DGM no me pertenece.


Viernes 4:02 PM

¿Estaba disfrutándolo…? Sí, lo estaba, más de lo que podría imaginarme.

..

.

-Mmm… Allen…- yo gemía y él acariciaba mis largas piernas con su mano, y a la vez se concentraba en hacerme sentir bien. Aquellos dos dedos dentro de mi intimidad, saliendo y entrando, hasta llegar a un magnífico orgasmo. Hasta este momento, ninguna palabra había salido de su boca, hasta que…

-Lenalee… voy a…- los dos respirábamos con dificultad, cuando por fin habló, clavó su mirada en la mía, entendí. Lo acerqué a mis labios, empezando con un sutil roce lujurioso… seguido de un beso, que desprendía ternura, me correspondió… por un momento, pensé que lo hacía de la misma manera y eso… me hizo tan feliz.

Porque… besarte, fue como sentir que volaba… como tocar el cielo con la yema de los dedos… como sentir que a tu lado todo… absolutamente todo… sería perfecto, sin ningún defecto.

De su pantalón sacó su cartera y de ahí, un preservativo.

Eso no me sorprendió… pero me hizo entrar en duda… será acaso que con ella… con ella…

Tras habérselo puesto, abrió mis piernas, se acomodó y…

-Puedes rasguñarme si quieres… eres virgen ¿No es así?- su voz ronca resonó en mi cabeza.

Asentí con vergüenza. Lo abracé y estaba lista para clavarle mis uñas, lo hice justo después de sentir que algo entraba, después de sentir un dolor inmenso, en mi interior algo parecía haberse quebrado, como un vidrio siento tirado al piso.

Abrí mi boca pero ni un grito salió, lágrimas rodaron mis mejillas, Allen las lamió para hacerlas desaparecer. Con sus manos tomó cada lado de mi cintura, subió delineando mi figura, las pasó por detrás de mi espalda. Agachó su cuerpo, escondiendo su rostro entre el espacio de mi hombro y cuello.

Por una milésima de segundo… era como si mi estuviera abrazando con cariño.

Realmente… él, me abrazaba porque quería… ¿O sólo fingía?

Me aferré a él, sin ver nada más que el techo, a los alrededores el oscuro cuarto.

Las hebras de cabello haciéndome cosquillas levemente, la lluvia golpeando la ventana...

Sin previo aviso, Allen empezó a moverse, pero ya no dolía, al contrario se sentía muy bien… así que no me quejé.

Ya es demasiado tarde para lamentarse…


Gracias a las personas que toman parte de su tiempo para leer ésta historia, gracias a los que dejaron review el capítulo anterior y los que lo hicieron desde el primer capítulo. En fin, llego con otro cap. corto, espero sea de su agrado. Nos leemos el otro fin. Tengan lindo día. Kurousagii cambio y fuera.