Los personajes usados en esta Historia pertenecen a Hiro Mashima, que ha sabido crear un increíble mundo mágico llamado Fairy Tail.

CAPITULO I

-LA CONFESIÓN DE UN AMIGO-

-Te quiero Lucy- fue la declaración de un avergonzado Natsu –sabes esto es algo embarazoso pero quisiera saber si podríamos comenzar a salir... más que como amigos…que seamos…- un rostro serio mostro su determinación pero era visible un ligero sonrojo –¿Lucy quieres ser mi novia?-.

Y ahí estaba yo con los ojos abiertos y sin poder moverme, sorprendida por la declaración de mi mejor amigo, no sabía que decir ninguna buena respuesta venia a mi mente, simplemente las palabras no salían, podía ver la mirada expectante de Natsu, esperaba por mi respuesta, ¿Qué le diría?, en serio Natsu había complicado todo, ¿En qué momento pensó que lo quería más que un amigo?, creo que siempre he sido muy sincera al decirle que lo considero mi mejor amigo, nunca le he insudado que fuéramos algo más, salir con Natsu juntos como novi… no podía ni imaginármelo, el y yo nos llevamos excelente como amigos pero como pareja no sé y no quiero imaginarlo… no niego que me parece muy atractivo tremendamente guapo, con aquel atractivo rostro que se complementa tan bien con ese perfecto cuerpo, no me estoy desviando, el es muy atractivo pero es mi amigo y aunque me resulta muy halagador que me quiera… bueno no niego que alguna vez yo también pensé que lo quería de esa forma y es que él es tan maravilloso que era inevitable que esa idea no cruzara por mi mente, pero la supere al pensar que si las cosas no funcionaban nuestra preciosa amistad terminaría y solo pensar en perderlo me dolía, no permitiré que nada se interponga en nuestra amistad, lo que Natsu siente es solo una ilusión y tenía que decírselo, solo que ¿como lo hacía sin hacerlo sentir mal? no quiero romperle el corazón, no quiero que se sienta triste, aunque tal vez sea inevitable, pero si tal vez…si le explico la situación lo que pienso el probablemente comprenda que nuestra amistad es más importante.

-Natsu- comencé tratando que mi voz sonara convincente para que el aceptara fácilmente lo que le diría –me halagas que pienses eso de mi, pero...- pude ver como su cuerpo se tensaba supongo que se imaginaba lo que le diría a continuación –no puedo corresponderte- me dolió ver como su mirada se desviaba de la mía, lo estaba lastimando pero era necesario –Natsu seamos sinceros, tu no me quieres de esa forma lo que pasa es que pasamos mucho tiempo juntos, nosotros somos buenos amigos y te has confundido, lo que tú sientes por mi es solo amistad no amor, por eso...-

-Detente por favor Lucy…está bien comprendo que no sientas lo mismo que yo, pero por favor no sigas… - repentinamente la mirada de Natsu me atrapo –pero no menosprecies mis sentimientos, se lo que siento por ti, lo he sabido desde hace mucho tiempo, si te he dicho que te quiero es porque así lo siento, pero entiendo que no sientas lo mismo por mi- pude ver la tristeza en sus ojos –pero no me quiero rendir y al menos ahora sabes lo que siento por ti y tal vez con el tiempo…-

-Natsu yo… yo quiero que sigamos siendo amigos, quiero que sigamos como hasta ahora, que podamos confiar plenamente en el otro, que juntos disfrutemos momentos llenos de alegría, que viajemos y tengamos grandes aventuras, Natsu yo quiero que sigamos siendo amigos ¿podríamos olvidar esto y ser solo amigos?-

-¿Eso es lo que quieres, Lucy?- su mirada y su voz demostraba que no esperaba esa respuesta de mi parte, supongo que tenía aunque sea una pequeña esperanza que le correspondiera.

-Eso es lo que quiero- le asegure mostrándome suplicante por que aceptara mi egoísta petición.

-Está bien pero solo con una condición- espere que fuera algo que pudiera hacer, haría cualquier cosa por conservar nuestra amistad –Solo si somos los mejores amigos- cuando su sonrisa apareció acompañada de esas maravillosas palabras todo se volvió calma.

-¿En serio los mejores amigos?- pregunte alegremente, por la esperanza que después de este incidente todo regresará a la normalidad.

-Los mejores amigos, para siempre- me respondió Natsu con una alegre sonrisa a la que no pude evitar corresponderle.

-Pero te voy a decir algo Lucy- comenzó a decir repentinamente serio, seguramente para darle firmeza a sus palabras –algo despertó en mi y aunque no lo quieras creer tu lo despertaste, pero tú solo quieres que seamos amigos y si eso es lo que quieres me parece bien, haría cualquier cosa por tu felicidad daría mi vida por ti y si tu solo quieres eso de mi no me queda más que aceptarlo, Lucy quiero que recuerdes que siempre estaré ahí para ti, pero tal vez algún día me vuelva a enamorar, tal vez encuentre a una mujer que me quiera y acepte mis sentimientos es posible que comience una relación con ella, entonces tal vez nuestra relación cambie, me tendrás que compartir ¿Estarás bien con eso? ¿No te molestarás?-.

Sentí una punzada en el corazón, conozco a Natsu mejor que nadie se lo maravilloso que es, que alguna chica se enamore de él es algo muy posible, era justo yo también espero encontrar a alguien a quien pueda querer y que me quiera y aunque siento que yo si interpondría nuestra amistad ante un posible amor, entendí a lo que se refería así que le respondí sonriente –mientras no me ignores y te olvides de mi y nuestra amistad por esa chica, todo estará bien, incluso hasta te puedo ayudar a conquistarla si tienes problemas, porque déjame decirte algo Natsu, eres mi amigo pero eres demasiado despistado con los sentimientos de las mujeres debes de aprender que las mujeres somos muy delicadas y tu no las sabes tratar-.

-Claro entonces cuando ese momento llegue, espero que me ayudes Lucy- me contesto sorpresivamente sonriente, verlo así no podía más que hacerme feliz y lo tome del brazo, como si con ello dependiera mi vida.

-Cuenta con ello, pero por ahora hay que ir al gremio- en ese momento fui interrumpida de forma ruidosa por mi estomago, haciéndome sentir muy avergonzada, ¿Por qué él tenía que escuchar aquel vergonzoso sonido? ¿Por qué Natsu siempre tenía que estar presente en todos mis vergonzosos momentos?.

-Lucy no eres femenina- me dijo burlándose sonoramente de mi.

-cállate por eso te dije que no sabes tratar a las mujeres, ahora vamos a comer y tú me invitaras porque no tengo dinero-.

-¿No tienes dinero, Lucy?-.

-No y pronto tendré que pagar la renta-.

-Entonces está decidido, vamos por Happy y hagamos una misión juntos- dijo Natsu mientras tomaba mi mano.

-Pero Natsu tengo hambre- le hice saber mientras era arrastrada al comienzo de una nueva aventura.

-Ya comerás después tenemos que correr no quiero que el idiota de Gray se quede con la mejor misión-.

-Ok- respondí alegremente, porque todo regresaba a la normalidad, porque volvemos a ser amigos, los mejores, no sé qué pasará en el futuro pero sé que jamás me arrepentiré de mi decisión, jamás me arrepentiré haber rechazado a Natsu, mientras tenga su amistad todo estará bien, si él está junto a mí de esta forma nada malo pasará.

::::::::::::::::::::::::

GRACIAS POR SU LECTURA

ESPERO QUE FUERA DE SU AGRADO.