Hola, ya llego su servilleta!

Bueno aqui esta el capitulo prometido!

Es hora de responder reviews!

Ambar Spellombud: a mi tambien me gusta el ArgMex (tu ya lo sabes), lo que me dices es interesante...me ayudara en un futuro con este fic! y respecto a mi rapidez de escritura...es que no tengo relativamente nada que hacer casi todo el dia!

Addi Winchester: Si hay muy poco ArgMex...pero lo que hay es bueno, asi que aprovecharlo!Te gusta como escribo? *salta de felicidad* tu tambien escribes genial (mas SpaMex para el mundo ewe) lo del te lo explicare despuesito!..Por cierto esto SI es un AU.

Pinxelcool:Si es genial lo de las pistolas (fuck yeah!) lo saque del manga (aunque se las viera puesto de todos modos) No me imagino a Martucho con vestido...no puedo..no se..XD

Ni Are you Alice ni Hetalia son mios *llora* pero lo superare!


Era despreciable, simplemente me parecia despreciable.

Aquel nombre, que tanto odiaba, no importara cuanto me alejara, perecia volver por mi.

Alejandro... asi me llamaba yo antes de entrar aqui; todos los que vivimos en esta basura de lugar no pueden recordar sus pasados, sus sueños. Para mi venian y se iban los recuerdos, eran como molestos bichos zumbando alrededor mio.

Yo al contrario de los demas odiaba recordar...pero al igual que todos deseaba salir de aqui.

Yo queria olvidar mi pasado, iniciar de nuevo, pero la estupida realidad, mi promesa, mi tiempo, me hacen quedarme aqui.

Era insoportable, totalmente, pero aun asi yo estaba ahi, observando como un chico dormia sobre el sofa, como aparecia ante mi otro Alice.

Alice o Martin como le habia llamado yo debido a su insistencia de no ser esa persona, me resultaba la persona mas extraña de las pocas que habia conociado, el Alice mas extraño...

Para empezar decia no ser Alice, segundo: hacia demasiadas preguntas, tercero: me hacia sentir extraño, era un sentimiento raro...que no se desifrar.

Tal vez podia ser... no eso era imposible,no volveria a sentir eso jamas...debia se molestia lo que siento, si, debe ser eso.

En el fondo sabia que eso no era cierto, pero no quiero pensar mucho, solo soy el Mad Hatter, solo tengo que ayudar a Alice, eso es todo, solo me limitare a hacer eso, nada mas.

Pero este Alice me trababa mucho; con solo mirarlo me revolvia los pensamientos, con su forma de ser me revolvia.

Arg...Solo habia pasado una semana que habia llegado y este chico me tenia mas confindido que a un borracho!...claro que este no se da cuenta...me esfuerzo por parecer normal.

Pero no solo su presencia me revolvia, sus acciones me hacian enojar; como cuando empezo a llamarme Alejandro, sabia que el no sabe nada de mi pasado...pero sentia que lo hacia a drede, por eso me comportaba muy hosco con el, por eso lo llame Martin, por que me recuerda mucho a el...

No solo su forma de ser, tambien su fisico, son como dos gotas de agua; si fuera estupido creeria que es el, pero esa persona tan importante para mi...ya no esta.

Todas las personas que me importaban ya no estan, o ya no me recuerdan, o yo mismo los e olvidado. Estoy solo. Por eso estoy aqui, poeque estoy loco de soledad y todo me recuerda a las personas que amaba. Por eso soy MAD HATTER.

Voltear a ver a otro lado que no sea Alice no ayuda en nada a mis pensamientos; pero aun asi volteo a la derecha, mal hecho, veo un monton de tazas apiladas en un estante.

El recuerdo llega casi de la nada.


-ARRGG... pero odio el te!- me quejaba mirando las tazas llenas de ese liquido tan extraño -prefiero tomar cafe-

-Nada de eso, eres un caballero, no?- me regaño un chico mas bajo que yo -debes tomar te, ademas es delicioso-

Bufe mirando para otro lado pero no podia evitar sonreir de felicidad.

-De que te ries?!, todavia que te he servido te! eres un mal agradecido!- decia exasperado el otro chico moviendo la cabeza rapidamente, moviendo sus cabellos rubios, me miro con sus ojos verdes.

Le sonrei, era demasiado gracioso, lo mire detenidamente haciendo que se sonrojara, me heche a reir.

-Por que te has sonrojado? acaso te gusto, Arthur?- le pregunte con una sonrisa, aguantando las carcajadas.

-Callate bloddy hell...y no me llames Arthur, sabes que detesto ese nombre- me respondio enojado, pero mandandome una significativa mirada de cariño.

Ese chico era todo un caso...y aun asi yo le queria... era el Alice numero 88 que habia llegado aqui.

Por eso tenia que odiar su nombre... el habia llegado aqui por un nuvo nombre, a eso venian todos los Alice, por una nueva identidad..una nueva vida.

Lo queria mucho, me hacia olvidar mi locura, la soledad, pense que con el volveria a sentir esa felicidad de antes...

Pero estaba muy equivocado.


Mire rapidamente a otro lado buscando refugio de aquellos horribles recuerdos recientes, en el lado izquierdo de mi sala no estaba mal...pero hay una gran botella de licor sobre la ventana.

"Estupidos recuerdos."


-Vamos! hay que beber mas!- gritaba una voz.

-Sii!- gemia mi propia voz ahogada en un monton de cerveza.

Ahi estaba al lado de mi, la persona que mas queria y que jamas pude, podre, o tuve la oportunidad de olvidar.

Aquel chico que tenia el nombre de Martin.

En ese momento estabamos casi al borde de la embriaguez y aun asi yo no salia de mi felicidad.

Se acerco a mi apoyado en la mesa y con una cerveza en la mano, la choco contra la mia y me sonrio con felicidad.

Se planto enfrente de mi y me dio un beso. Le correspondi el beso, podia notar la bulla que estaba formandose a mi alrededor, pero eso no importaba, no me importara que nuestros amigos de universidad nos molestaran al dia siguiente.

¿Que podia salir mal ahora que tenia al lado a la persona que mas amaba?

NADA, absolutamente nada.

Pero estaba muy equivocado.


No me di cuenta cuando mis ojos empezaron a lagrimear, pero en cuanto me percate pare las lagrimas en seco, odiaba llorar y mas por recuerdos que van y vienen; esos recuerdos son los que me vuelven mas loco, pero eran tambien mi tesoro mas valorado...abrazaba mi locura, aunque la odiara.

Por que era lo unico que me quedaba de el... esos recuerdos que siempre estaban a punto de hacerme llorar, en mi antigua vida me hacian reir y cantar...

Tengo que volver a la realidad, o atraere lamentos...no etoy de humor para luchar contra ellos, especialmente ahora.

Porque todos los lamentos que persiguen a Alice y de los que lo tengo que proteger...son las Alice que vinieron antes que el, con las que habia convivido, a las que habia intentado ayudar...antes de ser asesinadas, de la 1 a la 88.

La actual Alice era la numero 89 en venir a Wonderland.

Debo de dejar de pensar en tonterias, Marti..digo Alice debe de estar por despertar.

Genial ahora hasta lo llamo en mi mente Martin, debo dejar de recordar...se esta tardando en levantarse demasiado para mi gusto...

Levantarlo no es una opcion (ya lo he intentado),solo queda algo por hacer...

Levanto mi pistola hacia el, apunto, disparo...

Se levanta pegando un grito de susto, mi bala ha dado al lado de su almohada en la cama, me mira acusadoramente.

-Por que habes hecho eso boludo de..!- pero lo interrumpo.

-Por que quiero- me limito a decir.

Tal vez eso sea descortes, pero es lo unico que me queda...que la gente me odie, se aleje de mi, para que asi no acabe muerta, o peor.

Me mira con enojo, no puedo evitar perderme en sus ojos celestes, son hermosos...

"Concentrate" me digo a mi mismo, "ese chico no es el...y tu solo le perteneces a el".

Suspiro, eso me pasa por no ponerme a trabajar, bueno eso no importa, hoy debo ir a presentarlo con la Reina de Corazones..aunque no quiera.

A veces me pregunto por que sigo aqui, por que no he intentado escapar, entonces lo recuerdo... mi ultimo deseo, la razon por la cual he parado mi tiempo.

"Voy a salir de Wonderland con Alice"

Lo miro de reojo, mi corazon se acelera...estupidos sentimientos, que daria yo por un poco de tequila, hace mucho que no tomo un poco, pero eso implicaria recordar...

Y no quiero hacerlo.

Por que recordar me duele.


Hola otra vez...¿Que les parecio? Es digno de ser leido?

Deben preguntarse...¿Quien es la Reina de Corazones? les puedo decir que se sorprenderan cuando lo sepan! Maujajajaja!

Espero que sigan leyendo!

Merezco reviews?

¡Adieu Mon´cher!