Disclaimer: los personajes pertenecen a la saga crepúsculo y a su autora Stephanie Meyer, yo solo los uso sin fines de lucro, solo diversión.

.

.

.

La Edad De La Preguntas

"y cuando despertó, el dinosaurio aun se encontraba allí"

Era un día común de forks, la casa estaba en completo silencio, solo estábamos nessie y yo; el ruido tranquilizador del fuego quemándose en la chimenea y el sonido del aire alrededor de la casa. Edward no se encontraba ya que había salido con Carlisle a no sé qué cosa hacer sobre el volvo.

Mi pequeña estaba recostada rente a la chimenea leyendo un grueso libro, era realmente impresionante el ver como ella sola buscaba algo que leer y entretenerse, claramente no era una niña común pero, me alegraba que ella misma se valiera por sí sola. Eso significaba que realmente está creciendo no solo en apariencia sino mentalmente. Su apariencia asemejaba a una niña de siete años cuando solamente tenía cuatro.

Yo en cambio, seguía atrapada en mis eternos dieciocho años. Sonreía de felicidad ante eso; me encontraba leyendo de nuevo una nueva edición de cumbres borrascosas, la anterior había muerto. Estaba realmente enfuscada en la lectura cuando la voz de mi hija me saco de mi mente:

–mama, si estuviéramos en la prehistoria… ¿comeríamos dinosaurios?

Aleje mi vista de mi libro, sus ojos chocolate me miraban curiosos esperando mi respuesta, si viviéramos en la prehistoria, ¿comeríamos dinosaurios?

–pues, realmente no lo sé… pero me imagino que si, aunque deberíamos de ser bastantes para poder…ehmmm… alimentarnos –ella me asintió y miro de nuevo su libro grueso. Espere su siguiente comentario.

–De seguro seria más divertido que cazar ciervos y pumas, según lo que dice este libro –observe como lo levantaba y me lo mostraba. La imagen que me señalaba era de un tiranosaurio rex y otro conocido como pico de pato. – ¿Qué piensas mami?

Respire aunque lo no necesitaba, pero si para pensar algo rápido, ¿Qué contestarle a tu hija? Sus ojitos me seguían mirando pero ahora con el ceño fruncido.

–realmente sería divertido…quizás tengas razón.

–pero seriamos en ese tiempo unos salvajes, aun en ese tiempo no existía ni atisbo de civilización… –sus palabras me sorprendieron, había sonado tan mayor. Deprisa volvió su vista al libro y siguió leyendo pasando paginas y paginas. Volví mi vista a mi libro.

–ah mami…gracias por responderme –una hermosa fila de dientes blancos se mostraron, le devolví la sonrisa gustosa.

La observe amorosamente, mi preciosa hija podría ser tan madura pero también tan inocente.

.

.

.

Mas tarde Edward llego y me encontró admirando a nessie dormir en su cama, tan tranquila y relajada. Lo mire y lo recibí con un casto beso en sus labios.

Le comente sobre la pregunta de nessie, al principio me miro asombrado y curioso, se acerco a la cama de nuestra hija y le beso la frente, después me tomo de la cintura y nos caminamos hacia la sala.

–de seguro es la edad, la edad de las preguntas

– ¿tú crees? –le pregunte mientras el depositaba un beso en mi nariz

–por supuesto, eso significa que no se ha perdido ninguna etapa de su infancia a pesar de ser lo que es.

Nos sentamos en el mueble y recosté mi cabeza en su pecho admirando la leña en el fuego arder. Bien, no era tan malo, mi hija era igual a mí.

.

.

.

¿Qué tal? Fue una idea que surgió leyendo un cuento muy curioso de una sola línea, no recuerdo de quien pero de seguro alguna vez lo han leido. Espero les haya gustado, fue divertido y curioso escribirlo. Gracias de nuevo.