PROLOGO

Nuestra historia inicia con un gran y frondoso bosque que entre sus arboles escondían un hermoso castillo de muros blancos y enormes torres, ahí vivía un joven y apuesto príncipe cuyo nombre era Sasuke Uchiha que a pesar que tuviera todo lo que podía desear era malcriado, egoísta, poco amable para no decir mas.

Una noche de frio invierno una vieja mendiga llego al castillo, le ofreció una sola rosa a cambio de refugio del cruel frio, repugnado de su aspecto andrajoso, Sasuke se burlo del regalo de la anciana y la echo de nuevo a la calle.

Ella le advirtió:

-."No te dejes engañar por las apariencias, por que la verdadera belleza yace en el interior"

Pero el príncipe la ignoro y cuando la volvió a rechazar la fealdad de la anciana desapareció mostrando a una hermosa hechizera, Sasuke intento disculparse pero ya era tarde por que ella había visto que en su corazón no había amor.

Como castigo lo convirtió en una horrible bestia y encanto al castillo con un poderoso hechizo y a todos lo que habitaban ahí. Avergonzado de su horroroso aspecto Sasuke se encerró en su castillo, siendo un espejo mágico su único contacto con el mundo.

La rosa que ella le había ofrecido era en realidad una rosa mágica que duraría hasta los 21 años del príncipe, si él llegaba amor aun doncella o doncel y ella o él lo amara también, antes que callera el ultimo pétalo se rompería el hechizo, sino se quedaría así para siempre.

Pasaran los años y Sasuke caí en la desesperación y perdió las esperanzas ya que quien podría algún día amar a una bestia.

Hasta que un día no muy lejos de ese lugar en un pequeño pueblo llamado Konoha vivía un joven doncel de cabellos rubio iguales a los rayos del sol, de piel canela y unos hermosos ojos que parecían reflejos del cielo.

El nombre de ese doncel era Naruto Uzumaki, él vivía solo con un su abuelo Jiraya ya que cuando eran muy pequeño sus padres murieron a manos de unos bandidos.

Y no teniendo otro lugar al cual ir, se fue su abuelo al pequeño pueblo de Konoha donde su llegad cambiaria la vida y el destino de todos aquellos que le rodean en mas de un sentido. Mostrando que para amar hay que ver más haya de las apariencias físicas y abrir tu corazón a las demás personas sin tener miedo de lastimar y perder el miedo a ser herido.

Solo tienes que darles una oportunidad a las personas y conocerlos mejor y recordar de que no todo lo que brilla es oro y no todos son lo que aparentan, y tener fe en las personas y no ser tan superficiales estas son cosas que Sasuke tendrá que aprender (la mayoría por las malas) y Naruto se molestara en enseñarse las, mostrándole una nueva vida y una nueva forma de apreciarla y disfrutarla para poder dejar a su pasado atrás e iniciar una nueva vida, juntos.

FIN DEL PROLOGO

Estaba amaneciendo, los rayos del sol iluminaban una pequeña cabaña que estaba un poco lejos del pueblo, al cabo de unos minutos más, la puerta de la cabaña se abrió dejando ver aun joven y hermoso rubio que tenia una canasta en mano para las compras del día.

Iniciaba su camino viendo al hermoso paisaje del bosque y las montañas, cuando cruzo el pequeño puente que los unía con el resto del pueblo, pudo ver como los dueños de los locales empezaban abrir y la gente salía a realizar sus tareas del día.

-. Lo mismo de todas las mañanas- pensó con ironía y aburrimiento, esbozando una media sonrisa al adentrase al pueblo.

Caminaba tranquilamente mientras devolvía los saludos de las demás personas cuando una voz muy conocida para él lo detuvo.

-. Buenos días, Naruto- saludo Teuchi dueño de un modesto puesto de ramen

-. Buenos días Teuchi-san- le devolvió el saludo mientras se acercaba a él.

-. ¿Adonde vas tan temprano?, No quieres pasar a comer un poco de ramen?- pregunto, cuando terminaba de abrir su local.

-. Lo siento pero no puedo, dattebayo!- dijo triste por que si algo amaba aparte de sus libros era el ramen- por que tengo que hacer algunas compras para ero-senin y de paso devolver un libro a la librería- sacándolo del canasto- es muy interesante, trata de un ogro, unas semillas y….

-. Si, si… Ayame! Los fideos, rápido!- grito al oler como se empezaba a quemar y entraba al local corriendo

Naruto solo hizo un gesto levantando sus hombros mientras susurraba un "Ya que" y continúo su camino.

-. Mira, ahí esta

-. Si, es un chico muy raro

-. Tienes razón siempre parece estar perdido o esta con uno de esos libros

Murmuraban dos señoras a verlo caminar por la calle principal mirando todo a su alrededor de forma distraída, pero para Naruto eso se había vuelto rutina ya que desde que se había ido a vivir con su abuelo, la gente no paraba de hablar a sus espaldas de lo raro que era y/o lo hermoso de su ser.

Pero como siempre hacia a oídos sordos a todo comentario sobre el, siguió caminando hasta que noto como llegaba la carreta del comerciante, su transporte favorito para llegar a la librería, de un salto se trepo a la carreta mientras veía como los demás aldeanos hacer sus rutinas, como la Señorita Aya iba a la carnicería, como el carnicero le coqueteaba y como su esposa lo agarraba a golpes con un rodillo para amasar por atrevido, como la Señora Mako iba a comprar huevos acompañada de sus 5 hijos.

Y con esas imágenes llego a la librería en menos de 10 minutos, bajo igual de un salto y entro en el edificio.

-. Buenas Señor!- saludo alegremente

-. AH!, Naru buenos días! ¿Qué se te ofrece?- le pregunto de manera amable a su cliente favorito

-. Viene a entregarle el libro que me presto- dándole dicho objeto

-. Como? Ya lo terminaste?- cuestiono asombrado ya que apenas ayer se lo vía dado

-. SI! no podía soltarlo, tiene algo nuevo- mientras examinaba los estantes, subiendo a una escalera

-. No desde ayer- menciono divertido por la reacción del más joven

-. No importa me llevare…- mientras llegaba a la parte mas alta del librero- ESTE!- agarrado un libro de pasta azul claro y se entregaba

-. ESE!? Pero lo has leído tres veces

mi favorito, tierras lejas, hechizos mágicos, EL PRÍNCIPE!- decía con ilusión mientras se bajaba de las escaleras.

-. Si tanto de te gusta es tuyo- dándoselo

-. Pero señor…- iba negarse pero el dueño no le dejo

-. Insisto!- mientras lo acompañaba a la salida y le abría la puerta

-. Muchas gracias, dattebayo!- le dijo una vez fuera del lugar

Ahí fuera había un grupos de tres jóvenes (Cel: elegí a los personajes basándome en los de la película que eran un castaño, un peli-rojo y un chico gordito) que lo observaban desde la ventaba pero una vez fuera fingieron que estaban realizando otras actividades, hasta que él se alejó lo suficiente para que no los escuchara.

-. Gaara,- llamo en voz baja hasta estar seguro que el rubio ni los oía- lo vistes!- dijo emocionado un castaño con un con dos triángulos invertidos en su rostro.

-. Si Kiba esta igual de hermoso que todos los días, - le contesto un joven de cabellos rojos y el kanji del amor en la frente- ¿Que opinas Choji?

-. Digo que su belleza no se compara con su forma de ser-comento alegre

es un doncel muy distinto a los demás

razón, el si sabe que es lo que quiere- viendo como el rubio se alejaba

Naruto continuo caminando mientras leía su amado libro, a su paso dejaba a la gente impresionada al esquivar los obstáculos que aparecían a si camino, siguió hasta que llego a una pequeña plaza y se sentó a orillas de la fuente, cuando pasaba un rebaño de ovejas

-. Oh! mi historia favorita- en eso se acercaron dos ovejas y le muestra el dibujo de la pagina hasta que una de las ovejas intento comerse la pagina por lo que les cuenta un poco de la escena- Aquí es cuando por fin encuentra el amor, él es un gallardo príncipe pero lo descubre hasta el fin- en eso hojea el libro hasta el final

En ese momento llego el pastor y se las lleva, reanudo su camino hasta la tienda de tinta, ahí pasó por un establecimiento donde se vende sombreros ahí una señora y el dueño lo vieron.

-. Es muy hermoso, como dicen los rumores- arrojando la peluca aun lado poniéndose solo el sombrero dejando al dueños con cara de "O.o oh!" Pero luego le dijo.

-. Es hermoso sin dudar, pero me temo que de tras, diferente de nosotros es- susurrándole lo ultimo al oído.

Si guio hasta llegar a una carreta donde le estaban quitando unos sacos, los señores que estaban cerca le vieron con interés y uno se disponía abajar la parte de arriba que estaba levantada pero al hacerlo no se fijo, que con el peso del doncel se estaba bajando solo y termino pegándose con la carreta, después se oyó un disparo de escopeta no muy lejos y se vio a una joven de cabellos rosas correr detrás a un pato que descendía al ser atravesado por la bala, al llegar, tuvo la mala suerte que la ave no callera dentro del costal sino al lado, por lo con mucho asco tomo al animal y lo metió adentro con las demás victimas de la caza de la mañana.

-. No fallasteis ningún tiro Orochimaru!- le grito mientras se acercaba a el- eres increíble!

Orochimaru solo le sonrió de medio lado y volteo a ver el camino donde se había ido Naruto para seguirlo

-. Ninguna bestia se te podrá escapar, también ninguna doncella o doncel- cargando las demás pieles y siguiéndolo.

-. Tienes razón Sakura, por eso tengo mis ojos puestos en el- apuntando con la escopeta una tienda donde salía un joven rubio, mientras abrazaba del cuyo a la Haruno que fue levantada un poco por la fuerza del otro

-. ¿Con El nieto del intento de escritor?- dijo confundida

-. Exactamente, que tendrá la suerte de ser mi esposo- le conto mientras la soltaba y ella cayo al suelo – el mas hermoso de los donceles

-. Si lo se, pero…- no termino la frase por que Orochimaru le arrojo la escopeta que le golpeo un ojo y ella volteo a verlo feo

-.Y EL ES EL MEJOR! Y ACASO YO NO MEREZCO LO MEJOR?!- le grito mientras volvía a tomar su arma y la agarraba del cuello del vestido

-. Si claro, pero como vas ha…- tampoco termino la oración por que la soltó y volvió caer al suelo

-. Desde el momento en que se volvió tan hermoso, me dije que el será mio- en eso Sakura veía como Naruto se empezaba alejar y empezó a jalarle la camisa a la serpiente que no así caso ya que se estaba admirando en el reflejo de una hoya- no existe una belleza tan grande aquí, solo mía desde luego, por ello con el yo me casare- diciendo mientras volteaba a la tienda y al no verlo empezó a ver a todos los lados esta que lo diviso entre la multitud y con paso firme así el.

Pasando junto de un grupo de hermanos que estaban enamorados de él.

-. Kimimaro, lo vistes- dijo emocionada la única mujer entre los hermanos

-. Si! es Orochimaru-sama, están guapo!-contesto emocionado

-. Con el simple echo de pensar en el, me da desmayo- decía un peli-gris con lentes mientras se abanicaba con la mano

-. Kabuto-nisan tiene razón, no lo crees Anko- neesan (Cel: sé que ella odia a Orochimaru pero recuerden que cuando ella era pequeña, él era su sensei y lo quería mucho)

-. El están guapo y fuerte como una serpiente –decía mientras se desmayaba junto con sus hermanos

Por otro lado Orochimaru se abría camino entre la gente para llegar al joven doncel que estaba apunto de llegar al puente que lo llevaría a su hogar por lo que decido treparse por el muro de una casa que estaba cerca seguir caminado por los techos, una vez que lo alcanzo lasto del techo cayendo enfrente de él, espantándolo un poco.

-. Buenos días Naru- le saludo con una sínica sonrisa

-. Buenos Orochimaru- le devolvió el saludo e tono indiferente sin despegar la vista de libro

Con lo que no conto fue que cuando le dio la espalda, el aprovechara para quitarle el libro y empezara a hojear de manera brusca.

-. Que aburrido no tiene imágenes- y sin decir mas lo arrojó un charco

Al momento Naruto se acercó corriendo para sacarlo y empezar a limpiarlo

-. Hay Naru deja eso y ven al bar a ver mis trofeos- rodeándolo con sus brazos y guiarlo a dicho edificio.

-. Tal vez entro momento- dijo incomodo por el abrazo del mayor, aguantando las ganas de tirarle un puñetazo en medio del rostro.

Mientras los hermanos que mencionamos antes, no podían creer que ese rubio se diera el lujo de rechazar al gran Orochimaru

-. Es que esta loco?

-. Es un demente!

-. Están lindo!

Por otro lado la serpiente seguía insistiendo para que el rubio fuera con el, al bar pero este se seguía negando, hasta que se acordó del encargo de su abuelo

-. Lo siento, Orochimaru pero tengo que volver a ayudar a mi abuelo- le dijo mientras se soltaba de su agarre- Y agradece que no te agarro a golpes solo porque eres amigo de Ero-senin!- pensó lo ultimo queriendo gritarlo.

-. Ah ese viejo loco? Pues corre que necesita mucha ayuda!- se burlo Sakura que se puso a aun lado de la serpiente que se empezaron a reír

-. NO HABLES ASÍ DE MI ABUELO!- grito enojado

Orochimaru al ver como se enojaba el rubio, le dio un golpe en la cabeza a la peli-chicle y le gritaba lo mismo claro que sin el "mi"

-. Mi abuelo no esta loco, tal vez sea un pervertido que no sabe hacer las tareas del hogar pero es un genio cuando se trata de escribir- le defendió hasta que oyó una explosión que provenía de su casa

En seguida se echo a correr, dejando atrás a los otros que se morían de la risa, entro lo más rápido que pudo y se dirigió hasta la cocina de donde provenía el humo

-. Oh! Naruto, estoy bien! Solo que exploto la cocina- dijo como si nada señalando el cuarto que estaba atrás de él, que ahora era completamente negro

-. ¡¿QUE DEMONIOS HICISTEIS?!- le regaño- ¡¿COMO RAYOS VOLASTEIS LA COCINA?! ¡¿NO TE HABIA DICHO QUE NO ESTRAS EN ELLA SI YO NO ESTABA?!

-. Ay, que genio, no hice nada, solo quería hacerme un poco de café- mostrando su taza

Naruto se quedo en silencio unos minutos sin duda su abuelo era la única persona que podía hacer estallar una cocina al intentar preparar un poco de café, soltó un suspiro de resignación y le sonrió ya que así era y así lo quería

-. Aquí esta tu encargo- dejando la sesta en la mesa, una vez mas calmado

-. Oh! gracias- acercándose para tomarlo

-. Como va la obra maestra?

-. No me hables de eso que ya estoy arto! Lo voy a dejar! – bufo molesto e hizo un puchero como un niño chiquito, tomando el borrador y tirándolo en el piso

Al rubio le dio un poco de risa y lo vio enternecido, a pesar de que su abuelo fuera un pervertido podía llegar a hacer tierno

-. No digas eso ero-senin, estoy seguro que podrás hacerlo, ya veras lo terminaras antes de mañana y te volverás un gran escritor- le contesto con un sonrisa mientras levantaba las hojas del piso

Y como si hubiera echo magia el mayor le dio una sonrisa y se puso a escribir, y antes del al atardecer termino el escrito.

-. Naru! encilla a Kyuubi que me voy a la ciudad!- grito alegre mostrándole el libro listo

En seguida fue a alistar al caballo, y en pocos minutos se estaba despidiendo de la persona que era la mas importante de su vida, sin evitar sentir que algo estaba apunto de iniciar, pero no le dio importancia y se dedico a ver a su abuelo partir.