La mirada de Katniss se fija en mi, una mirada un tanto impresionada pero también alegre de que lo recuerde, la mirada de Gale es la misma que la de Katniss, pero las miradas de Valit y Boggs son absolutamente impresionadas de pronto ese recuerdo viene de nuevo ese recuerdo de bombardeo, los estallidos, los gritos, todos corriendo agito la cabeza violentamente de un lado a otro, tratando de auyentar los recuerdos, las sacudidas no sirven de nada asi que solo me levanto sin decir absolutamente nada, me cuesta muchismo trabajo ponerme de pie, pero al fin lo logro, salgo de ahí casi corriendo, se que hay alguien que corre tras de mi, solo que no estoy muy segura de quien es. Solo corro y de pronto siento como mi piernas se doblan por completo y caigo de rodillas a mitad del pasillo de mi compartimiento no logro resistir el llanto y rompo en llanto aun incada, la voz de Gale se aparece y me abraza de espaldas aun incada

- Tranquila, todo estará bien– me dice el dueño de la voz y los brazos que me rodean protegiéndome; oigo varios pasos apresurados que se acercan pero despues se detienen, supongo que el dueño de esos brazos protectores les señala que se vayan, de pronto el se para frente a mi y sus ojos cafés se cruzan con los mios que están hechos un mar de lagrimas, es de lo mas extraño consolarme en ese tema con el, ya que técnicamente el me acaba de conocer, nos vemos diario en el entrenamiento pero nada mas, no somos amigos, poco hablamos, y cuando hablamos yo casi no digo nada por que me gusta oír acerca de los bosques, los domingos de caza con Katniss y todas esas cosas que sinceramente me gustaría haber tenido, el me toma en brazos y me carga llevándome hasta mi compartimiento, yo estoy hecha un mar de lagrimas, no puedo detenerme, no puedo dejar de recordar la cara sin vida de mi madre, sus ojos llenos de terror y pánico, su cuerpo lleno de sangre y mi padre llorando su cuerpo, la bomba que cae tras nuestra casa y de inmediato la prende en llamas, todo es tan vivido como aquella noche en la que perdi toda una vida, al entrar a mi compartimiento con una mano quita la maleta y la pone en el piso, acto seguido: me pone sobre la cama yo no puedo parar de llorar

- Mayrleen, trata de tranquilizarte, o te hara daño, y si tu padre se entera se puede poner mas mal que tu, tranquila –me dice acariciándome el rostro, es extraño que el me consuele y mas aun con lo que acaba de pasar con Katniss, su madre, pero aun mas extraño es que me sienta bien y tranquila, mas aun con el que casi no conozco, pero sinceramente no puedo dejar de llorar, no puedo parar, es como si algo me hubiera dado un golpe, y en si eso fue, me dieron el golpe mas brutal que jamas me han dado

- ¿Cómo puedo estar tranquila, si no puedo si quiera recordar la única amiga que tuve Gale? –le digo con lagrimas en unos ojos que tratan de ver bien los suyos, el con un dulce toque de su dedo pulgar un poco rasposo me seca las lagrimas o los que aun siguen frescas sobre mis mejillas-

- ¿no cres que fue lo mejor? Tal vez si aun recordaras que Katniss era tu única amiga algo te ataria por siempre al 12, por lo menos sabias que tu padre bien o mal estaba vivo y bien, tu madre ya no era una preocupación mas, pero imagina si recordaras a Katniss, ¿te imaginas como hubiera sido verla ofrecerse en las cosechas, participar en los juegos del hambre? Tal vez lo olvidaste para tener una vida nueva aquí, un nuevo comienzo, que aunque si se que te destrozo y lo vi cuando entraste a tu casa, te ayudo a seguir adelante- su voz sonaba tranquila, me ayudaba pero no lo suficiente para dejar de llorar, me levante un poco de la cama no me movi mucho ni tampoco hice que el se moviera, solo me reincorpore de cierta manera, lo mire aun llorando, su voz tranquilizaba pero aun asi no podía detenerme el llanto

- Gale, olvide mi vida, olvide a mi única amiga, te pude haber conocido a ti y yo ni enterada, Gale, yo tenia una vida, una buena vida, la cual se pudrió por culpa de ese maldito bastardo–le dije llorando, aun hecha un mar de lagrimas no se que fue en si lo que lo impulso a hacer lo que hizo pero igualmente me impresiono un poco, solo me tomo un poco de los hombros y me acerco a el abrazandome fuertemente, un abrazo que no pude responder de inmediato ya que de verdad me sorprendió, esos fueron los primeros 5 segundos, por que no pude aguantar mas y me abrace fuerte a el, sus brazos me rodeaban de manera protectora, como queriendo cuidarme de todo mal, de verdad la única vez que habia sentido ese abrazo habia sido de los brazos tibios de Valit que sin duda eran igual de grandes que los de Gale, en el mismo abrazo me acaricio un poco el cabello

- Tranquila, todo esta bien, ya estas aquí, ya lo recuerdas y eso es lo importante –me dijo con voz dulce y consolándome, yo me aferre a el y apoye mi cabeza sobre su hombro sin dejar de llorar, se que hubo un punto en el que incluso acerque un poco mas mi cuerpo al de el, casi estando piel con piel, no se si fui yo la que provoco el acercamiento, o fue el, solo se que asi fue, y también que llego un momento en el que solte un ligero grito frustrado, un grito de dolor y desesperación un grito que me mato por completo, un grito como aquel que mi padre emitió cuando se abrazo a aquel cuerpo sin vida de mi madre, todos los recuerdos empezaban a agolparse en frente de mi, todos y cada uno de ellos se me ponían frente, y yo no podía dejar de llorar, también sabia que eso me estaba haciendo daño por que empezaba a marearme lo cual no seria bueno y mas aún por que no habia comido bien y habia sido un dia lleno de emociones; desde regresar a casa hasta recordar que Katniss tal vez era la única amiga que tuve, que Katniss sufrió cuando yo me desapareci, que su madre también sufrió, el cuerpo de mi madre, todos y cada uno de los recuerdos y suposiciones empezaban a golpearme sin piedad. Gale me separo un poco de el y me limpio dulcemente las lagrimas del rostro, despues miro la maleta y me miro, con voz curiosa lanzo- ¿Qué es eso?

- Mi vida –le dije mirando la maleta, ya más serena pero inlcuso en mi voz se notaba la falta de fuerza que tenia, la tristeza y el dolor que sentía justo en ese momento. Tome la maleta y la subi a la cama haciéndolo un pequeño espacio entre Gale y yo, la abri y lo primero que vimos fue a Possy, ese tonto oso de peluche al cual puse entre mis piernas como si el fuera también parte de nosotros, despues y a lado de Possy puse el álbum de fotografías de mi familia, las fotos de mis padres y mias, y por ultimo pero no menos importante los trajes de boda de mis padres que puse un poco doblados y aun con el aroma de ambos bien impregnado, el miro todo curiosamente, pero tenia cierta mirada insistente hacia una foto, mi foto favorita; la escena era simple: mi padre sonriente, mi madre y yo aun en brazos de mi padre

- Se veía tan diferente –miro la foto, miro a mi padre insistentemente

- Era diferente Gale, yo era feliz, yo tenia una vida y el una familia, una familia que se rompió por culpa de… el – estuve a punto de decir "mi abuelo" pero eso significaría demostrarle a el, el verdadero origen del por que deseo con tanta fuerza matarlo, supuse que en algún momento lo sabria, pero mientras, yo no le diría nada. Saco todo y con cuidado empiezo a mostrarle todo, los trajes, incluso de las fotos ahí varias que recuerdo, todas y cada una de ellas, tienen alguna historia de las cuales algunas las perdi en mi memoria, y otras tantas las tiene mi padre, tal vez hasta el ya las haya olvidado, pero mientras son como personas sin nombre.

El dia pasa rápido, yo no he comido nada y Gale tampoco, también faltamos a lo que resto de entrenamiento, me gusta el dia que paso con el, un dia diferente lleno de muchos recuerdos, a pesar de que física y un poco emocionalmente me siento muy mal, me duele la cabeza y me siento muy mareada se que si trato de pararme terminare en el piso, no tengo demasiadas fuerzas en las piernas, pero si las suficientes como para tratar de moverme aunque se que será algo sin éxito, puede funcionar.

La alarma que anuncia la hora de la cena suena, se que es hora de ponerme de pie y caminar, me lleno de pánico por que se que seguro me llevara de inmediato al hospital, y eso es mas que seguro por que no me puedo mover mucho ni poner mucha fuerza, el se levanta y me extiende la mano, miro su mano con un poco de preocupación y rezo por no caer y llegar al hospital como de costumbre cuando me pongo asi, respiro hondo y tomo su mano levantándome y antes si quiera de lograr ponerme de lleno en pie mis piernas se doblan y justo segundos antes de caer al piso el pasa su mano por mi cintura y me aferra a el quedando frente a frente con una peligrosa cercanía de labios, su mirada y la mia quedan frente a frente, nuestras narices rozan ligeramente y siento como mis piernas pierden aun mas fuerza, con una voz suave y dulce que parece un susurro rozando nuestros labios por la cercanía de nuestros rostros

- ¿estas bien? –su mano se extiende bien sobre mi cintura y noto como uno de sus dedos empieza a acariciar la cintura que con desesperación sostiene

- No, mis piernas no tienen mucha fuerza, pero estare bien –lo mira a los ojos, cuando hablamos nuestros labios rozan, por alguna extraña razón me contengo de no abalanzarme sobre el y besarlo, algo en sus ojos quiere avanzar ligeramente, yo no quiero moverme la vista que tengo de sus ojos es realmente hermosa

- ¿vamos al hospital? –me mira y se acerca otro poco mas a mi, el roce de los labios pasa a ser una presión de labios,

- N-no –digo tartamudeando y sintiendo que no aguantare mas ya el beso esta dado, el punto es concretarlo, trago saliva y noto como se acerca mas a mi su mano me acerca ligeramente mas a el y sus labios terminan de hacer presión contra los mios, ya no es un rose ni una presión, es un beso, un verdadero beso, respiro hondo y me relajo de lleno pasando mis manos por su cuello rodeándolo siguiendo el beso como el lo marca, no es algo intenso ni pasional, mas bien lento y sensorial, es una sensación tan inexplicable como todo lo que pasa por mi cabeza, no se que pase por la suya pero tengo horror de que pueda pasar ahí el nombre de Katniss y despues haga acto de aparición y lo que acaba de pasar se haga incomodo y molesto, cierro los ojos y me dejo llevar un poco por el beso respiro hondo y de verdad siento como de lleno mis piernas pierden fuerza, si antes se podían mantener con ayuda, ahora ni con la ayuda de Dios se pondrían mantener, el también lo siente y me aferra mas a el, sus manos en mi cintura son mas aprensivas, como si no quisiera que me fuera, la alarma de nuevo suena y el rompe el beso ligeramente y yo abro los ojos lentamente y lo miro, noto que esos ojos cafes tienen un brillo, no quiero creer que es por que pensó que era Katniss y no yo pero por extraño que esto suene no quiero saberlo, lleva su mano a mi rostro y lo acaricia con mucha dulzura

- Creo que tenemos que comer, estas débil, deberíamos ir al hospital –su nariz roza aun con la mia y me carga en brazos – vamos al medico, no estas bien Mayr –al oírlo hago algo parecido a una rabieta con la mayor fuerza que tengo en ese momento me muevo y no se como o de donde saco fuerza pero me deshago de su abrazo y pongo mis pies en el piso poniendo su mano sobre mi cintura rodeándome de lado izquierdo

- No me sueltes o de verdad me voy a matar o algo asi –digo y con mi mano derecha la pongo sobre la de el y la aprieto ligeramente a mi cintura

- Mayrleen no seas necia, si no te llevo puedes ponerte peor –me mira con autentica preocupación y aprieta su mano sobre mi cintura, yo lo miro fulminante y niego alzando ligeramente la voz

- ¡No Gale, entiende que no voy a ir ¿de acuerdo?! –el se impresiona un poco y hecha ligeramente su cabeza hacia atrás y su mirada es igual que su impresión, bajo ligeramente la cabeza, no de vergüenza si no de falta de fuerza –por favor, no quiero estar en el hospital otra vez, o el doctor hará que me quiten mi capitanía – nos miramos y por un momento nuestras miradas se conectan, el entiende lo que digo, yo entiendo su preocupación y solo aprieta mi cintura y haciendo un poco de fuerza me levanta un poco poniéndome bien a bien de pie sin soltarme.

Es realmente extraño lo que pasa, mas haya de lo que pasa, lo que siento, lo que acabo d sentir con el beso, lo que acabo de sentir en sus labios, lo que sentí cuando me miro, esa sensación de que todo lo que habia a mi alrededor se perdió, el tiempo se detuvo, su preocupación tan legitima por mi, era de muchas maneras muy extraño y nuevo, eran sensaciones tan extrañas como nuevas y maravillosas.

Caminamos de a poco y de manera muy lenta hacia el comedor, la mirada extrañada e impresionada de todos se para en nosotros, y yo miro hacia otro lado evitando todas las miradas, no caminamos mucho cuando encontramos a Katniss, la mirada de esta vez es diferente, no es triste, no es como la anterior, si no confundida, parece que no entiende y vamos ni yo entiendo que diablos esta pasando, por un momento pienso que Gale me va a soltar para que Katniss no se confunda y de hecho lo espero incluso saco un poco de fuerza de solo dios sabe donde para poder ponerme de pie mejor y mantenerme yo sola, pero parece que espere en vano pues no me suelta, vamos ni siquiera aligera el abrazo, al contrario lo cierra y presiona mas, es sin duda una sensación muy extraña, bien a bien ni yo se lo que pasa, ella enarca la ceja y yo la mira en una mezcla extraña de triunfo y pena, por lo que desvio la mirada ligeramente, ella se acerca y nos mira a ambos, pero su mirada va directo a mi, es la mirada que tiene Valit cuando se preocupa, y aunque son se si se preocupa por mi o por lo que haya pasado entre Gale y yo y ni siendo mi mejor amiga pretendo decírselo.

- ¿estas bien? –pregunta mirándome preocupada lo cual es extraño mas aun viniendo de ella

- Si –Noto que Gale quiere hablar, pero antes tan si quiera de que lo intente contesto- ya sabes tantas emociones hoy, consumieron mucha energía –digo tranquila y serena algunos dirían que un dejo de des importancia en la voz, pero si lo digo como realmente me siento se dara cuenta que estoy mal, que casi me desmayo e ire al hospital y despues: adiós a la capitania, cosa que no pretendo permitir. Miro a Gale suplicante técnicamente pidiéndole que respalde mi mentira, de verdad si no fuera necesario no mentiría, pero es mas que necesario. Katniss mira a Gale en busca de un respuesta, vamos yo llevo horas mirándolo para encontrar una respuesta al beso que no hace mucho se dio, pero bueno creo que la respuesta de ahora puede ser más sencilla que las mias

- Si, está un poco debilucha, tantas emociones supongo que cansan –dice mirando a Katniss, esta serio, después me mira a mí con ese tipo de expresión que haría yo cuando le advierto a alguien que me debe una, y aunque si, le debo una tal vez jamas se la pague o tal vez si, seguramente será pronto.

- Katniss se coloca de mi otro lado, Gale esta acomodado de mi lado derecho, y Katniss se acomoda de lado izquierdo, noto que intenta abrazarme y ayudarle a Gale un poco con el peso, pero Gale niega y la mira tranquilo

- Tranquila, yo puedo solo, no es muy pesada- no estoy segura si sentirme bien y alagada o mal y ofendida, pero sabiendo que son sus brazos los que cargan no me incomoda para nada

En el camino encontramos a Valit, el abre los ojos como platos al vernos yo desvio la mirada algo sonrojada y el sonríe divertido, mas bien ironico y se acerca a nosotros, Katniss le hace espacio y ahora el me toma por la cintura de lado izquierdo, y noto algo extraño y nuevo o tal vez no pero es algo que apenas noto y la verdad es que me hace sentir ¿deseada? No estoy bien a bien muy segura de lo que me hace sentir, pero me hace sentir bien; Gale lo mira de manera furtiva, casi amenazante, como si tuviera ganas de decirle "no la toques" y al parecer Val lo nota por lo que suelta una carcajada ironica que le sigo, ambos sabemos que el se ha dado cuenta y yo también, la risa no es burlona, es mas ironica y triunfante, se que esto no puede significar mucho, pero creo que puede ser un gran inicio para ambos.