Disclaimer: Nada de esto me pertenece, todo es de Louisa May Alcott y sus herederos y no me reporta ni un triste peso.

Parece que me he hecho un poco adicta al formato 155w. Es que es todo un reto contar algo con tan pocas palabras. Y a mí me encantan los retos. Entonces, aquí me tienen haciéndole un homenaje a las hermanas March. El título lo saqué de una de las canciones del musical del 2005 ("Our finest dreams") y la imagen de la portada es de la película de 1933 con Katherine Hepburn como Jo y Elizabeth Taylor como Amy. La versión de 1994 no me gusta tanto, básicamente porque el pobre John Brooke es horroroso. En serio, pobre tipo. Ah, y como tenía que buscar un tema común, asocié a las hermanas con los cuatro elementos.

Ya, me dejo de tonterías y los dejo con el primer drabble.

1

Meg

Agua

El arroyo cerca de casa es uno de los lugares preferidos de Meg. Ahí puede ocuparse de sus costuras en calma, sin que la loca de Jo le esté saltando encima con alguna de sus ideas para una historia. El lento fluir del agua la tranquiliza y le gusta cómo el agua brilla cuando le da el sol. Como si fueran joyas.

Cuando está sola, Meg se permite soñar un poco. Piensa en el hombre con quién se casará algún día; caballeroso, guapo, elegante y por supuesto enamorado completamente de su mujercita. Por supuesto, ella disfrutará haciéndose cargo de él y de verlo siempre bien vestido. Aunque espera no tener que preocuparse por el dinero como su mamá. No, ella se casará con un hombre rico.

Meg suspira y mira al cielo. Sabe que aún tendrá que esperar muchos años, pero confía que algún día llegará.

Aunque no sospecha que quizás no sea como cree.


(*) Como dato curioso, el apellido del futuro marido de Meg, John Brooke, se pronuncia igual que la palabra "brook", que significa "arroyo".


Meg, en el libro, es la más romántica. Y como inmediatamente la asocié con el agua, lo de soñar junto al arroyo se dio solo. Y por supuesto, la mayoría de sus sueños no se hicieron realidad, pero (a mi juicio) encontró algo mucho mejor.

En fin, espero que les haya gustado.

¡Hasta la próxima!

Muselina