Bueno aqui una historia que empezo a rondar por mi cabeza :3 y sin darme cuenta empece a escribir, es sobre mi pareja favorita 3

espero que el primer capi sea de su agrado .


Mina era una joven alegre que le gustaban mucho los niños, así que cuando decidió que carrera debía escoger, no tuvo ninguna duda que sería una buena maestra de kínder, era su primer día de trabajo en aquella escuela, era nueva en la ciudad ya que había tenido que mudarse a Tokio por el trabajo, hubiera conseguido uno más cerca, pero algo le decía que tenía que ser en ese lugar, era muy guapa y a pesar de eso seguía soltera, ella no tenía ningún problema con eso-

Hola –dijo una joven alegre – eres la nueva maestra verdad?

-Mina sonrió – Si, tú también eres maestra aquí?

-la chica asintió- debes estar nerviosa verdad? A mi aún no se me quitan los nervios y ya llevo un año aquí, pero está bien la mayoría de los niños son tranquilos.

-Rio- la mayoría? Por cierto mi nombre es Mina Aino mucho gusto –estiro la mano para estrecharla la de la chica-

-tomo su mano y sonrió- Serena Tsukino un gusto, espero que nos llevemos bien, escuche el rumor de que eres nueva en la ciudad, tienes ya donde vivir?

-negó- me quedare uno días en un hotel cerca de aquí, aún no he podido ver departamentos.

Bueno yo podría ayudarte con eso, estoy buscando compañera de piso

Tú también eres nueva aquí? –Pregunto Mina alegre, ya que algo en aquella chica le inspiraba esa sensación-

-ella rio y negó- yo vivo aquí con mis padres, bueno vivía, pero ahora que comencé a trabajar, quisiera independizarme.

-sonrió- te entiendo y la idea me gusta, cuando podría conocer el lugar?

-Serena se quedó un poco pensativa- compremos un poco de comida y vayamos, saliendo de aquí, te parece?

Si está bien, me gustaría conocer un poco más la ciudad

-se sonrojo por un momento- perdón por no invitarte a comer, pero cocinando no soy muy buena –rio un poco- el lugar está a solo tres cuadras, pero conozco los mejores lugares para divertirse en la ciudad.

-Rio- no importa, a mí tampoco se me da muy bien la cocina, comprar comida estará bien, enserio? Entonces tienes que llevarme.

-Las chicas platicaron por un rato más, sobre las dudas que tenía Mina de la escuela, los horarios y como manejaban las cosas ahí, el grupo que le toco era de segundo año, no eran muchos niños y parecían tranquilos, en realidad estaban contentos con su nueva maestra-


Maestra Mina usted se quedara con nosotros verdad? No dejara que la maestra Kaguya regrese, ella nos da mucho miedo –dijo un niño de cabello castaño y mirada tierna-

-Mina sonrió y negó- me quedare con ustedes, pero no deberían tener miedo a ningún maestro.

-el niño sonrió y se sonrojo por la manera en que la maestra le había sonreído-

Niños por ser el primer día y para conocernos que les parece si elegimos a nuestra mascota y después les leo un cuento?

Shiiiiiiiiiiii –respondieron emocionados los niños-

Un perrito –dijo una tímida niña llamada Izumi-

No, deberíamos tener un tiburón!

No un loro!

Un dinosaurio –Mina reía por las ocurrencias de los niños-

-Hotaru muy pocas palabras en todo el día sonrió y se acercó a Mina susurrándole al oído- podemos tener un conejito? Papi no me deja tener mascotas y yo en verdad quiero acariciar uno.

Está bien pequeña –mina hizo que los niños guardaran silencio, eso era algo que no se le dificultaba para nada- que les parece un lindo conejo?

-Aunque hubo muchos desacuerdos al final del día había sido decidido que sería un conejo, cuando la hora de la salida llego, Hotaru se acercó a Mina y la abrazo- gracias maestra Mina –luego la pequeña se fue corriendo sin darle tiempo a Mina de reaccionar- de nada –susurro -


-Se encontró con Serena después de terminar con sus labores como habían quedado, pasaron por un poco de comida chica y caminaron hacia el departamento de la chica, Mina había quedado encantada con el lugar, primero por lo cerca que estaba, segundo había un mini súper justo enfrente, el lugar era tranquilo –

Está en el segundo piso, es el número 8, no es muy grande pero tiene dos recamaras con baño cada una, cocina y una pequeña sala, llevo una semana aquí y aun no tiene decoración, esperaba hacerlo con…

-Mina interrumpió a la chica antes de que siguiera hablando- conmigo, ya que seré tu nueva compañera

–Serena sonrió- pero aún no lo has visto, que tal si por dentro no te gusta.

-la chica rio- serias una mala vendedora Tsukino, además creo que puedo confiar en ti y ahora que lo dices entremos, muero por verlo y también por comer : P

-Las chicas entraron al departamento, mientras serena le contaba a mina sobre la paga del alquiler una mina muy asombra escuchaba- además de lindo, viviremos en este lugar sin pagar mucho, sabes amiga, esta noche yo invito las copas.

-Serena la miro insegura- pero mañana es viernes, tendremos que levantarnos temprano.

-mina rio- es día festivo y no habrá clase…

Bueno en ese caso, con mucho gusto, por cierto si necesitas ayuda con tus cosas dime y le avisare a mi hermano, podríamos ayudarte a traerlas.

Muchas gracias, se los agradecería mucho, pero antes de eso, tu hermano es guapo?

-Serena rio- Alto! Tiene novia y una hermanita celosa, así que cuidado –las chicas se miraron y rieron-

-Cuando Mina salía del lugar , se dio cuenta que había estado tan sumergida en la plática con serena que ni siquiera recordaba por donde llegaron y se sentía perdida, en eso vio a un chico con cabellos platinados que venía caminando en su dirección él estaba muy ocupado en una llamada –

Parece molesto –lo miraba de pies a cabeza y no pudo evitar morderse el labio inferior al notar lo apuesto que era aquel chico- tengo que saber su nombre –aprovecho justo en el momento en que el dejaba el celular en su bolso para acercarse-

Disculpa como llego al hotel Black? –Pregunto de manera coqueta, mirándolo de cerca –

-El sin ni siquiera voltear a verla – a 7 cuadras por la izquierda –sin agregar nada más entro al edificio –

-voltio a ver a la izquierda y se dio un golpe mental ya que ahora lo veía claro- Gracias –cuando regreso la mirada hacia donde se suponía estaba el chico, este había desaparecido, Mina camino desilusionada y luego sonrió al deducir que el chico había entrado a aquellos departamentos- Nos volveremos a ver …