Jack Frost abrió los ojos y respiró profundamente. Los guardianes se acercaron a él rápidamente y soltaron un suspiro aliviado, por fin había despertado. El Conejo de Pascua miró a la ventana y se dio cuenta de que la tormenta de invierno se había ido.

-Jack…- Susurró Norte - ¿Estás bien chico? -preguntó pensativo con su acento ruso.

-¿Qu-qué pasó? -Preguntó Jack, sintiéndose cansado- ¿Dónde está _?-

Los guardianes se miraron entre sí y el espíritu del invierno miro a su alrededor, dándose cuenta de que la habitación en donde se encontraba era un desastre, como si algo hubiera pasado. El joven guardián miró a Norte y levantó una ceja.

-¿Dónde está ella?-preguntó de nuevo-¿Y qué demonios pasó aquí?

Norte respiró hondo y se sentó en la cama, evitando la mirada del joven guardián- Ella... ella fue a con Pitch- Susurro nervioso.

Los ojos de Jack se abrieron como platos y algo parecido al temor se reflejo en ellos. Echó un vistazo a sus compañeros y al final se detuvo en el líder.

- Nosotros, tratamos de detenerla- Explico Norte, mirando fijamente a los ojos azules y asustados de Jack- Pero no pudimos, era demasiado fuerte…-

-¿Qué pasó? -preguntó de nuevo.

-¿Qué recuerdas?- Le contesto norte.

-Bueno, creo que ella me… mato. También estaba Pitch, pero eso fue en una especie de…-

- Pesadilla, si- Continuo Norte, interrumpiendo al joven guardián.

-¿Cómo lo sabes?- Jack le preguntó inquisitivamente, mientras le miraba con los ojos entrecerrados.

- _ fue con Pitch y le pidió que salvarte, supongo ella lo consiguió, ya que ahora estás despierto- Norte explicó lentamente, tratando de ser lo más breve posible- Ahora mismo, no sé donde se encuentre… si es que sigue viva- Esto último lo dijo en un susurro, pero Jack pudo escucharlo perfectamente, e hizo que se pusiera más preocupado y nervioso de lo que estaba.

Jack sintió que las lágrimas acumularse en sus ojos, pero él las contuvo, esperando que nadie se diera cuenta- Yo la vi...en mi sueño... y me dijo algo…- añadió.

Norte escuchó al joven guardián atentamente y espero a que continuara- Ella dijo que yo... yo no debería tratar de encontrarla-

El silencio reino durante unos minutos en la sala, en los que todos le daban miradas tristes al joven guardián. De repente, Jack se levanto bruscamente y por poco pierde el equilibrio.

- Aun estas débil. No te exijas demasiado, compañero- Dijo el Conejo de Pascua, tendiéndole una mano al joven guardián para que se apoyara en él.

Jack rechazo la ayuda de Bunnymund y agarró con fuerza su bastón-Tengo que encontrarla- Susurro el espíritu del invierno, su tono sonaba hueco y débil, como si fuera un pequeño animal que había sido lastimado de la manera más cruel posible- Llévenme con Pitch-

Los guardianes no respondieron y esto le hizo enojar. Sin pensarlo dos veces, azoto su bastón contra el suelo, creando una ventisca de viento frio que les hizo tener escalofríos a sus compañeros.

-¡Llévenme a ella!- Jack exigió con furia, casi amenazándolos.

Jack se dio la vuelta y sus compañeros guardianes notaron las lágrimas en sus ojos que él tanto había tratado de ocultar. El líder suspiro pesadamente.

- Yo necesito que me lleven a ella, por favor- Susurro Jack.

- No tengo otra opción- Dijo Norte después de un largo suspiro-Guardianes... prepárense para la batalla- Ordenó y todos obedecieron. Después de unos minutos, los guardianes se montaron en el trineo.

El espíritu del invierno se mantuvo callado la mayoría del tiempo. Estaba preocupado por ti y no se dio cuenta de que una lágrima rodó por su mejilla.

-Ella va a estar bien…- Tooth dijo dulcemente tratando de subirle el ánimo, mientras posaba su mano en el hombro del chico.

Jack no respondió inmediatamente, se dedico a ver las nubes mientras sentía la mirada de Tooth encima de él, así que al final susurro "Eso espero".

Mientras tanto en el reino de Pitch, tu trasformación ocurrió lenta y dolorosa, hasta que por fin te convertiste en una especia de "pesadilla angelical". Ahora no tenias emociones, ahora no podias sentir dolor, amor, felicidad, ahora podías matar a alguien a sangre fría sin dudarlo un momento; y Pitch estaba orgulloso de eso.

-¿Qué es lo que vas hacer?- Preguntó el Coco con una sonrisa peculiar.

-Matar a los guardianes…- Respondiste automáticamente.

Pitch soltó una carcajada malévola y te miro de reojo antes de hablar- Esa es mi chica- Dijo con un tono entusiasmado- ¿Y quién es el primero que vas a matar?- añadió.

-Jack Frost...- Dijiste con frialdad.

De repente, el rey de las pesadillas oyó un fuerte ruido en la superficie. Sus labios se torcieron en una sonrisa rara y echó un vistazo a ti sus ojos dorados brillando maliciosamente.

-Ya están aquí- Susurro- Estoy cerca... Tan cerca…- susurró para sí mismo y dejó escapar una risa malvada.

-¿Sabes qué hacer, Bunnymund?- Norte dijo serio mientras el Conejo de Pascua sonreía con entusiasmo.

-No te preocupes compañero- Dijo con tono despreocupado. Se acerco a Jack y palmeo sus hombros- Vamos a recuperarla- agregó.

El espíritu invierno asintió con la cabeza, pero se sentía extraño, como si supiera de alguna manera u otra que una vez que te viera ya no se encontraría con la chica que alguna vez había conocido, si no con un monstro. Jack agarró su bastón y miró el conejito de Pascua excavado la tierra.

Después de unos minutos, Bunnymund dio la señal y todos se lanzaron al agujero que había hecho, aterrizando en un cuarto oscuro rodeado de velas.

-¿Dónde estamos? -Preguntó Jack confundido.

- Estamos en el reino de Pitch- Norte explicó y miró al joven guardián.

De repente, una voz rompió el silencio y todos se volvieron, tratando de encontrar al rey de las pesadillas.

-Pitch...- murmuró Jack con un tono frio y muy extraño en el- ¡Sal de donde quiera que estés, hijo de puta! - Grito con furia, mientras lanzaba hielo con su bastón alrededor de la habitación.

Pitch rió y aplaudió mientras salía de la oscuridad mirando cada uno de sus vasallos. El rey de las pesadillas se detuvo enfrente de Jack, y este no tardo mucho en atacarlo.

Pitch sonrió al ver como el espíritu del invierno tomaba su callado con fuerza y lo dirigía a la cara de Sombra, sin embargo, una espada negra y con diseños extraños detuvieron su ataque.

El joven guardián abrió mucho los ojos cuando vio a una chica con los ojos rojos como la sangre y sus mejillas manchadas de una especie de sustancia roja y extraña.

-¿Quién eres tú?- Jack preguntó con desconfianza y de repente cayó en la cuenta del tatuaje de en el pecho de la muchacha. Los ojos de Jack se reflejo el miedo mientras te observaba detenidamente, tratando de tocar tus mejillas.

-_- Susurro Jack con temor, tú solo lo miraste indiferente y apuntaste tu espada a su cuello. Él puede sentir las lágrimas rodando por su mejilla, pero se las limpio bruscamente y levanto su mirada, para encontraste con la tuya.

El espíritu del invierno se apartó de ti como te dejó de caminar, pero aún apuntando sus armas a la joven guardián.

-¿Qué le hiciste?- Pregunto Jack en un susurro, aflojando su control sobre su bastón.

El Coco lanzó una risa malvada que hizo que el espíritu del invierno se pusiera furioso- No pierdas tu tiempo Jack...-Dijo fríamente Pitch- ella no te conoce-

Sus compañeros guardianes tomaron sus armas y apuntaron al rey de las pesadillas, que estaba de pie a tu lado- No puede sentir nada. Ella es insensible... incluso si le ruegas no matarte ella no sentirá un poco de lástima- Él agregó- Incluso podría matar a un niño inocente sin dudarlo, claro, si es que yo se lo ordeno- Pitch, dijo con una sonrisa.

-¡Realmente eres un monstruo Pitch!- Norte gritó con enojo- ¿Cómo pudiste...?-

-No me culpes Norte…- Reclamo Pitch interrumpiendo a Santa- Ella vino a mí rogando salvar a Jack Frost- Añadió y pasando su mirada al espíritu del invierno.

El joven guardián se te miro de pies a cabeza mientras tú observabas fijamente su cara, con tus ojos color carmesí- _, yo se que estas ahí adentro- Susurro él con tono dulce.

Caminó hacia ti, pero tú no te moviste. Mirando al joven guardián, estás a punto de levantar tu espada, cuando de pronto se alzo vuelo y se perdió de tu campo de visión.

Miraste alrededor tratando de buscarlo y de repente, Jack toco tus manos sin previo aviso.

- Pronto te perderé para siempre- Susurró él con dolor, mirando como tu ala blanca, la del tatuaje, se volvió cada vez más opaca- Aun puedes volver, aun hay tiempo- El espíritu invierno agregó.

Sacudiste tu cabeza y empujaste lejos a Jack Frost, tu rostro volvió a mostrar la misma mascara de indiferencia de antes mientras apuntabas con tu espada al chico- No sé quién eres- Dijiste fríamente- Solo sé que tengo que matarte-

Jack y los guardianes se prepararon.

Blandiste tu espada y ahora que eras del lado oscuro, tu poder se había multiplicado y por lo tanto tu fuerza, un fuerte viento hizo presencia en el lugar e hizo que Norte perdiera el equilibrio. Te giraste y miraste al Conejo de Pascua, que desapareció abruptamente por uno de sus túneles.

Cerraste los ojos y te concentraste en el sonido a tu alrededor. De repente, escuchaste un silbido que iba dirigido hacia ti, y te agachaste justo a tiempo, antes de que un boomerang te golpeara en la cabeza.

- Fallaste- Dijiste con burla, mirando como Bunny se irritaba.

Alzaste vuelo y te dirigiste a Bunnymund, que parecía distraído tratando de conseguir su boomerang, escuchaste muchos gritos de advertencia dirigidos a Conejo, pero cuando el reacciono ya era demasiado tarde, tu ya te encontrabas enfrente de él y le diste una patada que lo mando al suelo.

Sandman saco su látigo de arena dorada y empezó a golpearte con él, tú lograste esquivar algunos golpes, pero después de un tiempo, logro darte en el brazo, haciendo que se pusiera brilloso y sangrara después de unos segundos. Encolerizada, arrojaste tu espada a Sandy, sin embargo, Tooth lo empujo antes de que tu arma lo atravesara. Bufaste molesta.

Jack se acerco a ti y te congelo todo el cuerpo, excepto la cabeza. Intentaste romper el hielo, pero en vez de eso sentiste como quemaba tu cuerpo. Gritaste y tus ojos se llenaron de sangre, lo cual daba una vista espeluznante, Jack solo te veía con tristeza.

Después de unos minutos, miraste al espíritu del invierno y por un momento, Jack pudo jurar que veía el verdadero color de tus ojos- Jack, por favor…- Susurraste con la voz quebrada y pronto el hielo empezó a deshacerse.

Cuando la mitad de tu cuerpo estaba libre, tu rompiste lo que faltaba y volaste hasta tu espada, que aun se encontraba en el suelo- Chico tonto- Siseaste con una sonrisa diabólica.

Los guardianes empezaron a atacarte, tú blandiste tu espada e hiciste un movimiento extraño con ella, e inmediatamente, tu espada se convirtió en un arco negro, dejando sorprendidos a los guardianes. Sacaste una flecha y apuntaste al hada de los dientes, casi le das en el corazón, si es que no se hubiera movido, sin embargo, se quedo clavada en su hombro. Hada grito del dolor y cayo desmayada poco después, mientras Sandman se hincaba junto a ella.

- ¡Basta, _! - Gritó Jack con enojo pero no lo escuchaste. Seguiste lanzando flechas a los guardianes y causándoles graves daños. Jack cayó en la cuenta de que tu ya no eras esa bonita y tierna chica de la que algún día se había enamorado, y que posiblemente nunca podría recuperarte; ahora eras… un ángel diabólico.

En un momento desesperado, Bunny se escabulló por uno de sus túneles, y cuando se abrió en otro lugar, tú lanzaste una flecha dentro de él, lo que hizo que el hoyo volviera a cerrarse y el conejo de pascua quedara atrapado ahí abajo.

El joven guardián abrió los ojos con horror y dirigió su mirada hacia ti.

-¿Qué has hecho?-


Se que muchos deben odiarme, quieran mutilarme o lanzarme un millon de crucios en este momento, pero... ¡Piedad, por favor! *se hinca mientras pone cara de cachorrito tierno*

Ya se, ya se, ¿se le ocurre actualizar una semana despues de lo acordado? Lo siento mucho, lo mante, sorry, perdon (ya no encuentro mas formas de decir lo siento)

Pero con todo eso de la escuela, las tareas, los proyectos, los próximos exámenes (si gente, los catedráticos quieren matarme), una situacion familiar que... bueno, eso es privado, etc. No pudo encontrarme un tiempo para sentarme enfrente de la computadora para hacer algo que no fuera trabajos o tareas (No saben cuanto odio la escuela). Para su alivio, ya estoy trabajando en los ultimos capítulos que faltan, así que si tardo mucho es que no encuentro tiempo para subir un cap, no porque no tenga nada hecho (?)

Review alert!:

.frost: ¿En serio? No sabes cuanto te adoro en estos momentos por leerla desde el principio, cuando empece a traducirla, pense que no iba a ser bien aceptada, pero mira ¡Cada vez que veo los favoritos y followers doy saltitos alrededor de mi casa! XD Gracias tambien por decir que soy buena traduciendo, pero, se me hace dificil creerlo :-B Me la pase muy bien, thanks, fue en definitiva, uno de los mejores cumpleaños que pude haber tenido. Bye.

Vanessa Frost: ¡¿En serio?! Es genial que tu tambien adores a ese grupo, generalmente, cuando lo nombro en mi escuela todos se me quedan viendo con cara rara XP Lo se, a veces yo tambien escribo escuchandolos XD ¿Hiciste que tu amiga lo leyera? ¡Te adoro, chica! Espero que te la pases bien esta semana. Por cierto, mi cancion favorita es Blinding, aunque le sigue muy de cerca Leave my body XD

rikku-haruno: Yo tambien pase por lo mismo que tu cuando la lei en ingles, es simplemente adictivo (?) Claro que traducire la sucuela, pero Megan lleva mas de tres meses sin actualizar TGP y realmente me esta preocupando O.O aunque ya habia dejado un aviso, pero aun asi, no puedo estar sin leer acerca de este sexy Jack.

NosoyunaGuestXD: Jajaja... ¿en serio solo te hizo llorar? O vaya, tu reaccion fue mejor que la mia XD. Lo se, cupido a veces es TAN cabezota al elegir a las parejas... pero bueno. Que disfrutes de este capitulo. Nos vemos pronto.

Lady Frost: Claro que me llego tu mensaje, aun no he visto lo del permiso con la autora, pero me he quedado tan picada con ese fic que estoy considerando traducirlo (junto con los otros que me han pedido) Bye.

Rave Traume Reves: Te dire lo mismo que a rikku-haruno, voy a ver que puedo hacer, le mandare un mensaje a Megan a ver si me constesta, gracias por seguir esta historia

Alana Frost: Oh my frost! (no habia pensado en eso) XD Lo mismo me pregunto, y esto durara un tiempecito, ahora son ocho mi pequeño saltamonetes (algunas veces lucho con el deseo de detener el tiempo para que esto no se acabe, pero cada vez se pasa mas rapido XP) Aqui esta el siguiente, no se si cumple con las expectativas, espero que si. Yo tambien te adoro por leer y comentar. Bye.

Guest: Aqui lo tienes, lo se, Dragones de Berk es genial, no puedo esperar para el proximo epispodio!. Nos vemos.


Vaya, me tarde mas de lo que pense respondiendo comentarios. Wow.

Bueno ahora si los dejo que estoy que me caigo del sueño. Nos vemos pronto