Ni Teen Titans ni ninguno de sus personajes me pertenecen.

Él le había dado esa moneda, y no iba a soltarla hasta el último momento.

Aunque no fuera a cambiar nada de lo que estaba a punto de pasar… Igual había sido él quien se la había dado.

Para la suerte

Eso es lo que él le había dicho, ¿no?

Siempre tan estúpidamente alegre.

Y sin embargo, ni toda la suerte del mundo iba a poder ayudarla en ese momento.

Pero de todas formas no iba soltar aquel obsequio ni mucho menos.

Iba a tenerlo allí sujeto, en la palma de su mano, hasta que todo terminase.

Porque el solo hecho de tener esa moneda en su mano simbolizaba una suerte que nadie, ni siquiera su horrendo destino ni su mismo padre en persona podrían arrebatarle nunca…

La suerte de haberlo conocido.

Hoy estuve viendo una vez más los capítulos de los titanes y al llegar a este capitulo tuve un ataque del tipo de que tenia escribir esto si o si. Raven se convirtió en uno de mis personajes favoritos en cuanto tuve la suerte de encontrarme con esta caricatura haciendo zapping hace ya MUCHO tiempo, y este capitulo definitivamente me tuvo tirándome de los pelos la primera vez que lo vi (uno de los poco momentos en un cartoon en que me repetía que todo iba a salir bien al final). Bueno, supongo que eso es lo que me gusta de las series gringas, que todo sale bien, porque si esto fuera un anime todo habría sido una tragedia.

Lamento si me salió muy cursi. Creo que esto fue más un desahogo de mis sentimientos frikis que un fic en si.