Esta historia empezara desde noviembre y se llevara a cabo… asi; un ejemplo de ello es… lo que seria "Capitulo uno" en este fic será "Nov. Dia 1" pero claramente tendrá nombre el capitulo, solo se vera asi en la lista de chapters (¿) lol xD en fin, los dejo :3.

LOS PERSONAJES (EXCEPTUANDO A LA PROTAGONISTA LA CUAL ES COMPLETAMENTE MIA Y EN CASO DE FUTUROS PERSONAJES) DE "EL ORIGEN DE LOS GUARDIANES" PERTENECEN A DREAMWORKS.

Cuentos

En una noche de noche, a tan solo cuatro días de navidad, una mujer se encontraba frente a la chimenea leyéndole historias sobre la época a su pequeña hija de seis años. La pequeña era de piel blanca, sus curiosos ojos color miel eran exactos a los de su madre, su cabello lo poseía alborotado y de un color marrón brillante.

La niña abrazaba a un peluche de conejito mientras oía con atención a la mujer, la mujer conforme pasaba las hojas del libro de cuentos le mostraba las ilustraciones del mismo. No paso mucho tiempo para que la pequeña se levantase con rapidez de su lugar –en el suelo- y saltara a las piernas de la mujer, para observar más de cerca el cuento. La mujer rio con el comportamiento de la pequeña y prosiguió contando el cuento…

-Y cuando pensaron que todo estaba perdido, Santa Claus tubo la brillante idea de hacer que los renos… - hizo una breve pausa para cambiar de pagina.

-¡¿Luego que Mami?! – la que al parecer era su madre comenzó a reír.

-Trotaran sin parar hacia el acantilado de hielo y cuando sintieron que sus pesuñas no tocaban el hielo saltaron, provocando que pudiesen volar por lo cielos llevando el trineo de Santa… - la pequeña contemplo la imagen final del cuento – y desde entonces, Santa lleva los regalos en un trineo… fin.

-¿Pero como Santa lo hace en una sola noche?

Pregunto entusiasta la niña, no dejaba de preguntarle a su madre sobre Santa y sus Renos, ella solo reía mientras la cargaba para llevarla a su habitación. Al llegar la deposito en la suave cama y la arropo, cubriendo sus piecitos con la manta de algodón.

Le dio un beso en la frente, el que indicaba que ya era hora de dormir.

-Dulces sueños mi Smile… - le dijo con gentileza.

-Dulces sueños Mami.

La pequeña se acomodo abrazando a su conejo de peluche y cerró los ojos, no pasaron ni dos segundos para que estuviese dormida, su madre sonrío y se fue de la habitación, dejando a su pequeña hija soñar.