Después de aquel incidente con Katniss y las consecuencias de este, que fue una semana sin descanso ayudando en el hospital, y aunque me exigieron que me disculpara con ella y no lo hice pues no pretendía pedirle perdón si la que había ofendido primero había sido ella, así que no lo hice lo cual casi me cuesta mi puesto como capitana, si no fuera porque Boggs fue el que me defendió (como siempre) diciendo que yo solo había reaccionado ante un comentario ofensivo hacia la persona de mi padre. Logre el perdón de Coin y todos, creo que al fin de todo Coin había entendido mi punto y mi agresión por lo que yo seguía siendo la futura capitana Mayrleen Abernathy.

Ya llevaba casi un mes desde que mi padre llego, por tanto casi un mes de que no lo había visto y también un mes de la rebelión y la destrucción total del distrito 12, a ratos me venía la pregunta a la cabeza ¿Cómo se verá ahora? Seguro se ha de ver horrible no lo dudo ni un instante, pero ya una vez lo vi así, tal vez no así por que en ese entonces los juegos siguieron, esta vez sería diferente en todo caso, en esta ocasión vería todo destruido.

Si algo había odiado de mi estadía en el hospital es que en ese tiempo los puntos que podría haber ganado con Gale, los perdía junto con mis descansos ayudando ahí dentro, pero a su vez me había dado la oportunidad de cuidar de mi tío, siempre lo veía un poco distraído, tal vez era debido a la desorientación mental, era genial pasar todo mi turno con él, aunque a veces Coin me decía que estaba ahí para ayudar, no para ver a mi tío y cuidarlo, pero el Doctor sabia lo mucho que significaba Finnick para mi padre y para mi, el sabia que para mí era parte de mi familia, que para mí era realmente tal vez la única persona por la que me preocupaba de verdad, porque conocía su historia y más aun por Annie, porque sabía que para el Annie era importante, lo cual me hacia preocuparme por él, si algo le pasaba a él no sabría como lo enfrentaría Annie.

Desperté agitada de nuevo por las pesadillas, no gritando, no llorando solo agitada me sente en la cama y me quede ahí por un par de minutos después reaccione y corri a la ducha, realmente el plan del dia era ducharme, salir, leer y dormir, por tanto tal vez la parte del cronograma del dia era un paso que quisiera saltarme pero a como se habían puesto las cosas desde que golpee a Katniss, de lo que no me arrepiento por nada ya que el golpe me ayudo a liberar la presión que tenia, y si de gran manera demostrarle lo mucho que la odiaba, pero quería ver a Gale y si no habia horario, no lo veria y eso eran mas puntos menos a mi favor y si de verdad quería que el me mirara como algo mas que como su capitana tenia que hacer meritos, aunque con lo que le habia hecho a Katniss habia perdido muchísimos puntos, muchos dirían que me detuvo por que no quería que yo me metiera en problemas pero yo tenia la firme idea de que si me detuvo fue por miedo a que de verdad le hiciera daño a Katniss y realmente habia sido la mejor decisión que habia tomado el, seguramente si alguien no me hubiera detendio la hubiera mandado de regreso al hospital y tal vez mas grave. Entre a la ducha y abri la llave del agua fría que me cayo por completo en la espalda obligándome a soltar un ligero alharido en reacción al frio que sentía pero a su vez de lo agradable que era la sensación en mi espalda, después abri la ducha caliente haciendo que mis musculos se relajaran un poco, repeti el proceso de agua fría – agua caliente unas 3 veces hasta que por fin deje el agua tibia cayendo por todo mi cuerpo, el choque de temperaturas me hacia sentir tan tranquila pero a la vez me daba mas y mas energía; termine de ducharme y me seque el cabello castaño que ya estaba ligeramente mas largo, me gustaba largo pero era extraño ya que desde que mi tia habia muerto lo habia mantenido del mismo largo, me envolví en otra toalla y sali dispuesta a uniformarme como era prudente, cuando sali vi una nota en mi cama, la letra era de Boggs, no la vi de inmediato, tome el uniforme y me lo puse muy lentamente, me calce las botas, cepille el cabello que ya llegaba casi a la altura de mi espalda debo admitir que se veía muy lindo ya que los rizos tenían una caída mas linda y cada que me veía al espejo recordaba una imagen en mi cabeza de mi madre cepillando mi cabello cuando era niña, tenia el cabello asi de largo y a ella le gustaba cepillarlo antes de irme a dormir esa era en si la única y verdadera razón por la que me gustaba verlo en el espejo, lo recogi en una coleta completa acomodando un poco los rizos que quedaban sueltos y la frente limpia y justo después de terminar todo eso me dirigi a la nota que Boggs habia dejado, la tome y la abri con cuidado

"Coin te necesita en su oficina a primera hora"

Resople y heche la cabeza para atrás guardando la notita en la bolsa de mi pantalón, sali algo molesta pero en cuanto sali a la primera persona que vi fue a Gale, sus ojos se cruzaron con los mios y por un momento vago y casi efímero algo en mi salto queriendo besarlo, me detuve sin duda alguna pero me vio extraño

-¿A dónde vas? –me pregunto y lo mire con esa mirada que buscaba de verdad una respuesta lógica,¿A dónde hiban todos los pobladores a primera hora de la mañana?

*Pues, por mi horario ¿no cres? –le sonreí divertida mirándolo de una manera un tanto extraña coqueteando o haciendo un vago intento dé, ambos soltamos una risita divertida -¿tu a donde vas? –le pregunte sonriendo

-Por mi horario y Coin pidió verme en su oficina a primera hora –me detuve en seco, algo tenia que ver con nosotros 2, pero ¿Qué?- ¿me acompañas por mi horario? –pregunto sonriendo era una sonrisa realmente nueva para mi, era un tanto seductora y no era la primera vez que la habia visto, pero si de el para mi

-Claro y a ver a Coin –emprendimos un poco de marcha –es extraño que nos haya pedido a ambos ¿no cres? –le dije tranquila y serena, sonriéndole tratando de ganar tal vez puntos

-Si o tal vez es por lo de Katniss – eso significaba que algo grande me pasaría o que tal vez le darían mi puesto a Gale, o algo asi solo apreté un poco los labios, pero aun asi yo tenia la duda de ¿que pasaba con Katniss?… ahora

-¿por lo de Katniss? –lo mire extrañada sin dejar de caminar

-Si ¿Qué no te enteraste? Quiere ir al distrito 12 y convencerse por sus propios ojos de lo que paso ahí –por un momento sentí un golpe en el pecho que me quiso detener en seco, si lo habían llamado a el y a mi eso significaba que yo tendría que ir

-No, no lo sabia –no se en que tono lo dije pero el se detuvo en seco, no se que expresión hice pero se detuvo frente de mi, me miro a los ojos y me tomo de los hombros

-Mayrleen ¿estas bien? Estas palida –no se como pero cuando me di cuenta ya estaba a mi altura, su mirada a la altura de mis ojos y cuando vi sus ojos por alguna extraña razón me sentí muy tranquila

-Si, estoy bien solo fue un poco la impresión tranquilo –le dije sonriendo y seguimos caminando

Si hiba a ir yo seguro ya seria mas como la capitana que era, pero en si no era eso lo que me preocupa en si, lo que me preocupaba es ¿el por que quería que yo fuera si ella sabia que yo no quería a Katniss? ¿Qué es lo que de verdad pretendía con esto?, no quise pensar mas en el asunto era buen momento para ganar puntos con Gale, trate de entablar alguna conversación pero a cada conversación venia Katniss, venia algo que habia hecho con ella en casa, los bosques del 12, sus ardillas y su sabor, el pan tibio de la mañana de la cosecha donde ella se ofreció como tributo, las moras y el queso de la cabra de Prim, su horrible gato, sus hermanas, yo normalmente no decía nada solo lo oia, disfrutaba mucho de oír sus historias y relatos, por que de todo lo que hablaba era como la vida que yo seguía deseando tener por lo menos por un tiempo, no se si eso me habia ganar puntos o no, pero me encantaba y si de algo estaba segura es que mientras mas se destapaba frente a mi, mas me gustaba su personalidad, su voz calida, sus ojos, su sonrisa, el en si me encantaba y de cierta manera podría presumir que empezaba a sentir eso que Finn sentía por a Annie.

Llegamos a la fila donde nos pusieron el horario del dia, normalmente jamas lo revisaba pero esta vez tuve la curiosidad de hacerlo, primer actividad del dia, desayuno con la presidenta, el general boggs y Gale Hawthorne, segunda actividad preparativos para la visita al distrito 12, tercer actividad partida y arribo al distrito 12, algo en mi salto, no fue intuición, no fue supervivencia, ni yo se que fue pero se que algo salto en cuanto vi que tendría que regresar al distrito 12, solo mire el horario y dirigi mi mirada a la de Gale, no dije nada mas, no busque seguir con la conversación nada, solo empece a caminar a la oficina de Coin, hubo algo en mi que por alguna extraña razón tomo de la mano a Gale, fue algo mas como inconsiente, no tuve la mas minima intención de hacerlo solo … lo hice, buscando una ayuda, un apoyo, una mano que tomar, antes de que me diera cuenta sus dedos estaban entrelazados entre los mios, sentía ese apoyo que de alguna manera necesitaba, en algún momento note lo que hice y fui deshaciendo poco a poco el agarre de su mano y la mia para que cuando hubiéramos llegado al despacho de Coin ya estuviéramos cada quien su mano independiente, sin el apoyo que quería de el, llegando a la puerta me puse frente a los guardias de seguridad que al parecer por las experiencias anteriores ya no me veian como las ultimas veces

-Buenos días, la presidenta Coin solicito mi presencia y la del soldado Hawthorne –uno de ellos nos miro mientras el otro entro, cuando ese mismo salió al salir nos miro a ambos y abrió la puerta dándonos paso, por un momento quise tomarlo de la mano pero hubo algo sabio que me detuvo a hacerlo frente a los guardias entramos dándome el primero el paso, entre y ahí estaba la presidenta platicando con Boggs, frente a ellos un par de platos de comida y otros dos que estaban solos al parecer esperándonos, fue extraño para mi verlo con ella mas aun por que el no me habia comentado absolutamente nada acerca de eso, los mire extrañada por que por primera vez Alma se habia inmutado un poco al verme entrar, me vio extrañada parecía que algo le habia extrañado, tal vez habia sido que a pesar de que tenia el cabello recogido se veía mas largo de lo que normalmente lo traia asi que solo respondi la mirada extrañada con otra un tanto uraña

-Buenos Dias presidenta –salude un poco extrañada, en verdad me era nuevo que Boggs estuviera ahí, lo que decía mi horario y que también hubiera pedido la presencia de Gale en la reunión que habia pedido conmigo, yo crei que como de costumbre seria a solas, pero no, esta vez eramos Gale, Boggs y yo lo cual de verdad me extrañaba

-Buenos días soldado Hawthorne, buenos días Capitana Abernathy –esta vez no hizo lo que siempre hacia, que era seguir con la mirada en otro lado, vamos ni siquiera me veía, pero esta vez su mirada hacia ambos tenia cierta insistencia muy extraña, que he de presumir me preocupaba de cierta manera, tal vez ella sabia que el me gustaba, o que se yo, pero habia algo en su mirada que empezaba a ponerme un poco inquieta

-Buenos días Presidenta – saludo Gale ella no lo miro casi a el, ,su mirada era solo para mi esa mirada extrañada buscando algo en mi, algo que no yo sabia que era

-Tomen asiento por favor, su desayuno los espera –señalo ambas raciones en los lugares uno frente a otro, me sente de lado derecho de Boggs, pero antes si quiera de mirar a Alma o dejar que alguno de los 2 emitiera alguna palabra vi a Boggs muy extrañada, el solo me miro serio, no frio, serio esa seriedad en la mirada con la que me dijo aquella mañana que mi padre llego que Coin quería hablar conmigo, por un instante crei que tendría que ver con mi padre, pero en todo caso la reunión hubiera sido solo entre Coin y yo, asi que redirigi mi mirada a Alma y justo en ese instante ella hablo – ambos saben que hoy se hara un visita al distrito 12 –nos miro dura

-O lo que queda de el –respondi quitando la mirada de la comida y dirigiéndola directo a Coin- ¿Cuál es el punto? ¿encontrar sobrevivientes? ¿o un capricho de Katniss?- la mire seria, dura, fría esa mirada molesta que si Valit notaba normalmente trataba de tranquilizarme o empezaba a temblar por que solo el sabia que podría ser el inicio de algún ataque de ira en el que seguramente acabaría diciendo cosas de las que no me arrepentiría, pero igual me quitarían puntos con Gale, Coin me miro algo extrañada, era una mirada de impresión o tal vez de furia no se, era extraño por que jamas me habia mirado de alguna otra manera que neutral o tal vez hasta sin importancia ya que nunca me miraba

-Convencer a Katniss que el distrito ya no existe –interrumpio Gale mirándome casi furico y sentí al igual que el una furia incontenible hasta que sentí la mano de Boggs sobre mi pierna, respire hondo y replique seria

-¿convencerse? ¿de qué Gale? ¿De que las imágenes que todos en este lugar y Panem hemos visto son ciertas? ¿o de que seria bueno que deje todos sus estúpidos traumas atrás y viva su vida y su presente? Un presente que no solo para ella es duro Gale, para mi también, para Boggs, para Valit, para Finnick, para Johana, para Annie, para ti, no solo ella ¿convercerse de que Gale? –lo mire seria sin gritar, pero con un tono de voz un poco alzado, realmente no tenia idea de que diablos pretendía, no sabia de verdad que es lo que quería, que es lo que buscaba con eso. Coin nos miro algo preocupada, sentía la tensión en el ambiente sintió como ambos podíamos estallar a gritos y verdades en cualquier momento, ella interrumpió antes de que cualquiera de los 2 pudiera decir una palabra mas, tratando de tranquilizarme empece a picotear mi comida comiéndola de a poco

-No importa si se quiere convencer o no de algo que todos ya hemos visto y sabemos que es real, aquí lo importante es que como parte de tu escuadron, tendras que ir con ella Mayrleen –y ahí fue cuando justo sentí un golpe en el pecho, como cuando te dan un gran golpe en el pecho y sientes como te detienes debido a que tu corazón se ha detenido que me hizo poner las manos sobre la mesa y mirar rogando que fuera una mentira a Coin

-¿es enserio? – pregunte seria , la mire y trague saliva, deseaba con todo mi ser que fuera mentira, que no tendría que volver a ese lugar, no me molestaba, pero no es como me hubiera gustado volver ahí. Ella asintió con un movimiento de cabeza

-Asi es Mayrleen y debido a que ella y Gale iran, y ambos son de tu escuadron, tu y el resto de tu escuadron junto con Boggs obviamente iran al distrito 12 –dijo y empezó a comer sin decir nada mas, yo aun no reaccionaba ante la sorpresa no pude decir nada, solo asentí y antes de levantarme de la mesa adverti en un tono sereno y neutral.

-Ire a preparar todo, compermiso –no me despedi ni me di salida de ninguna manera, solo me puse de pie y me dirigi a la puerta, se que alguno de los 3 aun presentes musito algo, que yo no oi o no quise oir

Sali del lugar con lagrimas en los ojos aun atrapadas en los mismos, di varios pasos antes de empezar a llorar, empece a llorar casi desconsoladamente, sentía un hueco en el pecho, tendría que regresar el 12 sin mi padre, el distrito hecho ruinas, seria horrible regresar en esas condiciones y todo por los estúpidos caprichos sin sentido de Katniss.

Llegue al centro de entrenamiento mucho mas tranquila, al llegar como era de esperarse no habia nadie era la primera, quise sentarme a llorar pero algo me detenia, tal vez la vergüenza de que alguien pudiera llegar y me viera. Empece a limpiar un par de armas cuando de pronto sentí una lagrima rodadando por mi mejilla, después unas manos grandes abrazandome por la cintura y la voz dulce y preocupada de Valit con esas manos que me daba consuelo

-¿Qué tienes?- me dijo al oído tierno y dulce, de inmediato voltee para quedar frente a el abrazandome a el enterrando el rostro lleno de lagrimas en su pecho

-Voy a volver al 12

-¿a que es a lo que le temes? –justo en ese momento sentí un golpe en el pecho que me hizo levantar la mirada para encontrarme con la de Valit

-A recordar la cara de mi madre muerta –le digo seria y sin dejar de llorar –a recordar sus ojos cuando veian a mi padre, la luz que los iluminaba, la mirada de amor y compasión… y sus ojos apagados llenos de terror y dolor que vi el dia de su muerte, por muchos años trate de evitar esa imagen en la cabeza, como para que por culpa de una niñita tonta tenga que recordar todo de nuevo- le digo un poco mas tranquila sin hundiendo mi rostro en su pecho. Oigo unos pasos que me hacen secarme las lagrimas, respiro y el llanto a desaparecido, Valit no me suelta en cambio me aprieta mas fuerte y me siento segura de nuevo, lo miro a los ojos y le pregunto

-¿iras con nosotros?

-Tengo que, soy parte de tu escuadrón capitana Abernathy –me mira divertido y ambos soltamos esa risita nerviosa y cómplice clásica de alguna parte de nuestras ironías Los pasos se detienen tras de mi y ahí esta Boggs tocándome el hombro para voltear, al voltear nos miramos serios por unos segundos, después nuestras miradas se tornan algo mas personales, me abraza y solo eso, nos miramos fríos dándonos a entender que es momento de preparar todo.

Todo estaba preparado y todos empezamos a montarnos en los aerodeslizadores, pero ahí uno en especial en el que subimos todos, incluyendo a Katniss, Gale, Boggs, Valit y obviamente yo. No estoy segura de sentirme bien, empiezo a sentirme como aquella vez que me desmaye y tuve que estar todo el dia en absoluto reposo, lo único que me preocupa es que lleguemos ahí y de verdad me desmaye, no se si lo que hago esta bien o no, pero empiezo a juguetear con una de las armas, se puede disparar de eso estoy consiente pero mi estado psico-emocional, no me permite dejar de juguetear con ella, de pronto me siento mareada, tan mareada como aquella vez de camino al comedor, dejo el arma en el piso y me siento un momento en el piso y recargo mi cabeza en la pared hechandola de lleno para atrás con los ojos cerrados, al parecer Valit lo nota por que siento su mano en mi hombro abro un poco los ojos y esta en cunclillas frente a mi

-¿Estás bien? –su mirada esta preocupada, angustiada y hasta asustada, no entiendo bien el por del susto o tal vez si, pero no quiero suponer nada hasta que el quiera decirlo

-Creo que si, solo un poco mareada, tranquilo solo estoy un poco nerviosa- no se que nota en mi mirada pero me abraza y me hace sentir que todo estar bien, dándome a entender que estará conmigo en todo momento.

-¿quieres que me quede contigo? –me pregunta aun en cunclillas frente a mi con esa mirada dulce y compasiva que nunca aparece con otra persona que no sea yo, yo niego con la cabeza y le doy un beso en la mejilla

-Gracias, pero no, seguro que estare bien, tranquilo, solo estoy emocionada por regresar a casa –le sonrio de nuevo y el responde mi sonrisa con una parecida levantándose y redirgiendose a su lugar.

Suelto un ligero bufido, no es de molestia mas bien es cansancio, tristeza, nostalgia no se que es, noto que Gale esta a lado de Katniss, no sonrio ni deseo algo como eso, por que Valit no se separa de mi ni un instante si no hubiera sido, por que yo se lo pedi, pero en realidad lo que siento es ganas de con un solo movimiento aventar a Katniss por la ventana, de verdad que no me agrada, es tan egoísta que solo su cara de perro a medio morir me molesta, me estréso y de momento me pregunto ¿por que no la golpe con el puño cerrado?.

Tras unos 45 minutos de viaje el aerodeslizador empieza a descender, siento los latidos de mi corazón mas agitados que nunca, me duele el pecho de lo rápido y fuertes que son, veo que Katniss se asoma a la ventana tratando de reconocer lo que ve bajo ella, yo solo miro al frente, se que lo que viene si para ella será duro, se que para mi lo será igualmente, respiro hondo y el aerodeslizador desciende por completo eso significa que yo tengo que salir primero junto con Boggs y Valit, me levanto de mi lugar con un nudo en el estomago y me pongo frente a la puerta con el rifle de frente y apuntando, no ahí lugar fijo, solo apunta, atrás de mi Valit y Boggs haciéndome guardia, siento el rose de algún dedo con mi mano, se que alguno de los 2 lo hace para darme aunque sea un poco de alivio, la puerta se abre lentamente, siento que tarda años pero solo se que son un par de segundos los que tarda en abrirse. Cuando al fin se abre por completo veo lo que parece ser la veta, una veta destruida, cenizas por todos lados, una veta calcinada, trato de no expresar nada pero se que si alguien estuviera frente a mi vería mi cara de horror y pánico ante la vista que tengo, es la veta del 12, una veta que parecía haber alcanzada por alguna explosión en las minas, solo trago saliva y salgo lentamente observando todo a mi alrededor, no me veo a la defensiva solo muy observadora, salimos y no ahí nada a quien disparar y me relajo haciendo la seña de que ella puede salir, todos creerían que saldría con Gale, pero no, sale ella sola, con esa cara de perro regañado que no le soporto, ruedo un poco los ojos pero no se los quito de encima entra a una casa, juraría que era su antigua casa, la casa en la que vivía antes de ganar los juegos, miro a todos lados y entre el lugar recuerdo aquella mañana en la que encontramos el cuerpo ya sin vida de mi madre, recuerdo sus ojos apagados, llenos de terror, sus manos en su vientre, como tratando de proteger al crió de 6 meses que llevaba en su vientre, sacudo mi cabeza tratando de quitarme esa imagen de la cabeza, al parecer alguien mas haya de Valit nota la desesperación en mi rostro, la desesperación de querer huir de inmediato de ahí, de querer dejar ahí a Katniss y subir de nuevo al aerodeslizador, es la voz de Gale en mi oído

-¿Estas bien?-pregunta la voz preocupada en mi oído-

-Si –trago saliva y respiro hondo-estoy bien

-Si te sientes mal, solo avisa por favor –me dice su voz extrañamente preocupada-

-Lo prometo –asiento con un movimiento de cabeza –cambio y fuera

Su voz se deja de oir, y yo siento frio, un frio inmenso que me recorre toda la espína dorsal, al igual que una gota fría que recorre todo mi rostro, se que no es buena señal, se que es un sudor frio y que eso solo se puede significar una cosa: estoy a punto de desmayarme, no me aferro a nada, no tomo nada, solo respiro y trato de tranquilizarme y no caer desmayada al piso, aun tengo trabajo por hacer. Se agarra la sien izquierda y la miro algo curiosa, puede ser en gran parte de las consecuencias del golpe que le dio Johana antes de salir de la arena; Johana ¿estara viva? Por que bien segura estoy de que no esta. No tarda mucho cuando la veo salir de ahí, parece un alma en pena, noto que sale casi corriendo y yo salgo tras ella, aunque cansada, sintiendo poca fuerza en mis piernas, casi el desmayo, aun asi yo corro tras ella, bien que mal y aunque no me agrade es mi responsabilidad, cruzo la plaza tras ella, en otras circunstancias ya la hubiera alcanzado, pero mi estado anímico y de salud no me permite correr ni un poco mas de lo que ya lo hago, un par de metros mas adelante entramos a un lugar familiar, por un momento ruego en mi cabeza por que no sea ese lugar, que no sea ese lugar que deje hace 11 años, mientras mas avanzamos mas noto que si es ese lugar, es ese maldito lugar, ese bendito lugar, lleno de recuerdos con mi padre y mi madre, lleno de risas y rodillas raspadas: La aldea de los vencedores. Me voy deteniendo hasta que veo que Katniss entra a una de las casas, su casa supongo yo, hasta que me detengo por completo y camino muy lentamente hacia la casa donde entro ella, miro la casa de lado de la de ella y se que es mi casa, no es la misma, pero en ese mismo lugar vivía yo con mi padre y mi madre, vivía feliz, tranquila, antes de que Snow nos jodiera la vida, siento la mano de Boggs en mi hombro, me quita el arma y me susurra al oído

-Ve, si algo pasa dire que fue mi culpa, ve –me da un ligero empujoncito en la espalda que me hace moverme un par de centímetros adelante, volteo un poco la mirada atrás, buscando la ayuda de alguien, no quiero acercarme sola, se que tal vez si Katniss viera eso de seguro diría que yo también soy débil, pero no, solo tengo miedo de lo que puedo encontrar ahí.

Camino hacia delante yo sola y siento como una mano toma la mia, como unos dedos gruesos pero un poco largos se entrelazan entre mis delgados, finos y huesudos dedos, miro a mi lado y el dueño de esos dedos acompañantes son los de Valit, nos miramos un momento y el me sonríe compasivo y tranquilo, tratando de tranquilizarme con esa mirada, respiro hondo y suspiro algo estresada, los pasos que doy son muy pequeños, como si de verdad no quisiera llegar, tengo muchísimo miedo no se que voy a encontrar al entrar a esa casa.

De pronto cuando menos me lo espero ya estamos frente a la puerta, es tal como la recuerdo, blanca y bonita y por un momento deseo y sueño que mi madre este tras la puerta con los brazos abiertos como siempre lo hacia cuando mi padre y yo volvíamos de la escuela, respiro muy hondo y muevo el picaporte abriendo la puerta exagerada y exasperantemente lenta, trago saliva y al abrir siento ese aroma a licor blanco que inunda y mata todo el aire puro, la casa esta hecha un asco, ahí muchas cosas tiradas en el piso, todo esta oscuro como si toda la luz de ahí se hubiera ido, pero el olor a licor es lo que mas reina mucho mas haya de cualquier cosa que pueda sentirse, el hedor a licor es predominante, entro pero antes de que Valit de un paso al frente yo doy media vuelta y le pongo las manos sobre el pecho deteniéndole y dándole a entender que quiero entrar sola, el sonríe y solo da un paso para atrás. Entro de lleno a la casa y cierro la puerta tras de mi dejando que el hedor a licor blanco me ahogue, dejando que aquel vicio que casi acaba con mi padre se presente ante mi y me de la cara, el olor es mas que insoportable pero si la casa fue reconstruida dando una replica exacta a la anterior todo tiene que estar en el mismo lugar que recuerdo cuando tenia 5 años. No doy mas vueltas por la casa, solo miro un poco el comedor y el estudio en el que mi padre solia leerme algún cuento, subo las escaleras hacia las habitaciones, subo muy lentamente respirando y sintiendo como un nudo en la garganta se forma y me lastima, respiro hondo y cuando me doy cuenta ya estoy en la planta alta de la casa, y si mal no recuerdo la puerta que esta inmediato de las escaleras debería de ser el cuarto de mis padres y desde que mi madre murió solo de mi papá; me paro frente a ella y pongo mi mano sobre el picaporte que aprieto muy fuerte, al apretarlo respiro muy hondo y abro la puerta esperando encontrar todo hecho tan liado como abajo, pero a mi sorpresa todo esta como lo tenia mi madre, perfectamente acomodado, la cama tendida, las fotos de su boda en los taburetes que estaban a lado de su cama y otras tantas de nosotros en la cajonera, todo como lo recordaba, miro todo alrededor y es justo como mi mamá lo tenia. Sonrio al ver todo justo como lo recordaba, era como dar un salto 11 años atrás y sentir de nuevo su aroma cerca, un aroma dulce y tierno, nada empalagoso…su aroma, la única manera de que su aroma se conserve aquí es que haya algo de ella, me dirigo presurosa al armario, y ahí esta su traje de novia, debido a la posición económica de mi padre se habia podido dar el lujo de tener sus propios trajes de novios ahí esta blanco y bonito, me acerco a el y lo tomo con las manos, sin estrujarlo, solo siento la tela en mis manos, no lo aprieto, no, solo lo acaricio y me lo acerco a la nariz sientiendo el aroma de mi madre aun impregnado en el no puedo evitar esbozar una gran sonrisa y derramar un par de lagrimas al sentir su aroma de nuevo, sentir que estaba ahí de nuevo, movi un poco los ojos y vi una maleta negra nada grande de un buen tamaño he de decir, la tome y la puse sobre la cama abriéndole, tome con mucho cuidado el vestido, lo mire e imagine a mi mamá en el, se ve hermosa tal cual la he visto en las fotos, asi se ve en mi mente; preciosa con esa sonrisa llena de luz y tranquilidad que a cualquiera enamoraba, pero que no cualquiera podría decir que lograba en ella, tome todas las fotos que estaban ahí, la de la boda de mis padres, de mi madre embarazada, las de mi padre con ella, nosotros 3 y muchas fotos mas, con la esperanza de que mi padre aun guarde el álbum de fotografias que mi madre habia armado hasta que estuvo con nosotros, la ultima vez que habia visto ese album habian fotos de ella aun embarazada de mi hermano no-nato, mi padre con migo, con ella, los 3 juntos, y si estaba en ese lugar significaba que mi padre habia logrado salvar muchisimas cosas de la antigua casa que "por confusion de bombardeo" se habia quemado y en el incidente, supuestamente y en gran parte para salvarme de ser selecciónada para los juegos del hambre y enfrentarme a 6 cosechas, o sol ser seleccionada como tributo y no volver, o tal vez si ya que mi padre habia sido ganador de estos en su segundo quarter, por otra parte alejarme de todo y que Snow jamas supiera de mi e hiciera algo para que yo entrara en las cosechas y tener mucha mas facilidad de asesinarme, con el excelente pretexto de los juegos. Busque en el taburete que estaba de lado derecho de la cama que era el que le pertenecia a mi madre, busque en el cajon, por un momento crei que lo tendria ahí, pero jamas lo habia puesto ahí, asi que busque en la puertecilla que estaba debajo del cajon, y efectivamente ahí estaba el cuaderno de satin salmon sin ninguna leyenda, solo estaba ahí, lo mire y sonreí, lo tome en mis manos y lo meti de inmediato a la maleta que llevaría de regreso al distrito 13, la maleta estaba casi llena, pesaba un poco nada importante, pero si era pesada salí de la habitación con la maleta y muy lentamente si Katniss visitaba su hogar y recordaba cosas yo haría lo mismo y era algo justo, en el camino vi abierta la puerta de una habitación, de la habitación que quería evitar mas que nada dejo ver un par de cosas, como una colcha color rosa, un incomodo camisón de franela rosa y un oso de peluche blanco con un liston morado amarrado a su cuello, no logro entrar a la habitación de una niña pequeña de largo cabello, esa niña que se quedo aquí junto con el oso y la decadencia de mi padre, pero entro al fin de todo a la habitación de una niña que perdió a su madre, a su padre y su hogar en la misma noche. Abro muy lentamente la puerta empujándola muy ligeramente como tratando de imitar el rose del viento y siento como se me va el aire por un instante, como por un momento mi corazón se detiene, como de un momento a otro recuerdo a esa niña sentada en la cama gritando por su padre, a esa niña con su madre arruyandola, a mi con ese oso abrazandome para no llorar o gritar por los truenos de alguna tormenta, a mi sentada en la cama, viendo a esa niña como si no hubiera sido yo como si hubiera sido otra quiero huir del recuerdo pero no puedo, trato de huir del recuerdo de la casa en llamas pero no puedo, todo es tan claro como aquella noche en la que tuve que salir de aquí, miro todo y no logro evitar no llorar. Me paro frente a mi cama y de nuevo el vivido recuerdo de aquella noche regresa a mi cabeza la cual sacudo fuertemente buscando limpiar mi cabeza de tal recuerdo y siento como mis piernas empiezan a fallar, siento como se empiezan a doblar, y me detengo al borde la cama, respiro alzando la mirada y recordando ese oso tierno y estúpido color blanco con un liston rosa amarrado al cuello que esta frente a mi lo que me hace sonreir recordando aquel cumpleaños en el que mi padre me lo habia regalado, Possy estaba sonriente como cualquier otro juguete, pero su sonrisa me hacia recordar las mias propias en ese lugar, regreso a mi posición recta y me siento en la cama donde ponía mi cabeza y lo tomo entre mis manos acariciándolo como si tuviera vida propia, lo miro y lo abrazo fuerte recordando esos abrazos fuertes y apretados que mi padre me daba cuando me asustaba o lloraba, ese tipo de abrazos que no volvi a sentir hasta que una vez Valit me abrazo; de pronto un olor extremadamente dulce y que hasta pica la nariz y el olfato me llega, volteo y donde estaba Possy a sus espaldas una rosa blanca que miro con desprecio, se que significa que el sabe de mi, que estoy viva y que lo que le hizo a mi padre, a mi madre y a mi tia no se tocara el corazón para hacerlo conmigo también, con la diferencia de que yo quiero ver su sangre caer. Tomo la rosa entre mis manos y con la navaja suiza que siempre cargo conmigo hago una pequeña abertura en mi dedo provocando que este sangre derramando un par de gotas de sangre sobre la rosa, no es una amenaza hacia su vida, es una advertencia a que no se meta de nuevo en la mia, por que de todos modos va a terminar muerto y de eso me asegurare yo.