¡CORTE!- grito el director tras haber confirmado que las cámaras hayan hecho las tomas de todos ellos disfrazados.- eso es todo, amigos, ahora pueden descansar- apenas y dijo esto cuando los Looneys empezaron a dispersarse caminando por el lugar de forma lenta sintiendo el cansancio.

Daffy dejo salir un suspiro de su pico sintiendo el resentimiento en su cuerpo por haber estado corriendo de un lado a otro y gritando, al igual que su cara resentía todas esas expresiones que había tenido que hacer. El pato retrocedió un par de pasos y sin querer acabo chocando contra algo o mejor dicho alguien.

O lo lamen…- no término de decir cuando vio como unas manos rodeaban su cuerpo posándose a la altura de su abdomen.

El pato hubiera dicho que se trataba del conejo pero al ver esos brazos grisáceos con unos guantes azules turquesa, fue cuando dudo.

Te ves bien, Duck- murmuro Bugs.

El pato llevaba puesto un disfraz de Joker. Con un saco largo hasta color morado cerrado cruzado solo con un botón y hacia juego con sus pantalones del mismo color, una camisa amarilla cuadriculada con finas líneas color rojo, un chaleco color verde sobre la camisa, un moño negro y su rostro estaba maquillado, con un color rojo sobre sus labios formando una sonrisa y su rostro estaba pintado de blanco con sus ojos delineados de negro. Incluso su cabello estaba distinto con un color verde encendido e iba peinado hacia atrás con solo un pequeño mechón travieso que se quedaba necio al frente.

A los ojos de Bugs ese disfraz le iba de maravilla, el Joker y ese pato compartían mucho más que la locura, el carácter entre malicioso y burlón. Y a decir verdad el pato se veía bastante ¿Cuál era la palabra que estaba destacando en su cabeza al verlo vestido así? ¿Sensual? ¿Excitante? Todo de una forma traviesa y maliciosa que reflejaba esa sonrisa en el rostro del pato.

Daffy se dio la vuelta al escuchar la voz del conejo, ansioso por ver el disfraz que este traería puesto, sabia que era uno femenino pero no lo había visto aun. Podia ser el de Marilyn Monroe que tanto le gustaba o tal vez el de Honey Bunny o el de Jessica Rabbit.

Pero al quedar frente al conejo lo que pudo ver cual algo completamente distinto.

Una peluca de cabello lacio sedoso y blanco estaba sobre su cabeza y dejaba que parte de este cabello cayera sobre uno de sus hombros. Un traje femenino ajustado del mismo azul que el de sus guantes dejaba ver un poco de su pecho con una abertura en "v", un par de pechos voluminosos que hacían que el poco escote fuera insuficiente, el traje poseía un par de aberturas en los costados que hacían que solo un poco de tela se hiciera cargo de tapar parte del abdomen del conejo mas o menos a la altura del donde estaba el ombligo de este, y por el ultimo el traje dejaba que las dos largas piernas del conejo se quedara casi en completo. Era como si fuera un traje de baño pero la suave tela negaba la posibilidad.

¿Qué te parece, Duck? Soy toda una diva- le guiño el ojo al pato y dio una vuelta modelando el traje para que este pudiera verlo completo. – ¿Daffy?-

Daffy sintió un intenso calor posarse sobre sus mejillas mientras vía al conejo de arriba a bajo con su pico entre abierto, dejando que sus ojos admiraran la sexy figura que dicho traje presentaba frente a él e incluso se movió detrás de este para poder ver como la parte trasera cubría dejaba la colita de conejo al descubierto y mostraba parte de los glúteos del conejo. Trago saliva sintiendo su garganta completamente seca como si no hubiese probada agua en años, su corazón latía rápido y en su sangre había un fuego que le recorría todo el cuerpo llegando como un cosquillo hasta sus extremidades.

Quería tocarlo, tenía que tocarlo, pero al mismo tiempo no podia apartar su mirada de ese cuerpo que estaba provocando que su mente se quedara en blanco.

Eeee…. ¿Daffy?- dijo Bugs viendo que no había respuesta alguna del pato, quien solo se quedaba frente a él con sus ojos bien abiertos. - ¡Daffy!- dijo alzando un poco su voz.

El pato subió lentamente su mirada hacia los ojos del conejo viendo ahora esas largas pestañas y esos ojos entre grises y azulados que lo observaban intrigantes.

El conejo vio esos ojos verdes clavarse en los suyos por no mas de un par de segundos antes de que estos se apartaran nerviosos y vio al pato retroceder.

Si bueno… si..- se aclaró la garganta adentrando sus manos en los bolsillos de su pantalón y se esforzó por mostrarse malhumorado como siempre. – no te vez mal… digo no es que te veas muy… bueno…-

Bugs sonrió de forma entre burlona y emocionada viendo como el pato se trababa sin poder soltar ni una idea clara.

¿entonces crees que me veo bonita?-

Menciono con voz sensual jugando con el cuello del saco del pato, atrayéndolo a él.

El pato hizo primeramente una mueca y después una sonrisa juguetona se mostro en su rostro rodeando entonces la cintura del conejo y con la mano que tenia libre tomo la barbilla de este.

Bonita es una palabra demasiado pobre para describirte, Muñeca- menciono de forma sensual.

El conejo solamente se echo a reír viendo como esos ojos verdes lo observaban conquistadores.

Daffy coloco su pico más cerca de los labios del conejo con la intención de besarlo. La sonrisa del conejo disminuyo un poco y este también acerco sus labios prácticamente rozando los del pato, pero antes de que pudiera sentirlos sobre los suyos estos se apartaron al igual que el agarre del pato.

¡Gee, Daffy ¿Por qué no nos presentas digo por que no nos presentas a tu adorable compañera?!- pregunto Claudio acercándose con un disfraz de frankenstein.

El gallo tomo la mano de Bugs creyéndose por completo que se trataba de una mujer, y beso esta aprovechando la acción para pasear sus ojos por el cuerpo viendo a detalle este.

En ese momento Bugs comprendió la razón por la cual Daffy se había apartado tan rápido de él.

Pero que hermosa Poupée- dijo Pepe ahora apartando al gallo con su traje de rockero famoso, llevando consigo una chaqueta de cuero y su cabello ligeramente despeinado acompañado de unos lentes oscuros.

El zorrillo beso primeramente su mano para después asegurarse de tomar su cintura con la otra para acabar atrapándolo entre sus brazos.

Rápidamente Bugs reacciono ante esto sonriendo nervioso e incomodo por la cercanía y el susurro de palabras francesas cerca de su oreja.

¡Alto! ¿Qué demonios creen que…?-

El pato no termino de decir cuando llegaron los demás Looneys en forma de manada empujándolo bruscamente apartándolo por completo del conejo, amontonándose alrededor de este, haciendo que ahora el pato acabara tirado en el suelo.

Como pudo Bugs se hizo cargo de deshacerse del agarre del zorrillo haciendo uso de toda sus fuerzas para poder romperlo.

Eres una dama muy fuerte, me gustan las mujeres así- murmuro el zorrillo mirándolo coqueto.

No lo creo pequeño- rio Bugs siguiendo con su papel de diva femenina.

Retrocedió un poco y solo para acabar topándose con el vaquero escondido tras un disfraz de pirata.

Sam se deshizo de su sombrero dejando ver su calva para después hacer una reverencia ante "la hermosa mujer".

Su belleza es sublime- dijo el ahora tomándolo de ambas manos haciéndolo bajar a su nivel. - ¿Qué le parece tener una cita con este pequeño bombón?- le guiño el ojo de forma coqueta.

Bugs intento no reírse ante el intento de seducción de Sam y acabo paseando su mano por el bigote de este para después depositar un beso contra su mejilla, momento que aprovecho para colocar dinamita en su sombrero.

No lo creo, "Bombon"- coloco de vuelta el sombrero en su cabeza y lo empujo lejos de si.

La dinamita termino explotando pero el pelirrojo seguía de pie con corazones volando alrededor de su cabeza mientras se tambaleaba.

El conejo se abrió paso entre la multitud de Looneys y camino hacia una de las mesas del salón siendo acompañado por la música y el juego de luces de colores.

Los directores les habían dado la oportunidad de realizar un tipo festejo de Halloween sin tener necesariamente las cámaras sobre ellos.

Una amplia pista de baile estaba a su merced al igual que varias bocinas esparcidas por el lugar con la intención de mantener el ambiente encendido. Claro que varios de ellos se dedicaban solamente a divertirse en lo que mas les gustaba hacer, ya fuese perseguir a su típica presa o pelearse con sus rivales.

Pero en esos momentos una buena parte de ellos se encontraban siguiendo el caminar del conejo mirando de forma atontada hacia esas caderas tambaleantes y largas patas.

¡¿Qué demonios creen que hacen? Es ese estúpido conejo!- grito Daffy corriendo hacia ellos. - ¡¿Qué no lo ven?! ¡es Bugs!- volvió a gritar pero todos parecían demasiado atontados por ese cuerpo curveado.

Una mueca se formo rápido en el rostro del pato y este apretó con fuerza sus puños viendo como el conejo se sentaba sobre la mesa y los otros atolondrados lo rodeaban.

No sabia precisamente que era lo que mas le molestaba, si esa sensación de celos por ver como recorrían el cuerpo de su conejo con miradas tan impropias, o si era ese coraje que le daba al ver como el conejo seguía el juego dejando que su vanidad se alimentara con los halagos.

¡Muévanse, Idiotas!- empujo a unos cuantos intentando abrirse paso para llegar al conejo con la esperanza de deshacerse del disfraz para que pudieran ver que se trataba de él.

El pato acabo empujando a Sam pero este se levanto rápidamente.

¿Cuál es tu problema, pato?- saco su pistola y la coloco contra el pecho del pato. –¿estas intentando acercarte a mi chica? ¿piensas robármela?-

¡¿tu chica?!- exclamo molesto apartando de la pistola de si.

Si, mi Chica-

Daffy sonrió maliciosamente sacando de su saco lo que era un revolver haciendo que la pistola anticuada del pelirrojo luciera ahora como un juguete.

¿decías?- menciono sin apartar su sonrisa amplia.

Sam trago saliva y sonrió nervioso retrocediendo un poco. El pato apretó el gatillo pero del arma solamente salió un letrero amarillo de "bang", miro preocupado hacia la pistola y después volvió su vista hacia el vaquero que volvía a apuntarlo con su arma y ahora quien sonreía nervioso era el.

Vamos, preciosa. Salgamos de aquí, tal vez podamos ir a tomar algo… a mi casa- menciono Speedy mordiéndose un poco el labio inferior.

Bugs se limito a reír como si se tratara de una chica tímida y dejo que el ratón siguiera con su tarea de besar su brazo mientras los demás lo veían con sus bocas abiertas.

Un par de disparos y pudo ver a lo lejos al pato huyendo del Sam, corriendo intentando escapar de los ahora continuos disparos que eran lanzados contra el.

Sin quererlo su mirada se volvió de preocupación al ver que las balas pasaban demasiado cerca.

No te preocupes, muñeca. Yo me encargo de ese pato escandaloso- dijo el pequeño gangster sin apartar su puro de su boca y volvió su mirada hacia su compañero. – vamos Mugsy, deshazte del pato-

El grandote trono sus dedos y se aproximó hacia donde corría el pato.

Pero no es necesaria la violencia- rio nervioso intentándose ponerse de pie pero antes de que lograra hacerlo Elmer se interpuso.

El cazador había dejado de lado su típico uniforme y ahora vestía lo que era un traje caro con camisa negra un moño deshecho blanco, y un saco y pantalón también negros, todo acompañado por unos lentes oscuros que lo hacían ver como si fuera una combinación de gangster, estrella de música y millonario.

Tenia que aceptarlo el pelón no lucia mal bajo todo ese atuendo, se podría decir que lucia bastante aceptable.

Hola Preciosa… heeheeheehee- dijo soltando su extraña risa al final.

Hola calvin- dijo Bugs viendo como el corazón de este salía prácticamente de su pecho. – si me disculpan tengo que ir a… hacer unas cuantas cosas- menciono intentando alejarse.

Pero antes de que pudiera moverse del todo Elmer acabo tomándolo de un brazo y lo llevo hasta la pista de baile.

¿bailarías conmigo?- pregunto con corazones en sus ojos.

Eres muy amable calvin, pero no creo que seas mi tipo- lo aparto de si, pero insistente Elmer corrió hacia el atrapándolo entre sus brazos, tomando al conejo por sorpresa.

Por otro lado se encontraba Daffy esquivando de los puñetazos que habían dejado noqueado a Sam y ahora buscaban proyectar contra su cuerpo.

Vamos es todo lo que tienes, grandote- dijo esto esquivándolo con facilidad.

Sacando una flor y poniéndola en su solapa apretó un pequeño botón de esta haciendo que de su centro se desplegara un guante de box que acabo proyectando contra el rostro del gangster lanzándolo a varios metros de si hasta golpear contra la pared.

Grito un par de "whoo-hoo" al aire mientras saltaba para después dirigirse hacia donde se suponía que debía de estar el conejo, pero este ya no se encontraba ahí.

Miro por el salón logrando ver como Wile con su traje de ninja oscuro perseguía al correcaminos que iba de ninja claro. Y como Pepe ahora rodeaba el cuerpo de Sylvester quien iba con un disfraz de mosquetero, al menos el zorrillo ya no se encontraba persiguiendo al conejo y con Sam noqueado, esos eran dos menos.

Bugs hizo coloco una sonrisa coqueta mientras que Elmer intentaba hacerlo bailar con el, por un minuto le siguió el juego dejando que el calvo pusiera bailara topemente frente a él, riéndose de lo ridículo que lucia y después se acercó a el para tomarlo de las manos.

Porque no cierras tus ojos por un momento, calvito- murmuro con un tono travieso haciendo que Elmer riera sonrojándose.

Espero a que cerrara sus ojos y vio como este ponía sus labios esperando el beso, pero en vez de eso Bugs solo rio para sus adentros y sacando un mazo por detrás de si dio unos cuantos golpes sobre su cabeza logrando atontarlo lo suficiente para que este cayera al suelo con chipotes en amoratados sobre su cabeza.

Ya era hora que te deshicieras de ese tonto-

Bugs volvió su mirada hacia atrás de el ahora logrando ver a Speedy con su traje de bandido y una rosa en su mano.

Déjame enseñarte lo que es bailar de verdad- dijo con un tono sensual.

Y antes de que el conejo pudiera huir acabo ser involucrado en un baile romántico con el pequeño ratón que se las había ingeniado por conseguir unos sancos que le permitieran moverse.

Todo aquello había tomado un rumbo que a él no hubiese esperado, primero había hecho todo eso para poner celoso al pato pero las cosas habían resultado distintas y culpaba a su vanidad por haber dejado que acabara así bailando tan cerca de ese ratón.

Más sin embargo el baile no duro mucho ya que el cazador acabo levantándose y empujando al ratón termino por tomar su lugar incluso le había arrebatado la rosa y ahora la llevaba en la boca.

¡Yikes!- exclamo Bugs e intento apartarse pero los brazos de Elmer rodearon su cuerpo.

Por otro lado Daffy maldecía en voz baja las luces y a sus compañeros que estaban nuevamente haciendo un desastre, por sus dificultades de poder encontrar al conejo.

Se adentro en la pista de baile viendo como las luces se reflejaban en el suelo de esta y fue cuando logro ver entre esa diversidad de Looneys persiguiéndose y uno que otro bailando, un cuerpo curveado moviéndose al ritmo de la música. Sin pensárselo corrió hacia el pensando por un segundo que se trataba del conejo pero al llegar…

Pero si eres tu, pastelito-

Retrocedió de inmediato al ver que en realidad se trataba de Melisa que usaba también un vestido ajustado a su cuerpo.

Estaba buscándote para bailar- menciono guiñándole el ojo al pato.

Daffy simplemente sonrió y retrocedió lento. Las cosas con ella sencillamente no funcionaban, era una excelente actriz y todo pero, a la chica le faltaban un par de tornillos, además de que sabía que si acababa involucrándose con ella en algo más fuera del ámbito profesional, terminaría por usar una argolla de matrimonio en su dedo y aun que era precisa, el matrimonio no era lo suyo aparte de que ella resultaría ser una esposa demasiado posesiva.

La vio acercarse a él parpadeando coqueta sus largas pestañas mientras que acariciaba su cabello rubio.

Ahora mismo no puedo querida ¿pero llama mas tarde?- dijo esto logrando escapar del agarre de la chica corriendo tan rápido como podia.

Pero su intención de escape acabo por ser intervenida choque contra Porky y su disfraz de calabaza.

¿Da…Da…Daffy?- tartamudeo el cerdito apartándose por un segundo de Petunia. – Va…Vaya tu di..di…disfraz es gra…gra…grandioso-

Si, lo que digas jamoncito. ¿has visto a Bugs?-

¿Bugs? Puede que este con la chica nueva que anda por ahí, una muy guapa de cabello lacio y blanco- contesto Petunia.

Si! Esa chica! ¿Dónde esta?- dijo Daffy tomando a la cedita por los brazos.

Creo que estaba bailando con Speedy- contesto intimidada por cercanía del pato.

Soltó a la cerdita y sin esperar se adentro mas en la pista sintiéndose molesto por los actos del conejo. Una cosa era dejara que ellos lo miraran y lo adularan creyendo que era una mujer, otra muy distinta era dejar que se le acercaran con otras intenciones.

Bugs se hizo hacia atrás sintiendo prácticamente los labios de Elmer sobre los suyos pero sus brazos lo seguían tomando con fuerza por la cadera.

Espera, Doc.- coloco una mano sobre el rostro de Elmer intentando apartarlo.

Vamos, señowita- rio acercando un poco más sus labios.

No lo creo, Calvo- dijo Daffy.

El conejo se sorprendió al escuchar la voz del pato y en cuestión de segundos el brazo de Daffy rodeo su cintura y una pata plana del pato se coloco contra el rostro de Elmer empujándolo lejos de ellos, haciendo que soltara al conejo.

¿Qué hay de nuevo, Du…?-

No logro terminar su frase cuando los labios del pato se pegaron bruscos contra los suyos. Cerró sus ojos dejándose llevar por el beso y fue entonces cuando sintió como su peluca era jalada y quitada de su cabeza, dejando sus largas orejas expuestas.

¡AJA! ¡Ven Es el estúpido conejo!- grito Daffy sacudiendo la peluca mostrándosela al resto de sus compañeros.

Hijo, digo hijo eso es quitarle toda la diversión a la fiesta- dijo Claudio cruzándose de brazos. – por supuesto, digo por supuesto que ya sabíamos que era el.-

Solo queríamos divertirnos un rato- continuo Pepe trayendo a rastras a Sylvester quien se encontraba sonrojado entre sus brazos.

Daffy miro a sus compañeros viendo como estos lo observaban con cara de molestia por su acto de descubrir al conejo.

¡Esperen ¿Qué acaso era el conejo?!- grito Sam acercándose mirando atónito hacia Bugs quien permanecía con una expresión relajada en su rostro.

Si… por… por supuesto que sabíamos que era el- menciono Speedy con nerviosismo en su voz.

La realidad era que el ratón al igual que Elmer y Sam había ignorado por completo la posibilidad de que se tratara del conejo y ahora que lo pensaba por alguna razón le había resultado tan familiar la actitud de esa mujer con la expresión orgullosa en su rostro y con personalidad relajada.

¿Wonejo?... ¿Cómo?... – Elmer se acercó a Bugs tomando a este por los brazos. – ¿tú eras la bella mujer?-

Nee… gracias por el cumplido, Doc- menciono riendo de manera burlona por la expresión de impresión en el rostro del Elmer.

Elmer acabo por soltar al conejo y tal como Sam y Speedy acabo caminando hacia una de las mesas sentándose en la silla mirando decepcionado hacia el conejo, aun preguntándose como era posible que ese wonejo tonto lo hubiera engañado de esa forma. Su corazón se había acelerado, había sentido el fuego del amor a primera vista consumir su alma y todo se había desmoronado ante ese cruel descubrimiento.

Eee… mi peluca Duck- menciono Bugs acercándose al pato.

Daffy miro aun atónito hacia la peluca y un ligero sonrojo se poso sobre sus mejillas. Había besado al conejo enfrente de todos, lo que siempre habida estado evitando ahora lo había hecho enfrente de absolutamente todos.

Tu… ¡conejo despreciable!- a ventó la peluca de Bugs contra el rostro de este y salió del lugar. – tonta fiesta, tonta música, tonto Halloween, tonto conejo- menciono entre dientes.

Espera, Daff.- Dijo Bugs dándole alcance al pato.

¡¿Qué es lo que quieres?!- replico el pato mirándolo molesto.

Sabes, esta es una mansión después de todo. Hay unos cuartos que no usamos para la grabación- coloco la peluca devuelta en su lugar. - ¿no quieres dar un paseo?-

De mala gana acabo accediendo siguiendo al conejo hasta uno de los elevadores funcionales que no habían modificado para las grabaciones.

No tenias por que molestarte, Duck.- dijo Bugs mirando hacia el pato quien estaba con sus brazos cruzados y su ceño bien fruncido

Todos sus celos y sus tontas ganas de apartar a todos de su conejo, toda esa pelea tonta con Sam y ese Gagnster, todo eso para que acabaran saliéndole con la pantomima que era para divertirse.

Vamos, Daff.- pego su nariz contra el cuello de este y desabrocho su saco acariciando entonces el torso del pato. – no me digas ¿Qué en verdad te pusiste celoso, Duck?-

Cállate, conejo- replico apartándolo de si. – no estaba celoso, solo era un poco de molestia, nada mas-

¿Molestia porque, precisamente? ¿Por qué me dijeran lo bella que luzco? ¿por como me comían con sus miradas?- parpadeo coqueto.

Esa voz afeminada del conejo no hacia mas que hacer que sus razones de celos sonaran notoriamente absurdas, mas que nada ahora que sabia que "todos" estaban conscientes de que se trataba de Bugs.

Sinceramente no le hayo la gracia- volvió a arrebatar la peluca de la cabeza del conejo. – ponerse una tonta peluca y decir "si mírenme todos, haláguenme con sus tontos intentos de conquista para alimentar mi enorme vanidad"- dijo Daffy colocando la peluca sobre su cabeza e imitando la voz femenina de Bugs y sus movimientos.

Bugs rio viendo al pato imitarlo y volvió su mirada hacia la puerta del elevador el cual se había detenido, espero que las puertas se abrieron y ambos salieron de este.

Puede que si me haya sobre pasado un poco- acepto buscando un el interruptor de la luz. – pero no puedes decir que no me veía bien- encendió esta al encontrarlo.

Daffy vio al conejo caminar por el pasillo y lo siguió de cerca sintiéndose aun algo asustado por el aspecto lúgubre del lugar.

Bugs se detuvo frente a una de las puertas y abrió esta para después adentrarse y prender la luz confirmando que estuviera a oscuras.

Nee… al menos ahora no tienes que empujar a nadie por acercarte a mi- dijo dejándose caer sobre la rustica cama.

El conejo vio al pato hacer una mueca ante el comentario.

¿piensas quedarte ahí, Duck?- dijo viendo como Daffy continuaba de pie en el marco de la puerta.

¿Por qué no traes mejor a los demás? Puede que ellos quieran pasar la noche contigo- replico aun ofendido.

Bueno si eso quieres- dijo Bugs poniéndose de pie con la intención de salir del cuarto pero antes de que pudiera hacerlo las manos del pato lo detuvieron.

Daffy tomo al conejo por las muñecas y jalando de estas lo llevo de regreso a la cama dejándolo sobre esta para después cerrar la puerta de golpe.

¿cambiaste de opinión, Duck?- dijo burlón viendo como el pato se acercaba a él.

Pero no hubo respuesta alguna ante su pregunta burlona, solamente el pato se puso sobre el con sus manos presionando sus muñecas con fuerza a la altura de su cabeza, haciendo que permaneciera inmóvil contra la cama.

Bugs vio los ojos verdes de Daffy bajar por su cuerpo y por primera vez en toda la noche sintió el nerviosismo apoderarse de él al ver como esos ojos lo recorrían. Daffy vio a Bugs removerse un poco sobre la cama y sonrió levemente.

¿Qué pasa, diva? ¿acaso te has puesto tímida?- ahora era el quien hablaba en tono de burla.

El conejo sonrió sarcástico pero si intención de lucir tranquilo ante todo se corrompió al ver como una mano de Daffy abandonaba su muñeca para adentrarse por una de las aberturas del costado de su traje bajando de forma lenta hasta colocarse cerca de su colita esponjosa de conejo. El pato creo un leve masaje en esa zona y con los mismos movimientos lentos dirigió su mano a la entre pierna del conejo sintiendo como la manos de este se contraían aun sin poder moverse debido a que las mantenía agarradas con una de sus manos.

No se como puedes andar con guantes todo los días todo el día.- dijo sacando su mano para deshacerse del guante que la cubría.

Neee… uno se acostumbra-

El emplumado llevo su mano hacia el escote y sin pensárselo mucho metió su mano para quitar esos pechos falsos y entonces dejar que sus dedos masajearan el suave pecho del conejo, sintiendo esa piel sedosa.

Esto no esta bien- murmuro con su voz malhumorada y se apartó del conejo. – No te muevas- advirtió antes de adentrarse en el baño.

Bugs aprovecho el momento para respirar hondo y controlar su ritmo cardiaco, dejando escapar el aire por su boca.

Un minuto después y el pato estaba de regreso ya sin el moño en su traje ni el maquillaje en su rostro y con el pelo de su cabeza mojado por haberse quitado el color verde este. Tenía un trapo húmedo en su mano y dejo caer este sobre la cara del conejo, Bugs intento llevarse las manos al rostro para quitar el trapo pero el pato se lo impidió gritándole nuevamente que no se moviera.

Daffy se coloco una vez mas sobre Bugs y de forma delicada comenzó a quitar el maquillaje del rostro del este, deshaciéndose de la sombra para besar sus ojos, el rubor para besar sus mejillas y por ultimo del labial para besar con suavidad sus labios.

Bugs rio ante las acciones pato quien lo veía ligeramente sonrojado y notablemente molesto. Lo miro sentarse sobre su abdomen para entonces erguirse y darse a la tarea de quitarse el saco morado su chaleco verde y de forma más torpe su camisa amarilla, para después acercarse a besarlo nuevamente.

El conejo miro hacia la parte baja del pato notando que este aun llevaba esos pantalones morados y llevo sus manos hacia los botones de estos haciendo que el intento de Daffy por besarlo se detuviera.

No creo que sea conveniente que te los dejes puestos ¿o si, Daff?-

El pato solo asintió con la cabeza y se aproximó a besar al conejo adentrando de inmediato su lengua en la boca de este mientras sentía como sus manos enguantadas se encargaban de deshacerse del pantalón para después lanzarlos dejándolos caer a un par de metros.

Rozo esos predominantes dientes con su lengua y dejo que sus manos se deshicieran del traje de Bugs quitándolo de forma pausada recorriendo cada parte de su cuerpo con sus manos, acariciándolo.

El conejo pudo escuchar sus dificultades para respirar y supo que el pato se estaba esforzando por retener su necesidad de poseerlo con tal de hacer todo con delicadeza.

El que me vista de mujer no quiere decir que sea tan delicado como una- murmuro paseando una de sus manos por su pico.

Tu lo has dicho, dientón-murmuro

Tomando las piernas del conejo hizo que su cuerpo se acercara más al suyo. El conejo rodeo la cintura de Daffy con sus patas y acaricio su espalda mientras el besaba su cuello dando suaves mordidas sobre este haciendo pequeños gemidos se escaparan de la boca de Bugs. Podia sentir sus dedos pasear por su pelo y su cuerpo tensarse, volvió su mirada hacia su rostro logrando ver esos ojos entre grises y azules mirándolo de forma cuestionarte por haberse detenido.

¿sucede algo, Duck?- pregunto burlón.

No- contesto molesto frunciendo el ceño.

Aun que no lo dijera, aun que no se lo pudiera decir siempre le gustaría mas ver aquella figura normal del conejo con su sonrisa sarcástica y su personalidad confiada.