Calidez

.

.

Manga/Anime: Zetsuen no Tempest (The civilization Blaster)

Personajes: Mahiro & Yoshino

Advertencias: Ligero Slash

Disclaimer: El manga pertenece a Kyō Shirodaira y el anime a BONES y toda su comitiva. Mi trabajo es sólo con fines de ocio.

.

.

.

.

And here we are

Apocalypticworld and everything lost

I don't matter anyone, anywhere…just find Aika's killer –I said.

.

.

.

Yoshino apoyó su cabeza en la superficie metálica de aquel metro que los llevaría más cerca de detener los planes de Samon y el árbol Zetsuen. Miles de cosas pasaban por su cabeza pero su compañero no parecía compartir su preocupación ante el cambio repentino de los acontecimientos. Pues observar con mirada fría y una expresión de enojo el paisaje externo que pasaba rápido por la ventana no era una acción de inquietud, era más bien de indiferencia. Quiso olvidarlo y entablar una conversación con la maga del clan Kusakabe pero luego de lanzar una pregunta cualquiera para sondear el terreno supo inmediatamente que no respondería, la chica se había quedado dormida en el otro lado del mundo.

Cerró los ojos ante el repentino cansancio que invadió su cuerpo, y aunque el movimiento arrullador de aquel transporte junto con el silencioso compartimiento de pasajeros le daba la posibilidad de descansar cómodamente, la sensación de peligro y de mal augurio borró de su mente cualquier intento de conciliar el sueño.

-Yoshino –la voz seria pero calmada de Mahiro le hicieron despertar súbitamente de su letargo. Encontró el puesto frente a él vacío, asustado se precipitó de inmediato a levantarse para buscar a su amigo. Una sonrisita burlona llamó su atención. A su lado el rubio lo contemplaba divertido.

-¿¡Que estás…!? –intentó preguntar enojado pero fue cortado ante la acción del otro. En menos de un segundo aquella mano que antes descansaba inútil en el regazo ajeno paseaba por su mejilla y su cabello de forma descuidada en una caricia rápida que lo desconcertó. Su espacio personal estaba siendo violado.

-Deberías descansar, yo cuidaré de ti… -Mahiro susurró en su oído. El aliento cálido le hizo cosquillas en la piel. Sus ojos verdes miraron al otro sin estar seguro que pasaba por esa cabeza.

Una pequeña sonrisa asomó en su rostro.

Aunque no fueron amigos en las mejores circunstancias ni con la intención de serlo, estaban ahí porque habían decido seguir uno al lado del otro.

-¿Te doy un beso de buenas noches? –sonreía como bufón en carnaval –Auch –se quejó ante la agresiva respuesta.

Su puño se había movido inconscientemente.

Sí, ellos eran el dúo perfecto.

.

.

.

¿Reviews?