Sembrando discordia II

Resplandor

Reia y Jiro habían vuelto a la tierra junto a su madre, pero aun así se mantendrían en contacto con Serena gracias a la pluma de transformación que la pelirroja le había dado a la niña pelinegra.

Darien aún permanecía en Némesis después de la pelea con Rei decidió darle espacio y tiempo a su esposa para que se clame. El sol empezaba a ponerse en el horizonte y el príncipe terráqueo suspiro nuevamente no le gustaba estar peleado con Rei, pero a veces la pelinegra era tan terca, volvió a suspirar extrañaba a su familia, estaba a punto de volver al palacio cuando vio a Selene caminando sola en los jardines la chica lo vio y sonrió

– ¿Darien, te encuentras bien? - pregunto acercándose al pelinegro

– Si o te preocupes todo está bien – contesto él

– Puedes confiar en mi - dijo la chica mirándolo a los ojos

Él por un momento pudo notar un leve resplandor, que de inmediato lo llevo a pensar en Serena, no podía haber confusión Selene era Serena, él había notado el resplandor aunque era pequeño no podía estar equivocado

– Darién – lo llamo la chica

– Disculpa estaba recordando , sabes te pareces mucho a una persona que conocí hace mucho – dijo

– Hablas de la última monarca de Némesis ¿no? – pregunto ella

– Si, fue una persona muy importante en mi vida, a veces me pregunto cómo sería si ella aun estuviera aquí, - dijo el pelinegro

La rubia se quedó callada mirando hacia el jardín, Darién sonrió melancólicamente. Desde uno de los ventanales del palacio serena miraba a la pareja, con desconfianza, Rei y Darien habían peleado por culpa de aquella mujer y Seiya parecía cada día más embobado con ella

– Serena - la llamo Helios

– ¿Qué pasa? - pregunto ella sin voltear

– ¿Crees que es ella el enemigo? – pregunto

– No lo sé, pero desde que ella lego la discordia se ha ido apoderando de todo, - contesto la pelirroja

Helios contemplo también a la pareja en el jardín, él tampoco confiaba en aquella chica, ¿quién era? ¿Que buscaba?, y aún más importante ¿porque tenía un fragmento del cristal arcoíris?

Después de la cena, Serena se la ingenio para que Seiya le leyese un cuento y así no se fuera a caminar con la rubia, el pelinegro contemplaba el libro pasando las hojas buscando algo lindo que leerle a la niña

– Bien ¿qué te parece este? - pregunto el pelinegro

– Vale - dijo ella sonriente

Entonces él se acomodó alado de la niña en la cama para poder leerle el cuento, Serena estaba tan roja como un tomate podía estar en el cuerpo de una niña pero aún seguía siendo ella, definitivamente mataría a Helios por sugerir que la única manera de llamar la atención de Seiya era comportarse como lo que aparentaba ser, es decir una niña de cinco años, podía escuchar la vos del pelinegro relatándole la historia pero sus ojos azules estaban perdiéndose en las facciones del rey , Seiya la miro a los ojos y le sonrió siempre le había agrado chibi chibi, pero entonces noto algo extraño que hasta ese momento no había notado la niña pelirroja tenía un resplandor muy calido , por un momento le pareció estar viendo a "su bombon". La niña bostezó y se acomodó mejor en la cama

– Duerme bien chicbi chibi - dijo él antes de levantarse y apagar la luz le dio una última mirada a la niña y por breves instantes vio la silueta de Serena , parpadeo confundido

– Debe ser el sueño – se dijo y cerró la puerta

Fuera del plació Darién volvió a encontrarse con Selene ambos pasaron un buen momento juntos paseando y riendo bajo la luz de las lunas gemelas, durante algunas noches esa rutina se repitió Selene y Darién paseaban durante la noche mientras que en el día Seiya y la rubia pasan tiempo junto después de que el rey se desocupaba, a Serena no le agrava la chica pero no tenía manera de alejar a Darién de ella.

Mientras tanto en la tierra Rei se pasaba días enteros mirando las fotos de, encontró una donde Serena sonreía feliz todos estaban felices, aunque nadie lo sabía Rei se culpaba por la desaparición de Serena las lágrimas la traicionaron y empezó a llorar, ella sería la más feliz si Serena volviese.

Por la puerta entreabierta Reia contemplaba a su madre llorar apretó los puños molesta no le gustaba para nada como se estaban dando las cosas y lo que más odiaba era a la nueva niñera y a esa mujer que estaba hipnotizando a todos, el timbre sonó y la niña corrió hacia su recamara, a los pocos minutos oyó la puerta abrirse

– Reia, Jiro Rina ha llegado – dijo Rei

– No se preocupe señora yo cuidare de los niños - dijo la chica

– Eres una lindura Rina – dijo mina sonriendo

– Pórtense bien – les recomendó Rei antes de marcharse

La niñera cerró la puerta y sus helados ojos rojizos se posaron en el grupo de niños, pero ellos no quedaron a ver qué pasaba subieron a la recamara de Reia y echaron el seguro

– Ella me da miedo - dijo Lila

– Lo se, tiene un aura escalofriante, parece ser la encarnación del mal – dijo Anton apoyado contra el ventanal

– Pero nadie se da cuenta, a pesar de que duarte mucho tiempo nuestros padres protegieron la tierra ahora ya no pueden ver atreves de las personas, así que es nuestro turno de luchar - dijo Reia

– ¿No creen que huele a quemado? – pregunto Jiro

En los jardines de Némesis Darién estaba sentado en banco del jardín acompañado de Selene ambos hablaban amenamente; desde su habitación en el segundo piso Serena contemplaba todo aunque aún no entendía dónde estaba Seiya hacia un buen rato que se había marchado, de pronto sus ojos se abrieron sorprendidos la rubia estaba besando a Darién, pero no quedo allí el pelinegro la rodeo con los brazos

– ¡Darien!- aquel grito hiso separarse a la pareja y Serena noto las luces que salían del palacio

– ¿Cómo fuiste capas? - dijo la pelinegra caminando con pasos decididos hacia la pareja que se puso de pie al instante

– Rei, yo te lo puedo explicar - dijo el pelinegro

Seiya y las demás chicas no salían de su asombro, los ojos de Rei centellaban odio hacia la rubia, levanto la mano

– ¡Chicas! hay problemas – dijo Luna saliendo del salón

– ¿Qué pasa Luna? - pregunto Mina

– Los niños, están en peligro – eso fue más que suficiente para que las chicas regresaran hacia el interior del castillo

– Helios- llamo Serena

– Hay una criatura de sombras atacando la tierra - le informo el guardián

– Debo ir - dijo ella

Reia intentaba abrir la puerta pero estaba trabada

– Abre la ventana – ordeno Lila al ver que la recamara se empezaba a llenar de humo

– ¿Qué aremos? - pregunto Mia asustada

– Vamos a estar bien - dijo la niña pelinegra

Encerrado en la habitación Reia saco la pluma que Serena le había otorgado, no habían tenido tiempo de preguntarle cómo funcionaba o que debía hacer con ella apunto a la puerta pero nada ocurrió, tenía mucho miedo estaban solos la casa se estaba quemando y ellos estaban atrapados, pero no lloraría se tragó su lágrimas y volteo a ver los asustados rostros de sus amigos

– Funciona por favor, por favor - dijo suplicante mientras aferraba con fuerza la pluma

– Reia, Reia - la llamo una voz musical en su cabeza

– ¿Quién es?- pregunto

– Cálmate y lee las palabras escritas en tu corazón – le dijo aquella voz

– ¿Mi corazón? – pregunto extrañada. Cerro los ojos y casi mágicamente las pudo ver aquellas claras palabras

– Yo soy la guardiana de la tierra, ¡por el poder del cristal aurora! - dijo levantando la pluma de transformación

Cientos de luces iluminaron el cuerpo de la niña, su cabello negro paso a ser marrón rojizo, su cuerpo creció transformándose en el de una adolecente de quince años, su ropa fue sustituida por el traje de una sailor, con el color marrón rojizo, largas botas cubrieron sus piernas, en su pecho aprecio un broche de forma estrella de siete puntas en cuyo centro se podía ver un luminoso cristal color azul y en la frente de la chica apareció el símbolo de la tierra

– ¿Reia?- preguntaron todos asombrados

– Soy terra, la guardiana de la tierra – contesto la chica. en ese momento las llamas alcanzaron la puerta y la presión la hiso volar todos cerraron los ojos pero envés de sentir las abrasantes llamas sintieron la fresca brisa del exterior

– ¡Estamos a salvo ahora! – dijo la sailor

– ¡Terra cuidado! - grito jiro

Pero el aviso fue tarde pues de entre las llamas de la mansión salió una bola de fuego que lanzo a la chica hasta el otro extremo, los niños vieron entonces a un criatura extraña vestía como un arlequín a su lado un lobo hecho de fuego apareció

– ¿Quién eres tu pregunto? - la nueva sailor levantándose con dificultad

– Ella dijo que no había ninguna guerrera, pero supongo que se equivocó, bueno te voy a eliminar si no te importa - dijo el arlequín

– Pero….

Las palabras de la chica murieron en sus labios pues unas gruesas cuerdas la apresaron y le cortaron la respiración ella lucho pero poco a poco sentía como se iba quedando sin fuerzas

– ¿Qué rayos está pasando aquí? - pregunto Rei. ella junto con la demás chicas acaban de llegar

– ¡Mama ayúdala! - dijo Jiro señalando hacia donde la sailor estaba siendo asfixiada

– No puedo -dijo Rei viendo todo con frustración al igual que las demás

– Así es, ellas renunciaron a sus poderes para tener una vida normal en la tierra, así que ahora no son más que – simples humanas…

– Puede que ellas sí, pero yo no – todos voltearon solo para ver como una flecha de fuego se clavaba en las cuerdas que apresaban a la chica

– ¿Quién rayos eres tú? – pregunto el arlequín

– Sailor Stra Sun – contesto la joven grandes alas de color rojizo abiertas en su espalda, su traje completamente dorado, y su largo cabello rojo, sujeto en dos odangos les recordó a todos a sailor moon pero en la frente de satard se podía apreciar una estrella de siete puntas

– ¿Sailor Terra estas bien? - pregunto la pelirroja

– Si - dijo la chica poniéndose de pie

– Aun si son dos no son rivales para mi yo soy Pairo, la personificación del fuego oscuro - dijo riendo

– Terra – dijo la pelirroja

– ¡Terremoto infernal! – grito la chica t coloco sus manos en el suelo

La tierra se estremeció y empezó a dividirse en dos, el arlequín iba a caer en la ruptura pero el lobo salto y fue apresado por la tierra,

– ¡Fuego místico! – grito Star Sun, de su cedro salió una esfera que envolvió al lobo, cuando todo volvió a la normalidad un pequeño cachorro color chocolate cayó al suelo

– Volveremos a vernos - dijo Pairo antes de desaparecer

– ¿Qué está pasando? - pregunto Rei

– Deben tener cuidado , un nuevo enemigo amenaza una vez más a la tierra y también a Némesis, la oscuridad intentara separarlos pero ustedes deben permanecer juntos, Darién, eres el príncipe de la tierra tú y tu familia serán los objetivos, ustedes chicas fueron sailors también están en la lista, todos aquellos que rescribieron el futuro, todos están en peligro - dijo la pelirroja

– ¿Quién eres pregunto? – Mina

– Una salilor que desea proteger este mundo al igual que ustedes - dijo ella antes de abrir sus alas y marcharse seguida de Terra

Continuara….