo aguantarse la risa aunque le hubiera gustado) No te pases Connor (logró finalmente ponerse serio), ¡A la ducha!

Ok ok, ya voy, pero no le cuentes nada a Liam de lo que pasó, espera al menso que esté aquí, no sé, quiero ver

¿Su reacción? (Connor asintió) ¿Seguro, hijo? ¿No preferirías que primero hablara yo con Liam y después ya si acaso le explicas tú?

No, papá, prefiero estar presente cuando se lo digas. La he cagado con Fred y Gunn, quiero al menos tener la oportunidad de decir algo cuando se lo cuentes a Liam.

Liam tiene 9 años, Connor. Y algo me dice que no se lo va a tomar tan maduramente como Gunn y Fred.

¡Pero si Fred me frió a descargas con la dichosa pistolita esa! ¿Eso fue encajarlo de forma madura?

Si yo estuviera en la piel de Fred no hubieras salido mejor parado, de eso estate seguro, jajaja (Ángel se rió de su hijo)

Si ya me he dado cuenta (Connor se sobó el trasero).

Pues a menos que quieras que reavivé ese recuerdo, ya te estás metiendo en la ducha y haciendo todo lo que te he dicho

¿la habitación la puedo hacer luego a la tarde? (dijo intentándolo a pesar que tenía una idea muy aproximada de cual sería la respuesta)

No (dijo poniéndose de nuevo serio), quiero que te pongas con esta leonera justo después de ducharte y vestirte.

Esto forma parte del nuevo plan "Ángel el vampiro-padre" ¿no? (dijo con una mueca de hastío)

Llámalo como quieras, pero si. Ya te dije que las cosas por aquí iban a cambiar. Puede que algunas cosas no os gusten mucho, pero te aseguro que es a mejor.

Ya, sé de una que no me ha gustado nada (refiriéndose a su trasero)

Pues esa puede repetirse antes de lo que piensas si sigues ahí de píe discutiéndome.

Ok, ya va, joooo, casi que te prefería como eras antes.

¿Casi? (dijo Ángel arqueando la ceja)

Si, he dicho casi, ahora no te pavonees (dijo metiéndose corriendo al cuarto de baño)

¿Qué no me pavonee? ¿se suponía que eso era un cumplido? ¿Connor? ¡Connor! (pero el agua de al ducha empezó a sonar, así que no tenía sentido alguno que continuara hablando para el aire) Grrrrrr ¡En menuda te has metido Ángel! (se dijo para si mismo y salió para hacer esas llamadas que tenía pendientes)

Continuará

NA* Este fic está dedicado a las dos personas que me han alentado a escribir cada día un poquito más, para Castiel Winchi y Lady Schumi, que me animan a continuar escribiendo con sus ánimos y sus grandes relatos.