Introducción

Era otra de las muchas noches del mes de julio. Estaba llena de vida a pesar del día que había pasado junto a mis padres en la playa y en la piscina, pero claro, una noche es una noche.

Para mí era todo un mundo, cualquier cosa era una aventura más que vivir. Había mucho donde elegir:

desde dar un paseo cerca del mar, hasta montar en el pequeño tiovivo, donde cada vez me subía en algo distinto para experimentar sensaciones nuevas… a ver, tan solo tenía 10 años. Pero sin duda tenía bastante claro lo que ansiaba hacer aquella noche. Se trataba nada más y nada menos que de volar.

Las 10 de la noche. Ya estábamos preparados para el paseo y así dar totalmente por finalizado el día.

Estuvimos un buen rato caminando y pasamos por varios sitios a los que a mí me encantaba ir. Normalmente hacía todo lo posible para que mis padres me llevaran allí, sin embargo esa noche no di mucho la lata, cosa que seguramente les sorprendió bastante. Claro, eso era por un motivo. No era para que tuvieran una noche tranquila… habría sido todo un detalle, pero tenía otra cosa en la cabeza que me hacía demasiada ilusión como para pensar en eso.

El objetivo ya estaba fijado. No había tiempo para hacer paradas en ningún otro sitio y menos con mi escasa paciencia en aquel tiempo, que por cierto, creo que sigue igual…

Después de unos 20 minutos andando, llegué. Allí estaban. Las colchonetas. El único sitio donde mi sueño cobraba vida.

BUAH, ahora llega la parte complicada. El comienzo de todo mi otro mundo, el verdadero comienzo de esta historia, el comienzo de un mundo paralelo.

*Aparecen personajes de más películas, series y libros a parte de los de Harry Potter y los Goonies pero conforme va avanzando la historia veréis que los pertenecientes a estas 2 películas son los que tienen mayor protagonismo. Gracias por leer y review! ;)