Guerra sobrenatural

Los Volturi habían llegado antes de lo previsto , Azarel, Alex y los Cullen estaban fuera haciéndoles frente , Rose y Hugo se habían quedado en la mansión protegiendo a Jazmín, alado de Eli

- Mira lo que tenemos aquí , ¿dónde está la hermosa Bella? – pregunto Aro viendo a todos los presentes

- No es necesaria su presencia para encargarse de unas cuantas moscas - respondió Jasper

Los vampiros gruñeron amenazantes, Alex mientras los estaba contando estaban rodeados por más de cincuenta vampiros entres los cuales había unos ocho demonios de clase baja no habría problema se dijo

- Carlisle , tu familia ha estado dando muchos problemas desde que se formó – rio Cayo

- Todos las familias son problemáticas – respondió el vampiro

- Pero la tuya se ha convertido en una piedra en el zapato así que creo que deberíamos disolverla – dijo Aro

- Ya basta de tanto hablar, chupa sangre tu y yo sabemos que no estás aquí para darnos un sermón, ni hace sugerencias , hay que terminar esto de una buena ves dijo – Alex molesta

- Jane querida complace a la señorita - ordeno Aro

La vampira rubia sonrió, pero la sonrisa quedo congelada en su rostro, Azarel también se había cansado y había comenzado a encargarse antes de que los vampiros pusiesen darse cuenta y reaccionar de uno en uno fueron cayendo.

Aro Estaba colérico viendo con la facilidad con la que sus guardias eran diezmados, era fuerte y veloz en minutos acabo con jane y Alec y prosiguió con los demás, los Cullen retrocedieron al ver que en lugar de ayudar estorban, pues entre la chica pelinegra y el ángel se estaban encargando perfectamente de todo, de pronto siete rayos cayeron en medio de la batalla fulminando a los demonios y a la mayoría de vampiros

- Azarel, al fin te encontramos - dijo un hombre fijando sus ojos en el ángel

- Uriel - susurro

- Hermano mira donde te has venido a meter entre sucias escoria despojos de la humanidad y te desapareciste, no solo, te llevaste a la luz sagrada contigo dijo el recién llegado

- Ella ha decidido vivir una vida humana y…

- Es una niña ingenua que puede saber ella, que pasa Azarel que quieres probar alejándola de nosotros que puedes protegerla acaso quieres usarla para enmendar tus errores con Isabela y Harry – pregunto, entonces sus ojos se fijaron en la chica pelinegra – pero que sorpresa Alexsiel, el ángel maldito, ¿ya has decidido finalmente a qué lado vas a unirte? - pregunto dirigiéndose a la chica

- Lárgate – dijo ella en un susurro

- Si me voy, pero no solo, ustedes bien con migo respondió repentinamente un fuerte resplandor ilumino todo el campo Azarel, Alexis Elizabeth y Jasper fueron transportados a un gran sala completamente blanca alrededor del lugar habían varias personas sentadas todos vestían de blanco y veían con desagrado a los recién llegados en la sala dos personas más aparecieron bella miraba todo extrañada y Harry permanecía alerta

- ¿Qué paso? - pregunto el pelinegro acercándose al grupo

- Ángeles - respondió Azarel sus ojos veían a todos los presentes, reconociéndolos y recordando

- manténgase alerta, los ángeles no son muy compasivos - dijo Alex

- ¡Alexsiel!, no esperaba tu visita dijo un sujeto entrando acompañado de otros seis mas

- Michael, - dijo molesta la chica

- Así que ya has decidido unirte y no vienes sola la luz sagrada también está contigo y Azarel junto con esos dos híbridos pero no entiendo que hace un vampiro aquí, Uriel, desaste de esa basura - dijo

- No te atrevas dijeron todos los chicos rodeando al vampiro rubio

- Jajajaja, chicos, él es un ser sin alma presa de sus pecados, no hay que tener compasión solo hay que eliminarlo respondió levanto la mano y Jasper cayó al suelo por sus ojos y oídos salía sangre el vampiro se retorcería debido al dolor

- Basta, detente - grito Elizabeth desesperada intentando proteger al vampiro

- Luz sagrada, el solo está sintiendo lo que han sentido sus víctimas solo sufre una milésima parte de lo que realmente sufrirá cuando sea enviado al infierno a pagar por sus pecados y creo que no será el único sus ojos se fijaron en Azarel

- No te lo vamos a permitir - dijo Bella mirándolo desafiante

- Contra ustedes no tengo nada es más ahora que sus almas al fin han apagado el ferviente deseo de venganza me encantaría que aceptaran limpiar sus almas, así serán liberados de la maldición de los demonios y podrán unirse al lugar que siempre debieron haber ocupado - dijo

- No gracias - respondió Harry sujetando la mano de bella

- Bueno no puedo obligarlos a nada pero piénsenlo por el momento solo me desharé del traidor y la bestia sin alma - dijo

Elizabeth abrasaba a Jasper que parecía haber perdido la conciencia pues ya no se movía a pesar de que la sangre aún seguía fluyendo

- Azarel, por traicionar a tus hermano y abandonar tu posición, poniendo en peligro el gran orden estas expulsado del cielo y se prohíbe pisar la tierra santa – dijo el arcángel una sonrisa nada propia de un ser divino deformo sus facciones

Las alas de Azarel aparecieron. Alex se tensó ya había presenciado un exilio muchos siglos atrás; repentinamente el ángel rebelde fue rodeado por una columna de luz y sus alas se desgarraron bella y Harry no sabían que hacer Alex estaba en iguales condiciones. Bella miraba con horror como las alas del ángel eran destruidas quería ayudarlo, era su amigo, había sido su compañero durante mucho tiempo no quería que pasara, no podía pasar, ¿pero cómo detenerlo? sus poderes venían de la oscuridad y se hallaban en el cielo ante los siete arcángeles…

- Alex, debemos ayudarlo - dijo en un susurro la castaña

- ¡Alex! - la llamo Harry, pero la pelinegra se hallaba en shock

- Alex, no te preocupes - un susurro que veía de la nada le llego

- Bella, coge a Jasper , Harry encárgate de Elizabeth - ordeno la pelinegra

Ambos demons la miraron extrañados finalmente asistieron, Bella levanto a Jasper sin mucho esfuerzo y Harry sujeto a Elizabeth, ambos esperando a ver qué pasaría

- Michael, lo lamento, pero no me voy a unir a un montón de ángeles sin iniciativa propia y no te voy a permitir lastimar a mis compañeros - dijo

- ¿Qué piensas hacer?, ¿acaso eso significa que te unirás a los demonios? – pregunto el arcángel

- No. voy a luchar, pero no por los ángeles, ni por los demonios, voy a luchar por los humanos y por las criaturas que no pertenecen a ningún mundo y si ustedes quieren desencadenar una guerra, consigan su propio planeta pues la tierra no es de su propiedad y tampoco los seres que allí viven son sus juguetes - dijo la pelinegra – yo el ángel negro , el ángel maldito protegeré a la tierra junto a mis compañeros y si te atreves a lastimarlos no tendré piedad – agrego, en su espalda apreciaron seis alas completamente negras en su frente, la marca de los señores demonios pero sobre su cabeza una aureola paleteada

Una ola de energía única lleno el salón impidiendo que los ángeles se pudiesen mover y rompiendo la barrera de luz que había atrapado a Azarel, la pelinegra ayudo al ángel rebelde a ponerse de pie

- No se te ocurra morirte estúpido ángel sin cerebro - dijo la chica al ver lo lastimado que se hallaba su amigo

- Ni siquiera lo pensaría - respondió el con una sonrisa

Los seis desparecieron dejando en los ángeles un profundo sentimiento de haber fallado y desencadenado un poder que sería muy difícil parar

- ¿Donde estamos? - pregunto Bella mirando el gran claro donde habían aparecido

- En el limbo - respondió una voz extraña pues no se podía clasificar como hombre pero tampoco como mujer

Un persona apareció al verla los chicos quedaron aún más extrañados pues era imposible decir si era un hombre o una mujer, el sujeto les sonrió para tranquilizarlos

- no quiero lastimarlos - DIJO

- Ya hemos escuchado eso antes – dijo Bella

- Tranquilízate joven demon, aquí están a salvo tus compañeros y tú no tiene por qué temer nadie los atacara – respondió con calma el sujeto

- ¿Porque habíamos de creerte? - pregunto Alex

- Porque no tengo intenciones malignas, solo deseo saber si lo que declaraste ante los ángeles es verdadero – pregunto

- Y que si así fuera – respondió la chica

- Entonces quiero ayudarlos, durante mucho tiempo la guerra entre los ángeles y demonios ha cobrado almas inocentes que nada tenían que ver, pero detener el odio o la rivalidad entre el cielo y el infierno es muy difícil por no decir imposible, por ese motivo la humanidad necesita de un poder que la proteja , de unos guardines que los vigilen desde las sombras impidiendo que los ángeles o los demonios tomen ventaja o usen a los humanos como juguetes , si tú, un ángel demoniaco puede actuar de intermediario, estoy seguro que esto mejorar en algo - dijo aquel ser

- ¿Quieres que le haga de árbitro en este partido? - preguntó la chica

- Si, ya que has decidido proteger a los humanos de todas maneras no veo porque no puedas hacer el trabajo así asegurarías la sobrevivencia de tus compañeros, estarían protegidos –

Bella miro a Harry, luego a Alex que lucía indecisa, la pelinegra giro la cabeza y los miro. Elizabeth asistió al igual que los dos demons

- Bien, aceptamos - dijo la chica – pero primero pararemos la guerra mágica – dijo

- Está bien - respondió el sujeto y desapareció

Los chicos reaparecieron en la mansión, Bella miro por la ventana y vio a todos los vampiros regados como flores en su jardín, los Cullen y los dos magos se estaban encargando de quemar los retos y eliminar todos los residuos de la anterior batalla

- Ahora habrá que mudarse - dijo Harry

- Sí, pero antes aún tenemos cosas que hacer en Inglaterra – respondió la pelinegra

- Entonces hay que prepararse - dijo Azarel

- ¿Creí que estabas más muerto que vivo? – comento Alex algo sorprendida

- Al parecer ya me recupere - contesto el ángel

- ¿Cuándo partiremos? – pregunto Jasper alado de Eli

- nosotros también vamos - dijo Ginny entrando alado de los demás Cullen

- Bien, pues prepárense, porque nos marcharemos cuando se ponga el sol - dijo Alex y se marchó a su habitación

- Iré a ver que no empaque pizza en las maletas - dijo Azarel y se fue detrás de la pelinegra

- Claro, cualquier excusa es buena para estar alado del ángel negro - dijo Bella riendo

- Yo creo que nosotros también deberíamos ir a empacar - dijo Harry jalando de la mano a Bella

- Jasper nosotros también deberíamos empacar - dijo Elizabeth sonriendo

- Amber - la llamo Edward

- Ginny, mi nombre es Ginny, llámame por el apartar de ahora - pidió la pelirroja sus ojos estaban fijos en las escaleras

- Claro- respondió el vampiro

La noche ya había caído en la mansión y en el segundo piso bella contemplaba el oscuro jardín desde la ventana, sus ojos se reflejaron, una sombra a sus pies le informo que ellos estaban bien, desvió la mirada, Rosali y Emmett junto con Jasper fueron los únicos que lloraron su alma perdida ,ellos fueron los que sintieron su muerte y trataron de buscar venganza aunque contra las personas equivocadas, Abadonm pagaría lo que le hiso y Lucifer pagaría haber destruido la vida de harriera una promesa, su última venganza .

- Están en Inglaterra, lo sabes no – dijo Harry saliendo del baño

- Si, ya lo sé - contesto en un susurro

- ¿Qué aras?, ¿iras por ellos, los vas a descuartizar y luego los quemaras para después bailar toda la noche alrededor de la hoguera? – le pregunto burlón

- Eso sería muy divertido, pero es muy piadoso, muy amable, yo le mostrare lo que es el verdadero miedo, les enseñare lo que se siente estar atrapado y sin salida , les mostrare lo que es un verdadero ser sin corazón – contesta ella, sus ojos están brillando en este momento

Con pasos seguros y lentos el pelinegro se cerca por detrás, la rodea con sus brazos y apoya su cabeza en el hombro de la castaña sus ojos brillan verdes con deseos de sangre, con deseos de venganza, una venganza que solo sabrán efectuar, los ojos de Harry brillan más cuando otra sombra les comunica que es tiempo de partir todos están listos para partir a Inglaterra donde muchas cosas acabaran y otras más iniciaran….

Continuara ….