Primer fanfic de su servidor, esperando poder entretenerlos a ustedes, única razón por la cual muchos escribimos aquí, me gusto escribir sobre este personaje ya que creo que debió aparecer en la serie y no solo en la peli

Bleach y sus personajes pertenecen a tite kubo, yo solo estoy escribiendo una historia alterna

De ante mano quisiera agradecer a la gente que hace el esfuerzo de leer, sé que aún tengo mis defectos al momento de escribir, pero espero poder mejorar lo más pronto posible

CAPITULO 8

DOLOR Y ALEGRIA

Ya ha pasado medio día desde la pelea entre ichigo y los capitanes, en la ciudad solo quedo un cráter como prueba de este terrible encuentro, en las afueras, las cenizas, las montañas rotas, y los cráteres por doquier están dando que hablar.

En una pequeña tienda de estilo tradicionalista se encuentra el peli naranja aun inconsciente, el peso de aquella pelea y la presión psicológica que soporto lo dejaron fuera de si pocos segundos de haber terminado su batalla, cuidando de él está el ex capitán de la división 12, la shinigami de la familia kuchiki y la peli morada por la cual el rompió todo pacto de amistad que tenía con la sociedad de almas.

-vaya ichigo, se nota que tuviste una horrible experiencia- le dice el sombrerero a un todavía inconsciente peli naranja quien poco a poco vuelve a la realidad vendado en todo su cuerpo.

-urahara, ¿Qué paso?- es lo único que alcanza a decir

-nada en especial, solo que heriste de gravedad a varios capitanes de la sociedad de alma y estuviste a punto de cegar la vida del comandante- tan pronto al escuchar esto, los recuerdos de la batalla atraviesan velozmente la cabeza de ichigo trayéndolo a la realidad de los suceso, haciendo que se levante de golpe del futon y comience a lamentarse.

-es verdad, yo hice, tantas cosas, tan horribles- recuerda cómo fue que cerceno a varios guerreros ante él, como les mostro su odio y no estimo en si vivirían o no después de la batalla, ¿realmente había hecho todo eso?, siendo la primera vez que lo hace en público desde que era niño, deja caer sus lágrimas de dolor.

-ichigo, por favor, ya todo está bien- las palabras y los brazos de la peli morada por quien el había batallado tan ferozmente lo estaban tratando de calmar, es verdad, pelee así porque querían matar a senna, no podía permitir eso, no después de las promesas que le había hecho.

-ichigo, tomate las cosas con calma, ninguno murió, aunque ikakku estuvo cerca, se nota que esa hollowficacion tuya fue en extremo peligrosa esta vez- sentenciaba urahara quien miraba al peli naranja con cierto toque de extrañeza por todo lo sucedido, esto hizo que el peli naranja sintiera algo de alivio.

-¿Qué paso después de la pelea?- preguntaba no confundido, si no como con intensión de ver que tan severa seria su forma de expiar su culpa ante aquellos guerreros que sí, trataban de matar a senna, pero esa no era la forma en la que el debió manejar las cosas, en el pasado había matado, es verdad, pero jamás de una forma tan atroz, no era propio de él lo que paso ¿Por qué se había comportado asi?

-Kuchiki y yo, llegamos a la zona donde estaban peleando, solo pudimos ver a los capitanes y a ikakku derrotados, el comandante frente a ti estaba de rodillas, mientras que a unos metros estaba senna sosteniendo tu cuerpo inconsciente, cuando le preguntamos, ella nos contó todo, inclusive de tu peligrosa hollowficacion , ahora tengo que preguntarte, ¿Qué significa esa mascara?-

Ichigo sabía a lo que se refería el ex capitán, sabía que para obtener ese poder tuvo que hacer algo, no lo enorgullecía, pero tenía que contarle todo, cosa que urahara escuchó atentamente de inicio a final, detenía lo que decía el peli naranja para hacer una que otra pregunta ocasional.

-ichigo, por lo que me describiste, solo puedo decir que si, ahora cuentas con todo el poder de ese demonio dentro de ti, pero para eso, tuviste que aceptarlo, eso fue lo que hiciste al atravesar tu zampakuto en el-

-pero urahara, en el pasado el jamás demostró tener problemas para dominarse a sí mismo cuando termino el entrenamiento con los vizard, ¿por qué ahora paso esto?- preguntaba la shinigami del clan kuchiki.

-rukia, ichigo en ningún momento perdió el control en toda la batalla, él siempre fue el- estas palabras asombraron a la peli negra quien volteo hacia su compañero de batalla quien miraba al suelo, en señal de vergüenza- lo que sucede es que ahora que acepto a ese monstruo cuando utiliza su hollowficacion su conciencia y la de él se dividirán el control de su ser, y el choque de ambas crean a un ichigo que si, sigue siendo el en toda su esencia, pero contaminado con la personalidad del hollow dentro de él, ese ser que nació de ahí, fue lo que derroto a los capitanes.

-ichigo… tu- cayo la pelinegra, no sabía que decirle a su amigo quien estaba bastante dolido por lo que escuchaba

-no volveré a utilizar esa mascara- fue lo único que pudo decir el pelinaranja – no pienso volver a dejarme llevar por ese instinto tan horrible, no quiero lastimara a nadie de nuevo así-

-justo te iba a recomendar eso, en el momento en el que usas tu mascara, sus conciencias compiten dentro de ti, pero, ¿qué pasa si sigues con la máscara puesta y comienzas a caer inconsciente?, serás absorbido por esa cosa y perderás tu identidad para siempre

-ahora si comienza la competencia por ver quién es el rey-

-con que a eso te referías bastardo- decía ichigo para sus adentros.

-ichigo, perdóname- lloraba también la peli morada aferrada fuertemente al peli naranja – hiciste algo tan peligroso para ti solo por poder protegerme, me siento horriblemente mal, hare lo que sea, te compensare por haberte llevado a este extremo- el peli naranja ciertamente hizo todo esto por poder combatir al monstruo que atacaba a senna, pero eso no quería decir que fuera culpa de ella, él sabía que había pecado por inocente, no sabía el riesgo que llevaría el aceptar el pacto del monstruo dentro de él, pero aun así, lo hizo, sintiendo eso así, simplemente correspondió el abrazo.

-esto no es tu culpa senna- sentencia esto con un beso en la frente

-te dije kuchiki que te espabilaras antes de que senna te robara a…- como la otra vez, una rápida patada de la shinigami manda a volar al ex capitán de la tienda atravesando varios muros, ciertamente esto fue un divertido mata pasiones el cual trajo a ichigo y a senna a la realidad.

-eehhh, siento haberlos interrumpido ichigo- se disculpaba la shinigami del clan kuchiki, un bastante apenado ichigo se limitó a relajarse y levantarse, era domingo, tenía que ir a su casa pues obviamente su familia habría notado que él se había ido de madrugada.

-el viejo me va a matar-

Ya unas horas después en la puerta de la casa kurosaki, el pelinaranja se preparaba para el mayor bochorno de su vida, el cual no se hizo esperar ya que ni siquiera pudo tocar la puerta antes de que su padre la abriera de golpe con una expresión exagerada en su rostro

-¡ichigo! Donde estabas sinvergüenza, a qué horas te fuiste y por qué te llevaste a mi adorada cuarta hija contigo, ¿Qué cosas traviesas estaban haciendo fuera de la santidad de mi hogar?..- estas palabras fueron calladas por una patada directo a los dientes que propino un apenado peli naranja la cual envió a su animado padre hacia el interior de su casa

-por favor discúlpenos, le pedí a ichigo que me ayudara con un problema que se me presento en la madrugada y entre este y otros inconvenientes se nos hizo imposible volver no, sé que es una pésima excusa pero si nos…- trataba de disculparse senna con el patriarca de la casa el cual la interrumpió tomándola de las manos.

-todo perdonado hija mia, siempre que haya sido por algo importante para ti, no me importa dejar que el cabeza hueca de mi hij…- de nuevo, otra patada se sintió en su cara por parte del mismo atacante anterior.

-ya me aburriste viejo, me voy a mi cuarto, senna vamos- ya en su cuarto el peli naranja finalmente se pudo recostar a descansar, lo había ocultado bien de su familia, pero aun tenia bastantes moretones en todo su cuerpo, cosas que habían quedado de la pelea que tuvo y de las curaciones que pudo hacerle rukia mientras estaba en la tienda de urahara, ya que ichigo estaba herido, la hija del clan kuchiki se encargaría de la investigación del hollow atacante de la ciudad de kamakura, así que por al menos unas horas, estaría fuera de la casa.

-regresa a salvo enana-

-lo hare chico zanahoria- fue lo último que se dijeron, ambos con cierta confianza en los ojos, ichigo se sentía aliviado de ver que rukia no se mostraba asustada ni molesta ante lo que había ocurrido, si bien estaba preocupada, sabía que él no le había hecho daño a byakuya, con eso, le bastaba para saber que ichigo podía controlarse a sí mismo aun, y que en el fondo, le tenía confianza y respeto a su hermano.

-ichigo, por favor descansa- le suplicaba una suave voz la cual venia de la chica sentada a los pies de su cama mirándolo con serenidad.

-descansare solo un rato, recuerdo haberte dicho que iríamos a la feria de nuevo ahorita- sonreía el peli naranja diciendo estas palabras –aunque, creo que rukia nos acompañara, ¿no te molesta?-

-¿por qué habría de molestarme eso ichigo?- preguntaba algo confundido la peli morada, cosa que puso nervioso al joven shinigami

-ehhhh, pues…. Ya sabes, pensé que pasáramos el tiempo en esa feria tú y yo- pronuncio demasiado apenado el peli naranja, pues lo que acababa de decir ahorita lo había dejado en una situación vergonzosa, claro que la situación cambio cuando el peli naranja sintió un beso furtivo de senna quien se había abalanzado hacia el robándole una suave caricia de sus labios tan rápido como se alejó y volvió a su lugar, ichigo tenía una expresión de sorpresa en su rostro.

-pero si ya estamos a solas en este momento tonto- dijo ella bastante apenada, ichigo seguía asombrado, su cara de sorpresa era graciosa pero emotiva, la pequeña oji naranja que le estaba robando el corazón poco a poco, era bastante traviesa y le gustaba coquetearle a él, eso hizo que en su cara se esbozara una sonrisa y se acercara y siguiera ese dulce juego que se había planteado ahí.

El peli naranja besaba con lentitud, buscando nada más reconocer la zona inexplorada de los labios de senna, la cual correspondía gustosa este gesto rodeando al peli naranja con sus brazos, el cual la recostó sobre su cama, ya dominando la situación el dejo los besos exploradores y se aventuró a ser más rápido y creativo con sus labios, y con su lengua, la cual era una maravilla para el peli naranja al igual que el resto de su boca, el beso en si ya era bastante apasionado para ambos, no podían manejar su respiración ya que duraban tanto sumidos en la boca del otro que no se les importaba recibir el aire debido, sino hasta que sentían una seria falta de este

El jueguito de la pasión de ambos comenzaba a hacerse más intenso cuando los labios del peli naranja descendían por el cuello de una senna bastante complacida la cual acariciaba el cabello de ichigo buscando cómo reaccionar a todo lo que estaba sintiendo, tristemente fueron cortados de una manera algo bochornosa

-es cierto, aunque haya perdonado a mi quería cuarta hija ahorita eso no quiere de…..- irrumpió un escandaloso ishin kurosaki quien se quedó congelado al ver la escena de amor que estaban teniendo ambos jóvenes, bueno hasta que el los interrumpió.

-largo de aquí viejo demente- un atronador puño en la mandíbula despidió al inoportuno familiar casi rompiendo la pared del corredor, de golpe el peli naranja cerró la puerta

-vaya, este tipo si es un mata pasiones- se decía para sus adentros

-ok hijo mío, también era para decirte que es hora de almorzar, seguro tienen hambre- alcanzaba a balbucear un semi inconsciente ishin-

-ni modo, tocara dejarlo para otra ocasión- decía la pequeña peli morada un tanto resignada, acto seguido sintió que una mano se posó en su mentón y un beso el cual venia casi como un premio sorpresa

-lo dejaremos para otra ocasión cuando no esté este viejo loco por aquí- decía un sonriente peli naranja, al versen de frente ambos jóvenes no pudieron evitar soltar una pequeña risa de complacencia.

-te veo abajo ichigo-

-claro- él sabía que en las cosas del amor él no era un experto, pero al menos sabía que por ella daría todo lo que tuviera que dar, lo de esa mañana fue horrible, es cierto, pero al menos con esa desgracia había evitado perder a senna, lo cual hacia que no todo fuera tan malo como debería serlo,

-vaya, como me habré podido enamorar de alguien tan escandalosa en tan poco tiempo- sentencio con una sonrisa saliendo de su cuarto

FIN CAPITULO 8

BUENO YA ERA HORA DE QUE LE METIERA ALGO DE ROMANCE A LA HISTORIA, SE QUE USTEDES DISFRUTARAN LEYENDO TANTO COMO YO ESCIRIBIENDO ESTE FANFIC, GRACIAS POR TOMARSE EL TIEMPO DE LEER ESTO