Buenas tardes queridos Lectores.

-Oye Arnold es propiedad de Craig Bartlett. (Comentarios y respuesta a sus reviews abajo, que disfruten la lectura.)


Crisis Económica: Plan de Ataque

Autora: Kennet M.

Tiempo: La llamada Pobreza

Capítulo 8: Fin a la Mafia Escolar.

No era el momento para pensar esas cosas, pero sin duda ahora que lo observaba y analizaba cuidadosamente todos los personajes que rondaban su vida cotidiana tenían sus cabezas muy extrañas. Por ejemplo, Wolfgang parecía un perro, el gran Gino una especie de llama, y la tan nombrada Mrs. Dana, chica fina de altos modales que había seguido Rhonda era un tipo de gnomo con un vestido azul. Como fuese los tres personajes tratando de parecer imponentes y serios aunque temblaban como gelatina estaban al otro lado de la mesa larga y atrás de ellos varios chicos vestidos de traje.

Helga sonrió de lado.

En su terreno, estaba a su lado Phoebe en su traje de la Señorita D, la peluca rubia que le llegaba hasta los hombros, un arreglo que seguiría siendo un secreto misterioso para darle altura y un vestido blanco largo así como el sombrero de campana la hacían parecer una dama de casi 18 años. Ahora que recordaba cuando se la presento a Gerald éste tuvo un momentáneo colapso mental y fueron necesarios casi 20 minutos para que el moreno y Arnold se lo creyeran.

"La magia de Helga G. Pataki"

Fue lo que ella explico y después de ser tildada de bruja admitieron su talento. Phoebe tenía embobados a los oponentes, y ella, voz ronca, completamente intimidados: Era como decir la mezcla perfecta, asustar niños ingenuos era cosa de tontos.

Atrás de voz ronca y la Señorita D, se encontraba el resto del pelotón, a los costados uniformados con cara impecablemente seria Arnold y Gerald y luego otros más, casi todo el salón de hecho, cortesía de las mañas del cabeza de balón para convencer gente, el argumento más poderoso que usó fue que nos los molestarían nunca más y podrían usar trajes elegantes.

-Perdone Señor, no conozco en persona a la Señorita Heyerdahl y ciertamente no me he fijado mucho en ella, pero estoy completamente segura que esa persona… cosa… que esta ahí no es ella, ni siquiera parece niña… o para ser más exacta no parece humano.- Voz ronca que estaba supremamente relajado con los codos sobre la mesa, giro su oscuro rostro sin mucha preocupación hacia la esquina donde la pequeña Mrs. Dana enseñaba con desdén.

-Mr. Dona…insistió en que debíamos venir todos aun cuando le notifique que Phoebe estaba en recuperación, así que no quería defraudarla.- La fría voz del hombre del sombrero tenía un toque de burla a pesar de que no se notaba mucho por lo ronco de sus palabras, la aludida se puso completamente roja ya que ese señor la había llamado "Señor Dona". Atrás se escuchó la risa sin precedentes, contenida desde hacía mucho porque a todos les había causado gracia que un niño de anteojos fuese vestido como una niña y además…

-¡Que inteligente soy muajajajajajaja… que bonita soy…!- Exactamente eso era lo que había estado balbuceando Curly-Phoebe hacia mas de media hora.

-Como dije hace un momento…- Helga sonrío siendo ocultada por el cuello alto del chaleco, se estaba divirtiendo de lo lindo. – No tengo razón alguna para negociar con mocosos como ustedes, por su bien, dejen de fastidiarme haciéndome venir a estos encuentros ridículos como si no tuviera nada mejor que hacer o sus familias…- Voz ronca alzo una mano enguantada señalando a todos los niños de ese lado.- hare que los castiguen de por vida y si eso no pasa yo mismo los cuelgo a las afueras de la ciudad.

El brabucón, el mafioso de los dulces, la niña con complejos de superioridad y el resto del batallón se abrazaban temblando completamente azules, pues desde el principio, en el mismo momento que se dieron cuenta que sus oponentes eran adultos se dieron cuenta que era una batalla perdida.

-Señor espere por favor.- Arnold se adelantó y miró a los chicos del otro lado. –No hay necesidad para las amenazas pues estaríamos actuando igual que ellos, estoy completamente seguro que ahora comprenden que es sentirse amenazados y obligados a hacer algo contra su voluntad.- Helga casi pierde la compostura, como siempre el cabezón con sus ideas de moral. ¿Qué la idea no era dejarlos fuera del territorio para poder trabajar en paz?

-Nosotros nunca hemos recurrido a los adultos mi querido Arnold para hacer nuestras jugadas.- Habló el gran Gino.

-Han recurrido en cambio al actuar de los adultos para manejar, manipular, estafar y sobornar.- Susurro tranquilamente la Señorita D desde su posición con voz melodiosa.

-Soy muy inteligente… muajajajajajajajaja…- Seguía danzando Curly-Phoebe a la vez que uno de los integrantes vestido de negro con gafas lo sacudía para que se callara.

-Como sea, desde justo ahora el territorio de cuarto grado es sagrado, nada de abusos, nada de estafas, nada de meter niños a los baños a la fuerza, ni lo del dichoso día de la basura, nada de obligarnos a comprar chocolate.- Exigió Arnold valiente y sabiamente mientras Helga sentía que en cualquier momento iba a matar al cabezón.

"¡Me está arruinando el negocio!"

-¡Nada de decirme gordo!- Grito Harold entre las filas.

-¡Ni de quitarme los útiles escolares y tirarlos al rio!- Grito otra voz. Y así sucesivamente los niños de cuarto olvidaron que estaban trabajando para voz ronca y de un momento a otro exigían sus derechos avivados por Arnold.

-¡¿Acaso no puedo vender chocolates?, ¿Qué tiene de malo mi negocio?!- Protesto el gran Gino, pero se calmo cuando sintió el aura siniestra del hombre bajo el sombrero mirarlo.

-Puedes venderlos, pero no obligar a nadie a comprarlos ni mucho menos a niños trabajar para ti o abusar de ellos.- Completo Gerald.

-¿Y qué obtenemos nosotros a cambio de esta ridiculez?, ¡A mi nadie me manda, y si a los niños no les gusta que los atormente pues mejor, eso le quitaría la diversión!- Wolfgang río con suficiencia.

-¿Qué obtienen?.- Murmuro voz Ronca con acento siniestro. –En tu caso no ser castrado.- El amenazado tembló al instante y dejo de reír, Helga miró a Arnold bajo el sombrero con furia contenida. –Si siguen las indicaciones de respetar el terreno de los de cuarto entonces dejare de moverme en él ya que precisamente como pueden ver se me necesitaba para ponerle fin a esto como a dicho el joven Arnold…-Pronunció sin emoción alguna aunque por dentro odiaba haber sido usada cuando se supone que era la que iba a usar.- Ahora bien, estoy de acuerdo en que debo darles una oportunidad…¿verdad?.-El rubio cabeza de balón abrió los ojos sorprendido, Helga lo miraba con odio, odio puro como jamás lo había visto en los ojos de la rubia en su vida a pesar de todas las miradas de ese tipo que al parecer ya le había lanzado.

-¿Señor?.- Preguntó desconcertado, los otros niños también lo estaban, no entendían a que se refería con "una oportunidad".

-Me refiero a que un adulto obligándolos a dejar su pase de diversión es injusto, demasiadas ventajas para este grupo de niños de cuarto que se han apoyado hasta ahora en lo que soy, debo ser equitativo y justo tal como lo dice el joven Arnold. –Helga suspiro.- Éste es el trato que les doy, si ustedes…-Hizo un amague nuevamente hacia los adversarios…- Encuentran a Helga G. Pataki antes de las seis de la tarde y logran hacerla llorar entonces… me retiro sin la amenaza de que yo vuelva aparecer, los dejare hacer completamente lo que deseen sin interferir nunca mas, después de todo éste asunto era hasta hace unos segundos de ella.- La voz ronca se extendió dejando un eco en los oídos de los presentes, la Señorita D. miraba sorprendida a su superior y los otros niños no acababan de comprender el tan extraño giro de acontecimientos que acababa de tomar todo.

-¿Por qué esa ventaja?- Murmuro Stinky a Sid.

-¿Por qué justamente a Helga?, ¿cómo que el asunto era de ella?.- Preguntaba Rhonda a Nadine.

-Lo único que entiendo es que si no protegemos a Helga después de esto, si perdemos, si Helga llora éste tipo desaparecerá y ahora si que nos harán sufrir, ¡Ah es una niña llorara al instante y justo cuando me convertí en alguien importante!.- Grito Harold con desespero y todos parecieron entender al instante que su vida se iba a convertir en un infierno o en un paraíso dependiendo todo de Pataki, nada más y nada menos que de un demonio.

-Exactamente lo que dijo el panzón, si Helga llora ellos ganan.- Ratificó voz ronca colocándose de pie. –Vamos señorita D. hay cosas que hacer.- La mujer hizo una reverencia siguiendo a su superior.

-Espere Señor, ¿Por qué ha tomado esa decisión, no lo entiendo?- Arnold preguntó desesperado a la espalda del hombre que se alejaba, más que desesperado estaba completamente confundido. ¿Por qué Helga se ponía en bandeja de plata?; sabía que a ella le iba molestar que aprovechara la situación para librarse de una vez de los abusos pero creía internamente que lo iba entender, no era idiota, ¿pero entonces porque esto?.

El hombre no le respondió y tras contados segundos desapareció tras una puerta.

-Bien, no entiendo nada pero si todo lo que hay que hacer para librarse de ese tipo es moler a golpes esa niña pues a ponerse a trabajar.- Wolfgang se abrió paso siendo seguido por su ejército de matones y Mrs. Dana junto al gran Gino salieron repartiéndose terrenos de la ciudad.

-Amigo, odio a esa niña y no entiendo que locura tiene en la cabeza, pero si no la encontramos antes le va a pasar algo muy malo. – Arnold pareció reaccionar y miro a todos que seguían con cara de perdidos.

-Ya no importa esto, pero tenemos que encontrar a Helga ahora mismo, no debe estar muy lejos así que busquen en los alrededores.- Los demás, algunos interesados en el bienestar de la rubia, otros en el propio sin reclamar mucho se dedicaron a recorrer las calles desesperadamente buscando a Helga G. Pataki, mientras tanto Arnold solo trataba de razonar con sus neuronas para convencerse que Helga no podía ser tan idiota como para causarle daño a los demás haciendo que la lastimaran.

-¡Arnold… Gerald!.- La voz de Phoebe llegó hasta ellos haciendo que se detuvieran, la muchacha sin el traje ya completamente asustada los miraba. -Helga se quito el traje apenas salió del sitio, lo tiro a la basura y fue a encontrarse directamente con ellos, no pude detenerla – La pobre pelinegra parecía muy asustada.

-Ok, ahora si Helga se ha vuelto suicida lo que nos faltaba.- Pronunció Gerald.

-¿Pero qué paso Phoebe?, sigo sin entender la verdad es un comportamiento fuera de lugar, ¿Acaso no está bien que detengamos esta locura de abusos?- La chica miro a Arnold y luego agacho la cabeza.

-No debería decir nada pero… ésta vez… es delicado… Arnold… ella nunca había llegado a tal extremo… -La pelinegra bajo la mirada. –Deberías pensar que Helga no esta pasando por el mejor momento, tiene muchos problemas en su casa, eso lo sabes mas que de sobra y pareces ignorarlo porque nunca piensas en su bienestar, nunca la miras, pasas sobre ella, ayudas a todo el mundo y aunque Helga no pida ayuda no significa que no la necesite…- Phoebe frunció el ceño mirando a Arnold. -¡Pero tu forma de ayudarla es hundiéndola, se siente usada!, ¡Todo su plan lo usaste para salvar al salón, a los demás niños!, ¿Y dónde queda Helga?, ¿Dónde quedan los problemas de Helga?- Hasta Gerald ahora escuchando las palabras de Phoebe entendía ahora cual era el motivo para el enojo sin control de la rubia.

-Uh viejo… te haz metido en un lio grueso.- ¿Grueso?... no. Era más, mucho más que un lio grueso en lo que se había metido ahora porque las cosas se le habían invertido completamente.

-Eso no tiene nada que ver con que la golpeen Phoebe.- Arnold comenzó a correr hacía la calle principal, Helga no era una niña masoquista que se dejaba golpear por ningún motivo fuese cual fuese, aun así, lo normal es que ella lo hubiese colgado a él de algún sitio durante tres días, no proponer que la medio mataran todos los abusivos de la escuela.

-¿Por qué solo juzgas a Arnold?.- Phoebe corriendo al lado de Gerald lo miro de mala manera. –La única forma por la que todos aceptaron era porque iban a tener un adulto poderoso que pusieran fin a los abusos, Helga nunca piensa en nadie para empezar porque de por sí NADIE piensa en ella, éste plan, lo de espiar comenzó solo porque la situación económica la obligo, ¿o es que se les olvida?, ¿ahora que se supone que va a hacer?.- Arnold se detuvo apenas escucho estas palabras medio impactado, con el corazón sumamente frustrado, dolido, ahogado… literalmente se le estaba quebrando en el pecho. Él acababa de dañar a Helga, lo entendía, lo mataba y quizá ella como era tan idiota con las palabras iba a poner ese dolor a la vista física: Que todos vieran lo que Arnold acababa de hacerle.

-¡HELGA IDIOTAAAAAAA!-Gritó con todas sus fuerzas mientras seguía corriendo, ¿qué el no había pensado en ella, en su bienestar, que solo la había usado?, si era justamente por ella y solo por ella que había actuado así, solo porque quería ayudarle de una forma mejor no de ésta tan horrible, lo había hecho porque quería otro camino para sacarla de ahí, lo había hecho porque alejándola de esa tontería podría hacerle ver que había otra manera menos peligrosa, lo había hecho porque de verdad… -¡ME IMPORTAS!- Gerald y Phoebe habían tenido que taparse los oídos. Arnold… había perdido la cordura también… de nuevo.


Casi que no ejem.

¿Cómo están?. Cuanto tiempo sin escribir, pero bueno ya he escrito esto que lo tenia en la mente hace rato. Un poco dramático y sin casi nada de humor, bueh se los debo para el próximo pero me era necesario llegar a otro punto en crisis… jajaja, ¿por qué creen que el fic se llama "crisis" XD?

¿Enserio creen que Arnold tenga razón en cuanto al porque Helga salió como loca a "dejarse golpear"?

Myriamj: De hecho ahora que lo dices, sobre ese capitulo de "cena para cuatro", acabo de notar que tienes toda la razón jajaja, así que no tengo que escribir un fic para resaltar las pruebas ejem, aunque eso es lo que hago creo. En cuanto a bajar las defensas… pues creo que ya si se enloqueció todo aunque ya estoy que me escribo el capitulo romántico jaja, creo que ya casi. En cuanto a Eugine, hacerlo sufrir, cierto que no lo he mencionado aunque ese sufre solito pero ya le encontrare alguna cosa que hacer. El resto también se me ocurrirá algo. Como siempre gracias por leer, por esperar y espero que esperar valga la pena, nos vemos en el próximo.

Yakii-586: Hola, bienvenida a éste fic, gracias por dejarme tu mensaje. Espero no te frustres mucho porque soy de las que sale con situaciones raras de todos lados, más en una serie como esta que es tan versátil por decirlo así. Pero no te preocupes, el objetivo es dejar a estos dos completamente en el camino indicado a pesar de todo, así que aun falta que la relación sea… mas o menos eso jaja. Que bueno que te de risa, de nuevo gracias por leer.

Massy13: Como ves nuestro querido Arnold se metió en más líos pero éste no es tan fácil de arreglar, gracias por leerme, después de éste capitulo creo que ya empezare a desenvolver problemas y a dar soluciones ya que mmm llegó a su punto critico la cosa jaja. Espero que te guste el capitulo.

Seweet-sol: Hola, que bueno que te haya gustado, bienvenida al fic y gracias por dejarme tu review. Lo de los personajes trató de no salirme mucho, aunque a veces es difícil porque los he puesto en situaciones en las que en la serie nunca han estado, pero aun así trato de hacerlo lo mejor posible. Gracias por leer, espero sea de tu agrado el dramático capitulo jaja.

Miss Cerezo: Te haz cambiado de Nick, casi no te reconozco jaja. Mentiras lo de la estatua de chicle es completamente tuya así que bueno te reconocí fácil. En cuanto a lo de la mafia para que escriba más escenas de amor apenas lo leí mire a los costados jajaja, todo puede pasar así que no me extrañaría XD, la razón por la que no he hecho muchas escenas de amor es porque no me gusta forzar las situaciones, escribo lo necesario (pequeñas escenas) hasta que piense que el asunto esta mmm ¿maduro? Jajaja, no te preocupes después de éste capitulo que ya es la punta de los problemas todo mejorara en ese sentido así que no me mandes mafia XD. Cierto suerte con ese novio y ojala que el año este marchando lo mejor posible para ti, seguire escribiendo cada vez que pueda, gracias por leer y por comentar, de verdad lo agradezco. Hasta pronto.

Zombie M-Fowl: Que bueno que te gusto y que ya tengas uno favorito hasta ahora espero superarlo pronto XD. Y si mira lo problemática que es jaja, pero bueno creo que lo de la mafia si se acabo, Arnold sabe como lidiar con esas cosas, es un niño bueno así que el grupo mafioso no duro nada. Bueno cuídate también, gracias por leer, nos vemos en la próxima.

Letifiesta: Gracias por leer.

A todos los demás que pasan a leer, muchas gracias.

Hasta la Próxima