Ok, gente, esto... Este drabble es una especie de descarga de mi frustración respecto al medio ambiente, especialmente respecto a mi sinusitis. No es ni yaoi ni slash (a excepción del final), es simplemente mi sentir respecto a los cambios rotundos del clima.

Estará de equis, pero me sentí mejor al escribirlo XD. Ojalá les guste...

Vicka.

P.d: Los siguientes personajes son de Ubisoft y de... Trey Parker y Matt Stone.


Sinusitis y medio ambiente.

- Puto clima de mierda… En serio odio este clima tan hijo de puta – comentó Connor Kenway mientras que Ezio Auditore, su mejor amigo, le daba una cápsula de Anti-Fludes para que se le calmaran los incesantes estornudos causados por los constantes cambios de clima mientras añadía:

- Tranquilo, Connor. No eres el único que sufre de sinusitis con estos cambios de clima tan bruscos.

- ¡Todo esto es culpa del hombre, viejo! Si no nos enfocáramos tanto en sobre explotar a la Naturaleza sin retribuirle, nada de esto estuviera pasando.

- Mio Dio, ¿vas a empezar con tu propaganda ambientalista?

- ¡Es la verdad! ¿ Por qué crees que los huracanes se hacen más fuertes cada año? ¿Por qué crees que los desastres naturales son cada vez más violentos y más frecuentes?

- Bueno, ese lado no te lo discuto, pero no todo ha sido culpa del hombre, ¿sabes? Si lo piensas bien, creo que tal vez ya sea el momento en que nos extingamos y le cedamos nuestro lugar a seres más evolucionados que nosotros.

- Es posible… Pero aún así la culpa la tiene el hombre.

- ¿En base a qué estás diciendo tamaña acusación?

- Contaminación, sobre explotación, caza desmedida de animales indefensos y el puto dinero. ¿Así o más resumido lo quieres?

Ezio no pudo decir más.

Una vez más el chico de origen angloamericano tenía razón al respecto. Connor, sonriente, le dio una palmada en la espalda al chico florentino y le dijo:

- No te sientas mal, viejo. Todo lo que te dije fue por pura cuestión lógica. Simplemente observa la situación más de cerca…

Dicho eso, Connor se levantó de la cama y se fue a tomar una ducha mientras que Ezio tomó el teléfono y marcó a un número de larga distancia.

- ¿Bueno?

- ¡Hola, señora Marsh! ¿Está su hijo?

- ¡Hola, Ezio! Sí, aquí está. Ahorita te lo paso.

Un minuto después, una voz masculina dijo:

- ¿Ezio?

- ¡Hola, Stan, amore mío! ¿Cómo estás?

- Estoy bien. Estaba haciendo mi tarea cuando hablaste. ¿Y tú?

- …

- ¿Ezio?

Ezio se echó a chechonear y a exclamar:

- ¡Tenías razón! ¡Estamos jodiendo al medio ambiente! ¡Mio Dio, me siento culpable de matar a Mami Naturaleza!