Hotel Transilvania no me pertenece le pertenece a Columbia Pictures. bla, bla, bla

En este capitulo interpreto la noche como si fuera de día espero no haberme equivocado espero que les guste, adiós.

Capitulo 6

A la noche siguiente Whitfor se preparaba para otra atareada noche en la cocina poniéndose su ropa de chef que era una bata blanca y un sombrero que nunca le gustaba usar, pero antes de salir se detuvo enfrente del escritorio para tomar un objeto de una de las cajas y ponerlo en su bolsillo derecho, dirimiéndose a la cocina no podía evitar pensar que le avía sucedido la noche anterior nunca le avía sucedido que se trababa al hablar y tansolo por conocer a alguien se dijo a si mismo que tenia que olvidar todo eso y concentrarse en lo que avía venido desde un principio y ya que ni siquiera avía podido averiguar el nombre de la chica de la noche anterior prefirió olvidarlo.

Mavis se avía despertado y como de costumbre se fue a sentarse a la ventana como lo avía estado asiendo durante las ultimas semanas, se avía acostumbrado a esa rutina siempre se sentaba en el mismo lugar en la ventana, su padre siempre iba a verla, pedía todas sus comidas a su avitasion que después era llevado por las gárgolas camareros, por esa misma razón se le avía echo extraño que aquel chico que según el era el nuevo cocinero del hotel se lo avía llevado, ella savia que su padre no contrataría a nadie solo porque si, así que decidió aunque sea por una noche abandonar su rutina y averiguar mas de ese muchacho.

Al salir de si avitasion Mavis camino por el pasillo donde se encontró con su padre

-Hola mi princesa dormiste vien?- pregunta su padre con cariño

-si papa, gracias- contesto Mavis dándole un abraso

-pensaba que estarías en tu avitasion apenas iba a verte pequeña- pregunto su padre

-hoy tenía ganas de comer en el restaurante, pero papa es cierto que contrataste a un nuevo chef- pregunto

-te refieres a Whitfor, si a estado asiendo un gran trabajo estos últimos días, porque lo preguntas- pregunto el conde.

-este la otra noche fue a entregarme el postre de la cena que ordene ayer que por alguna razón no lo llevaba- le conto Mavis a su padre que el respondió con una sonrisa nerviosa

-eso es un misterio, pero que tal si vamos a desayunar ase mucho que no desayunamos juntos- de pregunta sujetándole una de sus mejillas como si fuera un bebe.

-esta vien- responde Mavis con una sonrisa caminando con su padre en direxion al restaurante Jorobados

En la cocina Whitfor se encontraba atareado con las ordenes de desayuno de todos, una hora y media después de empezado sus labores en la cocina atendiendo un desayuno tras otro, pero cuando una gárgola le cebo un pedido lo desconcertó.

La gárgola entrando nerviosa mente entra a la cocina y le dice

-chef Whitfor el conde y su hija han venido a desayunar, aquí esta su pedido- le dice entregándole el papes en la mano

-¡¿el conde y su que?i- pregunta Whitfor caminando rápidamente a la ventanilla de la puerta y mirando lo mesa donde estaba el conde y sentado junto a el se encontraba la chica de la noche anterior

Regresando al interior de la cocina don de se encostraba la gárgola que le dio la noticia, se acerca y pregunta.

-esa, esa en la hija del conde- pregunta sosteniéndolo de su traje y preguntándole violentamente

-la señorita Mavis, si esa en su hija- le responde rápidamente con su rostro asustado

-o no- soltando a la gárgola con la cara algo asustada- esto lo cambia todo-

En su avitasion Whitfor caminando de en lado para otro no podía no podía quitar de su cabeza lo que avía averiguado esa noticia le avía caído de sorpresa, después de averígualo se avía empeñado a averiguar mas sobre ella preguntando a las gangolas, armaduras, zombis y brujas que encontraba.

-el con de tiene una hija, una hija, esto no puede ser nunca se me dijo nada de esto- sus quejas son interrumpidas por un tintineo que lo interrumpe, buscando entre sus bolsillos asta lograr encontrar un celular que no recordaba que traía, contestando el celular pregunta.

-¿si?- pregunta

-….-

-si soy yo-

-…-

-si estuvo aquí, los empleados me lo dijeron-

-…-

-pero la información esta mal, no es el conde, es su hija-

-…- se escucha el murmullo tan fuerte que fuerte que aleja el teléfono del oído.

-pues si alguien me hubiera dado la información correcta no estaría en este problema- responde enojado

-…-

-esta bien, pero para la próxima averigüen mejor las cosas-

-…..-

Colgando el teléfono y poniéndolo de nuevo en la caja, se sienta en la silla del escritorio pensando que aria ahora.

-Mavis, Mavis, Mavis- repitiendo el nombre una y otra ves –que lindo nombre-