"Te esperé, por mucho tiempo te esperé… y sin pensarlo, en aquella primavera llegaste… eras tan callado, que ni siquiera había descubierto tus verdaderas intenciones… hasta ese día que te vi venir, mi corazón latía tan rápido como podía, ¿amor? Sí, lo era, lo estuve esperando por tanto tiempo que ya no recuerdo los años que esperé… que ya no recuerdo cuantas margaritas deshojé preguntándome si realmente existías… y llegaste, me acobijaste en tus fuertes y protectores brazos, me hiciste sentir una princesa en un cuento de hadas e hiciste que volviera a soñar…

-Te amo

Fue todo lo que dijiste y todo lo que pude escuchar…. Me dejé querer y te dejaste amar también, te acobijé en mis brazos y te di todo mi calor y mi cariño, te amé como nunca había amado en toda mi vida… ¿Frío? ¿Distante? Todos decían lo mismo de tí, pero yo, yo podía ver esa sonrisa que sólo es para mí, yo sólo podía tocarte como lo hacía y poder probar esos labios como lo he hecho hasta ahora… te he entregado todo de mí, te he amado como me has amado y he sido la mujer más feliz… siempre a tu lado, viéndote, sintiéndote, siendo la única que ha podido pasar esa barrera y haber logrado derretir ese tempano de hielo, dejando fuego en tu corazón…. Porque te amo… porque eres mío y de nadie más… porque, después de todo, sólo eres mío, no sólo en aquellas noches de pasión en donde repites mi nombre… también en aquellos soleados días en donde, me tratas como princesa y me haces sentir la mujer más dichosa del mundo… en donde yo, también te amo…. En donde tú yo somos fuego y pasión… "

Kyouya se encontraba despierto todavía en su cama, escuchando aquella grabación, que su ahora esposa le había dado como parte del regalo de aniversario de bodas, hizo que una sonrisa de alegría y satisfacción apareciera en su rostro, lentamente dejó la grabadora en la mesita y se dispuso a despertar a su esposa

-Buenos días cariño ¿Cómo amaneciste hoy?

Kyouya saludó con un tierno beso en los labios a Haruhi

-Buenos días Kyouya…

Los ojos de Haruhi se clavaron en los de él

-Si sigues haciendo eso, el lobo te comerá…

Haruhi sonrió

-No importa, porque yo amo a ese lobo

Haruhi y Kyouya se cubrieron con las sabanas de nuevo….

Nota de Lucy Oraki: ¡Hola! Lo de arriba, salió después de haber leído un manga algo shoujo! De hecho, es el primer fic del Host que hago! XD Je je je bueno, en sí, este no es un fic ¿o quién sabe? Digamos que son los pensamientos de Haruhi Fujioka con respecto a Kyouya sempai (la verdad es que ellos dos hacen bonita pareja) y bueno, ojalá les guste!