A/N: En este capítulo, Kendall & Logan hablan acerca de lo sucedido el día anterior... Veamos cómo va todo.

Demi Lovato como Mikayla Stewar

Quiero agradecerle a DoubleRainbow13, Dreizel, Manuel Uchicha, the-creme-de-la-crop, Huchapotamo, RaulKogannx, Kali, Just Kogan, Leonela y idkilovemyidols por haber comentado el anterior capítulo, me alegra saber que este Fic les gusta mucho =}


A la mañana siguiente, como todas, Logan se despertó apagando su ruidosa alarma con un leve golpe en la parte superior para hacerla callar. Se frotó los ojos para quitarse todo rastro de sueño y se levantó de su calentita cama, tomó una toalla y se fue al cuarto de baño. Tomó una relajante ducha caliente y luego se visitó como siempre lo hacía para ir a la escuela; como un completo nerd. Tomó sus gafas y bajó a la cocina para compartir el desayuno con sus padres.

-Buenos días, Logie.- Le dijo su padre al verlo.

-Buenos días, Logan.- Le dijo su madre poniendo los platos con comida sobre la mesa.

-Buenos días.- Logan dijo con una brillante sonrisa a sus padre y tomó un asiento en la mesa.

-¿Dormiste bien?- Le pregunta Henry con referente a que probablemente su hijo se lo pasó mucho tiempo pensando en su conversación de ayer.

-Sí, solamente me quedé pensando en… Ya saben.- Ambos adultos asintieron para hacerle saber que lo comprendían.

-Entonces, ¿le darás una oportunidad?- Joanna le preguntó a su hijo.

-No lo sé mamá, primero deberíamos ser amigos para ver cómo es él.-

-Eso suena bien, así no sentirás la presión de una cita real, será así como… Una conversación de amigos.- Henry le dijo ya que eso sonaba mejor que ir en una cita desde el principio.

-Sí, creo que mejor haré eso.- Logan dijo con alegría y después los 3 se dispusieron a comer el desayuno. Después de 10 minutos, Logan terminó, subió a su habitación a cepillarse los dientes y luego bajó para irse. -¡Adiós mamá! ¡Adiós papá!- Logan gritó corriendo hacia la entrada con su mochila en su hombro.

-¡Cuídate hijo!- Joanna le alcanzó a decir antes de que se cerrase la puerta. -¿Crees que le dé una oportunidad a ese chico Kendall?- La mujer le pregunta a su marido.

-No lo sé, pero espero que ese chico sea un caballero con mi hijo, no quiero tener que enfrentarme a él.- El señor Mitchell dijo sobreprotectoramente porque era su hijo, su único hijo.

-No lo creo, a como Logan nos dijo, no creo que haya estado jugando con él.- Joanna le dijo como para tranquilizar a su marido.

-Eso espero.- Dijo Henry, esperando de todo corazón que Kendall en verdad sintiese algo por su hijo como para pedirle una cita sin conocerlo lo suficiente.


Logan llegó a su escuela, estacionó su coche en el lugar que lo había dejado el día de ayer, tomó sus cosas y se fue al interior de la escuela e ir a su casillero, con la intención que su amiga lo encontrase ahí. Abrió su casillero y empezó a sacar y meter algunas cosas que no necesitaría para la primera clase. Estaba a punto de terminar cuando alguien le tocó el hombro.

-Buenos días, Hortie.- El mencionado sonrió al escuchar el sobre nombre de cariño por esa voz que conocía tan bien.

Era la voz de Mikayla Stewar, su mejor amiga. Mikayla es una chica muy linda, amable y confiable. Eran los mejores amigos porque se habían conocido desde que tenían 5 años en el jardín de infantes. Mikayla le confiaba todos sus secretos y Logan los suyos. En una ocasión ella le dijo que estaba enamorado de él, pero Logan decidió que era mejor decirle, en ese momento y no después, que era gay y que por ende no podía quererla como ella quería. Mikayla le dijo que estaba bien y le dijo que estaba muy feliz de que fuese sincero con ella. Al paso del tiempo poco a poco fue perdiendo su enamoramiento por Hortense y lo apoyó en todo lo que necesitase conforme a los chicos, pero como Logan nunca tuvo interés en ninguno no le dijo nada.

-Buenos días, Mik.- Logan le dijo haciendo uso de su sobre nombre para ella.

-¿Cómo has estado?- Mikayla le dio un pequeño beso en la mejilla.

-Bien, ¿y tú? Hace un tiempo que no nos veíamos, por eso de que estamos en diferentes salones y tareas…- Logan dijo con disgusto porque ya no tenía tanto tiempo para verla como hace un par de años.

-Lo sé, ahora solo puedo hablar con mi mejor amigo por teléfono… Y solo puedo verte en las mañanas si vengo muy temprano.- Dijo con un rasgo que Logan tomó como una mueca.

Logan vio su reloj y vio que eran las 7:30 a.m. Tenía solamente 30 minutos para contarle lo de ayer por la tarde antes de salir de la escuela. –Mik, debo contarte algo.- Dijo Hortense con completa seriedad.

-Debe ser muy importante como para que quieras hablarlo desde ahora.- Mikayla le dijo. –Bien, vamos a la cafetería, sé que no habrá muchas personas a esta hora.-

Logan asintió y terminó de acomodar sus cosas antes de cerrar su casillero e ir tras su amiga. Al llegar a la cafetería, como Mikayla dijo, que estaba con unas cuantas personas y se sentaron en una de las mesas.

-¿De qué quieres hablarme?- Mikayla dijo acercándosele un poco.

Logan se le acercó para que no se pudiese oír, a pesar de que casi no había nadie alrededor. –Ayer antes de salir de la escuela, alguien me invitó a salir.-

Mikayla estaba impresionada, no pensó que alguien invitase a Logan, no es que fuese feo pues era muy atractivo, pero no se esperaba que alguien más en la escuela fuese gay o bisexual, pues su amigo era el único chico en la escuela que dijo abiertamente que se sentía atraído por su mismo género. -¿En serio?- Le preguntó todavía no asimilando la información.

-Sí, pero cuando te diga quién me invitó estarás más impresionada.- Logan le dijo como una advertencia para lo que estaba a punto de decirle.

-Eso lo dudo, no creo que haya forma de impresionarme más.- Mikayla dijo con toda confianza.

-Fue Kendall Donald Knight.- Logan dijo sin más.

-¡Fue él!- Mikayla gritó por la impresión, llamando la atención de las pocas personas a su alrededor.

-Te dije que te impresionarías. Ahora baja la voz, no queremos que llames más la atención.- Hortense le dijo colocándole una mano en la boca para que no volviese a gritar.

-¿Estás seguro que era él? Pudiste haberte equivocado.-

Logan frunce el entrecejo. -¿Cómo me voy a equivocar? Es el único chico malo en todo Duluth de cabello rubio y ojos verdes.-

-Es cierto.- Mikayla señaló. -¿Y qué le dijiste?- La chica estaba emocionada, no podía creer que el chico malo de todo Duluth West High le haya pedido una cita a su amigo.

-No.- Dijo Logan en voz baja.

-¿Por qué?- Mikayla se veía desconcertada por la respuesta de Logan.

-Me asusté y fue lo único que pude decirle.-

-Logan.- Su amiga dijo su nombre con desaprobación. -¿Por qué no pudiste ser un chico de palabras?- Mikayla se quejaba de él.

-Lo siento, prefiero escuchar que hablar.- Logan dijo tímidamente.

-¿Cómo reaccionó ante tu respuesta?-

-Se veía… ¿Dolido?- Lo dijo más como una pregunta.

-Bueno, por lo menos así sé que no estaba jugando con pedirte una cita.- Mikayla dijo con una sonrisa.

-Sí. Hablé con mis padres acerca de eso ayer en el almuerzo y me dijeron que le diese una oportunidad… Pero esta mañana les dije que mejor me haría su amigo y ver cómo es, y luego tal vez considere salir con él.- Logan le dijo su brillante plan.

-Creo que eso es lo mejor, conócelo primero.- Dijo su amiga.

Después de eso estuvieron hablando de sus vidas ya que no se veían por la tarde como solían hacerlo, pues sus casas estaban muy retiradas la una de la otra. Cuando dieron las 7:55 a.m. ambos recogieron sus cosas del suelo y salieron de la cafetería. Caminaron por los pasillos hasta que llegaron al que asistía Mikayla.

-Bien Mik, te veo después.- Se inclinó y le dio un beso en la frente.

-Te veo luego Hortie, y recuerda hablar con él.- La chica le dijo a su amigo.

Logan sonrió. –Lo haré.-

Hortense ahora iba corriendo por los pasillos para evitar llegar tarde a su primera clase, mientras corría iba pensando en lo que le diría al chico malo cuando lo viese que no se dio cuenta que había alguien enfrente de él hasta que fue demasiado tarde. Logan se estrelló contra la persona, haciéndole perder el equilibrio por el impacto, pero fue lo suficientemente fuerte para no hacerlo caer.

El genio se apartó y bajó la mirada. –Lo siento.- Dijo antes de alzar la vista y ver directamente a unos ojos verdes. –Ho… Hola Kendall.- Hortense dijo poniéndose nervioso.


-Hey Kendall.- El mencionado, que estaba arreglando sus cosas en su casillero, cerró la puerta de ésta para toparse con su mejor migo, James Diamond.

James es un chico muy apuesto, amable y considerado. Es ligeramente más alto que el rubio, tiene piel bronceada por el sol, ojos avellana y cabello café. Es un chico inteligente promedio y muy egocéntrico.

-Hola James.- Dijo Kendall con un poco de alegría, podría hablarle de lo que sucedió ayer con Logan.

-¿Cómo te ha ido?- James de recargó en el casillero al lado del de ojos verdes.

-Bien, hoy siento que es un buen día.- Dijo casi estando seguro, pero cualquier cosa podría ocurrir y cambiar el pronóstico.

-Dime, ¿cómo te fue ayer?- James le preguntó, con referencia a lo ocurrido con el ratón de biblioteca.

-Bien, no hice nada fuera de lo usual.- El rubio dijo aunque sea evadiendo un poco el tema, pues todavía no asimilaba que Logan lo haya rechazado.

-Sabes que a eso no me estaba refiriendo, ¿verdad?- James lo vio como para hacerlo sentir culpable. –Anda, no tengas pena. Cuéntame cómo te fue con el chico nerd.- James dijo sin pensar que eso haría molestar a su amigo rubio.

-No le digas chico nerd, su nombre es Logan.- Kendall dijo con algo de molestia por cómo James se había referido a Logan.

-Lamento haberle llamado así.- James dijo con sinceridad. –Ahora cuéntame.-

Kendall cerró su casillero y apoyó su espalda en la puerta. –No hay nada que contar.-

-Eres un mentiroso, sé que le pediste que saliera contigo, ¿qué te dijo?- A James en verdad le importaba porque veía que Kendall se alegraba cada vez que lo veía o hablaba con referente a Logan.

-Me rechazó.- Kendall dijo con voz baja y miró al suelo como si fuese lo más atrayente en la situación.

El chico apuesto se quedó sorprendido. –Tienes que estar jugando, vamos, dime que pasó en verdad.- James no podía aceptar eso, eso era imposible, no pudo haber rechazado a Kendall pues la verdad es muy guapo a pesar de que James solo sentía por él era amistad ya que era 90% heterosexual.

-No veo las razones como para jugar con eso.- El rubio dijo con un gran suspiro.

-Lo siento amigo.- James le dijo envolviendo un brazo por encima de sus hombros.

-Gracias, pero se lo conté a mi familia y me dijeron que debería luchar para que consiguiera salir conmigo… Y eso haré.- Kendall dijo con más confianza.

-Debe gustarte mucho para estar así.- James dijo entre un tono alegre y burlón.

-La verdad es que sí, cuando lo veo vestido así como un nerd… Solamente me dan ganas de abrazarlo y darle un beso en la frente.- Kendall dijo con voz soñadora.

-Awww, mi amigo está creciendo.- El chico alto se quitó una lágrima imaginaria como para demostrar que eso había sido sentimental.

-Cállate.- El rubio le dio un juguetón empujón a su amigo.

-Bien, debo irme porque mi primera clase queda algo lejos y empieza en 7 minutos.- James le da un golpecito en el hombro antes de irse.

Kendall se queda parado ahí por unos minutos y luego empieza a caminar por los pasillos para llegar a su primera clase. Cuando dobló en una esquina, sintió que alguien se estrelló contra su espalda haciéndole perder el equilibrio, pero por suerte se recuperó rápidamente.

La persona se apartó de su espalda y se disculpó. -Lo siento.- Dijo la persona a sus espaldas. Se dio la vuelta solamente para toparse con el chico que lo había rechazado el día de ayer y luego lo vio directamente a los ojos. –Ho… Hola Kendall.- Dijo Hortense con nerviosismo.

-Hola Logan.- Kendall dijo con voz baja, sin apartar sus ojos verdes de los bellos ojos marrones de Logan.


A/N: ¿Ahora qué ocurrirá? Les diría pero arruinaría la diversión C^=

Fernando