14. NUEVAS VERDADES

SERENA POV

Este día era un poco más opaco en mi ánimo que de costumbre, después de hablar con Amy y Molly, y de recibir las despreciables flores que Seiya me envió, me dirigí a mi habitación con el único fin de poder dormir, pero fue un completo fiasco esa labor, no pude pegar el ojo en toda la noche solo en la madrugada pude hacerlo y las consecuencias las tengo en este momento en mi cabeza y en mi rostro. Pero esta vez el motivo de mi insomnio no fue mi sed de venganza, no esta vez fue un idiota que cada vez que lo veo me ofende y de las peores manera, no sé porque diablos tenía que fijarme precisamente en él, porque tengo que amarlo. Tomo una baño rápido me visto e intento disfrazar un poco mi demacrado rostro con algo que detesto "el maquillaje", y bajo al primer piso y para mi fortuna no hay nadie ne el comedor es muy temprano para que estén desayunando ya que son las cinco de la mañana. Mi horario el día de hoy es muy agotador, y por esa razón cuando salgo de mi casa en la puerta de mi auto ya se encuentra mi adorado y mejor amigo kelvin

- buenos días Sere, pero que carita te traes el día de hoy – se burla cuando ve que mis ojitos están más cerrados que abiertos –

- no te burles quieres, no pude dormir nada y estoy agotada, si por mi fuera cancelaria todo lo que tengo hoy y me quedaría durmiendo –

- si pero como sabes no lo puedes hacer todo se por tus niños, ¿no es así? – definitivamente kelvin es un amor –

- pues si es verdad, todo se por mis niños, así que deja de hablar y vámonos que CRISTAL DE PLATA me espera y el camino es largo – y así nos dirigimos a la hacienda, un trayecto de un poco más de una hora en el que no pude ni dormir ya que debía revisar muchos documentos y por ese mismo motivo era imposible descansar.

Cuando llegamos a la hacienda, me encontré con un sin número de obligaciones, estas eran más que importantes que miles de empresas mas, era el listado de los niños y jóvenes que entrarían hacer parte de la fundación, entre esos documentos encontré más de 3000 niños y jóvenes, no solo de Tokio de todo Japón, con los pocos niños que revise me di cuenta que eran niños que necesitaban mucho de CHILDREN OF LOVE, y con eso me motive más a seguir con mi labor. Revise todas las instalaciones de la hacienda y para mi mayor felicidad me pude dar cuenta que lo poco que faltaba de construcción ya estaba por termina y que sin duda en un mes daría apertura mi fundación aquí ne mi país de origen. Después de estar prácticamente hasta las 11 de la mañana en la hacienda me dirigí a la empresa en donde me encontré con mis adorados empleados y más que eso mis amigos compañeros.

- buenos días Sere – me saludo mi adorable Artemis, mi adorable contador y esposo de mi nana Luna –

- buenos días tío Artemis ¿Cómo estás? – lo salude con un abrazo y un beso en la mejilla –

- Muy bien pequeña – me respondió mi abrazo - esta mañana saliste muy temprano de casa y como mi luna se imaginó que no habías desayunado bien te envió esto – me entrego una cajita que al momento de destaparla me lleve una maravillosa sorpresa –

- PASTEL DE CHOCOLATE – grite como si fuera una niña de ocho años, en esos momentos doy la razón a los que me dicen que soy una niña muy infantil – sabes Artemis definitivamente tu señora esposa se merece el cielo, la amo y a ti también – le envié un beso desde mi silla, en ese momento hablamos de algunas cosa mientras yo disfrutaba de mi pastel, ya había comido algo en la hacienda pero el mejor pastel de chocolate del mundo no lo despreciaría por nada del mundo, en ese momento Zoisite nos interrumpe –

- disculpa serena –

- dime Zoi, ¿Qué pasa? – pregunte con una sonrisa enorme –

- alguien te busca Sere – me sonrió de la misma manera – lo hago pasar o dejo que espere, es una persona muy especial para ti –

- hazla pasar, quiero saber quién es – ordena de manera intrigad por la felicidad en el rostro de mi amiga –

- hola Sere- me salude un hombre que no veía hace más de cinco años –

- MALACITE –grite emocionada dejando atrás mi silla y mi pastel de chocolate después de verlo frente a mí, era una sorpresa enorme y de las mejores de mi vida – pe…pero que alegría tan grande tenerte aquí con nosotros – lo abrazaba y le daba besos en sus mejillas como si fuera un niño –

- hola mi coneja, tantos años sin verte, pero mira nada más que hermosa te has puesto mi niña, bueno ya no eres una niña – cuando me decía esto me hacía dar una vuelta sobre mis propios pies – que alegría verte – en ese momento se dio cuenta de la persona que me acompañaba – hola viejo – eso se escuchó muy gracioso –

- no pues tan joven, Mal – ahora él fue el que abrazo a mi amigo – que gusto tenerte nuevamente con nosotros, pero que después de cinco años regresa te despidieron para que volvieras tan pronto – pregunto de ,manera burlesca, en ese momentos Mal y yo nos miramos –

- pues sabes mi labor en la agencia en donde me encontraba trabajando se terminó, por esa razón regrese con mi familia y a mi país. ¡no sabía que te molestaría tanto tenerme aquí ! – mostro una indignación fingida –

- como se te ocurre amigo que me moleste todo lo contario estoy feliz de tenerte de nuevo con nosotros y estoy seguro que más de uno se pondrá feliz por tu regreso –

- a eso si es cierto y pues si nadie se emociona para eso estoy yo, no es cierto Mal- me colgué de su brazo, sin la más mínima muestra de respeto a pesar que Malacite tenía 34 años, mucho mayor que yo –

- ay mi Sere, definitivamente tu no cambias – me abrazo y despeino –

- oye, no seas malo y ya no te quiero – me separe y le saque la lengua –

- pues que lastima, porque yo si te quiero y ahora que te veo y que estas más hermosa te quiero más – ese comentario me hizo sonrojar inmediatamente – oye pero no te sonrojes, si es la verdad… - y el muy descarado me guiño un ojo –

- bueno cálmate Mal – interrumpió Artemis – Serena te conoce y sabe que eres un coqueto de lo peor así que mantente alejado de mi niña, o si no más de uno te mataría querido amigo – esa amenaza me causo gracia – entendido –

- pues yo solo hare caso de lo que me diga Serena, si ella me dice que cambie y me vuelva un santo lo hago y si me dice que me case con ella le voy a obedecer aún más rápido –

- bueno, bueno ya cálmate Mal, no acabas de llegar y ya me estas coqueteando – le sonreí – no pierdes el tiempo eh –

- tun sabes como soy yo mi Sere – nos dirigimos a la salita de mi oficina – y tú que me cuentas de nuevos mi coneja hermosa – ¿Por qué nadie podía dejar de decirme coneja? – le has robado el corazón a alguien, así como lo acabas de hacer conmigo – dio un suspiro de lamento, lo único que hice fue reírme –

- no seas payaso – le decía mientras me reía –

- bueno Sere, ya que estas tan bien acompañada te dejo – se despidió Artemis de mí y de Mal, dejándonos solos con muchos temas de qué hablar –

- cómo has estado Sere - me pregunto con seriedad como el acostumbrado hombre que conozco – como has asumido las noticias que te he dado –

- las he asumido con la mayor felicidad existente – le sonreí y el me regreso la sonrisa que me derritió, a pesar de tener su edad definitivamente mi amigo era un completo dios griego – es la mejor noticia que ha recibido en años, sabes que durante más de siete años he deseado la destrucción de esa familia y ahora que la tengo en mis manos, me siento liberada de todo en mi corazón –

- mira estos son los documentos que te acreditan como la legitima dueña de las acciones de los Blackmoon y los Carmesai – me entrego un sobre con mi más preciado tesoro – aquí está todo lo que necesitas para darles el último golpe el día del congreso naviero – me sonrió – mi labor está hecha mi coneja, ahora todo está en tus manos –

- te amo Mal – lo abrace de nuevo – no sabes, todo lo que hiciste por mí no sabré como pagártelo, ahora mismo ingresas a trabajar conmigo en la empresa ¿está bien? –

- claro que si, aunque estaba seguro que tenía que cumplir con una entrevista y no sé qué más cosas – se burló –

- no seas bobo, haber dime que quieres que te dé por este gran favor que me hiciste por más de cinco años –

- que tal aceptar una invitación almorzar, ahora mismo – demasiado directo para mi gusto –

- pues acepto encantada, no negaría nada al hombre que me salvo mi vida y me ha dado alegría –

- pues espero que aceptes encantada cuando te pido un beso – lo fulmine con la mirada y el solo rio – mentiras, mentiras sabes que te adoro pero como a otra hermana, solo te estoy molestando tu sabes como soy y no cambiare nunca –

- si lo sé, y eso es lo que adoro de ti – sonreímos – que fue lo último que supiste de su nuevo contrato –

- bueno pues ayer llego Reí Hino al país con su padre y según lo que supe fueron directo a las empresas Blackmoon para finiquitar la firma del contrato, ya todo está preparado y también las firmas están dadas – en ese momento vi unos documentos que me dejaron sin habla -

- ¿Qué es esto? – pregunte llena de odio e ira - ¿ qué creen que harán con esto? –

- esos documentos los Hino, los enviaron a Sabio para concretar otros negocios – se acercó –

- ¿y qué tipo de negocios pueden hacer con las acciones de los Tsukino en la naviera Hino? – pregunte más que enfadada - ¿ que planean hacer con esto Malacite? – pregunte mostrando esos documentos –

- estafar a tu padre Sere – eso me dejo impresionada – el señor Hino, desea recuperar las acciones de la naviera como sea, y como tu padre no ha dado esperanza de vender las acciones y devolverlas, quieren recuperarlas –

- Y POR ESO ESTAFAR Y ROBAR A MI PADRE – grite furiosa – esto me lo pagaran muy caro, ellos no saben con quien se metieron – estaba llena de odio – si querían saber quién era Serena Tsukino ahora lo sabrán y de la peor manera – arroje un florero lleno de orquídeas que estaba en mi escritorio y eso me asombro - ¿Qué es esto? – pregunte –

- pues un gran regalo de orquídea que te envía alguien y que ahora está destruido en el piso… que desperdicio de dinero se ve que son muy costosas y de las mejores Sere – se burló mientras recogía la tarjeta del piso – mira la dedicatoria –la recibí y la leí en voz alta –

Buenos días mi adorada princesa, espero que este regalo te alegre el día… eres el ser más hermoso del mundo y me perteneces….

- ¿Qué diablos se cree este idiota? – eso me molesto aún más – como que le pertenezco ¡!PEDAZO DE IMBÉCIL¡ – grite furiosa

- ¿y quién es ese pedazo de imbécil? – me pregunto serio Malacite -

- es Seiya, que regreso y me esta atormentado – suspire para calmarme –

- QUE ESE MISERABLE REGRESO… AHORA SI LO MATO- grito igual de furioso que yo, el sabia toda la historia – pero como se atreve hacer tan descarado y volver como si nada –

- bueno eso ahora es lo que menos me importa – rompí esa maldita tarjeta – lo que me importa ahora es que esos miserables de los Hino paguen por lo que pensaban hacernos –

- ellos tenían planeado en el congreso realizar cierto tipo de transacciones fraudulentas para perjudicar a los Tsukino, ante la comisión naviera que asistirá. Como tú sabes los Blackmoon tienen amistades no muy deseables y con esto los iban a involucrar a ustedes con ellos en contrabando y narcotráfico – mi paciencia estaba llegando a su límite – si eso hubiese pasado en ese momento la comisión los hubiera expulsado del negocio naviero y los acababa como compañía y eso les haría regresar las acciones a sus socios mayoritarios y esos son los Hino –

- MALDITOS – grite – eso me lo pagaran, estaba esperando su momento, la destrucción de Reí Hino y su familia pero ahora los acabare sin ninguna contemplación. En el congreso todos sabrán de mí y de los Tsukino, revelare todo lo que tengo de los Blackmoon con respecto a sus negocios con las mafias y con Jedite, me adueñare de todo sin ninguna contemplación… ya nos han hecho mucho daño ya no les aguanto nada mas – estaba muy agitada y me estaba empezando a sentir mal –

- Sere, dios bendito cálmate – me abrazo Malacite y me sentó en el sofá – si te mueres ahora no podrás cumplir con tus venganzas – definitivamente mi querido estaba ganándose a pulso un buen golpe – cálmate quieres –

- tienes razón, no me puedo rendir ahora, menos ahora – tome un poco de agua que me ofreció Mal y empecé a calmarme – debemos tener todo listo para el congreso, de acuerdo -

- si lo que ordenes jefa – me hizo señal militar y me reí – eso me gusta verte sonreír…. Pero bueno mucho trabajo por hoy así que vamos a almorzar que me muero de hambre – me sonrió –

- pues no sé si quiera comer algo, pero vamos – me levante y fui por mis cosas y nos dirigimos a la puerta donde nos encontramos con Zoisite – Zoi, recoge tus cosas que nos vamos – me vio sorprendida – no me veas así, te vas con nosotros almorzar así que ahora, vámonos ah y otra cosa diles al personal de servicio que arreglen y recojan el desastre que ocasione en mi oficina y que voten todo a la basura por favor –

- si hermanita vamos que la coneja invita y eso es un milagro – soltaron una carcajada y los fulmine con la mirada – oye cálmate Sere, definitivamente tu humor no está hoy presente ¿verdad? –

- pues eso ya sabes porque, así que vámonos a ver si me puedo relajar un poco – suspire –

- pues sabes ya sé a dónde vamos a ir para que te relajes así que vamos – con zoisite lo tomamos del brazo y nos dirigimos a mi auto, en donde Mal le hablo al oído a kelvin y nos dirigimos a un lugar del cual no esperaba –

- listo llegamos – afirmo kelvin y me di cuenta que estábamos en un parque de diversiones –

- bueno vamos y tú también kelvin así que abajo – nos ordenó Mal y todos gustosos aceptamos y así nos fuimos a divertir como unos niños, era algo divertido cuatro personas que superan los 20 años divirtiéndonos y riéndonos como si fuéramos niños de 14 años, en ese momento me di cuenta que había dejado de disfrutar muchas cosas por esos malditos.

Pasamos una parte de la tarde mis amigos y yo. Almorzamos hamburguesas con gaseosas, comí muchas golosinas y algodón de azúcar, esa cantidad de dulce género que mi falta de ánimo y sueño no se fueran de mi cuerpo. A regañadientes regresamos a la empresa ya que debía asistir a una junta de socio muy importante en mi empresa, y en ese momento después de descansar y de tomar mucho café para despertarme me dirigí a la sala de juntas donde estaban los socios de mis empresas y mi adorado y fiel amigo Rubeus con Malacite.

- buenas tardes a todos, como están – salude con una gran sonrisa -

- buenas tardes señorita Serena – me saludaron todos muy amablemente –

Así pasaron las siguientes dos horas de la tarde revisando cifras, acciones, inversiones y demás actuaciones financieras de cada una de las empresas de los Tsukino. Rubeus y Malacite haciéndose cargo de todo mientras tanto una rubia adorada por todos se quedaba dormida en la reunión y encima de sus documentos.

- creo que la señorita Tsukino se encuentra muy cansada ¿no lo creen ustedes? – en ese momento el que hablo fue Rubeus y generando que todos los presentes voltearan a ver a la cabeza de los Tsukino, durmiendo muy plácidamente generando la risa de todos los caballeros en la sala – caballeros creo que Serena ya nos dejó claro que la reunión está muy aburrida y que todos debemos descansar, no es cierto - todos afirmaron –

- sí creo que lo que debíamos hablar ya lo hicimos y es mejor terminar con esto antes que todos sigamos a Serena con Morfeo – rieron por el comentario de Malacite– así que hasta luego caballeros, ya todo está planeado para asimilar lo que se nos presentara en el congreso con las acciones en la noviera Hino – todos afirmaron – cuando ellos crean que podrán inculpar a los Tsukino de algo, ya tendremos todo preparado y las pruebas necesarias para librarnos de cualquier calumnia y demostrar quienes son los verdaderos delincuentes - así todos se despidieron de la sala de juntas, dejando a Rubeus y Malacite viendo a Serena durmiendo – ahí Serena, esta niña trabaja más que nadie, en lugar de estar disfrutando de su juventud –

- ella disfrutara de su juventud, el día que destruya a los que la destruyeron a ella y su familia primero – finalizo Rubeus – bueno ¿quién la lleva a su casa? – los dos se miraron –

- yo lo hago, no te preocupes pero tendrás que ayudarme a llevar sus cosas hasta el auto – y así efectivamente se dirigieron al auto de Serena donde estaba kelvin, Rubeus con su cartera y documentos y Malacite con Serena en brazos la cual ni se despertó hasta llegar al auto "Darién"… eso fue lo que susurro la rubia dejando a los tres hombres asombrados y con la pregunta en su mente - ¿Quién es Darién? –

- Darién es uno de los mejores amigos del joven Haruka – aclaro Rubeus, que al igual que todo el personal Tsukino se dirigía al resto de los miembros de la familia con respeto, exceptuando a Serena, la cual les había ordenado que con ella nada de formalismos únicamente Serena – y pues creo que es alguien importante para nuestra coneja cuñado – los sonrieron menos kelvin que solo escuchaba - ¿ qué pasa kelvin? Acaso es tan malo ese joven –

- no, solo tiene de malo que es novio de Reí Hino – los dos chicos presentes borraron sus sonrisa en el acto – pueden creer lo que es el destino, nuestra coneja se enamora del novio de una de sus enemigas – todos suspiraron resignados ya que tenían claro la historia entre esas tres familias tan poderosas – bueno mejor vámonos antes que Sere despierte, adiós Rubeus salúdame a Zoisite y a las niñas quieres –

- claro con gusto – y así se despidieron y kelvin y Malacite emprendieron camino a la mansión Tsukino en la cual Malacite tendría una bienvenida algo extraña -

- bueno señor Malacite llegamos – aviso kelvin –

- gracias kelvin, y me da gusto verte después de tantos años – dijo tomando el bolso de Serena y alzándola en sus brazos, mientras kelvin abría la puerta, sin que Serena se despertara… definitivamente tenía el sueño muy pesado –

- igualmente señor – y así se despidieron mientras Kelvin abría la puerta de la mansión y dejaba cruzar a Mal con Serena en brazos – cuídela por favor y que tenga una buena noche –

- gracias – y así entro a la misión en donde se escuchaba ciertas voces, las cuales el castaño presintió que venían de la sala principal de la casa, estaba ya en el segundo escalón de la escalera cuando un grito lo detuvo –

- ¿Quién diablos eres tú? – un pelinegro bastante enfadado grito llamado la atención de los presentes en las sala, los cuales salieron inmediatamente – contéstame…SERENA, ¿Qué le hiciste a Serena imbécil? – todos ya estaban presentes la única fuera de la "conversación" era Serena que tan solo se movía un poco en brazos de Malacite –

- mira idiota tú no eres nadie para gritarme y yo no le he hecho nada a mi coneja, solo está dormida y por eso la traigo a casa y la subiré a su habitación – lo reto con la mirada – además tu ¿Quién rayos eres? – se detuvo y vio a Haruka y los demás – señor Haruka, señor Sammy, señorita Michiru y señorita Amy como están me alegra verlos de nuevo –

- pero mira a quien tenemos aquí – se acercó al castaño y le dio un pequeño golpe en el brazo y mirando a Serena – para que se haya quedado dormida debe estar muy agotada ¿verdad? – volteo a ver al castaño –

- no tienes idea cuanto – se rio – tanto que se durmió en la reunión de accionistas – todos se asombraron menos un pelinegro que estaba histérico porque ese sujeto tenía en sus brazos a la rubia – sí, señores aunque no lo crean, la gran Serena Tsukino se durmió en el trabajo –

- es sí que es una sorpresa – hablo Amy – me alegra verte después de tanto tiempo Mal –

- lo mismo señorita – respondió muy amable y educado -

- eso es cierto que alegría verte amigo, llevémosla a su cuarto y cuando bajemos hablaremos de todo y nos contaras que ha pasado con tu vida durante estos años – en ese momento volteo a ver a Darién que se encontraba furioso – a Mal, te presento él es Darién Chiba uno de mi mejores amigos, Darién él es Malacite amigo y abogado de Serena – presento cortésmente –

- mucho gusto Dr. Chiba – saludo muy respetuosamente –

- ¿me conoces? – pregunto algo desconfiado Darién –

- sí señor, lo conozco – aclaro mientras emprendía camino a la segunda planta de la mansión junto a Haruka, Michiru y Amy – con permiso – y todos subieron –

Mientras en el cuarto de Serena, Michiru y Amy con ayuda de Molly le ponían la pijama a Serena y la cubrían con las mantas, dos hombres entraban a la gran sala de la mansión Tsukino donde otros dos caballeros estaban esperando.

- bueno chicos nuevamente les presento a Malacite Tashio, abogado personal de Serena y su mejor amigo – lo señalo – Mal ellos son como ya te dije Darién Chiba, uno de mis mejores amigos y socio en el hospital – le sonrió – y él es Andrew Furuhata mi otro amigo y también socio del hospital… mis hermanos de corazón y pues a este loco ya lo conoces, mi hermano Samuel – abrazando a Sammy –

- un placer Malacite – saludo muy enérgico el rubio – espero que nos llevemos bien, y una preguntica - pregunto picaron – que estaban haciendo con mi Sere para que llegara tan agotada – pregunto ganándose la mirada asesina de Haruka y Darién - ¿Qué? – pregunto despreocupado –

- pues no estábamos haciendo nada malo, simplemente que ella no durmió bien anoche y yo llegue al medio día a invitarla almorzar y eso ayudo a que se cansara todavía más –

- luego a donde la llevaste almorzar para que llegara si – pregunto molesto y con reproche Darién, cuya actitud capto el castaño y nadie más –

- pues me la lleve a un parque de diversiones, durante la tarde hasta antes de las cuatro para que llegara puntual a su cita, comimos hamburguesas, gaseosas y muchas golosinas y pues eso ayudo a presentar mas cansancio en su cuerpo – lo vio a los ojos - ¿no hay ningún problema con eso, verdad señor Haruka? –

- claro que no, no sabes lo feliz que me hace que ella se divierta, es bueno que salga y que no se hunda en el trabajo para ocultar sus sentimientos – en ese momento llegaron las dos chicas peliazules – como está la coneja – pregunto acercándose a Michiru y dándole un beso en los labios –

- está dormida profundamente ni siquiera se despertó cuando la cambiábamos – respondió sonriendo la mayor de las hermanas – me alegra que se haya divertido Mal gracias –

- no tienen por qué agradecerme por estar con la maravillosa compañía de mi Serena haría lo que fuera – enfrento con la mirada a Darién – además pensaba llevármela esta noche a divertirme algún lado pero fíjense, se quedó dormida – sonrieron todos – así que mañana la llevare a dar un paseo a la hacienda, bueno si ella quiere y si ustedes me lo permiten – aclaro el castaño

- pues te lo permito, pero con una condición – todos miraron extrañados a Haruka – tu hacienda es una hermosura y pues aprovechando que es sábado porque no nos invitas también a nosotros – cierto pelinegro sonrió por la loca idea de su amigo –

- pues por mí no hay ningún problema señor – también sonrió – todos lo que quieran ir bienvenidos a mi casa –

- será que podemos dejar eso de "señor" aun lado – se puso serio - ¿Por qué a Serena si la tratas con más confianza y a nosotros no?

- eso es muy cierto – apoyo Michiru – no nos hables tan seriamente por favor –

- pues ustedes perdonaran, hace más de cinco años que no los veía, no podría llegar y hablarles como si fuéramos íntimos amigos ustedes son mis jefes – aclaro – y con Serena mi relación ha sido más estrecha y no he perdido contacto en ningún momento con ella – volteo a ver arrogantemente a Darién – entiéndanme por favor ustedes a mí –

- pues tienes razón, pero ahora mismo dejas de hablarnos como si fueras nuestro empleado y nos tratas de tu – ordeno – o tendré que usar palabras de mi hermana " es una orden" –

- está bien Haruka como ustedes digan – todos sonriendo – entonces mañana los veré en mi casa –

- sí, vamos a ir nosotros los aquí presentes, somos siete – empezando a contar con los dedos – ira Mina, Lita – vio de reojo a Andrew que sonrió – Nicolás, Hotaru, dile a tu hermana a Rubeus y las niñas que también irán, ira luna y quien más – pensativo –

- se te olvida la persona más importante – hablo graciosamente Andrew –

-¿Quién? – preguntaron todos al mismo tiempo –

- pues quien va ser SERENA – hablo de manera burlesca a todos –

- eh, pues si me faltaba la persona más importante – se rio, rascándose la cabeza Haruka – como se me había olvidado el alma y corazón de esta casa – suspiro – ha y también contemos dos personas más que irán – aclaro –

- ¿Quién más amor? – fue la duda de Michiru –

- es una sorpresa – culmino con el interrogatorio -

- bueno pues siendo así, irán 20 personas – afirmo – así que tendré todo preparado, ¿se quedaran hasta el domingo? – pregunto esperanzado a que la respuesta fuera negativa -

- nop – se adelantó Haruka, pues ya sabía la noticia que se daría ese día y no quería que la bomba explotara con todos juntos en un mismo sitio – yo no poder, tengo que realizar algo el domingo que me encargo mi padre, así que mañana regresaremos…además no es muy lejos tu cas así que no hay problema – aclaro – así que avisaremos a los demás y mañana nos vemos aquí a las seis de la mañana para partir a nuestro día de campo, está bien –

- por nosotras no hay ningún problemas – dijo Amy –

- por nosotros tampoco, ¿verdad Darién? – pregunto emocionado Andrew –

- sí, no hay ninguno, le avisare a mi hermana que estará feliz de asistir – contesto Darién con el mismo tono molesto sin dejar de ver a Mal –

- y yo le diré a Mina – afirmo Andrew –

- bueno pues nosotros nos encargamos de Nicolás y Lita y tu Mal – vio el rubio al castaño – avísale a tu Zoisite, Rubeus y las niñas –

- está bien lo hare así que si no es más me retiro, por favor salúdenme a Serena de mi parte – se dirigió a la puerta – fue un placer volver a verlos y los espero mañana a todos en mi casa la pasaremos muy bien –

Y así terminaron la reunión de estudio que habían hecho en la sala de la mansión Tsukino quedando en ella las chicas Mizuno, Haruka y una rubia que no había despertado.

…..CONTINUARA….

¿Qué les pareció?, espero que les haya gustado, un beso a todos y mil gracias por sus palabras hermosas y llenas de animo