HERMANOS

Todos lo ignoraron y cuando el chico se sentó rápidamente lo rodearon para preguntarle su relación con Harry Potter pero aun no acababan las sorpresas

–Lila Potter - volvió a llamar la profesora

Harry volteo al oír el nombre y descubrió que el chico era realmente una chica solo que se había confundido porque la jovencita tenia el cabello corto; y al igual que a su hermano apenas el sombrero toco su cabeza grito Gryffindor la chica se levantó de un salto y se apresuro a sentarse a lado de su hermano , Harry estaba asombrado pero salió rápidamente de sus pensamientos cuando la profesora MaGonagal lo llamo y Eriol le dio un codazo para hacerlo racionar, camino hasta el taburete y se sentó, MaGonagal le coloco el sombrero

– Hunn, otra vez tú, aunque ahora veo que ya sabes sobre tu verdadera identidad , hijo de Hades

– Si, lo descubrí el año pasado, pero volviendo a lo actual quiero estar en Gryffindor nuevamente por favor – le dijo Harry

– Estas seguro , porque ahora considerando tu origen slytherin sería el indicado para ti le contesto el sombrero

– Si podría ser, pero el profesor Senap y yo no nos llevamos bien, además Gryffindor hace unas fiestas espectaculares – dijo Harry

– Jajaja tienes muy en claro tus prioridades, pero si realmente quieres ser un Gryffindor termino el sombreo

– Gracias dijo Harry al levantarse y caminar hacia la mesa de los leones

Eriol fue el último y termino siendo un ravenclaw cuando todos estuvieron sentados el director se puso en pie y comenzó a hablar, Harry no estaba prestando atención porque tenia un debate mental con Eaco hasta que…

– Y este año el nuevo profesor de defensa contra las artes oscuras será james Potter – dijo el director señalando a un hombre de cabello negro y anteojos que se acababa de poner de pie

El gran comedor se volvió a llenar de murmullos y esta vez tardo un poco en volver a estar en silencio Harry volteo violentamente y sus ojos verdes chocaron los marrones de james por unos largos minutos el tiempo pareció detenerse finalmente el hombre bajo los ojos incapaz de seguir sosteniéndole la mirada al adolecente, Harry suspiro, sabia que los Potter estaban vivos, lo supo cuando su madre le mostro aquel recuerdo y se había estado preguntando si estaban vivos y eran supuestamente sus padres mortales porque lo habían dejado en casa de los Dursley cuando era un bebe y mas importante aun porque habían regresado precisamente ahora; aun pensando en eso se acostó y el sueño poco a poco lo fue venciendo

Se hallaba sentado en un gran prado lleno de flores, la suave brisa le agitaba el cabello y acariciaba su piel

– ¿Que te tiene tan inquieto hijo? – lo llamo la dulce vos de Perséfone

– ¿Porque han aparecido ahora los Potter? , no lo entiendo – dijo Harry aun con los ojos cerrados

– ¿Tan importante es saber sus motivos? – cuestiono la diosa

– Es que … la verdad no lo se, estoy muy confundido mama – susurro el

– Tranquilo, aleja esos pensamientos de tu mente y descansa – le dijo ella acariciando su mejilla

Aquella caricia fue suficiente para que todas las inquietudes del chico se desvanecieran, se recostara en la hierba y se dejara caer en un profundo sueño

Los rayos del sol colándose por la ventana lo hicieron abrir los ojos, le dio una rápida mirada a la habitación y descubrió que sus compañeros de cuarto habían desaparecido seguramente ya se habían levantado; con pereza el se puso de pie y arrastrando los pies se dirigió al baño a darse una ducha cuando estuvo listo bajo a la sala común, la cual estaba completamente desierta sin apresurarse salió por el agujero del retrato y estaba por bajar al comedor

– Antares, el director nos a mandado a llamar - le dijo Eriol apreciando por una esquina

– ¿Tienes alguna idea de para que? - le pregunto el pelinegro

– No, pero supongo que es para darnos los horarios – le contesto el peliazul

– Bueno entonces vamos - dijo Harry

Ambos chicos se dirigieron a la oficina de Dumbledore, al llegar ante a la gárgola, la profesora MaGonagal apareció, les dio una rápida mirada a ambos

– El director los espera - dijo

Ambos asistieron y se subieron a la escalera que empezó a girar hasta detenerse frente a la puerta de la oficina de Dumblendore, MaGonagal toco la puerta y después de recibir la respuesta abrió, hiso pasar a los chicos y salió dejándolos solos

– Pasen jóvenes, tomen asiento – los invito el anciano

– Gracias - dijo Eriol sonriente y ambos se sentaron frente al escritorio del anciano

– Bueno, ¿que les a parecido hasta ahora el colegio?- pregunto

– Bueno no hay mucho que decir si solo hemos pasado una noche y ni siquiera hemos asistido a una clase aun – contesto Harry

– Ciertamente, tienen razón bueno vamos a ver cual será su horario ya que recibí una carta de su padre joven Hells y él me informa que hay ciertos asuntos que lo obligaran a ausentarse por algunos días debes en cuando – dijo Dumblendore

– Si, hay, algunas cosas de las que me debo encargar así que podría ausentarme algunos días – le confirmo Harry con una sonrisa traviesa recordando la carta que le había dictado Eaco

– Otra carta muy parecida recibí de parte de su madre joven Hiragisawua – dijo el director

– La verdad es que como hijo de una familia de hechiceros que tiene tratos con personas ajenas a la magia debo asistir a ciertos eventos y encargarme de algunos negocios – dijo Eriol

– Entonces deberíamos ver cual va ser su horario de clases , para que no tengan problemas con sus compromisos personales – les dijo

– Pues para mi el horario que los demás alumnos llevan esta bien pero no asistiré a historia de la magia y creo qué tampoco a defensa contra las artes oscuras – le dijo Harry

– Defensa contra las artes oscuras es una materia obligatoria , además le ayudara a aprender nuevos hechizos para poder defenderse – dijo el director

Harry suspiro, el no quería estar en defensa porque resultaba irónico aprender a defenderse de la oscuridad cuando el provenía de ella además pensaba aprovechar ese tiempo para entrenar con Eaco y aprender a luchar contra las criaturas del tártaro, vio de reojo a Eriol que parecía tener un dilema, el pelinegro suspiro, que se podía hacer, tendría que aprender a luchar contra monstros míticos en sus ratos libres

– Esta bien asistiré a defensa pero no quiero sobrecargar mi horario – dijo Harry

– Yo tomare las clases básicas ya que recién me estoy adecuando a una escuela de magos – dijo el peliazul

Después de un largo debate Harry y Eriol tenían horarios iguales ambos tomarían la misma cantidad de clases, caminaron hasta el gran comedor porque aun no habían desayunado pero las mesas ya se encontraban bacías y el gran comedor estaba completamente desierto, Harry sonrió

– Vamos por un bocadillo a las cocinas – sugirió el pelinegro

– Bueno – dijo Eriol sonriendo

Ambos chicos bajaron a las mazmorras y Harry lo guio hasta el cuadro del frutero, apenas entraron los elfos domésticos los rodearon ofreciéndoles toda clase de bocadillos Harry se adelanto

– Podrían darnos algo desayunar , es que nos perdimos el desayuno – dijo Harry

Al instante los elfos se pusieron a prepararles un delicioso desayuno después de una hora los chicos salieron de la cocina Eriol consulto su horario y descubrió que tenía clases de herbologia en el invernadero cinco Harry muy amablemente lo acompaña hasta que se fijo en su propio horario y descubrió que el también tenia clases de cuidado de criaturas mágicas corrió hasta la cabaña de Hagrid pero el semi - gigante no se hallaba allí, solo la profesora Grubbly-Plank, después de una tranquila clase de cuidado de criaturas mágicas Harry estaba tentado a preguntar por el semi gigante pero recordó que se suponía que él no lo conocía, así que muy a su pesar espero hasta que Hermione y Ron preguntaron por Hagrid

– Está haciendo un trabajo para el director - fue la escueta respuesta de la profesora

Al regresar al castillo, Harry se encontró con Eriol acompañado de Malfoy, el rubio lucia pálido y algo enfermo pero el chico no le dio importancia, al revisar su horario se dio cuenta de que tenia una hora libre así que después de disculparse se fue así a la sala de los menesteres, Eaco le había dicho que necesitaba un lugar amplio donde poder aprender a defenderse de las criaturas oscuras y también aprender a controlar su poder, habían pasado treinta minutos en la sala de los menesteres aprendiendo la teoría y de pronto la puerta se abrió, el pelinegro se escondió después de comprobar que se habían vuelto a quedar solos Harry suspiro

– Tenemos que encontrar otro lugar urgentemente – le dijo Eaco desde el medallón

– Si pero, ¿donde hay un sitio lo suficientemente amplio y resistente para contener una criatura oscura sin dañar a nadie? – dijo el pelinegro

– Y,¿ que hay de la cámara de los secretos? - sugirió el juez

– Creo que podría servir pero el problema es que la entrada esta en el baño de niñas del segundo piso seria raro y sospechoso si alguien me ve entrando allí constantemente

– Pero no dijiste que esta sala te puede proporcionar cualquier cosa porque no una puerta a la cámara de los secretos - sugirió Eaco

– No se si funcionara, pero hay que probar - dijo Harry y se concentró en tener una entrada a la cámara de los secretos que solo el pudiese abrir

La sala empezó a cambiar y finalmente frente a Harry apareció una sala parecida a la sala común de gryffindors pero más grande en la cual predominaban los colores negro y plateado , al fondo apareció una puerta de obsidiana, sin manija, ni cerradura solo una gran serpiente tallada que tenia por ojos brillantes esmeraldas

Harry la miro un instante después susurro en parcel – ábrete – la serpiente cobro vida y se movió, detrás de la puerta había una gran escalera de caracol que descendía todas las antorchas se encendieron y Harry empezó a descender por la escalera al llegar al final había otra puerta similar a la primera pero mas grande, la serpiente tallada lo miro

– ¿Quien eres? – siseo

– Antares - siseo Harry

La serpiente se movió y la puertas se abrió rebelando el inmenso lugar donde Harry una ves lucho contra el basilisco

Este lugar es adecuado con algunos arreglos estará perfecto para poder entrenar sin que nadie nos perturbe – dijo Eaco emergiendo del medallón

– Si contesto el pelinegro.

De pronto su vista se nuble ya no estaba en la cámara de los secretos se hallaba en una mansión, a su alrededor siete vampiros lo miraban, algo asustado retrocedió en su lugar quedo una chica castaña y pálida tenia un pequeño paquete en su mano al abrirlo se corto el dedo y uno de los vampiros perdió el control, otro aparto a la chica de un empujón, pero la joven voló hasta el otro extremo de la habitación y donde antes había una gota ahora había un charco de sangre, después la escena cambio la joven estaba en un bosque corría adentrándose mas y mas buscando algo con desesperación, finalmente cayo al suelo y no se movió se quedo allí en posición fetal , no lloraba pero Harry sentía el dolor , las ganas de morir, la tristeza todo un mar de cosas que lo obligaron a sujetarse el pecho

– ¿Antares, estas bien? - le pregunto Eaco arrodillándose alado del pelinegro

– Debó ir, ella me necesita, debo ir con mi hermana dijo el pelinegro poniéndose de pie Eaco que había tomado forma humana lo ayudo y ambos desaparecieron de la cámara

En uno de los bosques de Forks; varios lobos olfateaban intentando encontrar el rastro de la chica Swan, uno de ellos finalmente capto algo, corrió hacía el lugar donde el olor estaba mesclado con la esencia de los chupa sangre, espero no haber llegado demasiado tarde pero al acercarse al lugar, vio a un chico de cabello negro y ojos verdes que estaba junto a ella, le acarició la frente y se quito la extraña capa, luego de cubrirla la cogió en brazos y procedió a salir del bosque, el lobo los seguía a prudente distancia y estaba muy sorprendido al ver que aquel extraño había encontrado el camino a la salida con tanta facilidad , finalmente aparecieron delante de la casa de los Swan; Charlie corrió al ver a su hija en brazos del extraño, pero palideció completamente al ver el rostro del chico, el hombre corrió hacia la puerta y la abrió para darle pasada a aquel extraño que cargaba a la joven como si fuera una frágil pieza de cristal

– ¿Quien es el? – pregunto Harry Cleaver

– un amigo de la familia , gracias por todo chicos - les dijo a modo de despedida y entro a la casa aun pálido

Cuando Charlie subió con sigilo a la habitación de Bella vio al chico contemplando con adoración a la chica que ahora descansaba en la cama

– Se parece mucho a mamá – susurro Harry

– Si, es realmente hermosa – contesto Eaco que ahora estaba parado a su lado

– ¿Que fue lo que paso? – pregunto el pelinegro

– Bueno, es una larga historia – contesto Charlie

– Tengo tiempo – contesto Harry

– todo comenzó cuando ella vino a vivir aquí y conoció a los Cullen

Después de casi dos horas, Harry había escuchado toda la historia incluido el gran peligro en el que había estado su hermana por culpa de los vampiros, el pelinegro estaba tan molesto que sus ojos se tornaron tan oscuros como los de su padre y toda la casa había empezado a temblar, Eaco lo tranquilizo, cuando se calmo de su bolsillo extrajo un frasco pequeño y se lo dio al hombre mayor

Dentro hay una poderosa poción para dormir sin soñar, eso la ayudara a descansar durante algún tiempo - susurro el chico luego volvió a mirar a la joven que dormía tranquilamente, sonrió al verla tan pacifica sin ningún rastro de dolor metió la mano en su bolsillo y extrajo una fina cadena con un dragón por dije cerro su puño y al volverlo a abrir la cadena se había transformando en una delicada pulsera plateada, que el pelinegro coloco en la muñeca de la joven , luego se inclino y le dio un beso en la frente.

–Cuida de ella pronto volveré para ver como sigue - dijo el pelinegro antes de alejarse y desaparecer de la habitación

Bella se sentía extraña el día anterior, él se había ido dejando un gran agujero en su pecho recordaba haber corrido por el bosque tras de el para finalmente dejarse caer, no recordaba cuanto tiempo estuvo en el suelo pero si recordaba que de repente frente a ella aparecieron un par de botas negras, alguien se agacho y le susurro

–No estas sola yo cuidare de ti me querida hermana –

Luego sintió como algo suave y cálido la cubría y aquel extraño la levanto sin ningún esfuerzo , ella se sintió segura entonces poco a poco dejo que el sueño la condujera a un merecido descanso, cuando despertó a la mañana siguiente descubrió que el agujero en su pecho de alguna manera seguía ahí, pero no se sentía tan agobiada, también descubrió una pulsera de plata con un extraño dije, aunque no le gustaba usa joyas aquella pulsera la asía sentir bien y segura además cada noche Charlie le solía dar un te que tenia un sabor un poco extraño pero cuando no lo tomaba tenia terribles pesadillas, Charlie no le había dicho nada, al contrario parecía cada ves mas preocupado por el bienestar de ella; Pero a pesar de todo la ausencia de Edward si le había afectado ya no hablaba con nadie y parecía peor cada día, en el único momento en que descansaba era en las noches y por una razón que sus compañeros no entendían la dulce chica que no quería destacar había empezado a vestir de negro, a sentarse sola en la mesa que solía pertenecer a los Cullen después de algunos intentos por hablarle todos habían optado por ignorarla hasta aquel día…

Continuara…

Gracias por los comentarios