La casa arde en llamas, los ataques del capitolio han alcanzado al distrito 12, mi mamá esta muerta, ¿y mi padre? ¿Dónde esta? Lo busco desesperada por todos lados sentada en la cama con ese incomodo pero tibio camisón de franela rosa que mi madre me habia hecho, grito su nombre "¡PAPÁ!" grito desesperada buscándolo por todos lados, no veo mas que llamas y humo; de pronto una voz, la voz de un hombre me hace despertar, esa maldita pesadilla de nuevo, de nuevo el recuerdo de mi casa ardiendo en llamas, de nuevo el recuerdo de buscar a mi padre a gritos pero el no esta… no esta desde hace ya casi 10 años, no se como esta, solo logro verlo un par de minutos al año en la tele en las cosechas de cada año, a ratos en las entrevistas, en la llegada al capitolio o alguna de esas tomas que hacen de los mentores de cada distrito, se ve guapo tal cual lo recuerdo, ya tiene varias arrugas en ese rostro tan lindo, me hace recordar lo mucho que amaba besar esas mejillas o el calor de esos labios en mi frente o cualquier lugar de mi rostro que sus labios decidieran posarse, lo extrañaba tanto, demasiado a decir verdad, a pesar de que cada año que lo veo un poco des aliñado y borracho no me importa, para la llegada al capitolio ya se ve tan guapo como lo recuerdo, asi sobrio y guapo. La voz de Boggs interrumpió gracias a dios esa maldita pesadilla, de nuevo su voz sacándome de ese maldito hoyo en el que mis recuerdos me llevan.

-Mayrleen, tranquila, respira todo está bien –me abraza fuerte y me habla con esa dulce voz que nunca escucho mas que en el por que solo el sabe que eso me tranquiliza, por que el sabe lo que esos gritos significan, lo que esa maldita pesadilla me provoca. Me abrazo a el como si fuera el ultimo barco en la bahía y respiro agitada aun con lagrimas en los ojos, de pronto el se pone frente a mi y me seca las lagrimas –he pensado seriamente en pedir cambio de compartimiento ¿sabes?-dice riendo lo cual hace que ria un poco con el aun llorando-no has pensado que tienes que hablar de esto con los médicos, ellos podrían ayudarte Mayrleen

-muevo la cabeza negando – No. esto es mio no le dire a nadie que vivo con la eterna angustia de como carajo fue que llegue aquí y la ultima vez que vi a mi papá, si acaso tu lo sabes Boggs, es por que confio plenamente en ti, y si otra persona lo sabia era mi tia y ahora esta muerta –digo secándome las lagrimas incorporándome por completo -¿Qué hora es?-pregunto ya tranquila y serena

-Las 6:30, creo que tendrías que de verdad inyectarte morpholing, o pedir algún medicamento para dormir – me mira algo angustiado

-si lo he pensado pero no creo que sea lo correcto, a parte para cuando mi papá venga quiero que me vea sin necesidad de una droga –dije para sentarme en la orilla de la cama junto a Boggs- en todo caso quiero que me vea bonita y sana, el morpholing te deja realmente feo, y quiero que el me vea linda –dije tratando de no oírme muy tonta con esos sueños de que algún dia mi padre llegara a por mi y me dijera que por fin podíamos estar juntos de nuevo.

-Mayrleen –me toma de la barbilla y alza mi rostro con 2 de sus dedos tibios- tu eres bonita, seguro que cuando te vea se quedara impresionado por lo bonita que te pusiste –me sonrie amable y tiernamente, el en ese lugar era mi única familia, y yo la de el, eramos lo único que teníamos en el lúgubre y frio distrito 13 –por cierto la presidenta Coin quiere verte

-resople pesadamente, siempre que me quería ver era para algo nada agradable o sin sentido o cosas que tenían que ver con mi vida personal- ¿ahora que quiere? ¿Hablar de Corolanius?¿de mi madre? –resople de nuevo molesta-

-No se, pero me dijo ayer en la noche que quería hablar hoy contigo a primera hora, y aprovechando que te despertaste temprano decidi avisarte para que te alistes y vayas a verla

-Resople molesta para asentir con un movimiento de cabeza y levantarme de la cama para dirigirme a la ducha. No era extraño que fuera de las primeras en levantarse en el distrito 13 todos trataban de dormir lo mas que pudieran, pero yo mientras menos durmiera mejor, cada que dormia algún recuerdo en forma de pesadilla me atacaban sin piedad, la cara de mi madre sin vida, la ultima vez que mire a los grises ojos de veta de mi padre, mi casa ardiendo en llamas, el recuerdo del distrito 12 ardiendo en llamas y yo viéndolo desde lejos.

Me meti a la ducha con agua helada, era lo único que lograba ocupar mi mente en cualquier otra cosa que no fueran todos esos recuerdos que en vez de hacerme bien me mataban cada vez mas. Abri la ducha y al sentir el agua helada cayendo por mi espalda solte un ligero gritito, eran las 6:30 asi que tenia tiempo de tardarme lo que quisiera. En algún momento de la ducha se que coloque mi cabeza en la pared de la ducha dejando que el agua helada cayera por mi espalda, era la primera vez en mucho tiempo que la ducha de agua helada no cumplia la función de alejar todos esos recuerdos por que sin darme cuenta si quiera solte un par de lagrimas. Estos últimos días habia extrañado a mi padre mucho mas de lo normal, lo cual en vez de lograr hacerme sentir algo bueno me hacían sentir mas incompleta de lo que en si me sentía desde que mi tia habia muerto y me habia dejado sola en el distrito 13.

"Hace poco fueron las cosechas y otro tanto empezaron los juegos" quise creer que volver a ver que era seleccionado para participar en el 3 quarter quell me habia movido algo dentro de mi, por suerte lo veria un poco mas seguido, ya que el rubio amado de Katniss (a la cual no soportaba ni ver en la tele y que a mi desgracia me la habia tenido que tragar por bastante tiempo desde que gano lo cual de cierta manera me agradaba pues también me daba un poco mas la oportunidad de ver esporádicamente a mi padre como su mentor) se habia ofrecido para salvar a mi padre y entrar de nuevo a la arena con Katniss… la chica en llamas… mas bien la chica tonta que no aprecia lo que tiene ni lo que tuvo, no me caia bien, su cara me ponía de malas, su voz me hartaba. He de admitir que aunque Peeta era de mi agrado, a ratos se me hacia muy tonto y me artaba asi que verlos era casi una tortura que acababa valiendo la pena por ver por lo menos un par de segundos a mi papá. Era raro que a el le hicieran alguna toma, pero al fin de todo el era su mentor, al que le debían patrocinadores y si, la vida también, y gracias a eso mi papá salía aunque fuera una pequeña toma, pero podía verlo. En la cosecha lo vi, se veía guapo, tan guapo como siempre y se veía sano, era la primer cosecha en la que lo veía sobrio, y que guapo se veía, no lo vi por mucho pero ese par de segundos me hicieron sonreir de verdad.

"¿Qué diablos quiere ahora?" me pregunte cerrando la llave de la ducha helada para envolverme en una toalla blanca tras 15 minutos de ducha helada que de nada habían servido mas que para el aseo personal. Cuando sali Boggs ya no estaba, sabia que en cualquier momento empezarían a sonar las alarmas de despertador, y para esa hora mi horario del dia seria tatuado, no estaba de humor para ser cronogramada el dia de hoy, asi que tranquilamente abri mi cajón donde guardaba mis pertenencias personales, que en si eran pocas pero muy valiosas, como la foto de mis padres, el relicario de mi tia que contenía la foto de mi madre y mi abuela y algunas cartas que me habia logrado enviar mi padre desde casa, las revise todas de nuevo añorando volver a casa, añorando ver a mi padre y abrazarlo de nuevo, las guarde de nuevo y saque el uniforme del distrito un poco modificado para que me gustara, me calce las botas negras que hiban con el uniforme que me correspondía como parte de la milicia y me pare frente al espejo viéndome ahí, con el cabello castaño y un poco rizado como el de mi padre cayendo por mis hombros y llegando un poco mas debajo de mi busto, esos ojos grises pero no ojos de veta si no ojos de capitolio como los de mi madre, piel blanca y suave como la de mi madre, y esos labios rojos y carnosos… como los de el… me recogi el cabello en una media coleta con la frente limpia acomodando un poco los rizos de mi cabello.

De pronto oi esa maldita alarma que tan de mal humor me ponía y como ya era mi costumbre para no ser tatuada, me saltaba esa parte y me dirigía inmediatamente a la puerta del comedor a esperar a Boggs. Cuando lo vi llegar, le sonreí divertida y el a mi, y me dijo:

-Te saltaste el cronograma de hoy ¿Verdad? –me miro divertido-

-Si –sonreí divertida-¿cres que emprendan la incesante búsqueda de mi para decirme que tengo que hacer hoy aunque no quiera? –le pregunte a risas mientras caminábamos hacia la fila para la comida

-No se, yo espero que no por que en todo caso tardaran mas en encontratarte que en darte tu horario –reimos divertidos llegando a la fila

-Espera Mayr, tu ya tendrías que estar con la presidenta –dijo tranquilo y deteniéndome en la fila-

-resople molesta y haciendo una especie de bufido hechando la cabeza hacia tras con cara de desagrado- ¿de verdad tengo que ir?- pregunte molesta

-Si, tienes que ir, deber ser algo importante para que quiera verte

-O tal vez no, siempre dice algo estúpido y sin sentido que normalmente me hace enojar –dije bufando-

-Mayrleen, tienes que ir, normalmente cuando te cita a ti sola es por alguna información de tu padre

-me mordí el labio nerviosa- tienes razón… pero ash no me gusta ir sola, ¿vas conmigo? -lo mire alegre

-No, te llamo a ti, tienes que ir sola, si voy de todos modos sabes que no entrare –me dijo mirándome y jugando con uno de mis rizos- anda ve, seguro es una buena noticia

Resople sin decir nada mas e ir a buscar a la presidenta, estaba algo nerviosa, por que al fin de todo yo sabia que Boggs tenia mucha razón, las pocas veces que me citaba a solas a primera hora es por que tenia noticias de mi padre, tal vez importantes, tal vez solo un rumor de cómo estaba, pero por lo menos me hacia el dia, el ultimo informe que tuve de el, fue que estaba en el grupo de rebeldes que planeaban la segunda rebelión contra el capitolio a la que sin dudarlo ni un segundo me alie, y por la primera expresión que hizo Alma le impresiono que yo me enlistara y no entendía bien por que, si mas haya de ser de su familia era el maldito bastardo por el que me habia quedado sin madre, alejado de mi padre y con mi tia en un exilio en el 13, asi que esto también era saldar una cuenta mas personal que por PANEM en si.

Llegue a la oficina y ahí estaban sus guardias ahí custodiando la puerta

-La presidenta Coin pidió verme –me cuadre frente a ese par que me veian como bicho raro por las notorias modificaciones que le hice a mi uniforme para interrumpirles la mirada les dije en un tono bastante alto – ¡avísenle!

Casi les grite, por un momento me sentí mal por hablarles de esa manera, pero si algo que me molestaba y mucho es que me vieran como si fuera una cosa extraña. Salieron de la oficina y me dieron paso, cuando entre ahí estaba ella, dando la espalda a la puerta mirando al televisor con 2 raciones de comida, una que estaba frente a ella y otra que estaba en el otro lado de la mesa.

-Buenos Dias presidenta ¿me mando a llamar? –pregunte sin salirme mucho de mi lugar como militante del distrito 13

-Asi es Mayrleen ¿ya desayunaste? –pregunto sin inmutarse de su silla-

-No, usted pidió mi presencia a que a primera hora y aquí estoy

-Entonces acompáñame a desayunar –señalo con su mano la otra porción de comida

-Gracias –dije algo extrañada y es que la verdad de todas las veces que me habia solicitado a esa hora jamas me habia invitado a desayunar. Me acerque al plato de comida y me sente

-Mayrleen Abernathy Snow, sobrina de Marlen Snow, hija de Amayrin Snow y Haytmich Abernathy ganador del segundo quarter quell destapando al capitolio, nieta de Corolanius Snow, ex habitante del distrito 12, actual habitante del distrito 13 al que se le ha unido a su milicia, modificado el uniforme y varias veces reportada conmigo por no reportarse para que se le ponga el cronograma del dia, todo un estuche de monerías Iris –dice sin inmutarse ni un poco para comer un pedazo de papaya

-la miro extrañada- esa soy yo presidenta, pero ¿cual ese el punto de esto?

-Necesito que veas esto –toma el control y prende la pantalla que esta frente a nosotras y de pronto, la escena de Katniss en la nueva arena, la chica del 7 abriendole el brazo y un aerodeslizador volando sobre ellos, el aerodeslizador saca a Katniss, al amigo de mi padre Finnick, al del distrito 3 y no veo a nadie mas y de pronto el sello del capitolio en la pantalla

-Y ¿esto que significa? –pregunto confundida picando un pedazo de papaya para llevármelo a la boca

-Uno de los tripulantes del aerodeslizador es Haytmich Abernathy, el aerodeslizador se dirige al distrito 13.