-Antes de empezar la reunión, debo comunicaros que nuestro actor principal, Cain Hel, va a estar ausente por un tiempo. Su hermana Setsu ha aceptado venir en su lugar para hablar de la filmación y poner nuevas fechas.

-Y cómo vamos a seguir la filmación si él no está aquí? Qué se supone que vamos a hacer? Cuando regresará? Es grave?.. - Los diferentes miembros del equipo de rodaje bombardeaban a preguntas al productor y a Setsu. Esta, con mirada indiferente, prefirió no contestar a ninguna pregunta. En realidad no sabía que contestar, sabía tan poco como ellos, y eso la indignaba profundamente.

-Silencio! Cain Hel va a estar ausente mínimo cuatro semanas, podré comunicarme con él a través de Setsu, quien amablemente ha accedido a colaborar. He pensado en seguir rodando todas aquellas escenas exteriores en las que él no actúa y en añadir algunas escenas de relleno con el resto de actores hasta que regrese. También podemos comenzar a editar lo que ya se ha filmado y comenzar a montar los escenarios de interior que nos faltan. Eso nos da trabajo para 6 semanas, a partir de entonces si todavía no ha regresado, buscaremos alternativas.

Para agilizar el trabajo, enviaremos a Cain Heel las grabaciones que iremos realizando para evitar que pierda el hilo de la filmación. Encriptaremos las imágenes para evitar filtraciones y la única persona encargada de hacérselas llegar será Setsu.

-Y cómo recibiré yo las grabaciones? – preguntó airosa Setsu

-Hemos contratado una empresa de seguridad, ellos te harán llegar la filmación. El secreto aquí es lo más importante. Yo contactaré contigo antes de que recibas las copias encriptadas.

-Perfecto, esperaré noticias entonces. Si me disculpan, debo irme –y con un tono de lo más seco se levantó y se fue sin dar tiempo a los demás a replicar.

Una vez cerró la puerta, Kyoko suspiró, volvió en sí y fue corriendo a cambiarse, puesto que en quince minutos un taxi la estaría esperando abajo. Aprovechó el tiempo que pasó en el taxi para liberarse de los malos espíritus, abandonar su papel de Setsu, intentar apartar a Ren de su mente y prepararse para el encuentro con Shotaro.

"Sé que debo avanzar y perdonar, pero me siento tan deprimida que no tengo fuerzas para enfrentarme a él y menos trabajar! Mouko saaann dónde estás cuando te necesito!" Tsuruga san… volvió a besarme ayer..se despidió de su "hermana", pero..algo me dice que hay algo más. Pffff estoy demasiado cansada para pensar!"

Kyoko se había dado cuenta de que hacía tiempo que luchaba contra un sentimiento que ya conocía y que tanto le había arruinado la existencia. Intentaba negarlo sin cesar, pero la despedida repentina de Ren había despertado ese sentimiento con todavía más fuerza, de tal modo que cada vez que pensaba en él, el corazón se le aceleraba y su mente se volvía en blanco, bloqueándola por completo. Tanto era así que sin darse cuenta se encontraba ya en el despacho de la directora del video clip, con Fuwa Sho a su lado mirándola sorprendido.

-Cabeza hueca! Estás en este mundo?- le gritó Sho al oído, dejando perpleja a la directora.

-Eh?Sho..taro..- y mirando a la directora- Discúlpeme! Vengo de una reunión y todavía estaba pensando en ello. Le ruego me disculpe! –Continúo rogando, con su habitual reverencia.

-No has cambiado tus actitudes de sirvienta – espetó Sho, sonriendo maliciosamente.

-Simplemente soy educada, Fuwa san- respondió, mirándole fijamente a los ojos.

-Está bien, - intervino la directora- Como ya sabéis, vamos a rodar un nuevo video clip para el album de Fuwa Sho. Iré directa al grano, necesitamos un video impactante que capte más público, es por eso que pensé en ti Kyoko. Tu última actuación fue deslumbrante, y últimamente la competencia es muy dura en el ámbito musical. Shotaro, despúes de promocionar el vídeo comenzarás una gira a nivel nacional, así que necesito el máximo esfuerzo por parte de ambos para que este marketing funcione.

-No se preocupe, daré todo lo mejor. Espero que mi colaboración ayude a aumentar las ventas de Fuwa y no decepcionar a la compañía- dijo en tono serio, mientras sus diablillos se reían y burlaban de Sho, haciendo aumentar su ira un mil por cien.

-Esa es la actitud que busco! En fin, como queremos ampliar el número de fans adolescentes, he pensado en crear un video clip romántico de estudiandes de secundaria.

La canción se llama " Arrepentimiento", así que he pensado en una pareja de novios que rompen su relación a causa de el chico, luego éste se arrepiente, la intenta recuperar desesperadamente y acaban juntos gracias al perdon de ella.

En ese momento Sho miraba expectante a Kyoko, esperando ver esa cara terrorífica de desesperación para mofarse de ella, pero en lugar de eso, una Kyoko nostálgica aceptó tranquilamente sin rechistar y sin armar ningún drama épico.

-Seguro que será una historia preciosa – afirmó sonriente- y además no haré de mala!.. Verdad?- preguntó con los ojos vidriosos abiertos como platos.

-Verdad. Serás una dulce chica de insituto Kyoko-chan. Te gusta la idea?

-Me.. Me encanta! Un nuevo rol para actuar, no podía pedir más. Daré lo mejor de mí! –volvió a decir, ilusionada.

- Perfecto! Tomad los libretos, debéis leerlos para mañana. Esta tarde tenéis prueba de maquillaje y vestuario. Mañana a primera hora, empezamos el rodaje. No hay tiempo que perder. Si me disculpáis, debo arreglar unos asuntos de última hora- Y haciendo una reverencia los dejó a ambos en el despacho.

-Kyoko, te das cuenta del papel que acabas de aceptar? O todavía estás en las nubes?

-Por qué lo dices? – preguntó ignorante.

-Acaso la historia no te recuerda nada? Preguntó, entre sorprendido y decepcionado.

-Te refieres a lo nuestro? –se quedó un momento pensativa y prosiguió- " verás Shotaro. Para empezar nunca hemos sido novios, en segundo lugar ahora sé que tú no fuiste el principal causante de mi dolor, y para acabar un final como ese no sucedería jamás entre nosotros" – respondió, con una sonrisa sincera.

-Eh? Exclamó Sho

-En fin, nos vemos mañana- y le dejó con la palabra en la boca

"Mouko san, Tsuruga san, no pienso decepcionaros. Gracias a vosotros estoy madurando, solo esperad, esperad a ver a la nueva Kyoko!"

A la mañana siguiente, en un parque a las afueras de Tokyo,

-Muy bien. Todos a sus puestos! Kyoko y Sho, ambos vais cogidos de la mano felices, habrá una lluvia de flores de cerezo. Os miráis, tú le ofreces un collar, etcétera.. Alguna duda?

-No!- respondieron ambos.

ACCION!

Los dos iban vestidos con uniformes de insituto. A Kyoko le habían puesto una peluca negra larga y la habían maquillado sutilmente. A él le habían quitado todos los pendientes pero conservado el pelo rubio, para que se viera perfectamente que era él.

Se miraron por unos segundos, se cogieron de la mano y comenzó el rodaje. Mientras sonaba la canción, iban paseando por el parque, mirándose furtivamente, sonrojados.

-Espera

-Mm? Contestó ella

-Quiero darte algo- dijo él al mismo tiempo que sacaba una caja de su bolsillo.

Ella abrió el paquete, era un collar con un brillante pequeño pero muy bonito. Primero se sonrojó y luego miró a Sho, sonriéndole con mucha ternura.

-Date la vuelta, por favor..- susurró él.

Una vez de espaldas él le puso el collar apartándole el pelo cariñosamente. Ella se estremeció. Y acercándose a su oído le susurró:

-Te quiero..

Ella se giró lentamente, sonrojándose y dejándose abrazar por su amado mientras las flores de cerezo caían sobre sus cuerpos unidos.

CORTEN!

-Fabuloso! Los dos! Hacemos un receso de quince minutos. Luego rodaremos la escena del beso final.

-Beso? Exclamó Kyoko, sorprendida.

-Acaso no te has leído el libreto? Preguntó Sho extrañado

-Me quedé dormida en la parte final- contestó cabizbaja

-Ya me extrañaba que estuvieras tan tranquila. Pero no te preocupes, ya nos hemos besado antes, no?- prosiguió en tono maquiavélico.

-Ehh? Estúpido Sho! Aquello no fue un beso ni nada parecido! Gritó completamente roja y enfadada.

-Y qué sabes tú sobre lo que es un beso niña tonta?- siguió provocando Sho.

Kyoko se petrificó. La imagen de Ren besándola nublo todos sus pensamientos, se quedó pensativa y se fue.

-Eh? Qué ha pasado aquí? – se preguntó Sho, quien en seguida se había dado cuenta de que quizá ya no era el único en haberla besado, y él único que podría haberlo hecho era Tsuruga Ren. Eso lo llenó de una furia descontrolada, así que cabreado la siguió hasta la máquina de café.

-Qué ha sido eso? Acaso alguien más lo ha hecho? Exclamó enfurecido

-No te incumbe! Déjame tranquila!

-Quién ha sido?- gritó mientras la agarraba del brazo.

-Te he dicho que no te incumbe! Además soy actriz! Acaso te piensas que no tengo escenas de este tipo en mi vida diaria? – contestó también enfadada.

-Por qué te justificas?

-No me justifico. Es un hecho!

Ambos seguían discutiendo mientras el resto del equipo los miraba pasmados. La directora llamó a Sho para separarlos y calmar el ambiente mientras Kyoko se quedaba sola reflexionando.

"Estúpido Sho, me lo pones muy difícil! Por qué tengo que perdonar a una criatura como esa? No lo soporto! Y cómo se supone que voy a besarle? Me repugna!"

Kyoko seguía ensimismada en sus pensamientos oscuros hasta que la directora la llamó a escena.

-Está bien. Hasta ahora todo ha salido como habíamos planeado. Falta la escena del beso, son apenas dos minutos, así que por favor dad lo mejor de vosotros!

ACCION!

En el mismo parque donde él le había ofrecido el collar, estaba Kyoko llorando apoyada sobre un cerezo. De repente, alguien se le acercó .

-Kyoko chan, al fin te encuentro.

-Qué quieres? Déjame sola, por favor…

-Perdóname

-Perdonarte? Te vi con otra! – exclamó entre lágrimas mientras le tiraba el collar.

-Yo.. No sé lo que me paso – dijo mientras se allorridaba al suelo para recoger el collar.

-Ya es tarde!

-Pero yo te quiero a ti, solo a ti!- gritó él mientras le cogía de la mano.

-Pues yo ya no te quiero! – respondió ella mientras intentaba apartarse.

-Sí que me quieres- insitió, mientras la abrazaba

-Déjame! –Apenas dijo esto, Sho la besó con fuerza, abrazándola. Ella intentaba separarse.

-Dé..

-No..- y continuó besándola hasta que ella dejó de oponer resistencia.

-Te quiero Kyoko. No volveré a hacerte daño nunca más.

CORTEN!

Ambos se separaron, mirándose sorprendidos y sonrojados. Ese sentimiento tan odiado había despertado definitivamente para los dos, pero hacia personas distintas. A Sho desgraciadamente ese beso le había removido sentimientos ocultos hacia Kyoko. Queriendo negarlo, se fue bruscamente hacia el camerino sin despedirse de nadie. Ella, igualmente sorprendida, se fue hacia el suyo a paso muy lento.

"He caído al abismo y ya no puedo salir. Tsuruga san, si supieras que esta escena la he hecho con tu rostro en mi mente seguramente te decepcionarías más que yo. No solo soy una actriz novata sin recursos sino que además me he enamorado de ti, es lo peor que cabría esperar. Lo siento tanto…"

Kyoko se había dado cuenta de sus verdaderos sentimientos y además lo había hecho de la peor manera, besando a Shotaro, aquel por el cual se metió en la actuación por pura venganza. Tenía que reflexionar mucho de ahora en adelante y debía por todas intentar eliminar esos sentimientos, aunque sabía que era un deseo imposible de realizar.