Konichiwa a todos! Gracias por seguir leyendo esta historia que escribo con tanto cariño :3 pero antes que nada, les pido una disculpa por el error que tuve en el capítulo anterior al subirlo :S espero no vuelva a pasar. Pero bueno… ya está aquí el nuevo capi, recién salidito del horno. Espro que lo disfruten…


Disclaaimer: Tsubasa chronicles y todos los personajes de este Fanfic no me pertenecen, sino a CLAMP ;)


Acotaciones:

Diálogos—

Pensamientos—


Capítulo 9 "La decepción del mago"

— ¡No!— gritó Fye mientras abría los ojos de golpe. Se sentó con cuidado en la cama y pasó su mano por su rostro —otro sueño...— ya estaba harto de tener siempre esas pesadillas que lo atormentaban cada vez que dormía. Vio hacia la ventana y se dio cuenta que ya estaba atardeciendo, ¿acaso había dormido todo el día?

Sin darse cuenta, empezó a pensar en Sakura.

—estoy enamorado de Sakura, de eso ya no hay duda pero... ¿ella sentirá lo mismo por mi? aún es pronto para que se enamore de alguien más, todavía no olvida a Syaoran y además está ese tal hombre que aparece en sus sueños— esto último lo dijo algo molesto —aun así, Kurogane tiene razón, no pierdo nada con decirle que la amo— sonrió —iré a decírselo ahora mismo, no soportaré un día mas con esto guardado— se levantó con cuidado de la cama —tsk!..— soltó un quejido al estar de pie.

Sus costillas ya estaban sanadas pero la herida en su costado aun estaba grave. Una vez que disminuyó el dolor, busco alguna camisa y salió a paso lento de la recámara.

— ¿Donde estará?— se preguntaba mientras bajaba las escaleras para ir al comedor pero ahí no encontró a nadie. Caminó por los pasillos con cuidado de no encontrarse con alguien, si lo veían fuera de la cama lo regañarían y lo obligarían a volver a recostarse.

En realidad ya estaba cansado de estar acostado todo el día sin hacer nada y aunque admitía que le costaba caminar bien con tal quemadura prefería eso que estar en su habitación solo con sus pesadillas.

—Disculpa— detuvo a una dependienta del castillo que pasaba cerca de él — ¿sabes dónde está la princesa Sakura?— preguntó con amabilidad y una linda sonrisa. La dependienta se sonrojó. Era una chica de unos 20 años.

—si, la princesa está con el joven Syaoran y la jovencita Sakura. Ambos ya despertaron— le devolvió la sonrisa sonrojándose un poco mas ya que se sentía atraída por Fye y se ponía algo nerviosa al hablar con él.

— ¿En serio?— se sorprendió y sonrió aun mas —iré a verlos. ¡Gracias!— le dedicó una última sonrisa y se fue lo más rápido que sus heridas le permitieron.

Estaba muy feliz porque al fin vería a sus amigos y le diría todo lo que siente a Sakura. Deseaba con toda su alma que Sakura correspondiera sus sentimientos.


En la habitación donde habían estado durmiendo los clones, ahora se encontraban ambos conversando con Sakura, ella ya les había platicado todo sobre su situación con Syaoran. Fue algo extraño tener una charla de ese tipo con su clon y el de Syaoran, eran exactamente iguales, a diferencia de que los clones aparecieron ahora con una edad mas avanzada, en vez de tener 19, como ella y Syaoran, ellos ya tenían 25 y se lograba notar. Sakura clon estaba más alta, más desarrollada y todavía más hermosa que la princesa de 19 a pesar de ser clones. Para Syaoran clon era lo mismo: más alto, musculoso, con un rostro más maduro y más apuesto que el original.

—Lo siento mucho Sakura— mencionó Sakura clon mientras tomaba su mano.

—Estaré bien porque sé que a ambos nos espera algo mejor— sonrió algo triste. Syaoran clon lo notó y trató de cambiar el tema.

— ¿y qué tal te cayeron Kurogane y Fye? — preguntó Syaoran clon. Sakura sonrió.

—cuando los conocí me impresionó un poco su forma de tratarse— rio —siempre están peleando pero cuando uno está en problemas el otro lo ayuda, son como los mejores amigos— comentó Sakura.

— ¿Y qué opinas de cada uno?— preguntó Sakura clon.

—pues...— pensó un momento —Kurogane es como si fuera mi otro hermano mayor. Me cuida como si fuera su hermanita, aunque claro, no como mi hermano pero si se preocupa por mí. Es muy parecido a él, creo que por eso se llevan tan bien— sonrió.

— ¿Y de Fye-san?— preguntó Syaoran clon.

Sakura no supo porque pero se sonrojo y su corazón se aceleró.


Fye estaba por entrar al cuarto donde estaban los clones y Sakura pero se detuvo al escuchar la pregunta que le hicieron. Quería saber la respuesta a esa pregunta y sin darse cuenta su corazón estaba muy agitado, ya necesitaba saber la respuesta, si Sakura decía algo que le indicara que siente más que amistad por el... no le importaría nada y entraría de golpe a la habitación para gritarle que la amaba.

Rio nerviosamente ante tal pensamiento. Si hacia eso seguramente Sakura se asustaría.

Dejó de pensar tantas cosas y puso total atención a la respuesta que daría la princesa.


—Fye es... Mmm... ¿como decirlo?— el mago tragó saliva —él es mi mejor amigo, el mejor amigo que alguien pudiera tener— mencionó nerviosamente Sakura.


Fye sintió como su corazón se partía en mil pedazos, todo su mundo se vino abajo. Su sonrisa se borró de inmediato al escuchar esa respuesta. ¿Acaso Sakura nunca lo vería como algo más que un amigo?

No quiso quedarse más tiempo ahí y tampoco tenía ganas de entrar a esa habitación, no después de lo que escuchó, así que dio media vuelta y se fue a cualquier otro sitio que no fuera ese. Mientras caminaba no dejaba de pensar en lo que dijo Sakura.

— ¿por qué no me puede ver como algo más que un amigo? ¿Será por la edad?... No creo, no nos llevamos tanto, ella tiene 19 y yo 22, bueno… al menos eso aparento. Sólo son tres años... entonces... ¿por qué solo me ve como su amigo? ¿Por qué?...—suspiró pesadamente. Se sentía deprimido, era la primera vez en su vida que se enamoraba de alguien y ese alguien no sentía lo mismo por él.

—No sabía que el amor doliera tanto— seguía caminando lentamente por todo el castillo. No sabía hacia donde se dirigía, lo único que sabía era que no quería parar. Llego a unas escaleras que según él, lo dirigían a su cuarto y comenzó a subirlas.


—Sakura, ¡te sonrojaste!— exclamó Sakura clon con una gran sonrisa — ¿segura que Fye es sólo tu amigo?— preguntó pícaramente. Ella y Syaoran clon, al igual que Nadeshiko y Yukito había podido ver el futuro cuando estuvieron vagando sin rumbo fijo en el mundo de los sueños. Pero no querían adelantarle nada a Saura, ella debía darse cuenta de sus sentimientos por sí misma.

— ¡s-si! Fye es mi amigo, aunque...no sé, últimamente me siento rara y nerviosa a su lado— esto último lo pensó en voz alta y al darse cuenta se tapo la boca con sorpresa y muy sonrojada —y-yo yo— no sabía que decir. Sakura y Syaoran clon se vieron a los ojos y luego sonrieron.

—Solo haz lo que tu corazón te indique— le aconsejó Syaoran clon. Sakura sonrió aun con el sonrojo en su rostro.

—Fye es un buen chico, siempre es muy alegre y se preocupa por los demás— agregó Sakura clon —a pesar de su pasado Fye ha logrado salir adelante, aunque… si tuviera a alguien a su lado sería mucho más fácil— miró a Sakura sugestivamente, pero ésta es aun más despistada.

En realidad Sakura no estaba segura de lo que sentía, estaba muy confundida; con el hombre en sus sueños, Syaoran y ahora esos sentimientos tan extraños hacia Fye. No sabía bien que eran esos sentimientos pero si sabía que lo quiere mucho y que se siente muy feliz estando a su lado.


—Agh...— se quejó Fye cuando terminó de subir tantas escaleras —lo único que me faltaba— puso una mano en su costado y sintió un liquido caliente brotando de su herida y manchando rápidamente su camisa —¿ahora qué hago? no sé ni donde estoy— espetó de mal humor.

Se sentó con cuidado en una escalera mientras recargaba su espalda en la pared. Su camisa ya estaba totalmente teñida de un carmín oscuro y se empezaba a sentir mareado —esto no puede ir peor...— frunció el ceño y cerró los ojos, después de un rato recargó su cabeza en la pared. Cada vez se sentía más débil. Pasó como diez minutos ahí tirado perdiendo sangre. Sabía que tenía que atenderse pero no tenia energía para pedir ayuda.

—Mago idiota— escuchó una voz conocida, entreabrió sus ojos y vio a Kurogane parado frente a él — ¿que no te dije que te quedaras en la jodida cama?— preguntó muy molesto.

—Me equivoque, si puede ir peor— susurró el mago mientras volvía a cerrar los ojos. Se sentía demasiado débil por la pérdida de sangre.

—Eres un idiota, ya ni sabes lo que dices mago— estaba molesto por verlo de nuevo en tan mala condición y más le molestaba verlo ahí tirado dejándose vencer. Vio como brotaba la sangre de su costado y manchaba su camisa, se preocupo al ver el nivel de palidez del mago, si no fuera porque su pecho se movía levemente por la respiración, pensaría que estaba muerto.

— ¿Qué haces aquí?— preguntó Kurogane después de un pesado suspiro mientras se agachaba para levantarlo en brazos y llevarlo a su recamara.

—yo... Sakura no... Ella no... ¿por qué no? yo la quiero... Pero ella... solo soy amigo— Kurogane lo cargó, Fye soltó un pequeño quejido y después siguió diciendo incoherencias. Parecía que estaba ebrio.

—No entiendo nada de lo que dices— comenzó a caminar por el pasillo y luego giró la vista hacia donde había estado tirado Fye. Se sorprendió al ver el gran charco de sangre que había dejado en el piso. Se empezó a preocupar, si no paraba esa hemorragia pronto, podría morir.

—ella... solo amiga ¿por qué?— murmuró Fye débilmente. Cada vez hablaba más bajito.

—ya te dije que no te entiendo nada— repitió con seriedad y luego se retractó —no, mejor sigue hablando, no es bueno que quedes inconsciente en estos momentos— llego rápido a la habitación y recostó a Fye en la cama, después salió en busca de ayuda. Bajo rápido a la estancia y se encontró con Yukito y Touya.

— ¿estás bien? ¿Qué sucedió?— preguntó de inmediato Yukito al ver la camisa de Kurogane llena de sangre.

—A mi nada, pero al mago se le ocurrió dar un paseo y me lo encontré tirado en las escaleras desangrándose— les informó con molestia.

— ¡Vamos rápido!— Yukito se dirigió rápidamente al cuarto de Fye.

Cuando llegaron se lo encontraron inconsciente y con la herida aun sangrando.

—Mandaré traer al médico— Touya salió como rayo de la habitación. Se había sorprendido mucho al ver tanta sangre brotar de una herida.

— ¿Por qué esta así?— preguntó seriamente Yukito mientras le quitaba la camisa y los vendajes para poner otros y así tratar de detener la hemorragia.

—no lo sé, estaba caminando por el pasillo y me lo encontré tirado al comienzo de las escaleras. Seguro la herida se abrió más al subir tantas escaleras; y por la cantidad de sangre que dejo ahí... creo que tenía un buen rato en ese lugar— Explicó Kurogane.

— ¿Dejó mucha sangre en la escalera?— preguntó Yukito aun tratando de detener la hemorragia. Kurogane asintió.

—Es demasiada sangre— dijo Kurogane mientras ayudaba a Yukito con Fye.

—Ya llamé al doctor— informó Touya cuando entro a la habitación. Se veía algo agitado —está en la frontera del país y tal vez tarde un poco, ¿creen que resista?— vio que la hemorragia aun no cesaba y que el rostro de Fye se veía cada vez mas pálido.

—no lo sé— contestó Kurogane con el ceño fruncido. Todos se quedaron callados.

— ¿Alguien más sabe de esto?— preguntó Touya.

—si te refieres a la princesa, no, no lo sabe— contestó Kurogane. Touya se sintió mas aliviado.

—últimamente mi hermana se preocupa demasiado por él y si supiera como esta no quiero imaginarme como se pondría—

—¡aaaah!— escucharon un grito fuera de la habitación. Touya y Yukito no entendieron pero Kurogane supo de inmediato la razón.

—Mi hermana— la reconoció de inmediato Touya saliendo rápido del cuarto.

—Ahora vuelvo— dijo el ninja mientras alcanzaba a Touya —por aquí— guió al príncipe una vez que lo alcanzó.

Al llegar se encontraron a Sakura con una expresión de horror en el rostro mientras miraba el enorme charco de sangre en la escalera.

— ¿q-qué paso? ¿Quién...?— preguntó Sakura con la misma expresión. Touya fue a su lado y la alejo de la escena — ¿qué pasó hermano?— preguntó un poco más calmada. Touya no contestó, no sabía que decirle.

—un empleado tuvo un accidente— inventó Kurogane de repente. Touya asintió de inmediato.

— ¿Y tu camisa, que le pasó?— preguntó al ver rastros de sangre en ella.

—lo llevé hasta su cuarto— contestó inteligentemente.

—si, pero ya todo está bien monstruo— la calmó su hermano mientras la abrazaba "cariñosamente". Sakura se vio más tranquila y sonrió.

—bien, entonces iré a ver a Fye— mencionó con una sonrisa y comenzó a caminar. Kurogane y Touya se voltearon a ver sin saber qué hacer.

—Acaba de dormirse, es mejor que lo dejes descansar— fue lo primero que se le ocurrió a Touya. Sakura volteó a verlo curiosa.

— ¿en serio? Mmm... bueno, entonces lo veré mas tarde y si no entonces mañana— dijo Sakura para después cambiar de rumbo, ya no hacia la habitación de Fye. Kurogane y Touya se sintieron aliviados, ahora sólo esperaban que Sakura no viera al doctor cuando llegara.

—iré a ver si ya llego el médico—dijo Touya. Kurogane asintió y se dirigió con Fye.

— ¿Que estabas haciendo mago?— se preguntaba Kurogane mientras caminaba hacia el cuarto de Fye. Después recordó las incoherencias que decía — ¿habrá hablado con la princesa? o ¿por qué estaba tan deprimido?— dejó sus pensamientos de lado cuando entró a la habitación y se encontró con Fye medio consiente y a Yukito tratando de detener esa hemorragia que parecía no tener fin.

— ¿Que intentabas?— le preguntó Kurogane. Se preocupó al ver que su mirada se volvió más triste para luego quedar inconsciente de nuevo.

En ese momento entró Touya con el médico tras él. Kurogane explico lo que paso y salieron del cuarto para dejar que el médico trabajara. Pasaron como veinte minutos y el doctor salió.

— ¿Cómo se encuentra?— Kurogane fue el primero en preguntar.

—no muy bien, si no se queda en cama su herida seguirá abriéndose. No debió levantarse de la cama y mucho menos subir escaleras un día después de recibir tales heridas— el doctor soltó un suspiro mientras negaba con la cabeza —veo que sus costillas están sanas, seguro fue el sacerdote Yukito ¿cierto?— volteo a verlo con una sonrisa. Yukito solo sonrió —en fin... hagan lo posible para que no se levante de esa cama, si lo hace seguirá desangrándose y eso no sería nada bueno. Con lo que paso ahora, perdió mucha sangre y eso hará que este débil por unos días pero no se preocupen, el estará bien, siempre y cuando no se levante de esa cama hasta que la herida cierre— dijo esto último con seriedad —bien, eso es todo. Cualquier emergencia ya saben dónde encontrarme— sonrió para luego despedirse.

Los tres chicos presentes dieron un gran suspiro.

—Sakura no debe enterarse, se preocupara demasiado— advirtió Touya.

— ¿como haremos eso? Al verlo se dará cuenta que algo malo pasó— dijo Kurogane seriamente. Los tres se quedaron pensando un rato.

—podríamos decir que solo esta débil y que necesita descanso— sugirió Yukito y los otros dos parecieron estar de acuerdo.

—No suena tan mal— musitó Touya. Después él y Yukito se fueron de ahí dejando sólo a Kurogane.

Continuará…


N/A: Muchas gracias por sus reviews, me alegra que les esté gustando esta historia y si llegan a ver algún error díganmelo ) no hay problema :)

Gracias a :

Ahiru19- que bueno que te esté gustando mi fanfic :3! Saludos!

Skyla- grax por seguir con la historia :D

y tambien muchas gracias a las personas que pertenecen a y me dejan un review ;) tal vez no les responda por qui, pero si por inbox ;D

Un gran abrazo y beso para tododos :)

Tsuki No Hana~

31-Enero-2013

8:58 am