Capítulo 6: Anthony como mi hijo?

Bella POV

Después del encuentro con Jacob subimos a la casa.

-Estas bien peque? Pregunto Emmett

- Si, solo que pensé que en todos estos años Jacob, ya nos había perdonado. Le dije.

- Bella, él no está bravo contigo, si no conmigo aun no me perdona que lo haiga traicionado. Me dijo bajando la cabeza.

- No fue tu culpa Emmett. Le dije.

- Bella contéstame esta pregunta y quiero que seas sincera conmigo. Me dijo. –Si Jacob hubiera sabido la verdad de lo que te paso y él te hubiera propuesto matrimonio, hubieras aceptado casarte con él. Dios porque Emmett me pregunta eso, contestarle esa pregunta es confesarle lo que sentía por él.

-Emmett yo… yo le hubiera dicho que no. Le dije.

- Porque?

- Porque nunca he sentido más que amistad por él.

- Y porque aceptaste casarte conmigo.

- Porque tú y yo ya habíamos tenido una historia, y siempre me he sentido segura cuando estas a mi lado y porque una parte en mi muy profunda guardaba la esperanza que ese sentimiento que nos unió una vez surgiera de nuevo, pero con los años me di cuenta que tú todavía amas a Rosalie y yo ese sentimiento que sentí por ti una vez se convirtió en gratitud.

- Bella, yo te amo, pero como una hermana y te quiero como la madre de mi hijo que eres.

- Yo también, sabes me gusta escucharte decir que soy la madre de tu hijo. Le dije abrazándolo, no pude evitar llorar.

- Eso eres la madre de mi hijo. Me dijo secando mis lágrimas. –Bueno que te parece si nadamos el día está muy lindo hoy, además la piscina tiene calentador.

-Me parece buena idea. Le dije.

- Ven vamos al jeep, por nuestros bolsos para cambiarnos. Me dijo así que subimos al estacionamiento, cuando llegamos oímos una moto que llego y se estaciono. –Por fin llegaron, pensé que no iban a venir. Dijo Emmett.

- Quiénes son? pregunte

- Mis hermanos. Me contesto. El chico se abajo de la moto y se quitó el casco era alto, con cabello color miel; tenía una cara pálida y ojos castaños se vía muy cariñoso y bastante protector y muy carismático, puso el casco en la manivela de la moto y le ayudo abajarse a la chica luego le ayudo con el casco.

- Gracias amor. Le dijo está dándole un beso en los labios.

- Con gusto mi bella dama. Le contesto el, la chica era algo bajita, delgada y con el pelo corto desfilado, alborotado, negro y con las puntas hacia arriba, su voz era como a la de un ave cantando, camina con tal gracia que parecía bailar.

- Ven. Dijo Emmett tomándome de la mano, te presentare a mis hermanos.

- Espera. Le dije.

- Que pasa peque.

- Creo que es hora que Bella McCarty deje de existir y vuelva Bella Swan. Le dije quitándome la sortija de matrimonio,

- Esta segura.

- Si lo estoy. Le dije echando mi sortija en el bolsillo delantero de mi pantalón. – vamos preséntame a tus hermanos. Caminamos hacia donde estaban ellos.

-Pensé que habían cambiado de opinión. Dijo Emmett.

- Es que Edward llamo quería saber cómo iba todo y como le estaba yendo a tu amiga en el pueblo. Dijo la hermana menor de Emmett viéndome. –Hola tú debes ser Bella yo soy Alice Mary Brandon Cullen la hermana menor de Emmett y prometida de este, digamos que somos hermanovios.

-Hola mucho gusto Isabella Swan, pero ya veo que Emmett les dijo que me gusta que me digan Bella. Le dije.

- Swan, eres familia del jefe de policía? Me pregunto Alice

- Su hija. Le conteste.

- Guao no sabía que el jefe tuviera una hija. Me dijo . – sabes Eres muy bonita y simpática creo que nos vamos a llevar bien.

- Eso espero.

- Peque. Dijo Emmett. –Él es Jasper mi hermano.

- Mucho gusto Jasper Whitlock Hale, espero que tu estadía en Forks sea placentera. Me dijo extendiendo su mano.

- Gracias, eres muy amable. Había algo en su mirada, no estaba segura, pero algo en mi me decía que el algún lugar yo ya había visto a Jasper, pero dónde.

- Bueno bajemos a la casa. Dijo Emmett y así lo hicimos todos bajamos a la casa, Alice y yo fuimos a su habitación para ponernos nuestros trajes de baño.

- Dime Bella. Me decía Alice desde su baño, yo estaba haciéndome una cola en mi cabello. – Porque decidiste venirte a trabajar a Forks.

- Buena veraz hace cuatro años me gradué de la universidad y no he ejercido mi profesión y la verdad me gustaría trabaja en lo que me gusta. Le dije

- Cuatro años, pensé que te graduaste con Emmett y Jacob.

- Bueno, Emmett, Jacob y yo fuimos compañeros, pero por motivos de salud tuve que dejar la universidad y me gradué un año después y por eso no pude graduarme con ellos. Le dije, nunca he negado mi hijo y pero todavía no había hablado con Emmett del asunto de cómo decirles a sus hermanos de la existencia de Anthony .

- CHICAS PORQUE TARDAN TANTO. Nos gritó Emmett desde la sala.

- Vamos, es mejor que sigamos con nuestra conversación con los chicos, si no Emmett nos vendrá a traer. Me dijo Alice tomándome de una mano, salimos de su cuarto y llegamos donde los chicos, Alice se fue de inmediato a donde estaba Jasper, este trae un short de playa estampado, lentos oscuros y sin camisa.

- Pensé que nunca terminaría de cambiarse. Dijo Emmett abrazándome por detrás y hablándome al oído, sentí como un escalofrió recorría mi piel poniendo mis vellos de punta. – Te vez muy hermosa con ese vestido peque, sabes a pesar de que tuviste un hijo mantienes un cuerpo magnifico.

-Emmett. Le dije volviéndome para verlo, el también traía un short de playa estampado, una gorra y una camisa de tirantes que hacían marcas sus músculos perfectos. –Tu tampoco te vez mal. Le dije pasando mis manos sobre su cuello y haciendo que nuestras frentes quedaran unidas. -Para ser un padre de un chico de 5 años.

-Por cierto Caleb llamo cuando te estabas cambiando. Me dijo, inmediatamente me solté de él.

-Paso algo? Anthony está bien? mis padres están bien? Dios sabía que no debí viajar sin él. Empece a caminar por la sala de un lado para el otro.

-Bella, te puedes calmar. Me decía Emmett.

- Es mejor que regrese a Phoenix. Le dije.

- Bella, escúchame. Murmuro Emmett.

- Como puedo ser tan mala madre aquí divirtiéndome mientras mi hijo corre algún peligro. Le mencione

- Bella Marie Swan, para de andar de aquí para acá. Me dijo Emmett agarrándome de los hombros. –Caleb llamo porque quería saber cómo estabas, ellos están bien, solo que Caleb está preocupado por ti quería saber si de verdad no lo necesitabas.

-Solo por eso llamo. Le dije

- Si, Anthony está bien, Caleb dijo que pronto te llamaría para que Anthony hablara contigo. Me dijo Emmett. –ahora vamos a la piscina Alice y Jasper nos están esperando.

-está bien. Le dije saliendo de la casa hacia la piscina, Jasper y Alice estaban dentro de ella.

- Vienes. Me dijo Emmett, quitándose la camisa y tirándola sobre una silla.

- No, voy a esperar a que Caleb me llame.

- Esta bien. Dijo corriendo hacia la piscina y tirándose en esta.

- Emmett, eres una bestia. Le grito Alice, yo solté una risa y camine hacia una de las sillas de tomar sol, extendí mi toalla y acosté sobre ella empecé a untarme un poco de bloqueador por mi cuerpo, Alice llego y se acostó en otra silla al lado mío. En eso mi celular sonó

-Aló!. Conteste.

-Mami.

- Anthony eres tú? Dije, poniéndome de pie y alejándome un poco de Alice camine hacia una terraza que daba mirando al mar, de verdad era un gran paisaje que se vía desde aquí.

- Claro que si mami, cuanto hijos aparte de mi tienes? Me dijo mi hijo al otro lado del teléfono.

- déjame ver…. Le dije como pensando. - contigo so….. Uno solamente un hijo hermoso y el hombre que roba gran parte de mi corazón.

- Y tú eres la mami más linda que tengo y te amo.

- Y yo te amo a ti. Dime cómo has estado.

- Bien mami, estoy en casa de mi papi Emmett, mis abuelos Carlisle y Esme están aquí en Phoenix y estoy pasando el fin de semana con ellos. Me dijo.

- Tus abuelos están ahí contigo.

- Si te mandan saludos, también están los tíos Caleb y Pogue.

- Salúdalos de mi parte.

- Mami Caleb, quiere hablar contigo.

-Está bien comunícamelo y ahorita seguimos hablando.

- Ta bien mami.

- Aló, Bella. Me dijo Caleb.

- Caleb, como estas?

- Bien, Bella y tú?

- Estoy bien, extrañándolos a todos.

-A mí también. Me dijo.

- A ti también, te extraño y mucho. Le dije.

- Bella, no debí dejarte ir sola no sin antes confesarte mis…

-Caleb por favor, no es el momento.

- Lo siento Bella.

- Tranquilo te prometo que pronto hablaremos de eso, pero ahora no es el momento. Le dije.

- Bella hay un asunto que quiero tratar contigo y Emmett. Me dijo.

- Si de que se trata.

- Acabamos de recibir la invitación a la boda de tu padre y Sue Clearwater, es para dentro de dos meses y Anthony quiere asistir, yo le dije que lo hablaría con ustedes, que no le prometía nada que la decisión estaban en ustedes dos.

- Por Dios se me había olvidado que la boda de mi padre era dentro de dos meses, déjame comentarlo con Emmett y te avisamos, ahora pasa a Anthony.

- Esta bien Bella, cuídate y te extraño.

- Yo también Caleb.

- Mami, mami puedo tener un perro.

- Anthony no lo sé un perro lleva mucha responsabilidad y no sé si tú puedas.

- Pero el tío Pogue, dice que él me ayudara a cuidarlo, anda di que sí.

- Bueno, dejemos que tu padre tome la decisión.

- No es justo papa va a decir que no.

- Dejamos que Emmett decida. Le dije – espera lo voy a llamar. –EMMETT. Le grite el salió corriendo de la piscina y llego sacudiéndose el agua de su cabeza mojándome toda.- Emmett me estas mojando.

- Lo siento peque, que paso.

- Es Anthony quiere tener un perro y ya sabes que hemos hablado de eso, aun está muy pequeño para tener un perro es mucha responsabilidad.

- Y ahora tú quieres que yo le rompa el corazón y me odie a mí, que graciosa eres. Me dijo. –Dame ese teléfono.

- Hijo… -tu tío Caleb cerca de ti… -bueno dile que le active la video llamada al teléfono…

- Que vas hacer Emmett. Le dije

- Si me quieres dejar como el villano, tú también lo serás veras la cara de nuestro hijo cuando le digamos que no tendrá un perro. En ese momento vimos la imagen de Anthony por mi celular.

- Hola mamita, hola papito. Nos decía nuestro hijo por el celular, no pude evitar que una lágrima corriera por mi mejilla.

- Hola mi pateador. Dijo Emmett. –Como esta ese asunto del perro.

- Papito lindo, es que quiero un perro te prometo que lo cuidare, tío Pogue, dice que él me ayudara a cuidarlo, verdad tío Pogue. Dijo mi hijo enfocando a Pogue sentando en el sofá, comiendo un slide de pizza el solo levanto una mano en señal de hola y luego dijo que si con la cabeza contestando la pregunta que le hijo le hizo. – Y entonces que dices papito.

- Hijo no sé. Le contesto Emmett. Anthony empezó hacer un puchero.

- Esta bien, papi, yo solo quería un perro para que durmiera conmigo en la noches ya que ni tú ni mi mami están y me hiciera compañía para jugar ya que extraño jugar con mami cuando llego de la escuela.

- Y yo que soy. Dijo Pogue.

- Tú eres mi tío consentido, pero no llenas el vacío que siento por mi mami y papi. Dijo poniéndose una mano en su corazoncito.

- Hay hijo. Dijo Emmett, Note la cara de Emmett, du expresión lo decía todo, Anthony lo estaba convenciendo.

- Em, no ya lo hemos hablado.

- Pero Bella, mira sus ojitos esta tan triste nos extraña.

- No, ya hablamos deja de consentirlo tanto.

- Bella soy su padre y si mi hijo quiere un perro tendrá un perro. Me dijo

- Entonces sí. Dijo Anthony pegando brinquitos.

- Si hijo, apenas viaje a Phoenix iremos a comprarte uno. Le dijo Emmett

- No es necesario el abuelo Carlisle me compro uno hoy. Dijo Anthony esta vez dándole el teléfono a Carlisle que estaba sentado en el sillón grande con Esme a la par.

- Hola chicos. Dijo él. – Perdón sé que debí pedirles permiso antes, pero cuando andábamos en el centro comercial el niño vio al perro y hubo una conexión entre ellos dos, perdón, pero créanme que pague mi castigo.

- Y eso papa, porque lo dices. Le pregunto Emmett.

- Esme, le diseño una casa para el perro y digamos que no soy tan bueno con clavos y un martillo, como lo soy con un bisturí y aguja. Nos dijo mostrándonos los dedos llenos de curitas en todos los dedos, Emmett y yo no aguantamos la risa.

- Mami y papi. Dijo Anthony quitándole el teléfono a Carlisle de la mano. –Él es Edmundo. Nos dijo mostrándonos el perro.

- Hijo le pusiste Edmundo. Le dije

- Si como mi tío Edward, mi papá dice que es un sabe lo todo y ha ido a todos los países del mundo, por eso lo puse así. Emmett, soltó una gran carcajada.

- Ese es mi hijo, Edmundo, yo nunca hubiera creado ese nombre. Dijo Emmett.

- No es gracioso Emmett, Anthony ni siquiera lo conoce y le pone al perro su nombre.

- Vamos Bella es cómico, no lo niegues.

- Ya bueno hijo es hora de despedirnos, cuídate te amo.

- Yo también te amo, campeón. Le dijo Emmett.

- Yo también gracias por dejarme quedarme con Edmundo, son los mejores padres ahora solo espero que me complazcan con algo que quiero mucho más.

- Otra cosa, espero que no sea otro animal. Le dije.

- No mami, es algo que no cuesta ni hay que comprarlo.

- Ah no. Dijo Emmett. –Y qué es eso que quieres tanto.

- Un hermanito. Nos dijo colgando la llamaba. Emmett me volvió a ver yo tenía mi cara roja de la vergüenza, ninguno de los dos dijo nada mientras caminábamos hacia donde estaba Jasper y Alice.

- Todo bien? Dijo Jasper

- Si, Bella que extraña a su familia. En ese momento fue el celular de Alice que sonó.

- Dios odio cuando Edward sale de viaje y no le avisa a sus conquistas mi teléfono no deja de sonar preguntado por el. Dijo Alice algo molesta apagando el celular. –Edward Anthony Masen Cullen si no te quisiera tanto no te alcahuetearía tanto con estas chicas. Dijo bufando.

- Anthony? Pregunte.

- Si es el segundo nombre de Edward . Me Dijo, No sabía que Edward se llamaba Anthony. En ese momento recordé cuando Emmett decidió ese nombre.

Flash Back

Estábamos en la habitación de la clínica privada de una amigo de Carlisle, en Jacksonville, ahí había dado luz, mi parto fue normal, estábamos esperando a que llevaran al niño a mi habitació sentida adolorida y cansada de tanto pujar, después de que mi hijo nació se lo llevaron y Emmett salió de sala de partos a mí me dejaron ahí una hora más, Carlisle me dijo que era mientras preparaban una habitación para mí. Cuando desperté ya estaba en mi habitación.

- Como te sientes hija. Dijo mi madre.

- Bien, un poco adolorida, pero creo que es normal. Le dije.

- Lo hiciste muy bien Bella. Dijo Carlisle.

- Gracias no lo hubiera hecho sin tu ayuda ni la de Emmett.

- No fue nada peque. Me dijo Emmett, sentándose a mi lado en la cama.

- No hijo de verdad, pensé que no soportarías estar ahí que te desmayarías. Le dijo Carlisle.

- Si fuiste mi fuerza ahí adentro. Le dije, dándole un beso en los labios que duro un poco más de lo necesario. Nos interrumpió un carraspeo.

- Que acaso no puedo besar a mi esposa. Dijo Emmett.

- Se están tomando muy enserio lo su matrimonio. Nos dijo mi padre.

- Bueno es que Bella y yo tenemos algo que decirles. Dijo Emmett.

- Que es eso que nos tienen que decir. Pregunto mi madre

- Bueno, verán Emmett y yo hemos decidido darnos una oportunidad. Les dije algo nerviosa mordiéndome el labio inferior.

- En serio, no lo puedo creer. Dijo mi madre. –Eso me pone muy feliz sabes que te quiero mucho Emmett. Abrazando a Emmett.

- Gracias Renée. Dijo este. –Y ustedes no dicen nada. Dijo viendo a Carlisle y Esme.

- Claro que sí, solo espero que no se equivoquen y esto funcione por el bien del niño. Dijo Carlisle, pero en el fondo mi corazón sabía que sufría por Rosalie.

- Funcionara. Le dijo Emmett.

- Bueno yo no tengo más que decir que les deseo lo mejor. No dijo Esme.

- Gracias. Dijimos Emmett y yo al mismo tiempo, en ese momento entro la enfermera con mi hijo en brazos.

- Bueno señora McCarty, aquí está su hijo. Dijo la enfermera poniéndolo en mis regazo. –Felicidades a los dos. Nos dijo saliendo de la habitación.

- Hola pequeño, soy tu mami, sabes que te amo desde que tu abuelito me dijo que te estaba esperando eres lo más importante de mi vida y prometo que a partir de hoy luchare por ti y nunca te faltara nada te defenderé hasta con mi vida si es necesario. Le dije dándole un beso en la frente y sintiendo como las lágrimas bajaban por mis mejillas. –Quiero presentarte alguien. Le dije desenvolviéndolo un poco el pareció entender y abrió los ojos. –Mira este enorme hombre, así como lo vez todo musculo y que parece un oso, es tu papi, algo infantil, pero aun así es tu papi. Le dije, Emmett se acercó más a él y lo miro.

- Hola mi pateador, yo sabias que ibas hacer un hombrecito porque pateabas mucho y no dejabas dormir a tu mami y a mí tampoco cuando te daba esos antojos de comer cosas a medianoche. Le dijo.—Pero en serio como tu mami te dijo yo también te prometo cuidarte con mi vida como lo hecho desde que tu abuelo me dijo que tu mami te esperaba, mi pateador, te quiero, como quiero a tu mami. Dijo mirándome.

-Yo también te quiero, grandote. Le dije, Emmett le dio un beso al bebé en la frente donde yo lo había besado antes y luego me dio otro a mí en los labios.

"Prometo que pondré todo de mi parte para enamorarme de ti". Me susurro en los labios.

– Yo también pondré todo de mi parte.

- Bueno chicos lamento interrumpirlos, pero nosotros también queremos conocer a nuestro nieto. Dijo Charlie.

- Perdón. Dijo Emmett, tomando al bebé entre los brazos. -familia, conozcan a su nieto, familia conozcan a el pateador. Pateador este es tu abuelo Charlie, es el jefe de policía de un pequeño pueblo de donde vive tu papi que se llama Forks.

-Hola pequeño, cuando crezcas te llevare a pescar, porque eso de hacer deporte no es lo mismo, solo me gusta ver los partidos de futbol americano por televisión. Le dijo Charlie.

- Esta es tu abuela Renée, es una gran maestra da clases aquí en Jacksonville y aparte cocina muy rico.

- gracias Emmett, pero mi nieto probara mi comida cuando tenga un año, hola mi cielo soy tu abuelita y te amo mucho, pero me gustaría que me digiera Renée, creo que aún estoy muy joven para lo de abuela. Dijo mi madre.

- Y este que está aquí con la cámara de video es tu abuelo Phil, él es entrenador de ligas menores de béisbol, pero en sus años mozos fue un gran jugador profesional.

- Dame la cámara yo te filmo dijo Renée. Tomando la cámara de video que tenía Phil en las manos.

- Hola campeón, sabes Emmett se equivoca tienes buen brazo para ser un gran beisbolista en el futuro nada de futbol. Le dijo Phil

- No eso no, mi hijo va hacer futbolista. Dijo Emmett.

- Podrían dejar de planearle el futuro a mi hijo, apenas viene naciendo déjenlo que disfruto su infancia. Dije algo molesta.

- Esta bien, pero no le hagas caso a tu mami yo sé que vas hacer futbolista. Le dijo Emmett. –Vamos por aquí esta señora que tiene una linda cara en forma de corazón es Esme mi madre y tu abuela, sabes ella y Carlisle me adoptaron a mi cuando mis papas murieron y han sido dos seres maravillosos conmigo, ellos te darán mucho amor, tu abuelita Esme es diseñadora de interiores y sí que estará encantada de diseñar tu cuarto.

- Hola pedacito de cielo bienvenido a la familia Cullen, espero que pronto conozcas a tus tíos y tías, sé que ellos te querrán mucho. Le dijo Esme, muy adentro Esme soñaba con que mi hijo creciera al lado de sus tíos y tías, pero eso era algo imposible ya que ninguno de ellos sabía que Emmett se había casado conmigo y que ahora era papá.

- Y este señor apuesto que está aquí es tu abuelito Carlisle, es doctor él te trajo al mundo y te vio durante los nueves meses que estuviste en la pancita de tu mami, sabes el lado positivo es que cuando te enfermes el siempre estará ahí y nunca cobrara honorarios. Dijo Emmett, Carlisle le dio un golpe por la cabeza. –Hey porque me pegas.

- Dame a mi nieto y deja de decir estupideces. Dijo Carlisle. –A ver pequeño ya tu abuela te dio la bienvenida a la familia Cullen, ahora yo te doy la bienvenida oficialmente. Dijo sacando una medallita con un dije. –Eres el primer nieto de nuestra familia y me siento orgulloso de que lleves esto contigo. Esme, amor ayúdame a ponérsela.

- Papa eso es lo que yo creo que es? Dijo Emmett.

- Si hijo.

- De que hablan. Dije. –que le dio Carlisle y se lo está poniendo Esme.

- Bella, durante años y años nuestra familia tiene ha tenido un escudo el escudo de la familia Cullen, todos nosotros portamos un relicario con el escudo, yo lo llevo en mi anillo, Esme es su pulsera, los chicos en una muñequera y las chicas en un collar y ahora le estoy dando a Anthony una cadenita con un relicario.

-Carlisle, no esto no lo merezco. Dije llorando.

-No digas eso amor. Dijo Emmett. –tu eres mi esposa y el mi bebé se lo mereces.

- Bueno chicos han pensado como llamaras al niño, porque eso de decirle pateador toda la vida, no será muy agradable. Dijo Charlie.

- Bueno como nosotros no quisimos saber el sexo del bebé, porque queríamos que fuera una sorpresa yo pensé que era una niña y Emmett un niño. Les dije.

- Y yo gane. Dijo Emmett levantando los brazos en forma de victoria yo le di un codazo. – Perdón prosigue amor.

- Emmett y yo llegamos en una acuerdo que el buscaría el nombre si era niño y yo el de niña. Dije.

- Emmett, cual nombre escogiste para el pateador. Pregunto Phil.

- Bueno hay una persona que ha sido incondicional conmigo, cuando mis padres murieron y me llevaron al orfanato yo estaba muy asustado no sabía que iba a pasar conmigo ya que era muy grande para que me adoptaran y no tenía ningún familiar que si hiciera cargo de mí y él estaba ahí y me juro que todo iba ir estar bien fue mi pedestal, así como yo lo he sido para ti Bella. Me dijo Emmett con lágrimas en los ojos. –Así que mi hijo llevara su nombre Anthony, no quiero que lleve el primero nombre de él porque si el algún día decide casarse y espero que lo haga para que se le quite lo amargado y tenga un hijo puede que quiera que se llame como él. Dijo

- Hijo, algún día cuando él lo sepa estará muy feliz por esto que acabas de hacer ponerle su nombre a tu hijo en su honor. Dijo Carlisle. –Bueno familia les presento Anthony McCarty Swan. Dijo levantándolo.

-Veraz Carlisle, solo hay pequeño detalle. Le dije.

- Cual Emmett y yo discutimos esto mucho y no queremos que lleve el apellido McCarty. Le dije.

- Porque no estarás pensando registrarlo solo con tus apellidos. Dijo Esme afligida.

- No, mamá. Hablo Emmett. –Bella y yo estamos muy agradecidos por todo lo que tú y papá han hecho por nosotros y aunque ustedes nos adoptaron a mí y mis hermanos conservamos nuestros apellidos de origen y adoptamos el apellido Cullen como segundo y bueno queremos que el apellido Cullen se siga propagándose, es por eso y si ustedes están de acuerdo queremos que Anthony lleve el apellido Cullen y no el McCarty.

- Dios Emmett, Bella me hacen muy feliz, claro que acepto que este pequeño lleve el apellido Cullen. Dijo Carlisle abrazándonos. –Bienvenido a esta gran familia Anthony Cullen Swan. Murmuro Carlisle con lágrimas en los ojos.

En ese momento tocaron a la puerta de la habitación abriéndose la puerta.

-Podemos pasar. Dijo Pogue.

- Claro pasen. Dijo Emmett. Haciendo que Caleb, Pogue, Taylor y Reid entraran a la habitación.

- Como están le traemos esto al pequeño y esto es para la nueva mamá. Dijo Caleb.

- Esto es para ti. Dijo Pogue, entregándole un oso de peluche vestido de smoking con sus fajas donde guardan las armas.

- Espero que no traigas armas de verdad. Dijo Emmett.

- No, y como Bella no le gusta las armas, le pusimos esto. Reid, abriéndole el saco son bananas de plástico.

- Gracias chico. Les dije.

- Y cómo se va a llamar mi nuevo jefecito. Dijo Pogue.

- Anthony Cullen Swan. Dijo Carlisle con orgullo.

- Ven haremos la presentación oficial. Dijo Tyler. – Puedo cargarlo. Le dijo a Carlisle que lo tenía en brazos.

- Hola Anthony, yo soy tu tío Tyler Simms y me encardo de la seguridad de tu abuelo Phil, este que está aquí es tu tío Reid Garwin y es el encargado de tu abuela Renée.

- Hola campeón. Dijo Reid- cuando seas grande te enseñar a jugar billar, pero te digo que el tío Tyler hace trampa.

- Eso es mentira, solo que tu tío Reid no sabe perder. Dijo Tyler. –Este que de cabello largo y cara de amargado es tu tío Pogue Parry, el será tu guardaespaldas.

- Hola Tony, lo le hagas caso a esos dos cuando crezcas te enseñare andar en motocicleta, bueno siempre y cuando tus padres lo permitan y cumplamos con todas las normas de seguridad necesarias como lo establece la ley.

- Así me gusta que respeten la ley. Dijo Charlie con orgullo.

-Y por último este que tiene un ramo de flores en la mano y no deja de mirar a tu madre como ojos de burro a medio morir es tu tío Caleb Danvers. Ese comentario hizo que Tyler se ganara un golpe por la cabeza. –Perdón, que carácter, el como todos nosotros somos guardaespaldas y él tiene la misión de proteger a tu mami, pero para que no allá ningún problema puedes decirnos tíos. Le dijo Tyler a mi hijo.

- Bella, esto para ti. Me dijo Caleb, entregándome un ramo de flores.

- Gracias Caleb están preciosas. Le dije.

-Pero más lo estás tú. Me dijo. –Te sienta bien ser madre, si antes te vías bonita con tu pancita ahora te vez más bonita. Eso hizo que me mis mejillas se pusieron rojas. –Puedo darte un abrazo.

- Claro. Le dije. Él se me acerco y me dio un abrazo fue tan lindo me sentí segura entre ese abrazo, sentí la misma sensación que había sentido la vez que conocí a Emmett cuando me salvo la vida el día que nos conocimos.

- eres una mujer luchadora, que ha salido delante, te admiro, nunca te des por vencida, aunque sientas que no tengas fuerzas . Me dijo, al oído, para luego darme un beso en la mejilla.

Fin de flash back

-Hey Bella en que piensas. Dijo Alice.

-Perdón, es que está pensando.

- Bueno voy por algo de tomar, quieres algo Bella. Dijo Emmett.

- Si, lo mismo que tomas tú. Le dije.

- Te acompaño. Le dijo Jasper. –creo que la chicas quieren hablar cosas de mujeres. Emmett y Jasper entraron en la casa yo me quede con Alice, hablando de todo un poco de mi vida y de los planes de boda de ella, cuando los chicos regresaron decidimos bajar a la playa un rato a bañarnos en el mar, así fue como pase mi primer fin de semana en Forks con Emmett y sus hermanos.