La orden

-Tu primer changeling sera Sofia Thompson, su familia vive al norte de Wyoming- me dijo mi padre Thomas, el jefe de rastreadores en Fórening. Ya había cumplido los quince años y estaba listo para mi primera misión.

-De acuerdo señor- no pude aguantar y lo abrace y susurre- no te decepcionare.

-El me sonrío- Claro que no hijo, seras el mejor- volteo atras- y Ember algun día tambien lo sera.

-Solo tiene tres años Thomas Holmes, no planeen su futuro- contesto mi madre enfurecida, pero era su tipico modo de ser, así que ya me acostumbre.

-POr favor Annalí- le dijo mi padre abrazandola- le doy esperanzas al chico, no me quites mi parte poetica- luego la beso en la mejilla y mi madre suspiro-

-Bueno, como sea, yo vuelvo con la pequeña Ember- lo ultimo lo dijo cn voz tierna y chillona para hacer reir a Ember.

-Ten esto- me entrego dos frascos; uno con un liquido transparente y el otro con sangre por lo cual me asquee un poco- Yo se, pero lo Reynels son una familia muy sofisticada sin tener que ser markis.

-De acuerdo- los metí en los bolsillos, di la vuelta y dije para mi mismo- MI primera misión sera genial.

Flashback:

Se te ha asignado a ti Kyra Genels, el encargo de la changeling Sara Thompson, hija de unos Trylle inservibles pero dotada con poderes de la tierra por lo que sera muy poderosa en nuestras filas. Eso resonaba en mi cabeza, las palabras de el rey Vittra: Oren Elsing.

A mi, una rastreadora me habían inculcado desde mi infancia el proceso de mi vida: ir, engañas, traer y recompensa. No es un sistema muy avanzado pero es mas de lo que puedo pedir. Jen esta en otra misión y yo tengo que lidiar con el tranajo sucio.

-Trabajo, eso es lo unico que tengo, ninguna aventura romantica- dije y Ludlow m miro- ¿Qué? puedo decir lo que sea.

-Con tal de que no me atropelle esta bien- dijo el, para ser un troll tipo duende de 1.20m. tiene una voz muy grave.

Odio esto.

Regresando:

Apenas y había aprendido a conducir y por eso zixaguear durante el camino fue una de las muchas cosas que repetí. LInkin Park sonaba en el estereo y yo me la pase cantando todas las canciones. Tanto, que me distraje en una parte de hielo y casi choco con otro auto.

-Perdon señorita...- dije saliendo del auto y mis ojos me apantallaron: era hermosa, con esos ojos enormes y hermosos y con una deslumbrante sonrisa a pesar de que casi la tiro al abismo.

-No, no pasa nada- me contesto- acabo de llegar así que apenas y se que rollo con esto- pateo ligeramente su camioneta y yo extendí mi mano.

-Finn Holmes- estrecho mi mano lo que me causo una descarga, y dada la situación, creo que es buena señal.

-Kenia Genels pero puedes decirme Kyra.- me contesto y luego miro a la nada- me temo que me debes un té y un rait ya que no creo poder mevre esta carcacha.

-De acuerdo eñorita- abri mi Cadillac- por favor

Kyra:

Esto esta mal, muy mal, por supuesto que sabía quien era, con esos ojos negros quien no iba a reconconocerlo. El es el hijo del jefe de rastreadores trylle y estoy segurísima que tambien viene por Sofía. Pero... no se, mi boca se desconecto de mi cerebro y le pedi un cafe. es que ¿Quien hace eso? en Ondarike eso no es muy comun ver esto pero, al ver sus ojos me trajo una calma y necesidad que nunca habí visto.

Mis ojos y estomago llamaron al ver un restaurante vegetariano, odio, es decir ODIO la comida procesada, y eso es parte de ser un troll. Finn vio mi cara, y entre risas se acerco al lugar para cenar un poco.

-ASí que Kyra, cuentame tu historia- momento de mentir.

-Bueno, nací en Colorado y he vivido con mis abuelos durante seis años pero me canse, y decidí ir aquí exclame señalando el lugar- donde una chica de casi diesiseis puede ya conducir.- sonreí pero el no se veía muy convencido.

Finn:

Esa historia no se oye muy convincente que digamos, parpadeo mucho y lucia un poco nerviosa pero caras vemos corazones no sabemos así que no puedo juzgarla.

-bueno, mucho de mi, por ahora- dijo Kyra despues de darle un sorbo a su te- y tu ¿que piensas de la vida?

-Podría decirse que me expulsaron de una escuela en MInnesotta y mis padres viven aquí, asi que decidieron que aquí debería vivir por un tiempo, para tapar lo dañado.

-¿Que quieres decir coneso? - pregunto Kyra, ladeando un poco la cabeza como un pajaro.

-DIgamos...es complicado... mis padres han peleado mucho cuando era chico y bueno, quieren reponerlo.

-te entiendo- miro el reloj- es tarde, mejor tomo un taxi.

-¿No querías que te llevara?- ella nego.

-Nah, no te quiero causar inconvenientes. Adios Finn Holmes- se fue lanzandome una mirada dulce y picara antes de irse.

Subí a mi auto pues ya se había ido lo unico que me había sostenido el quedarme en ese lugar, al entrar note que había una nota que decia el nombre de Sofía Thompson circulado fuertemente. Kenia, que estupido fui Kyra es un Vittra y mis emociones hasta ahora no han ayudado mucho.

Sofia esta en la escuela preparatoria y esoty seguro que la encontrare mas rapido que ella. Depues de todo, tengo sangre y una lagrima en mi bolsillo.