Era una cálida mañana en la academia Youkai, en todo el campus el sol brillaba dándoles energía a todos los estudiantes… en todo el campus menos el apartamento de Mizore Shirayuki, al ser una mujer de las nieves su apartamento estaba permanentemente cubierto por una ligera capa de hielo, lo que convertía los potentes rayos del sol en un simple brillo.

*beepbeep**beepbeep* *beepbeep**bee-* *CRASH*

El sonido del despertador fue interrumpido por un pequeño tempano de hielo que atravesó y silencio al "aparato del mal" mejor conocido como despertador, Mizore se levantó de la cama y se dirigió a la cocina para tomar un ligero almuerzo antes de alistarse e irse a la academia, todo esto lo fue realizado con impresionante lentitud, era como si Mizore hubiera perdido las ganas de moverse apenas se levantó de la cama.

"Buenos días Mizore" le saludaron Tsukune y Moka, ésta última abrazando el brazo de Tsukune, el cual por algún milagro no estaba sonrojado, detrás de ellos fueron apareciendo las demás parejas, 'como si mi día no pudiera ser peor' pensó Mizore mientras veía con cierto recelo como sus amigos y conocidos iban de la mano o abrazados mientras entraban al colegio, justo después de la batalla contra Fairy Tail en la cual el equipo derrotó a la ex madre de Moka (ella ya no la consideraría su madre por las atrocidades que cometió), las "parejas" que se estaban formando finalmente se consolidaron, Tsukune finalmente salió de su involuntario harem y eligió a Moka como novia, en esto Mizore no tuvo más que rendirse debido a que de esa manera inclusive Ura tendría como pareja a la recién adquirida segunda personalidad de Tsukune, Ghoul Tsukune o Gho como prefería que le llamara, aunque aún tenía una pizca de sadismo en su ser después de una pequeña 'platica' con Tsukune prometió comportarse y finalmente conquisto a Ura, Kurumu por su parte se convirtió en la novia oficial del mujeriego conocido como Ginei Morioka (Gin), el cual desde empezada su relación con la succubus dejó de perseguir a las demás chicas, aunque eso no le impedía seguir con su 'colección' de fotografías ganándose una merecida golpiza de parte de Kurumu y la última consistiendo en Yukari y Fang Fang, al ser ambos practicantes de magia (bruja y yasha) y después de su gran trabajo en equipo se convirtieron rápidamente en amigos y en seguida en novios o "amantes" como se refería Yukari. Todo parecía estar color de rosa para todo el mundo menos para Mizore, ahora tenía amigos que la podían ayudar y acompañarla, pero al verlos ella sentía una necesidad de otro tipo, quería experimentar compartir una relación con alguien más, no una forzada o con engaños como sugería su madre sino una común, normal, tener una pareja, un novio, salir en citas, cosas normales de parejas normales, pero al parecer esto no estaba destinado para ella, dando un último suspiro se dirigió a la puerta de la academia, porque quien sabe que sorpresas pueda traer un nuevo año escolar.

Lo que Mizore no sabía era que su suerte estaría a punto de cambiar y a mi parecer las cosas iban a ponerse divertidas de nuevo.