Javier miro unos segundos la mano que Ricardo tenia entre las suyas, para después quitarla bruscamente.

-¿Qué demonios quieres Ricardo?-Monterrey se removió en los brazos de Nuevo León mientras soltaba pequeños gemidos de dolor.

-¿Por qué peleamos tanto Javier?-los ojos de Ricardo se centraron en el suelo mientras apretaba sus manos.

Javier se quedo en blanco ante la pregunta de su hermano…la verdad es que a veces se preguntaba lo mismo… ¿desde cuando surgió ese irracional desprecio entre ellos? El regio soltó un suspiro y miro a su hermano. Cuyo flequillo le cubría los ojos ahora.

-necesito dejar a Monterrey dormida-se explico el más alto mientras caminaba-después hablaremos de lo que quieras.

El más chico lo siguió en silencio. Ninguno soltó un comentario mientras caminaban por los pasillos de la casa.

-¿ella va a estar bien?-se escucho una voz detrás de ellos-¿verdad Javier?

Ricardo se giro, topándose con un niño de cabello negro como la noche y ojos color café.

Nuevo León ni siquiera se giro para verlo, simplemente se quedo quieto.

-¿acaso dije que ya podían salir de sus habitaciones?-gruño el regio con voz fría.

-n-no Javier-tartamudeo el niño-solo quería saber cómo estaba Monterrey

Se notaba desde lejos que el niño estaba asustado… ¿pero a que le tenía miedo? Acaso… ¿le tenía miedo a Javier? El defeño negó con la cabeza levemente, era una completa estupidez que uno de los municipios de Nuevo León le tuviera miedo.

-ella va a estar bien-respondió el norteño-retírate García

-p-pero Javier-el niño camino hacia el-yo puedo ayudarte si quieres

-¿tengo que repetir la orden?-su voz era dura y Ricardo lo miro como si fuera un extraño

-n-no señor-respondió el otro en voz baja

-entonces…que esperas para irte-los brazos de Javier apresaron mas fuerte el cuerpo de Monterrey y Ricardo vio con pena al pequeño.

El niño dio un respingo y salió corriendo en dirección contraria, se perdió al dar vuelta en el corredor. En toda la pequeña plática que mantuvo su hermano con el pelinegro jamás le dio la cara.

Javier se quejaba de que Alejandro le daba toda su atención…pero él hacía lo mismo con sus municipios.

-¿es que acaso solo Monterrey se merece tu amabilidad?-pregunto con Ricardo con voz agria

El norteño comenzó a caminar sin prestarle atención a lo que su hermano decía. No era su intención tratar mal a García…simplemente estaba estresado, con un dolor de cabeza enorme y un ardor tanto en el cuerpo como en el corazón.

El bien sabía así como todos en esa casa que la favorita de Javier era Monterrey, siempre la complacía en todo lo que quería. Es por eso que se sentía como un hipócrita…el criticaba tanto a México por su favoritismo con D.F y el hacía lo mismo.

Monterrey era su capital. Era su corazón.

Bajo la vista hasta toparse con los ojos a medio abrir de ella. Le estaba reclamando en silencio el trato hacia su hermano. Sus manitas se cerraron en su pecho.

El norteño abrió la puerta de su habitación y dejo que el D.F entrara primero cerrando la puerta tras de él.

Nuevo León abrió otra puerta dentro de su habitación…era un pequeño dormitorio escondido dentro de su cuarto. A veces el dormía ahí junto con sus demás municipio, dejo a Monterrey acostada y salió cerrando la puerta despacio.

Ricardo paseo su vista por todo el cuarto de su hermano. Este era grande y espacioso, pintado con colores claros. La cama estaba en medio y a los lados había pequeños buros color negro. En uno de ellos se podía apreciar una fotografía donde Nuevo León tenía entre brazos a Monterrey y a otra niña de cabellos más lacios. Y entre sus piernas estaban sus demás municipios.

Mientras que en el otro, había una fotografía más grande, y otra más pequeña. Tomo la más grande y en esta se encontraba México junto con sus hermanos. Y como siempre el estaba abrazado a México y Javier estaba hasta la otra orilla siendo abrazado por Coahuila y Tamaulipas.

El defeño tomo entre sus manos la otra fotografía más pequeña, y una parte de el hubiera deseado no verla.

Era una fotografía vieja…demasiado vieja.

En ella se podía apreciar a los estados del norte. Sus hermanos junto con Texas…cuando estaban unidos

Pero Ricardo no se fijo en los demás, su vista se quedo en esa sonrisa que tenía Javier pintada. En la manera que su hermano estaba recargado en el otro.

La forma en que Javier parecía encajar muy bien entre uno de los brazos de Will. O la forma en que simplemente se veían juntos. Como si ellos dos fueran los únicos que importaban en cuadro…como si los demás no tuvieran motivo de estar ahí.

Todos eran unidos, eran una gran y amorosa familia, o bueno eso pensaba el al menos. Y vaya que estaba equivocado.

Se le había pasado por completo, que los norteños son más diferentes a ellos. Nuevo León no lo necesitaba a él para vivir…era al revés, era el Distrito Federal quien necesitaba al norteño.

Se le había olvidado por completo que si alguien era cercano a Javier, esos eran Tamaulipas, Coahuila, Sonora…no él.

Por que sus hermanos del norte simplemente se aislaban entre ellos y muy difícilmente dejaban entrar a otro a su círculo privado. Por que en cada junta, su hermano estaba "encerrado" entre Coahuila y Tamaulipas…a veces dejaban entrar a San Luis…pero eso era muy raro. Solo cuando Coahuila estuviera de muy buen humor. Por que aunque Nuevo León era imponente no era nada ante el mal carácter que se cargaba Coahuila.

El era simplemente el hermano con quien Javier discutía hasta el punto de querer cometer homicidio.

Y es cuando su corazón duele y arde en celos. Por que sabe muy bien que Texas solo esta jugando con Nuevo León.

Le molesta que su hermano se entregara ante alguien que los hubiera traicionado una vez. Le dolía…por que sabía que el cambiaria todo, daría hasta su vida por que Nuevo León lo quisiera tan siquiera una milésima parte de lo que ama a Texas.

No sabe cuando comenzó a ver de ese modo a su hermano…y aunque se destroce cada vez mas por ese sentimiento no quiere cambiarlo. No quiere dejar de sentir eso por su hermano aunque este vea a Texas. No le importa…

-cuando termines de verla ponla en su lugar-el defeño dio un pequeño brinco por saberse atrapado viendo la fotografía.

-nunca la había visto-le mostro el cuadro a su hermano

-fue antes de que nos dejara-explico el regio con voz cansada-nuestra última reunión

Ricardo puso en su lugar la fotografía y miro como Nuevo León abría uno de sus armarios y buscaba una playera color negra.

-¿Qué haces Javier?

-cambiarme no soporto usar cosas sucias mucho tiempo-le dio la espalda al menor mientras se quitaba la camisa sucia.

D.F juraba que ordeno a sus ojos moverse para darle privacidad a su hermano pero estos no le obedecieron.

Se quedaron fijos en los músculos de la espalda de su hermano. Viendo como se estiraban con sus movimientos.

Lo estaba mirando tan fijamente que comenzó a notar pequeños rasguños y lo que parecía ser mordidas.

Forzó su vista más para poder apreciar que demonios tenía en su espalda…pero entonces recordó algo que había dicho Monterrey.

-es la verdad-le reto ella-tu sabes que no miento, ¿o los rasguños en tu espalda son imaginarios?

Al parecer lo que decía la pequeña regiomontana era verdad…no es que lo hubiera dudado, pero muchos de ellos parecían recientes.

Los rasguños dibujados en su espalda, se veían aún rojas. Y estos seguían bajando hasta sus caderas.

Las caderas de Nuevo León eran estrechas. Y con esos vaqueros sus piernas se veían mas deseables, o al menos para Ricardo era así.

Una gran marca negra comenzó a cubrir uno de los costados de Javier. Se extendía demasiado rápido.

Su hermano bajo la cabeza y se toco superficialmente la herida.

-se estaba tardando en aparecer

Se quedaron callados. Nuevo León se puso la playera y se sentó en la esquina de su cama.

-me sorprende que no esté aquí-hablo el de ojos miel-Alfred tuvo que haberle avisado

-no vendrá

-¿Cómo que no vendrá?-pregunto-si te quiere tanto tiene que venir a verte

-no va a venir Ricardo-respondió con voz seca-ni ahora ni nunca

Los ojos del Distrito Federal se abrieron.

-u-ustedes…

-me pidió algo que no podía darle

Ricardo se sentó justo al lado de su hermano, este ahora tenía la mirada en el suelo. Sus labios temblaban y las palmas de sus manos estaban apresando sus rodillas con mucha fuerza.

-¿Qué te pidió William?-pregunto el defeño

Su hermano cerro los ojos y suspiro con fuerza como si lo que fuera a decir le costara horrores.

-en mi escritorio hay un sobre amarillo-señalo con una de sus manos pero sin levantar su cabeza-léelo

Ricardo se extraño pero obedeció a su hermano, camino hasta el escritorio, le extrañaba que Javier tuviera sus cosas por sin ningun lado. Eso no concordaba con su forma de ser,

Cuando encontró el sobre y miro quien lo mandaba.

"Texas"

-¿Por qué quieres que lea esto?

-solo has lo que te digo

Leyó las primeras líneas, no decía nada relevante…hasta que llego a la mitad de del documento. Sintió como la sangre abandonaba su cuerpo y como la habitación se comenzaba a mover rápidamente. Dejo el papel en el escritorio y se tambaleo hacia atrás….

Su mundo se cerro…ya no estaba nadie con el…estaba solo.

Nuevo León no pensaba hacer eso…verdad? Se preguntaba mentalmente, sabía que las cosas estaban algo críticas pero nunca para llegar a algo así.

Sus ojos se movieron hasta ese maldito pedazo de papel, y aun así que estuviera a una distancia donde no se podía apreciar con claridad la letra sabía lo que decía.

Es por esta razón hermano, te pido que declares tu independencia de México.

Independencia

¿Nuevo León planeaba dejarlo?

-d-dime q-que n-no-la voz de su hermano se escuchaba rota

Ricardo tenía sus ojos rojos y en cualquier momento se soltaría a llorar, sus manos estaban cerradas, como si estuviera apretando algo. Mientras su cuerpo temblaba visiblemente.

Quería correr y gritarle a México, avisarle que Nuevo León quería la independencia. Que lo detuviera, es más que si hacía falta que lo encerrara sin importar cuánto lloraran sus hermanos.

-¿entonces…me vas a dejar? –pregunto Ricardo mientras jugaba con sus manos y las lagrimas bajaban libremente por sus mejillas.

-¿dejarte?-pregunto el regio-¿Cuándo estuvimos juntos?

Ricardo reprimió un grito.

-¿Qué tiene el que no tenga yo?-pregunto desecho el defeño

-¿Ricardo?

El estado mas pequeño soltó un grito mientras se lanzaba contra su hermano y comenzaba a golpearlo en el pecho.

-¡ERES UN IDIOTA!-gritaba con fuerza-¡POR QUE CON EL! ¡POR QUE EL!

Javier no hacia nada para parar los golpes, simplemente tomo las caderas de su hermano y lo abrazo con fuerza. No lo dejaba irse.

Sentía el corazón roto… ¿Por qué su hermano hacia esto?

-por favor cálmate Ricardo-¿calmarse? ¿¡Calmarse?!

-¿Por qué el?-sollozo-¡ni siquiera te ama!

Su hermano lo subió en sus piernas mientras movía su cabeza a su oído.

-no me voy a ir-susurro Javier.

-¿Qué?

-te dije que me había pedido algo que no podía darle-explico el regiomontano

-p-pero…tu siempre haces lo que Will quiere

-no cuando tiene que ver con mi familia-las manos de Javier movieron el cabello del defeño con cariño extraño en el

-¿entonces…no te vas?-pregunto tímido el D.F

El más grande negó con la cabeza, mientras le regalaba una pequeña sonrisa. Una parte de él le había alegrado que su hermano reaccionara de esa manera.

Por que desde hace un tiempo, Ricardo le había parecido diferente…bueno la verdad es que el siempre había querido a Ricardo. Lo de Texas fue un error, ahora lo sabe.

-¿después con quien discutirías?-bromeo el mayor.

D.F soltó un suspiro y juntando todas las fuerzas que podía tener, Lentamente y con delicadeza tomo la camisa de Javier, Este era el momento que había estado deseando desde hacía mucho tiempo…probar la boca de Nuevo León, de ese orgulloso y prepotente estado, que se había dado a conocer y logro erguirse con majestuosidad en un desierto

Sus labios se posaron a penas ligeramente entre los de su hermano.

Cuando al fin se juntaron, una corriente eléctrica bajo por la espalda de Ricardo. Los labios del estado más grande eran fríos, pero aun así el defeño los sentía cálidos.

En ningun momento su hermano respondió el beso, y cuando estuvo a punto de alejarse. Las manos de Javier tomaron sus brazos y los subieron hasta su cuello, comenzando a responder a la caricia de su hermano.

Solo fue un beso casto, ninguno de ellos intento llevarlo a otro nivel. Ninguno cambio el ritmo de las cosas.

Lentamente Ricardo abrió los ojos y se separo de su hermano. Nuevo León tenía sus ojos aun cerrados y el ceño levemente fruncido.

-¿Por qué lo hiciste Ricardo?-el más grande abrió los ojos

El aludido se mordió el labio nervioso, si ya lo había besado y este había correspondido ¿no era mejor decirle lo que sentía?

-P-por que tú me gustas-el defeño lucho por no cerrar los ojos ante lo que dijo.

Su hermano lo miro fijamente sin cambiar de expresión.

Las fuerzas de Ricardo estaban bajando una por una casi llegando a la extinción…seguramente ahora su hermano lo rechazaría y le pediría que se fuera de su casa. No quería escucharlo…pero tampoco se podía mover. Las manos de su hermano estaban en sus caderas y no podía moverse.

-¿tienes alguna idea de por que dije que no?-pregunto Javier mientras enterraba su cabeza en el cuello de su hermano.

El calor se junto en las mejillas del defeño… ¿Por qué hacia esto su hermano?

-no…

-por que una parte de mi, no quería dejar de verte-el aliento de Javier acaricio su cuello enviando corrientes eléctricas a todo su cuerpo.

-¿-q-que dices?-pregunto temblando el mas bajo.

-sé que soy un bastardo contigo la mayor parte del tiempo, por no decir que siempre…pero cuando Texas me mando esa carta, cuando leí que me pedía irme…una parte de mi se quebró…no podía dejarte.

-…

-así que le dije que no…se enfureció conmigo-explico-entonces me dijo que nunca mas volvería si no aceptaba

-entonces…tu y Will

-le dije que entonces no se molestara en volver

-Javier…tu…¿tu me quieres?-pregunto el D.F con voz temblorosa

-no lo se Ricardo, una parte de mi quiere estar contigo-le respondió con una media sonrisa-no puedo responderte eso ahora.

-pero…podemos… ¿intentarlo verdad?-su voz estaba llena de anhelo

-sí creo que podríamos...

Ricardo no lo dejo terminar cuando se lanzo hasta sus labios.

Quizás su hermano no lo amara tanto como el…pero le estaba dando una oportunidad para demostrarle que debían estar juntos. Y no iba a desperdiciarla.

La lengua de Javier delineo los labios del defeño pidiendo permiso para entrar. Y este se lo otorgo.

Las emociones que sentía eran muchas…ya no importaba nada…ahora podía estar con el…ya no tendría que preocuparse por que Nuevo León lo odiara o si el quisiera mas a otros.

Podían intentarlo…pero de algo estaba seguro…

-no creas que por esto dejas de ser menos codo imbécil

-no esperaba menos de un chilango como tu

Compartieron una pequeña sonrisa y Ricardo devolvió el abrazo a Nuevo León mientras este acariciaba su cabello con una mano.

Eli: muchas gracias por leer de verdad me alegra que te gustara.

Itzpapalotl-Iztaxochitl: creo que todos leimos ese Fic verdad? Gracias por leer

Rut Lance -Crystal Fairy: me siento afortunada entonces :D gracias por darme un poquito de tu tiempo

Idachi: kalsfndsngfbsgs yo tambien soy de Nuevo León ajskdnsjbf aquí esta el final gracias por leer.

lilium2709 : comparto contigo eso de defender a tu raza. Y bueno si…bastardo es un poquito pero lo son los dos que les gusta pelearse.

Alfie Eldenstein: gracias aquí esta la continuación :)

Angelmex: askndfdsjbfdshbj tu eres la autora? *discúlpame por haberlo olvidado XD* kasfjsdkjbfds lo vas a continuar verdad? ¿¡verdad?! Ok lo siento momento fangirl Jejeje espero que no te moleste que le pusiera Javier tambien…pero ya no veo otro nombre para Nuevo León por tu culpa :p jajajajaj gracias por leer me haces sentir feliz ñ_ñ

Nolimy-kun: bueno muchas gracias por comentar de verdad ñ_ñ aunque no te gustara en N.L/D.F aprecio que leyeras mi fic y me has dado ideas para otros fics muchas gracias de verdad

Y aquí termina todo…no era el final que quería…lo escribí mas de cinco veces y este fue el que quedo ¬¬ no sabía como terminarlo…la verdad pensaba subirlo en la madrugada de hoy…pero actualizaron un fic que me trae loca se llama:

El tiempo pasa de Crimson Mascara…y la verdad fueron demasiadas emociones…si les gusta el Usamex DEBEN LEER ESA HISTORIA…de verdad se las recomiendo…bueno perdón por la publicidad solo quería decirlo…espero que no les haya molestado ñ_ñ

Gracias por leer.

Addi Winchester.