.

Destructor de Sellos

.


.

EPÍLOGO

.

Siempre he pensado que la personalidad de alguno de los padres, los hijos la heredan. Quizá yo no tenga el sentido del humor de mi padre, pero soy tan gruñona como mi madre.

Creí que buscaría un hombre como mi padre para compartir mi vida: alguien que fuera capaz de sonreír hasta en el peor momento y buscar palabras que rimaran para expresar sus sentimientos.

Quizá por eso tardé tanto en darme cuenta de lo mucho que me atraía Neji Hyuga. Neji no tiene ni idea de cómo decir un mal chiste, pero eso tan solo hace su risa más preciada.

Conocí a Neji la primera vez que me presenté en los exámenes Chunnin. En ese momento, no me causó muy buena impresión y después yo estaba demasiado ocupada con mis propios problemas, como para prestarle atención a él. Sin embargo, recuerdo muy bien su batalla contra Naruto: cuando el chico engreído, dejó de serlo.

Es cierto que Neji dejó de ser un engreído y, más importante aún, dejó de menospreciar a Hinata. Pero también es cierto que nos engañó a todos. Ocultó muy bien lo que sucedía en su casa y le hizo creer a toda la aldea que la relación con la rama principal había mejorado.

Cuando empecé a frecuentar la casa Hyuga, no podía creer que Neji Hyuga fuera un simple criado para su clan. Para mí era insoportable ver que su vida no tenía otro sentido más que el de proteger a sus primas y obedecer al clan. Fue chocante. La excelencia de Neji en el mundo ninja no tenía parangón y su familia lo tenía bajo condiciones infrahumanas.

Es cierto que las condiciones de vida nos moldean. Las cadenas de Neji fueron más fuertes que él. Sus duras condiciones de vida y considerarse a sí mismo como un esclavo, como un ser dominado por el poder del dolor, lo convirtieron en una persona fría, taciturna y hermética.

Un cambio en las circunstancias de vida, permitieron que Neji cambiara, que se diera cuenta de su valía como hombre y que sonriera más a menudo.

A veces me pregunto cómo hubiera sido Neji, si su padre no hubiera muerto, si no hubiera nacido en la rama secundaria, si no hubiera sido tratado como un esclavo, si el sello nunca hubiera existido.

Realmente, es una cuestión que ocupa mucho mis pensamientos cuando veo a Kazuo, nuestro hijo, jugar. Kazuo es un niño tan cariñoso y juguetón, tan seguro de sí mismo y tan valiente, que me enorgullece muchísimo que sea nuestro hijo y que haya heredado lo mejor de nuestras personalidades.

Su sonrisa alegre, su confianza y sus deseos de ayudar me hacen pensar en la verdadera personalidad de sus padres: en ese ser interno que la maldad de las personas que los rodeaban no pudieron alcanzar.

Pienso en la personalidad amable y pacifista de Itachi, que los intereses mezquinos del clan y de los consejeros destruyeron. Pienso en su amor a la familia y en su sentido del honor, que siempre estuvieron en él, y me siento orgullosa y feliz de ver a nuestro hijo crecer, tan parecido a su padre.

De hecho, la mirada nostálgica de Sasuke cuando ve a Kazuo me hace pensar Itachi vive en su hijo, aquel Itachi que no soportaba ver el sufrimiento humano y que lo dio todo por su hermano, aquel hombre que tanto amé.

Se preguntaran qué heredó Kazuo de mí: pues su control de chakra y su poca habilidad para el taijutsu.

Si queremos hablar con la verdad, el fuerte de Itachi tampoco era el taijutsu. El experto en la materia es Neji y tienen que ver cómo se esfuerza Kazuo en mejorar su técnica. Está deseoso por demostrar un buen desempeño en taijutsu y para eso cuenta con excelentes maestros.

Aún asiste a la Academia Ninja, pero recibe clases extra con Gai-sensei y, por supuesto, con Neji. Se sorprenderían al descubrir las pesas con las que entrena; por suerte, tiene un sentido del estilo muy elegante y Gai no ha logrado convencerlo de usar su uniforme. Además, en los últimos años el excelente dominio de su kekkei genkai, le ha permitido mejorar en el puño suave Hyuga.

Kakashi dice que la técnica de copia de Kazuo es tan buena que le permite copiar los movimientos de Neji y saber dónde golpear a pesar de que no puede ver los tenketsus de su oponente. No puede manejar el chakra ni afectar la red de circulación, pero se esfuerza en mejorar su control de chakra y sus golpes son tan certeros que parece todo un experto en taijutsu Hyuga.

Ah, por cierto, hace tres años se descubrió que Kazuo no es un Hyuga.

¿Cómo fue?

Como le sucede a todo Uchiha. Un día ante la amenaza o una emoción fuerte despiertan su Sharingan. Resulta un poco irónico, quizá, pero Kazuo despertó su Sharingan en un enfrentamiento contra un Hyuga.

Como podrán imaginarse el Consejo del Clan Hyuga nos sigue fastidiando. Se han gastado todo el papel del mundo para mandarnos cartas de deshonra, citaciones a juicios, amenazas y todo lo que quieran imaginarse. Han sido muy creativos en cuanto a inventar maneras para acusarnos de indignos y perseguirnos por traidores. Hasta hicieron una huelga de hambre pidiendo que Neji se alejara de mí y de Kazuo.

Desde que Neji se presentó como el padre de un niño de ojos negros, le exigen que abandone a su hijo "bastardo" e "inservible". Yo hago de oídos sordos, pero más de una vez nos hemos desquitado con alguna triquiñuela legal como exigir derechos sobre sus tierras o meternos en las votaciones del consejo.

Cuando mi embarazo fue notable, hubo murmuraciones de todo tipo, pero las dudas sobre el padre se disiparon cuando Obito, que pudo sentir el chakra Uchiha en mi vientre, me atacó en plena batalla. Neji salió en mi defensa, se enfrentó a Obito directamente y luchó con valentía.

Todos supieron que Neji era mi pareja y nadie tuvo dudas de la paternidad de Neji, ni cuando el niño miró al mundo con unos profundos ojos negros.

Fue una sorpresa para nosotros que los Hyuga aceptaran la paternidad de Neji sin hacer mucho alboroto. Según ellos, que el hijo de Neji no heredara el Byakugan probaba lo mal Hyuga que era Neji y quisieron aprovecharse de esto para continuar subyugando a la rama secundaria (ahora, con "genes inútiles").

Por unos meses, se dedicaron a declarar la mala sangre de Neji, a burlarse de su incapacidad para transmitir una barrera de sangre, a incordiar a otros Hyuga de la rama secundaria por considerarlos de una calidad inferior y hasta estuvieron a punto de declarar a Neji indigno de su apellido (a Kazuo lo llaman "Kazuo H." se niegan a reconocer que también es un Hyuga). A Hinata sí la expulsaron del clan pues consideraron que su nueva técnica ocular no cumplía los requisitos para ser llamado Byakugan y ya no merecía la protección del clan. Suerte la de Hinata.

Sin embargo, el clan necesita a Neji para sobrevivir… Neji sigue siendo el Hyuga más fuerte, y Konoha lo sabe, y las otras aldeas que lo vieron enfrentar a Obito, lo saben aún mejor.

Por eso, constantemente, el Clan le solicita a Neji que nos abandone y retome sus funciones con su clan, mientras acusan a nuestro hijo de ser un bastardo indigno de llevar el apellido Hyuga, pues no posee la técnica ocular; mientras me acusan a mí de ser algún tipo de bruja seductora come-hombres. Ya ven como siendo tan listos los miembros del Consejo del Clan no tienen ni idea de cómo negociar con Neji.

El Sharingan de Kazuo despertó cuando las ofensas contra Neji subieron de nivel: lo llamaron una deshonra para la aldea y trataron de dominarlo por la fuerza. No pudimos detener a Kazuo que se lanzó contra el Hyuga agresor. No puedo expresar el dolor que sentí al ver a mi hijo tirado en el suelo, pero el niño se irguió con sus ojos rojos… y los Hyuga huyeron.

Kazuo despertó un poderoso Sharingan (de dos aspas en cada ojo) que nos dejó boquiabiertos.

El caos que provocó este acontecimiento puso a la aldea de cabeza. Los Hyuga creyeron que ahora que se descubría la verdadera ascendencia biológica de Kazuo, Neji nos abandonaría y volvería a ellos implorando perdón y repitiendo cómo yo lo había engañado.

El Clan Hyuga festejó hasta más no poder que su supuesto heredero no tuviera ni una gota de sangre Hyuga. Respiraron aliviados y creyeron encontrar la solución a todos sus problemas.

Es más, no tenían heredero y podían obligar a Neji a tener uno, que sí fuera un Hyuga. Por supuesto, ellos se asegurarían de que fuera muy Hyuga.

La campaña de desprestigio que tenían contra nosotros se acabó de un día para otro y no tardaron en comunicarle a todo el país que nuestro hijo era un Uchiha y no un Hyuga.

Pensaban que Neji, sin un hijo legítimo que lo atara a mí, regresaría a sus funciones en la casa Hyuga. Pensaban que Neji se daría cuenta del engaño en que vivía y me acusaría de mentirle. Sin embargo, Neji insistió en su paternidad y los Hyuga, por primera vez en mucho tiempo, supieron que no podrían separarnos. Nunca.

No tardaron en aparecer rumores que atribuían la paternidad a Sasuke (hasta hubo quienes pensaron que Kakashi podía ser el padre) y lo acusaban de haber abandonado a su hijo. Esto le dio algunos quebraderos de cabeza a Sasuke y uno que otro mal rato en el supermercado cuando varias vecinas le reclamaron por habernos abandonado.

Lo cierto es que cuando conocemos la verdad, olvidamos que otros no la saben y pueden hacer sus suposiciones más posibles. Pero ni Sasuke ni yo, nos hemos preocupado por aclarar. Para el que le importa, Neji es el padre. Y para el que no le importa, Neji es el padre.

Yo hago oídos sordos a todos los rumores que corren y Kazuo le grita a quien quiera oírlo que Neji es su padre, lo que nos ha permitido llevar una vida normal y que los rumores se tranquilicen. Después de todo, Neji cumple con su deber, yo cumplo con el mío y Kazuo con el suyo. Para efectos de la aldea, somos una familia que funciona bastante bien.

Tal vez se pregunten cómo se tomó esto Neji y el propio Kazuo.

Mi debilidad física, cuando supe que estaba embarazada, me permitió ocultar mi estado hasta los últimos meses: pues la barriga nunca creció mucho. Esto nos dio el tiempo suficiente para prepararnos. Kakashi me aconsejó que guardara el secreto sobre la verdadera paternidad de mi hijo: aún no era tiempo para hablar de Itachi y su legado.

Sabíamos que los años que tardara Kazuo en despertar su Sharingan, le darían a Sasuke la oportunidad de recuperar su honor y reivindicarse en la aldea, como realmente sucedió. La idea de Kakashi era esperar para revelar la verdad sobre Itachi; pero reconozco que hasta la fecha he tenido mis dudas… y son muy pocas las personas que conocen quién es el padre biológico de Kazuo y cuáles fueron los motivos de su concepción.

Pienso que así es como lo hubiera deseado Itachi: ser una sombra que sigue velando por la paz de su amada aldea, sin tener los reflectores sobre él. Si Itachi hubiese querido ser un padre conocido, se habría encargado de revelarlo… inclusive Obito que conocía tan bien el sacrificio de Itachi, no mencionó nada al respecto cuando se dio cuenta y Sasuke cuando alguna anciana lo saca de quicio le explica que Neji es el padre de Kazuo, hasta se inventó que el Sharingan deriva del Byakugan por lo que es posible que un poseedor de la visión pura tenga un hijo la visión caleidoscópica (si los puristas de los Hyuga lo escucharan se sacarían los ojos). Además, Sasuke decidió que el tema de la reconstrucción del Clan Uchiha es de Itachi.

Por supuesto, no se le podía ocultar a Kazuo quien es su padre biológico. Realmente, nunca hay un momento oportuno para hacer tal confesión. Crees conocer a tu hijo, pero no puedes saber cómo se tomara la noticia y, en este caso, si será capaz de comprender la magnitud de los acontecimientos que guiaron a su concepción.

Además, sabía que para mí sería muy difícil soportar que Kazuo rechazara a Neji como su padre, al no ser el biológico; o bien, rechazara a Itachi, al creer que era un asesino. Mis dilemas eran grandes y me hundía en un silencioso culpable que cada día se hacía más pesado.

Sin embargo, Neji, con un razonamiento mucho más claro, se me adelantó. Fue él quien le habló a Kazuo de Itachi por primera vez y quien le explicó quién fue su padre y todo lo que hizo por mí, por él y por la aldea. Debo reconocer que sentí miedo cuando los vi conversando bajo la luz de la luna.

Aún se me eriza la piel al recordar la sonrisa de Kazuo cuando Neji le reveló toda la historia. En su tierna edad, demostró por qué era un hijo de un genio: "Ya entiendo cómo debe ser un hombre de paz" me dijo mientras me abrazaba con fuerzas.

Después de eso, he pensado mucho en que Neji e Itachi hablaron en algún momento, sin que yo lo supiera. No he podido sacármelo de la cabeza y he rememorado aquella época, Neji no ha querido confirmar o negar mi suposición, lo que me hace creer que sí platicaron sobre Kazuo. Lo que sí descubrí fueron las últimas palabras de Itachi a Sasuke: "Lamento haberte privado de una familia. Pero, por favor, cuida de la mía. Siempre te querré".

No puedo decir que todo esté bien. En las guerras nunca hay victorias absolutas y aunque ya han pasado más de diez años, aún sentimos las consecuencias. A Neji y a mí aún nos pesan las pérdidas y sabemos que el dolor nunca se irá. Además, seguimos topándonos con los intereses egoístas de muchos que tratan de destruir lo que se ha construido con lágrimas, sudor y sangre.

Nuestra principal lucha es evitar que se pierdan los valores que guían el noble mundo ninja. Pues, muchas personas solo nos ven como mercenarios y sicarios. Pero la Voluntad del Fuego aún resplandece con fuerzas y seguimos en pie.

El equipo siete ya no existe. Lo crean o no, Kakashi se entregó de pleno a su puesto como Kage. Llega tarde a todas sus reuniones, pero logra poner a raya a Danzo, al grupo Raíz, al grupo ANBU y a quien sea. Mientras que Tsunade se sigue emborrachando en medio de papeleo y tareas administrativas. Sasuke y Naruto luchan cada día para convertirse en Hokage, y en su ajetreada vida siempre encuentran espacio para entrenar con Kazuo. De hecho, Naruto prepara a Kazuo para entregarle el Sharingan de Shisui que heredó de Itachi.

Shizune y yo continuamos al lado de Tsunade, pero yo me he dedicado más a la investigación médica.

Desde que Kazuo nació, me dedico a buscar una cura para la enfermedad que se llevó a Itachi a sus 25 años. Antes de morir, Itachi entregó su Sharingan a su hermano, esto permitió que Sasuke se convirtiera en el dueño del Mangekyo Sharingan Eterno: la unión de dos sharingans, al parecer única cura posible al deterioro que causa el uso del Sharingan.

Sin embargo, yo no aceptó los "únicos" caminos de forma tan fácil y estoy dispuesta a llegar hasta las últimas consecuencias para encontrar otra cura. No podemos saber con seguridad si el Sharingan de Shisui le permitirá a Kazuo obtener el Mangekyo Sharingan Eterno, ni siquiera podemos saber si podrá dominarlo. Por eso, continuó con mis investigaciones.

Tampoco he olvidado la advertencia que me hizo Itachi sobre el Byakugan de Neji. Una mutación puede ocurrir en cualquier momento y una enfermedad degenerativa se puede desarrollar sin que se perciba. Cuando inicié mi carrera médica me interesaron los venenos, pero ahora estoy cerca de convertirme en toda una experta en barreras de sangre y mis conejillos de indias están en casa.

No sé si mis investigaciones son exitosas, porque no he probado mis resultados. No sé si tendré éxito cuando los pruebe. Un gran poder conlleva una gran responsabilidad y eso es lo que todos los días tratamos de enseñarle a nuestro hijo.

Yo solo espero que Kazuo sepa usar el Sharingan para bien y que su vida sea noble… para que su muerte muestre la verdadera persona que es: un hombre de paz de la Aldea Oculta de la Hoja.

Oh. Se preguntaran por esto. Sí, está pancita es nuestro segundo hijo: Hitoshi.

Con Hitoshi estoy mucho más tranquila. Después de parir en plena guerra y con la única ayuda de Hinata, siento que este pequeño no me dará problemas a la hora de nacer, a pesar de que verá la luz con los ojos del Byakugan y esto podría animar la locura del clan Hyuga, que ahora sí tendrá su heredero.

Como ya ven, Neji siempre ha velado por Kazuo y realmente lo ama, como su hijo, pero tampoco olvida que es hijo de Itachi y eso se lo ha enseñado a Kazuo. Ahora este niño vendrá con Byakugan –ya Neji pudo observar la formación de los tenketsus que permiten el desarrollo del Byakugan en el cerebro- y estamos alertas por si al Clan se le ocurre sellarlo o reclamarlo. La verdad cuando pienso en el Clan Hyuga me pongo paranoica, pero tengo mis razones para verlos como una amenaza.

El sello maldito del pájaro enjaulado ahora me parece un sueño borroso. No hay ninguna marca que nos recuerde su existencia y cuando Neji exhibió su frente limpia al celebrar el triunfo de la guerra, nadie ha vuelto a mencionarlo. Pero yo me preocupo, porque el Consejo del Clan Hyuga es incansable y vil.

Kakashi asegura que Danzo era la única persona capaz de negociar la imposición del sello maldito por cuotas de poder, y que ahora que Danzo está muerto –Sasuke no pudo perdonarle que asesinara a su primo Shisui y diera la orden de matar a su familia- nadie se atreverá a sellar a nadie. De paso, el Sello del Pájaro Enjaulado ahora es un jutsu prohibido.

Reconozco que entre mis planes no estaba volver a cambiar pañales diez años después y tener un segundo hijo nos ha costado, pues no estaba dentro de los planes de Neji.

Desde muy joven, Neji decidió que no tendría hijos y si convencerlo de tener una relación conmigo fue difícil, que Hitoshi esté en camino costó aún más… al menos, se disfrutó.

Si bien el sello ya no existe, Neji no puede olvidar todos los años que vivió con el miedo de convertirse en un "descerebrado" y saberse controlado por una fuerza que él no podía enfrentar. Además, el odio por su familia era tan grande, que juró no darle ninguna descendencia. Él no les daría esclavos a los de la rama principal. Él no tendría hijos. Él no permitiría que sus hijos sufrieran lo mismo que él.

Kazuo, el hijo de Itachi, le permitió a Neji amar como un padre y darle a una persona lo que su padre le dio: la Voluntad del Fuego. Él prefería ser un Hyuga incapaz de transmitir sus genes, que traer al mundo un niño con esa sangre tan despreciable. En el fondo, Neji siempre le ha agradecido a Itachi la oportunidad que le dio de ser el padre de un niño que no traía la maldición de ser un Hyuga de clase inferior y de abandonar de una vez por toda la esclavitud, el miedo a amar y la soledad.

El valor de Hinata, que fue capaz de levantarse, mirar al mundo con un nuevo Byakugan y superar sus miedos; así como la salida/huida de Hanabi del clan y su hija con Shino, una fuerte niña que no heredó ninguna técnica ocular, le permitieron a Neji volver a creer en su familia: en el poderoso linaje Hyuga, el taijutsu más letal de la aldea. No me quitaré mérito pues yo también ayudé a hacerlo cambiar de opinión respecto a la idea de tener hijos. Pasé muchas noches tratando de quedar embarazada.

Ahora, Neji espera a Hitoshi tanto cómo esperó el nacimiento de Kazuo y cómo esperó el despertar del Sharingan. Los deseos de Kazuo por conocer a su hermano Hitoshi crecen cada día más y puedo ver en mi hijo la personalidad de Itachi, deseoso por proteger a su hermano, y la personalidad de Neji, deseoso por cuidar a sus primas.

Yo espero a mi hijo con todo el amor que he recogido en estos años, con todo el amor que tengo para ofrecer y con la certeza de qué encontraré lo mejor de la personalidad de Neji en Hitoshi y que las condiciones de vida le permitirán a Hitoshi compartir lo mejor de la personalidad de Kazuo.

No tengo palabras suficientes para expresar el orgullo y felicidad que me da mi familia.

¡Gracias por leer!


Hola. ¿Qué les pareció?

Desde hace rato tenía el epílogo listo, pero al tener un estilo tan experimental no estaba del todo convencida de que estuviera bien. Ustedes juzgarán, pienso que es más fácil de leer.

Traté de conectar todos los hilos y cumplir con algunos de los pedidos que me hicieron en los comentarios anteriores. Esto es un pequeño relato que cuenta cómo la vida sigue, porque el episodio del Destructor de Sellos encontró su fin con la muerte de Itachi y la desaparición del Sello del Pájaro Enjaulado.

Un dato que olvidé decirles es que la historia no transcurrió a los 16 años de Sakura. Estaba mayorcita (la muerte de Itachi es a los 25 años y no los 21 de la serie). Eso de adolescentes en líos de amor no va conmigo, ni debería ir con los adolescentes :b. Otro asunto es que la muerte de Itachi no estaba planeada. Lo confieso. Inclusive cuando escribí el primer capítulo me obligué a que no lo mataría con esta frase:

"Puedo evitar el dolor, puedo evitar que mueras.

Itachi vio como los labios de la mujer pronunciaron esas palabras. Aún años después de ese día, podía recordar, a la perfección, el movimiento de sus labios y el sonido exacto de su voz, y la condena que aquello significaba".

Pero lo incumplí. Mi idea era que Itachi aceptara el tratamiento de Sakura, viera cómo Sasuke no entendía nada y se arrepintiera por salvar a un hermano tan tonto. Pero cambié el final. Perdón la incoherencia.

En otro orden de ideas, según mis investigaciones, Kazuo significa Hombre de Paz y Hitoshi Espíritu Compasivo. Por cierto, ¿qué opinan de la vida adulta de Neji y Sakura?

Espero encuentren agradable de leer el capítulo y le saquen algún provecho a todo este fic. De mi parte, les agradezco muchísimo todo el apoyo que recibí, de verdad, muchísimas gracias por estar aquí. Termino esta historia muy contenta y con muchos deseos de mejorar. Disculpas de nuevo por los errores que cometo, gracias a ustedes, querídisimas lectoras, poco a poco, voy descubriendo cuáles son y cómo evitarlos.

Me despido con un gigantesco abrazo para todas. Se les quiere.


Gracias por todo :3


¡Nos vemos en otra historia!